Revista Peruana de Cardiología : Mayo - Agosto 1999


ESTILOS DE VIDA Y PREVALENCIA DE HIPERTENSIÓN ARTERIAL EN TRES COMUNIDADES PERUANAS


Drs. José M. Sosa*., Rosario Talledo**., Rosa M. Portugal**., Lily Jefferson**


RESUMEN

La Hipertensión arterial constituye una de las principales causas de demanda de los servicios de salud en nuestro País ocupando uno de los primeros lugares de morbimortalidad en los hospitales de la Seguridad Social, con el objetivo de determinarla prevalencia de esteflagelo y los estilos de vida de tres comunidades se realizó el presente estudio de corte transversal en las comunidades de Zarumilla, Tarata, y Quillabamba en pobladores mayores de 25 años, el estudio se realizó casa por casa considerándose alternativamente tanto el sexo de los encuestados como la edad en menores de 45 y mayores de 45 años.

La prevalencia de Hipertensión arterial en la población estudiada fue la siguiente: Zarumilla 22,38%, Tarata 11,88%, Quíllabamba 19,17016, observándose una relación entre Indice de masa corporal y cifras de Presión Arterial diastólica elevada (p<0,05). Lo que confirma la necesidad de implementación de medidas de prevención y promoción de la salud como una estrategia fundamental en la lucha contra el flagelo de la Hipertensión Arterial.

Palabras claves: Hipertensión, Índice de masa corporal, estilos de vida.


INTRODUCCIÓN

Durante los últimos años, cambios importantes en los perfiles demográficos, socioeconómicos y epidemiológicos se han venido presentando, observándose en nuestro país un incremento importante en la migración urbana y el tamaño de la población. Exponiéndose a la población a cambios en las condiciones y en los llamados "Estilos de Vida" que repercuten en un aumento sustancial de factores de riesgo para las Enfermedades Crónicas No Transmisibles, la mortalidad atribuible a éstas, y en la demanda de los servicios de Salud1.

Actualmente la Hipertensión Arterial (HTA) se encuentra entre las principales causas de demanda de servicios de Salud de la población adulta asegurada e inclusive ocupa uno de los primeros lugares como causa de mortalidad hospitalaria, según datos de la Unidad Central de Epidemiología del Instituto Peruano de Seguridad Social (IPSS) No conociéndose la repercusión en el ámbito de la población adulta no asegurada.

Las soluciones de estos graves problemas no se encuentran en el mejoramiento de la eficiencia de los servicios asistenciales sino en la implementación de estrategias que se anticipen a las causas, en lugar de limitarse solo a atenuar los daños producidos por las enfermedades crónicas.

Como una de las estrategias para contribuir en el conocimiento de este problema se realizó el presente estudio que nos permite establecer los estilos de vida y la prevalencia de la HTA en tres comunidades de nuestro país, con el objetivo de detectar los grupos de riesgo educar a esta población para disminuir la morbimortalidad ocasionada por estos flagelos a través de un trabajo multisectorial, coordinado, promoviendo estilos de vida más saludables en la población estudiada


MATERIAL Y MÉTODOS

Se basó en aplicar la metodología de un estudio de corte transversal o estudio de prevalencia. Se aplicó una encuesta a una muestra de la población mayor de 25 años, la cual fue seleccionada al azar.

Para determinar el tamaño de la muestra a aplicar en cada una de las localidades se considero lo siguiente:

Prevalencia de Hipertensión Arterial = 10% (sobre la base de resultados de estudios anteriores).

Un error de tipo alfa de 0,05% o 95% de intervalo de confianza.
Una diferencia esperada de 5%.

Sobre la base de estos parámetros y utilizando la fórmula del programa EPI Info para estudios de tipo transversal, se encontró que el tamaño mínimo en la muestra era de 125 personas. Para efectos de tener una distribución similar en sexo de los entrevistados, se realizaron un mínimo de 63 encuestas en personas del sexo masculino y una similar cantidad en personas del sexo femenino.

Adicionalmente, por sexo el número de encuestas a aplicar se dividió en dos grupos uno de ellos para personas cuyas edades fluctuaban entre los 25 a 45 años de edad y el otro para los mayores de 46 años. El estudio se realizó mediante la aplicación de una encuesta a los pobladores mayores de 25 años de las localidades de Quillabamba, Tarata y Zarumilla. Dicho instrumento recogió información referente a: (I) datos personales del entrevistado, (II) antecedentes familiares, (III) antecedentes personales, (IV) hábitos y actividades que realizan y (V) la toma de la Presión Arterial (PA), Peso, Talla de los encuestados.

