Radio comunitaria: alternativa de comunicación y desarrollo en el Distrito de San Martín de Porres de Lima Metropolitana. Sabrera Ortiz, Soledad Amelia.

 


INTEGRACIÓN ANTROPOLÓGICA, SOCIAL Y
COMUNICACIONAL DE RADIO COMUNITARIA

 

1. DE MIGRANTES Y INFORMALES

1.1. La Migración: 
Uno de los factores para que aparecieran las radios comunitarias en los mercados y en los lugares populosos de la ciudad de Lima, fue la migración. Que nos conduce a estudiar este fenómeno social. 

En el Perú, como en los demás países de América Latina, el proceso migratorio interno aparece con fuerza en los años 1940, y se acelera en las décadas siguientes. Las características del proceso son hoy indiscutibles: la mayor parte de los migrantes provienen de áreas rurales; generalmente son jóvenes en edad activa y sin carga familiar, que van a radicarse directamente a las principales áreas urbanas: Lima - Callao, Arequipa y Trujillo. 

Al margen de la decisión micro - económica de los migrantes antes de salir de su lugar de origen, la migración se ve como una respuesta a la insuficiente absorción ocupacional del campo y al creciente dinamismo de las ciudades. Incluso la política económica no penaliza, más bien atiende, dentro de sus planteamientos, las crecientes demandas por servicios públicos urbanos de este contingente poblacional.

Los factores que contribuyeron para que la migraciones se dieran cada vez más fueron las construcciones de carretera. Después de la guerra del pacífico. Luego, el desarrollo de otros medios de comunicación que ha sido un aliciente para el incremento de las migraciones. Pero uno de los factores decisivos fue la crisis del agro. El esfuerzo de modernización y la poca seguridad de la venta del azúcar y el algodón, como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial, provocaron el despido masivo de los peones en las haciendas tradicionales de la sierra y en las grandes explotaciones agroindustriales de la costa. De esta forma las personas optaron por migrar a las ciudades en busca de mejor nivel de vida. 2

La década de 1950 se distingue por la vigorosa expansión que tuvo la educación a nivel nacional, la cual se tradujo en la proliferación de centros primarios, secundarios y hasta algunas universidades. Estos generalmente se instalaron en las capitales de provincias y pese a que fueron muchos, resultaron insuficientes a las demandas que requerían la población y la geografía accidentada de la sierra. Esto motivó una mayor movilización al interior de la regiones y hacia las capitales de departamento, con el consiguiente intercambio cultural. 3

De suma importancia en esta década es, la aparición de la radio como el medio masivo más difundido en el país.

En lo que va de la década de los 80 las tendencias migratorias están orientadas hacia las otras capitales de departamento; Lima ha perdido su encanto para los provincianos. Lima ya tiene muy poco que ofrecer. 

En 1972 el porcentaje de migrantes en Lima es de 46.2% de la población. En 1977 la población urbana del país constituye el 65% , el "abandono del campo" es ya una realidad a todas luces evidente; fue la respuesta mayoritaria, no la única del campesino, al Estado y a su pobreza. A mediados del 70 es notorio el decrecimiento de la migración hacia Lima. En 1981 el porcentaje de migrantes es el 42% de la población limeña. 4

Dentro de la situación de equilibrio, Lima Metropolitana ha ocupado siempre una posición de privilegio y primacía; convirtiéndose en el centro de las actividades político -administrativas, las mismas que han sido dirigidas desde la capital. Esta, se convierte en el centro del poder económico y de decisión política del país contribuyendo a su expansión acelerada, alterando sustancialmente las relaciones económicas con el resto del país provocando un mayor crecimiento de su población. 

La migración de los provincianos a la capital ha sido siempre un tema preocupante, porque contribuye a la centralización. El problema radica en soluciones de índole social, económico y político que el gobierno debe tomar en cuenta.

