Ginecología y Obstetricia - Vol. 47 Nº1 Enero del 2001


Editorial


La oportunidad de escribir el editorial de nuestra prestigiosa Revista creo, sucede en el momento más oportuno, que es cuando nos encontramos ad portas del término de nuestra gestión. Llegar a ocupar la Presidencia de nuestra institución es un honor, pero a la vez representa un reto, pues se tiene el compromiso de mejorar las gestiones previas. Esto significa organizar un calendario científico que colme las expectativas de nuestros asociados, presentando una gama de temas que sean de actualidad, y con expositores de reconocido prestigio. Creo que en este aspecto hemos tenido éxito, pues a lo largo del año programamos 16 sesiones, la mitad de ellas por primera vez de tipo internacional, con la participación de destacados profesionales de diversos países. Ellas convocaron entre un mínimo de 60 y un máximo de 110 asistentes, cifra nunca antes vista en nuestra sociedad, y que refleja que lo logramos. La comodidad del Royal Park Hotel & Suites, y la infraestructura moderna para las exposiciones también contribuyeron al éxito. En cuanto a nuestras actividades en filiales, organizamos tres Jornadas en Provincias, siendo dos de ellas de carácter binacional, en Piura con Ecuador, donde tuvimos un récord de asistentes, y en Tacna con Chile, ambas coordinadas con las sociedades de los respectivos países y con la participación de sus presidentes. En la última realizada en Tacna, contamos también con el Presidente del próximo Congreso de FIGO en el 2003, Dr. Jorge Tisné. Asimismo, realizamos cinco simposios en las sedes de otras filiales. Pero la labor en filiales no se circunscribió sólo al aspecto académico, sino también al societario, pues se inició un proceso de renovación de juntas directivas y reactivación de su desarrollo institucional, abriéndose nuevas filiales.

El rol de la sociedad como líder de opinión en asuntos de políticas de salud fue puesto de manifiesto con ocasión de la inminente aprobación del nuevo Código de Ética y Deontología del Colegio Médico, y en el cual teníamos varias observaciones generales y específicas. La Sociedad convocó a las diez sociedades médicas más importantes del país a través de dos desayunos de trabajo, para preparar un documento conjunto dirigido al Decano del Colegio Médico, que expresara los comentarios y sugerencias para su revisión. Fruto de ello es el nuevo Código aprobado y que incluyó casi la totalidad de nuestras sugerencias. A nivel internacional, nos ha tocado representar a la Sociedad en diversos congresos y certámenes, entre los que destaca el Congreso Mundial de FIGO 2000, y donde pudimos participar en la elección de nuestro amigo, el Dr. Arnaldo Acosta, a la Presidencia de FIGO.

Aspectos ceremoniales importantes también ocurrieron en nuestra gestión. Celebramos nuestro 53 aniversario con una magnífica cena, donde otorgamos medallas de Presidente a todos los ex presidentes de nuestra institución. También lo fue la cena en honor al Dr. Hugo Rodríguez Ferrucci, al haber sido uno de los seis médicos galardonados por FIGO, a nivel mundial, con el premio Distinguished Community Service Award for Emergency Obstetric Care. No menos importante fue el cocktail en honor de la industria farmacéutica, empresas e instituciones que contribuyeron al desarrollo del rol de actividades de la Sociedad. En lo que queda de nuestra gestión, tenemos aún el desafío de desarrollar nuestro evento estelar, que será la Jornada Internacional de Obstetricia y Ginecología en el mes de Febrero, a la cual concurrirán prestigiosos profesores de Europa, EU de A y Latinoamérica, muchos de ellos por primera vez en un evento en nuestro país.

La sensación que queda en estos últimos meses de gestión es que se pudo hacer más, que varias iniciativas quedaron en proyectos, y que no logramos como hubiéramos deseado, incrementar la membresía de nuestra institución. Es que un año de gestión resulta un período muy corto. Por ello es saludable la modificación estatutaria, para que los períodos de los consejos directivos a partir de ahora sean de dos años. La experiencia de trabajo dentro de nuestra institución para todos los que conformamos el Consejo Directivo fue muy rica y gratificante, y quedará permanentemente en nuestro recuerdo, con un sentimiento de gratitud a los asociados que confiaron en nosotros y nos eligieron, y que continuaron apoyándonos en nuestra gestión. Lo mismo a toda la industria farmacéutica y empresas por su constante cooperación.

Quiero terminar este editorial felicitando al Director y al Consejo Editorial de nuestra Revista por su constante dedicación, lo que nos permite contar con una publicación de gran calidad.

Dr. Alfredo Guzmán Changanaquí
Presidente, Sociedad Peruana de Obstetricia y Ginecología