La encuesta fue aplicada por personal profesional el cual fue capacitado sobre la metodología del estudio y el procedimiento a seguir para aplicar la encuesta. Se realizó una labor educativa previa informando a la población sobre la HTA, los objetivos del estudio, labor en la que colaboraron activamente los profesionales de la salud y el magisterio de la localidad realizándose la labor educativa mediante conferencias dirigidas a la comunidad en locales comunales y mediante los medios de difusión de la prensa local Las encuestas se aplicaron en las viviendas de las localidades, para lo cual fue importante conocer el horario más apropiado para realizar esas visitas y poder encontrar a personas de ambos sexos y de diferentes edades en las casas. El procedimiento para determinar la vivienda de inicio en cada una de las localidades a trabajar fue el siguiente: En el plano de distribución de las viviendas se numeraron las manzanas en forma correlativa. Se escogió un número al azar dentro del rango de manzanas existentes en la localidad. Seleccionado un número al azar este nos señalo la manzana de inicio. Al interior de la manzana se numeraron las viviendas en forma correlativa y se escogió un nuevo número al azar. El número obtenido nos indica la vivienda de inicio de la encuesta. Una vez identificada la vivienda de inicio se procedió a aplicar la encuesta, para lo cual los encuestadores fueron a todas las viviendas que se encontraron en forma continua a la derecha de la vivienda inicial. Una vez finalizada la última casa de la manzana se fue a la vivienda que se encontró más próxima al lado derecho. Este procedimiento sé continuo hasta completar con el total de las encuestas. Para la toma de la PA el encuestado debió estar en reposo por lo menos 5 minutos previos antes de la toma con esfingomanómetro adecuadamente calibrado, para el registro de la PA, se tomaron las fases I y V de korotkoff para el valor de la PA sistólica y diastólica respectivamente. El encuestado no debió haber ingerido café, ni fumado en los treinta minutos previos a la toma de la PA. Se consideró PA elevada cuando se encontró valores de PA mayores o iguales a 140 mm de Hg para la presión sistólica o 90 mm de Hg para la presión diastólica.

A los encuestados que en la primera toma de la PA se encontraron valores elevados, se les volvió a realizar una segunda toma después de cinco minutos de reposo, para los efectos del presente estudio. Se tomó únicamente los valores más bajos de ambas tomas.

En todos los encuestados se realizó él calculo de su índice de masa corporal (IMC) según la fórmula: Peso en Kg./talla en metros al cuadrado Se realizó preguntas sobre sus hábitos alimentarios, el consumo usual de pescado y carnes rojas, la frecuencia con que se realizaba también fue investigado en todos los encuestados así como el consumo de licor, hábito de fumar cigarrillos. Actual o anterior y el promedio de cigarrillos por día. La ingesta de alcohol fue estimada de la cantidad y frecuencia por mes del consumo de cerveza, vino, aguardiente y otras bebidas alcohólicas. Un número de potenciales factores de riesgo fue evaluado. El nivel de actividad física fue determinado en un promedio diario y el tipo de actividad realizada. El presente estudio se realizó durante el mes de Diciembre de 1995 con el invalorable apoyo del programa nacional de prevención, diagnóstico y tratamiento de la HTA del IPSS y de la Organización Panamericana de la Salud.


RESULTADOS

Se efectuaron un total de 423 encuestas de las cuales 134 se realizaron en Zarumilla (Tumbes) 143 en Tarata (Tacna) y 146 en Quillabamba (Santa Ana - Cuzco). La prevalencia de presión arterial elevada en la población estudiada fue como se observa en tabla 1 más alta en la población de Zarumilla, siendo los valores menores en la población de Tarata. La población de Tarata era una población que se dedicaba mayoritariamente a la agricultura y sus pobladores caminaban un promedio de 6 Kms diarios De la población encuestada el 35,3% de ellos tenía el antecedente de haber sido diagnosticados de padecer de HTA, (tabla Nº 2), pero sólo el 31,4% de ellos seguía tratamiento antihipertensivo (tabla Nº 3).