El proceso de concentración poblacional en el Area Metropolitana de Lima y Callao es indesligable del fenómeno migratorio. Lima - Callao ha expandido su población y perímetro urbano, básicamente, como resultado del aporte migratorio que se acentúa significativamente hasta 1972 aunque desciende relativamente hasta 1993 (ver cuadro Nº 1) 5

CUADRO N°1. LIMA METROPOLITANA: POBLACION CENSADA 1/Y POBLACION MIGRANTE PROVINCIAL DE TODA LA VIDA: 1961, 1972 Y 1993


AÑOS
POBLACION CENSADA POBLACION MIGRANTE
Absoluto % Absoluto %
1961
1972
1993
1,845,910
3,302,523
6,321,173
100.00
100.00
100.00
822,598
1,512,093
2,492,367
44%
45.8%
39.4%


Fuente: INEI. Censos Nacionales de Población 1961,1972 y 1993


Así, mientras que hasta 1972 la población inmigrante del Area Metropolitana de Lima - Callao representaba el 45.8% de la población total censada, a 1993 desciende a 39.4%. en cifras absolutas hay un aumento de 980,274 inmigrantes más. Si entre 1961 - 72 la migración creció en 84%, entre 1972 - 1993 lo fue en 65%. El descenso relativo de los inmigrantes a Lima - Callao se explica por la apertura e importancia de otras áreas que operan como compensatorias de la capital.6 
Ver cuadro Nº 2

CUADRO N°2. POBLACION MIGRANTE PROVINCIAL NACIONAL Y DE LIMA METROPOLITANA DE TODA LA VIDA: 1972 Y 1993


AÑOS
POBLACION CENSADA POBLACION MIGRANTE
Absoluto % Absoluto %
1972
1993
3,473,809
6,307,111
100.00
100.00
1,512,093
2,492,367
43%
39.5%


Fuente: INEI. Censos Nacionales de Población 1961,1972 y 1993


1.2. Algunos Aspectos de la migración : 
El migrante, hace uso del medio de comunicación, más que como un medio de penetración cultural, como una herramienta de identificación, como el gusto que caracteriza a la tribu y la congrega en el espacio ritual en el que todos son uno y lo mismo: en un pueblo que encuentra autoxiliado y que busca reconocer, identificarse, compenetrarse, salvarse del hondo anonimato al que la ciudad los expone, o más bien, los obliga como parte del reto que significa recibirlo. 

Los migrantes buscan alcanzar niveles de presencia como actores sociales. Crean o adaptan mecanismos que les permiten ingresar como miembros activos en el quehacer social. Paralelamente, tratan de encontrar canales para que el desarraigo no los consuma. Se juntan, se agrupan, trabajan para devolver a su tierra lo que ella les dio antes de partir hacia la capital frente al medio hostil, que los desprecia. Los migrantes hacen uso de los recursos que tienen a su alcance para llevar adelante sus proyectos o actividades. La reciprocidad no solamente es un mecanismo de adaptación, es movilizador social. Un sistema que satisface necesidades colectivas e individuales, un mecanismo de defensa de carácter cultural, un apoyo que permite a los migrantes mantener sus tradiciones fuera de su contexto original. 7 

Para los migrantes en la capital, fueron sus familiares el primer grupo asociativo al cual se integraron. Posteriormente, en sus centros de trabajo tuvieron la oportunidad de relacionarse con "otros provincianos" y de participar en los sindicatos. Más adelante en la búsqueda de vivienda tomaron parte de las asociaciones de vivienda, en donde los vínculos parentales y de compadrazgo les facilitaron la consecución del terreno. Logrando esto último, formaron las asociaciones vecinales. La participación en estas organizaciones y otras más, muchas de las cuales son creaciones suyas, son la prueba más elocuente de cómo los migrantes basados en su experiencia cultural - vale decir , la agraria y comunitaria, han enfrentado la vida en la capital. 

Fue entonces que se formaron los clubes deportivos de provincianos, las cofradías en torno al Santo Patrón del pueblo, los comités quienes fueron principalmente los que con el transcurrir de los años se oficializaron como Asociaciones Distritales, Provinciales o Departamentales. Dicha oficialización muy propia de la cultura urbana simboliza para los provincianos la formalización de su incorporación a la ciudad; ya no son los migrantes que "llegan a la capital" sino, los migrantes, " en la capital", sus dudas para regresarse al pueblo ya no existen , tal vez sólo como deseo ya que decisión de quedarse en Lima ha sido tomada.

