DERMATOLOGÍA PERUANA - EDICIÓN ESPECIAL - SETIEMBRE 2000

 

Nevo en llama con compromiso del nervio óptico

Quiñones J., Kumakawa H.

Hospital Militar Central

El nevo en llama es una anomalía vascular congénita que suele ser unilateral, afecta, por lo común, la frente, cara, regiones occipital y frontal. Están presentes desde el nacimiento como máculas rosadas a púrpura, la cara es la localización más frecuente y la preferencia es por el lado derecho, de allí sigue la distribución de un nervio cutáneo en ocasiones la del quinto par craneano; el compromiso de la rama oftálmico del trigémino es un componente del síndrome de Sturge Weber. El compromiso de las leptomeninges por una malformación vascular se encuentra en un pequeño porcentaje y se puede asociar también con hipertrofia de un miembro, síndrome de Klippel Trenaunay y en el 10% con glaucoma.

Historia clínica: Paciente varón de 18 años de edad con 19 meses de enfermedad refiere que luego de una caída accidental con pérdida de conocimiento presentó una herida contusa en el cuero cabelludo región frontal, fue suturada. Días posteriores se palpa, alrededor de la sutura, una tumoración que aumenta de tamaño y, 12 meses después, se hace de tipo pediculado de color rojo vinoso y extendida a la región superciliar derecha con dolor en globo ocular y perdida parcial de visión del mismo lado, distinguiendo sólo luz y sombras. Exámenes auxiliares: examen de rutina no contributorio. TAC cerebral normal; TAC de órbitas: exoftalmos derecho grado uno, seudotumor que compromete el nervio óptico derecho y secundariamente músculos externos, interno y recto superior; examen de agudeza visual normal.

Comentario: El nevo en llama puede ser una manifestación de, otros síndromes que comprometen a órganos internos además en la piel, en el presente caso llama la atención el compromiso del nervio óptico sin pérdida de agudeza visual del mismo.

 


Regresar