TABLA Nº 1
LOCALIDAD P.A. ALTA
Zarumilla 22.38%
Tarata 11,88%
Quillabamba 19,17%

 

TABLA Nº 2
ANTECEDENTES DE H.T.H. NUMERO %
Positivo 26 35.3
Negativo 49 64.7

 

TABLA Nº 3
HIPERTENSOS Y TRATAMIENTO ANTIHIPERTENSIVO
  NUMERO %
Siguen tratamiento 08 31.4
No siguen tratamiento 18 68.6


No se encontró relación entre sexo y presión arterial alta (tabla Nº 4). En la población estudiada un sub grupo de 74 encuestados tenía 65 o más años de edad y la prevalencia de HTA en esta población fue de 39%. En el 14,9% de la población hipertensa se observó la presencia de Hipertensión sistólica aislada (HSA), el 81,8% de los encuestados con HSA eran mayores de 65 años (Tabla Nº 5).

TABLA Nº 4
PRESION ANTERIAL ALTA Y SEXO
SEXO %
Femenino 38 50.6
Masculino 37 49.4

 

TABLA Nº 5
RELACIÓN ENTRE PRESION ARTERIAL EDAD E HSA
Presión arterial Menor de 65 años Mayor de 65 años Total
Sistólica>140 mm de Hg 46 29 75
Diastólica>90 mm de Hg 44 20 64
HSA* 2 9 1


Se observó una relación directa entre valores de presión sistólica y diastólica y valores de I.M.C. (Tabla Nº 6). Antecedente familiar de HTA se encontró en el 18,66% de los pacientes hipertensos. El 68,5% de la población encuestada no fumaba y el 78% de la población hipertensa tenia él habito de fumar aunque ninguno de los encuestados fumaba más de 10 cigarrillos por día. El 39,47% de la población encuestada tomaba licor y el 37,25 % de la población hipertensa, considerándose bebedores sociales, el licor más consumido fue cerveza, no se observaron diferencias entre el grupo de bebedores hipertensos y no hipertensos.

TABLA Nº 6
RELACIÓN ENTRE PRESION ARTERIAL E INDICE DE MASA CORPORAL
PRESION ARTERIAL índice de masa corporal
PAS > 140 28.1*
PAS < 140 25.47
PAD > 90 29.47*
PAD < 90 25.25
PAS: Presión Arterial Sistólica
PAD: Pr esión Arterial Diastólica


Con relación a los hábitos alimentarios se observo que la población normotensa consumía con menor frecuencia carnes rojas y en cambio era mayor la ingesta de cereales, tubérculos y frutas.


DISCUSION

La HTA es un problema de salud pública con un importante costo social y económico a nuestro País, cuya repercusión en el ámbito de la población asegurada puede observarse con el incremento de la morbimortalidad cardiovascular y la enfermedad cerebrovasacular, lo que llevo a la formación del programa de HTA de la referida institución como una estrategia para disminuir la morbimortalidad producida por este flagelo fomentando la adopción de estilos de vida saludables entre la población en riesgo como uno de los pilares básicos en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles, ejemplo que a nuestro parecer debe ser imitado y perfeccionado por el Ministerio de Salud y los institutos armados.

La industrialización, urbanización, y la globalización que sé esta operando en los países en vías de desarrollo como él nuestro se relaciona a un incremento del consumo de grasas saturadas, disminución de la ingesta de vegetales y a un incremento de las cifras de PA, realidad a la que no somos ajenos si comparamos nuestros resultados a los obtenidos con otros autores como Ruiz, algunas décadas atrás. La mal nutrición por exceso esta vinculada directamente al desarrollo socio económico. Los patrones importados de cultura hacen que se consuman con mayor frecuencia alimentos asociados a un mayor prestigio social, en lugar de consumir los que pueden mejorar la calidad de su dieta. Nuestros alimentos tradicionales se han visto sustituidos en la actualidad por gaseosas, chocolates, pastas, hamburguesas, que al ser alimentos muy elaborados contienen mucha carga energética y poco contenido en proteínas, siendo cada vez menos frecuentes el consumo de frutas y vegetales.

La transición alimentaría y la obesidad con ella vinculada parece jugar un papel importante en nuestra serie, no obstante es posible que también contribuyan las modificaciones del estilo de vida, incluida la menor actividad física y el mayor estrés En la población de Tarata se observó un menor consumo de grasas y azúcares y un mayor consumo de cereales, tubérculos, hortalizas y frutas, también se observó una mayor actividad física y una menor prevalencia de HTA.