Ya en Lima los migrantes de la comunidad ejercitan diferentes prácticas sociales que están orientadas a conseguir vivencias colectivas de encuentro. Dichas prácticas poseen tres ejes articuladores, uno es el familiar. Allí tenemos las visitas dominicales, las fiestas y los acontecimientos familiares. El otro eje está referido a las instituciones de migrantes (clubes, cofradías, etc.) y el último eje corresponde a las organizaciones vecinales y otras de carácter popular. 8 

1.3. El Comercio Informal: 

Hablar de informales es hablar del nacimiento de los pueblos jóvenes, que por su historia, usan la informalidad, en vivienda, trabajo, como alternativo de vida. 

¿Por qué Informalidad?

Es una categoría creada en base a las observación empírica del fenómeno. No son informales los individuos, sino sus hechos y actividades. La informalidad tampoco es un sector preciso ni estático de la sociedad, sino una zona de penumbra que tiene una larga frontera con el mundo legal y donde los individuos se refugian cuando los costos de cumplir leyes exceden a sus beneficios. Sólo en contados casos la informalidad implica no cumplir con todas las leyes; en la mayoría se desobedecen disposiciones legales.9 

1.4. De Migrantes a Informales: 

Los migrantes para subsistir, se convirtieron en informales en sus diversas formas. Para vivir, comer, manufacturar, transportar y hasta consumir, los nuevos habitantes de la ciudad tuvieron que recurrir al expediente de hacerlo ilegalmente. Pero no a través de una ilegalidad con fines antisociales, como el caso del narcotráfico, robo, o el secuestro, sino utilizando medios ilegales, para satisfacer objetivos esencialmente legales, como construir una casa, prestar un servicio, o desarrollar una industria. En tal sentido, podríamos decir que la informalidad se produce cuando el Derecho impone reglas que exceden 
al marco normativo socialmente aceptado, no ampara las expectativas, elecciones y preferencias de quien no puede cumplir tales reglas y el Estado no tiene la capacidad coercitiva suficiente (..) 10

1.5. El Comercio informal : 

El comercio informal tiene en nuestro país una larga historia. La ciudad andina, la colonial y luego la metrópoli republicana han visto deambular o estacionarse en sus calles a una pléyade de estos comerciantes. Desde las órdenes del Inca Túpac Yupanqui que según el cronista Miguel Cabello de Valboa, mandó "pregonar por todo su imperio que el que quisiese ser mercader pudiese libremente andar por toda la tierra sin que persona alguna les fuese molesto con graves penas. 

Hasta la primera prohibición colonial: contra los ambulantes dictada en 1945 por el Virrey García Hurtado de Mendoza, Marqués de Cañete, y las relaciones de viajeros del siglo pasado , nuestra historia está repleta de evidencias de un comercio desarrollado al margen de la ley y paralelamente al crecimiento de la ciudad. 11

En un principio los ambulantes fueron los propios españoles y criollos empobrecidos, generalmente soldados de escaso botín o marineros sin fortuna. Su condición racial los hizo, por consiguiente, objeto de una tolerancia especial por parte de las autoridades virreynales fuertemente dominadas por el espíritu de casta posteriormente aprovecharon del espacio abierto por esa tolerancia otros grupos raciales, como mestizos. Negros y mulatos, y en el siglo XVIII vinieron a sumarse a los indios. 12 Esta situación definió una actitud de las autoridades coloniales frente a los ambulantes que oscilaba entre la permisión y la represión, y que ha continuado a lo largo de los siglos. 

La historia del comercio informal es la historia de un largo camino entorpecido por una excesiva politización hacia los mercados, que representa la aspiración popular por obtener una propiedad privada segura para poder desarrollar sus actividades comerciales en un ambiente propicio. 

1.6. Los Mercados Informales: 

Los mercados informales son el medio donde surgen las radios comunitarias, como un instrumento de comunicación y defensa en los comerciantes por establecer su lugar de trabajo donde expender sus productos. En este caso del comercio ambulatorio supone que el comerciante ha dejado de ambular, ha identificado un lugar y se ha instalado en él para desarrollar su actividad. Implica, por consiguiente, una invasión de calles.

Lo primero que hace el ambulante que trata de invadir un lugar fijo de la vía pública es valorizar la ubicación. Para el efecto tiene que apreciar el número de clientes potenciales que lo podrían favorecer ahí diariamente, con el objeto de determinar la oportunidad de explotar la ubicación económica.

El ambulante evalúa también otros valores como la resistencia que le pueden oponer los ambulantes que ya están en el emplazamiento, a los vecinos que puedan resultar perjudicados por el desarrollo de la actividad y las autoridades.13 

De este modo, los ambulantes van desarrollando diferentes tipos de emplazamiento en "cinturones" y "Paraditas". Los cinturones se producen cuando los ambulantes se instalan en torno a mercados. Como la que existió en el Mercado Central. Las "Paraditas", son concentraciones de ambulantes que, constituyen por sí mismas núcleos de la actividad comercial. En 1986 el I.L.D. descubrió 829 en toda Lima. Las "paraditas" adquieren un volumen y una complejidad que las convierten en centros de atracción autosuficientes, que abarcan las más distintas formas de comercio de bienes y servicios. Todos los ambulantes establecidos en vía pública pertenecen a una organización que suelen denominarse "sindicatos", "asociación", o "confederación". 14 Como las "paraditas" que existen en el distrito de San Martín de Porres.

A lo largo de los años, los ambulantes han liberado grandes batallas para dar seguridad legal a sus negocios. Primero lucharon por instalarse en las calles y obtener reconocimiento de las autoridades; después empezaron a luchar por instalarse en sus propios mercados. En ese momento la mayoría de los ambulantes dispuestos a acumular ahorro suficiente para comenzar a edificarlos se enfrentó al Estado, que aliado con una minoría de los ambulantes, estaba dispuesto a politizar el problema. Hoy, en pleno siglo XXI aún se observa muchos mercados informales, en pos de formalizarse

Carlos Franco en su obra "La Otra Modernidad: Imagen de la Ciudad Peruana" nos menciona a manera de esa experiencia urbana, de esta experiencia de frustración nacerá la originalidad y vitalidad del mundo popular que transformará para siempre el rostro del país, descrita de esta manera: 

"Libre de ataduras ancestrales a la tierra, usando en su favor los recursos de una escolaridad precaria empeñándose en dominio de un castellano hostíl, inventando un abanico sorprendente de nuevos oficios, aprendiendo en la radio a pila y en los usos de el comercio marginal, el secreto de las ciudades y las costumbres criollas, ellos (los migrantes) fueron, , silenciosamente a veces violentamente en otros, penetrando las ciudades, o concentrándose en sus fronteras cuando ello no fue posible. Ellos fueron los constructores del sorprendente proceso de urbanización que sucedió al país 
entre los años 50 y 70 y cuando la industria limeña se reveló incapaz de brindarles el empleo y los ingresos que los condujo a abandonar sus emplazamientos ancestrales, esto es fundar una nueva economía. Por la práctica de los invasores ocuparon los arenales vecina a las casas urbanas y sobre ellos levantaron por autoconstrucción una arquitectura irregular de estera primero, adobe después y que, con los años incorporó el ladrillo y el cemento fueron así creando "ciudades paralelas", "empleos paralelos", "empresas paralelas", "costumbres paralelas", que luego fueron conectando a las ciudades, empleos, empresas y costumbres de los antiguos criollos, mestizos y blancos. Para ello, crearon comités vecinales a partir de las cuales presionaron al Estado, se convirtieron en cliente de los patrones de la política citadina, cortejaron a funcionarios y burocráticos y se introdujeron sigilosamente en los partidos Populistas. De ese modo logran reconocimiento para sus organizaciones, título para sus tierras y servicios elementales para la vivienda, la que se concluyeron convirtiéndose en distrito de la capital y las principales ciudades de la costa, para todos, por el sentimiento y la memoria de sus tierras de origen y deseos de enfrentar sin desamayar a la hostilidad de los antiguos dueños de Lima y las ciudades, se dieron maña para extender una ramificada red de clubes provincianos que mantuvieron sus vínculos con sus comunidades, caseríos, anexos de la sierra. De ese modo lograron articular lo que el Estado y la economía separaron, al tiempo que enseñaron en carreteras y caminos por el gobierno audaz de los ómnibus interprovincial" ...15 


A todos estos procesos de transformación que surgen del pueblo lo denominamos cultura popular, por que son parte de nuestra realidad, la realidad de las grandes mayorías. A continuación en el siguiente acápite, abordaremos los conceptos de cultura popular. 