Un argumento a favor de la importancia de los estilos de vida sana lo constituyen indudablemente la información obtenida que nos indica que a mayor índice de masa corporal correspondió un mayor valor de las cifras de PA lo que concuerda con otros reportes en los cuales también se menciona una correlación entre enfermedades cardiovasculares e IMC, HTA diastólica e IMC.

El sobrepeso es frecuente y está asociado a un menor ejercicio físico y alimentos con alto contenido calórico constituyendo una verdadera epidemia en los países industrializados y es una de las principales causas de la elevada prevalencia de enfermedad coronaría en estas poblaciones y es también una de las más frecuentes causas modificables por la adopción de estilos de vida sana; y la difusión de estilos de vida sana en la población es nuestra responsabilidad. El exceso de grasa corporal es un elemento de gran importancia en el contexto de las enfermedades cardiovasculares porque generalmente implica la existencia de hiperlipidemia, HTA, Hiperinsulinemia y/o intolerancia a la glucosa Después del hábito de fumar, la obesidad es el factor más importante de morbimortalidad cardiovascular y la combinación de ambos está incrementándose de frecuencia en forma alarmante, especialmente entre los jóvenes y adultos jóvenes.

Las bases que sustentan la reducción de peso como el objetivo a alcanzar en el manejo de la obesidad está determinadas principalmente por cambios en el estilo de vida: dieta adecuada, modificación de los hábitos alimentarios y un programa de ejercicio constante. Desafortunadamente, los programas de dieta y de reducción de peso tienen un alto porcentaje de fracasos a largo plazo; En consecuencia, la medida de mayor efectividad es la prevención primaria y la mejor forma de ayudar a la población a evitar ser obesa, es con planes educativos que deben ser impartidos en forma temprana como en las escuelas primarias. Ya fue tanto los hábitos alimentarios como otros estilos de vida son considerados modificables y la intervención a este nivel puede prevenir o retardar los procesos que llevan a un incremento de la morbimortalidad cardiovascular. Al igual que en otros estudios realizados en pacientes hipertensos sólo un reducido número de los pacientes conocidos portadores de este flagelo sigue el tratamiento respectivo haciéndose notar la importancia que tiene la información que debe recibir la comunidad para autoprotegerse y participar en el cuidado de su salud, para promover estilos de vida saludable en la población en general. El valor práctico de identificar factores que pueden influenciar el desarrollo y curso de la HTA y por ende de la enfermedad cardiovascular es principalmente utilizar la información para detener y si es posible revertir el proceso patológico. Nosotros planteamos la necesidad de un programa nacional de prevención, diagnóstico tratamiento de la HTA dirigido por el Ministerio de Salud que debe aplicar la experiencia del programa de HTA del IPSS y extenderlo a toda la población no asegurada que representa el 60% de la población nacional y que debe dar énfasis a la labor educativa en el ámbito médico para tomar conciencia del importante rol de la prevención en esta enfermedad y la importancia de la difusión de estilos de vida en la población.

La implementación de las medidas de prevención y promoción de la salud en la comunidad requieren la participación activa y coordinada de los diferentes sectores de la comunidad involucrada dirigidos por los profesionales de la salud.


CONCLUSIONES

Se observó una prevalencia de Presión Arterial elevada en la población mayor de 25 años de 22,38% en la población de Zarumilla, 19,17% en la localidad de Quillabamba y del 11,88% en la localidad de Tarata. El 35,3% de los encuestados hallados con cifras de Presión Arterial elevada tenían antecedentes de diagnóstico de HTA, pero sólo el 31,4% de ellos seguía un tratamiento antihipertensivo. Se encontró una relación directa entre cifras de Presión Arterial e índices de masa corporal. Es necesaria la difusión permanente de estilos de vida saludables en la comunidad.

Es urgente la formación de un programa nacional de prevención diagnóstico y tratamiento de la HTA que debe estar dirigido por el MINSA y que involucre a todas las instituciones dedicadas al cuidado de la salud y que una de sus estrategias básicas sea la difusión permanente de estilos de vida saludable en la comunidad.

 

VER BIBLIOGRAFÍA