2. CULTURA POPULAR

2.1. Cultura : (Del lat. Cultura). a cultur; fr. Culture i, culture; ir cultura. f. Cultivo. Conjunto de conocimientos científicos, literarios y artísticos de una persona, pueblo o época. (DIC). 16

En términos generales el cultivo de los conocimientos humanos en los usos, costumbres, creencias, normas, procedimientos, idiomas y forma de vida de un pueblo, en particular y del mundo en general, y de afinarse por medio del ejercicio de las facultades mentales del hombre, cuyo conjunto de informaciones se ha ido transmitiendo a través del tiempo por una sociedad.

En otras palabras Cultura, es toda la relación que el hombre establece con la naturaleza, y con sus semejantes; cómo se organiza, cómo vive; todo, todo lo que hacemos desde que amanecemos y hasta durmiendo es cultura, la manera de roncar es cultural. Todo es cultura. 

La cultura es nuestra manera de transformar y de transformarnos transformando la sociedad; sí es así, todo el enfoque de una comunicación tendría que expresar esa cultura determinada o esas culturas. 

No hay cultura pura, ni cultura única, ni en el Perú, ni en ningún lado; entonces cualquier rechazo cultural es un atraso tremendo, lo mismo que cualquier fragmentación, cualquier compartimentación entre conceptos tan unitarios como son comunicación, educación, cultura, vista desde distintos ángulos. Lo cultural no puede marginarse de la comunicación, no es más que la cultura trasmitida y comunicada; no podemos comunicar otra cosa que no sea la cultura, que no sea nuestra lo que somos, lo que fuimos, lo que queremos ser y todo ello, toda esa dimensionalidad en nuestra manera de comprender, de comprendernos, de comprender el mundo, de relacionarnos con él, de transformarlo. 17 

2.2. Popular
Significado: (Del lat. Popularis) adj. perteneciente o relativo al pueblo. Que es peculiar del pueblo o procede de él. Propio de las clases sociales menos favorecidas. Que está al alcance de los menos dotados económica o culturalmente. Que es estimado, al menos conocido por el público en general. Dicho de una forma de cultura, que el pueblo considera propia y constitutiva de su tradición. Aire, arte, cultura, lengua popular. (DIC.) 18

En América Latina, el uso contemporáneo recoge la cualidad de "popular" de la religión, del arte, de la música, y de otros campos semejantes, no de su popularidad (algo favorecido por muchos) sino más bien remitiendo a algo constitutivo del populus - los rasgos definitorios centrales de la población, desde esta perspectiva el término "lo popular" suma imágenes de desigualdad y subordinación y dirige la atención hacia los pobres concebidos como grupos o clases "populares". 19 

La atención a lo popular apunta al análisis de las ideas, creencias, prácticas y condiciones del pueblo pobre como quiera que se le defina y, por extensión, a los tipos de lazos que las vinculan a las estructuras de poder, privilegio y significado. Lo popular también se funda en las prácticas variadas en torno a las necesidades básicas, pero no se agota ahí. Lo popular se refiere además a las instituciones, relaciones y cultura en que se organizan y toman conciencia esos esfuerzos en torno a la reproducción y además, las condiciones sociales y económicas que llevan a esas prácticas. 20

Se trata de un listado muy amplio y variado: opiniones, prácticas, conocimientos acumulados, folklore, organizaciones tradiciones, pobreza, necesidades, todo ese conjunto, y más constituye lo popular.

Quiere decir que lo popular es mucho más amplio que los trabajos informales, ya que comprende una serie de otras prácticas que, porque están reunidas en la experiencia popular, coinciden en expresiones culturales comunes.


2.2.1. Algunas discusiones científicas de lo Popular: 
Se constituye como consecuencia de las desigualdades entre capital y trabajo, pero también por la apropiación desigual en el consumo del capital cultural de cada sociedad, y por las formas propias con que los sectores subalternos reproducen, transforman y se representan sus condiciones de trabajo y de vida.

Diversos agentes sociales indican la amplitud que debe tener un cambio popular: los movimientos indígenas que conciben unificadamente, como tratándose de lo mismo, la lucha por la tierra, la lengua y la cultura; los movimientos sociales urbanos que reclaman a la vez mejores salarios, servicios materiales; los movimientos feministas que cuestionan conjuntamente la desigualdad en el trabajo y en la vida cotidiana. 

Lo popular se construye en la totalidad de las relaciones sociales, en la producción material y en la producción de significados, en la organización macroestructural, en los hábitos subjetivos y en las prácticas interpersonales. 

En la constitución de lo popular también intervienen los aspectos, sexuales, de consumo, las formas más diversas de lucha contra la represión. Podríamos seguir hablando de las clases como sujetos protagónicos si lográramos sustancializar su definición e incluir en ella, junto a la participación en el proceso productivo, los demás hábitos, prácticas, creencias, que dan identidad a los grupos: esas prácticas y discursos que se realizan también fuera de la producción, y que a veces no derivan de ella sino de otras determinaciones materiales y culturales. Entre tanto la noción de lo popular cuyas ambiguedades y riegos se ven claros en los usos racistas, populistas y estatalistas del término - puede servir para identificar la diversidad de relaciones sociales y culturales de los sectores subalternos. Dentro de esta noción amplia, las determinaciones de clase son indispensables para evitar la disolución culturalista de lo popular.21

2.2.2. Vida de lo Popular: 
El pueblo tiene una vida dura y sufrida. Sus hombres tienen los pies y las manos encallecidos, sus espaldas dobladas y sus estómagos vacíos. Esa es su existencia, esa es su práctica diaria. Para darles de comer a sus hijos, para conseguir un techo, para encontrar trabajo, para curarse de sus enfermedades, para solucionar cada uno de los problemas de la vida, el pueblo debe arreglárselas con lo poco y nada que tiene. Y se las arregla. En esto el pueblo es muy creativo. Este proceso de vida lo va sintiendo y lo va expresando. Es la gran sabiduría que lo plasma en cultura popular. 

En el marco de la sociedad se entretejen muchas culturas. Pero esta cultura acallada y postergada tiene tanto o más valor que las demás. Es una palabra nacida de la experiencia. Que tiene autoridad y la legitimidad de ser dicha a partir del sudor, de las lágrimas, y hasta de las sangres de las grandes mayorías nacionales. Recoger esta palabra entonces, posibilita la comunicación del pueblo, ayuda a desencadenar la potencia organizativa enorme que tiene la palabra popular. 


2.3. Cultura Popular:

Conjunto de manifestaciones en que se expresa la vida tradicional de un pueblo. (DIC).22

Los estudios de las culturas populares en nuestro país, han acumulado innumerables conocimientos durante más treinta años, hacia una preocupación por entender mas bien fenómenos culturales complejos. De esta manera pondremos en cuestión la denominación misma de "culturas populares", como corpus independiente de análisis.

La cultura nace como resultado de la acumulación histórica de las vivencias de un pueblo, de su práctica y de una manera de inventar y recrear su encuentro con el mundo. Es el universo mental, sentimental y simbólico de la colectividad.

La clase popular fabrica cultura en un incesante afán histórico. La clase dominante conforma una cultura hegemónica que busca imponer su común denominador a toda la sociedad. Así las clases sociales en pugna construyen sus expresiones culturales: por un lado la cultura elitista y extranjerizante de las clases dominantes; por el otro la cultura aún no vertebrada de las clases subalternas. 

2.3.1. Cultura Popular y Contenidos Impugnadores: 
La cultura popular es el elemento dinamizador que emana de la realidad del pueblo. Es esa perspectiva, resalta la dimensión alternativa y la dimensión impugnadora de la cultura popular. 

La dimensión alternativa, es la existencia de formas - códigos populares que se contraponen por su sola presencia a la cultura hegemónica, contrastando como radicalmente diferente e incluso contraria a lo que la cultura e ideología oficial divulgan como única válida. Tal es la función de la artesanía popular, creencias, producción literaria popular, vestidos comportamientos, lenguajes, etc. La dimensión impugnadora levanta una rebelión de formas y códigos potenciados e insurgentes frente a lo establecido. En ella se muestra la injusticia vivida. Se queja y desea cambiar las cosas. Señala los antagonismos: ricos y pobres, débiles y poderosos, patrones y campesinos, caseros e inquilinos, imperio y nación. 23

2.3.2.. Cultura Popular Urbana .- 
En la ciudad las clases populares, expresan la lucha por establecer líneas de defensa cultural, que a veces pasan a la ofensiva. Tal es por ejemplo las "estructuras de acogida" heredadas de un pasado rural, en la cual el recién llegado generalmente del campo, ingrese en una especie de "organización de neofraternidades" , que le aseguran cama y comida por un tiempo prudencial que le permite instalarse en el medio urbano. Esta especie de reagrupamientos regionales o étnicos se da incluso en localidades de extrema penuria por parte del que recibe hospedaje. 24

2.3.3. Importancia de la Comunicación en la Cultura Popular. 
El tema comunicación y cultura Popular nos acerca a las diferentes formas de expresión comunicativa de los sectores populares - los fenómenos ligados a la comunicación alternativa, los diversos códigos de la cultura popular, las distintas formas organizativas que se manifiestan en la comunicaciones y semejantes que constituyen elementos valiosos para un mayor conocimiento de las formas de producción y desarrollo de la cultura y la conciencia popular. 

En las comunicaciones sociales, ha sido largo el camino para "llegar" a la necesidad de ligar el concepto de comunicación al de cultura. Este nuevo giro de las investigaciones en comunicación, ha permitido empezar a descubrir la importancia social y cultural de algunas prácticas comunicacionales que se vienen gestando en los sectores populares de nuestro país, que tiene mucho de necesidad de expresión y comunicación pero, que también hablan mucho de la construcción, lenta pero segura, de ese otro nuevo rostro del Perú. 
Desde el ámbito popular advertimos entonces, todo un campo de nuevos usos de la comunicación y de los medios; la comunicación ligada a los procesos de apropiación de la palabra, y de la construcción del discurso principalmente femenino, la comunicación ligada la emergencia de la memoria oral colectiva que nos da cuenta de una manera de recordar el pasado y de interpretar el presente; y finalmente, también los medios empiezan a ser reformulados en sus usos y en sus lenguajes. 25 


"... Jesús Martín Barbero plantea la necesidad de pensar la comunicación desde lo popular, ya que no se trata de limitarse a rescatar "la no pasividad del receptor" lo cual había sido planteado por Lazarsfeld hacía muchos años, y se había convertido en objeto de un modelo particular de análisis en la escuela de los usos y gratificaciones. El objetivo central será, entonces, articular las relaciones entre lo masivo y lo popular desde el punto de vista histórico, lo que supone describir el pasaje de las culturas tradicionales a las culturas populares en las sociedades modernas y el lugar de los sujetos en esas transformaciones..." ( Diálogos) 26


El transito ocurrido en nuestros pueblos de una cultura básicamente oral a otra audiovisual, sin haber pasado por el libro y la cultura escrita. Esto es muy importante para la implementación de propuestas, más articuladas a la modernidad occidental que a las culturas populares de los beneficiarios. Porque mientras otras sociedades accedieron a la modernidad sobre la base de la palabra escrita y su correlato en la educación universal obligatoria, en América Latina estamos incorporándonos a ella conjugando imágenes electrónicas con analfabetismo; escuelas atrasadas simultáneamente con una internacionalización del mundo simbólico de masas.
27 

Hablando de cultura, la comunicación juega un papel importante como medio de desarrollo de los pueblos que a continuación abordaremos. 


3. COMUNICACIÓN POPULAR 

3.1. Comunicación: 

Etimológicamente la palabra "comunicación" viene del latín "comunicare". Según el Diccionario de la Real Academia Española. Comunicar significa "hacer a otro partícipe de lo que uno tiene", también se entiende como el intercambio de palabras y mensajes, así como de pensamientos y opiniones; la comunicación es en nuestra vida la unión con la sociedad. 

3.2. Otras definiciones en comunicación: 

Existes muchos teorías que definen la comunicación citaremos algunas que delimitan nuestra tesis.

COMUNICACIÓN :

- HAROLD LASWELL, podemos decir que la comunicación es el proceso mediante el cual una sociedad funciona y en el que una cultura se transforma y trasmite. Sólo a través de los comunicativos los seres humanos pueden reconocer un entorno común, proponerse metas colectivas en ese entorno, coordinar las acciones que de ellos se desprenden(...) 28

- Para ANTONIO PASQUALI, es la relación comunitaria humana que consiste en la emisión recepción de mensajes entre interlocutores en estado de total reciprocidad.

- Luis RAMIRO, lo define como el proceso de interacción social democrática basada en el intercambio de signos, por el cual los seres humanos comparten voluntariamente experiencias bajo condiciones libres e igualitarias de acceso diálogo y participación.

- MARIO KAPLUN, es el arte de provocar significados y producir comportamientos; es suscitar cambios en el pensamiento, sentimiento y la acción de las personas humanas. Comunicar es emitir mensajes con la definitiva intención de lograr que las personas se comporten de un cierto modo en particular ó más exactamente aún, es producir estos comportamientos mediante la emisión de mensajes. 29



3.3. Importancia de la Comunicación : 

La comunicación es esencial, en el éxito de nuestra vida depende de la capacidad que poseemos para comunicarnos, nuestras ideas, nuestros sentimientos, para acoger, apreciar y recibir las comunicaciones. La verdadera Comunicación no está dada por un emisor que habla y un receptor que escucha, sino por dos o más seres o comunidades humanas que intercambian y comparten experiencias, conocimientos, sentimientos (aunque sea a distancia a través de medios artificiales). Es a través de ese proceso de intercambio pasan de la existencia individual a la existencia social comunitaria. 

3.4. Comunicación Popular: 

La comunicación alternativa y popular tiene en el Perú muchos años de experiencia práctica. 

Sin embargo en su mayoría, estas han tenido corta duración por innumerables motivos algunas otras quedan como ejemplo de lo que se puede hacer y muchas permanecen desconocidas por la inexistencia de encuentros que posibiliten de su desarrollo. Se conoce, de manera referencial importantes ejemplos en el terreno de la comunicación, pero en general no sabemos: en qué estados se encuentran, cómo se articulan con el movimiento popular.

En las experiencias de comunicación popular hay un primer elemento de unidad que las caracteriza: con errores o sin ellos, todas o casi todas tratan de responder a las necesidades del pueblo y se han convertido en los ecos del grito popular y las exigencias de los de abajo. Sin embargo, por ese mismo carácter revindicativo y por algunos equívocos en la denominada orientación política, muchas de las experiencias se han ido deslizando hacia propuestas partidarizadas con contenido aparente pero sin forma, sin gusto popular, sin sabor campesino, dejando de lado los elementos culturales unificadores y comunicantes de las diversas nacionalidades y grupos existentes en el Perú. Es más, algunas han priorizando los intereses partidarios en desmedro de la comunicación horizontal y la presencia popular. 30

3.4.1. Prácticas en Comunicación Popular: 
Existen experiencias comunicativas gestadas a partir de los sectores populares como producto de la necesidades que provienen, por lo general, de la organización y no del ámbito mismo de la comunicación. Tenemos por ejemplo el caso de los altoparlantes en algunas zonas populares de Lima, adquirido hace algunos años por las dirigencias vecinales que sirven inicialmente para convocar asambleas o comunicados únicamente y que hoy se constituyen en medios de comunicación, en la medida que sirven inicialmente para que la gente de la zona se comunique entre sí y además, para intentar la producción de algunos programas de corte educativo y de entretenimiento. Esta situación no sólo ocurre con medios radiales, sino con, carteles de avisos, afiches populares, publicaciones locales como las que se hacen dentro de las organizaciones, también con la propia experiencia y práctica organizativa de los sectores populares. Que son muy creativas.

Tenemos entonces que el campo de la comunicación popular no se constituye únicamente como el esfuerzo de poner al alcance del pueblo los medios, ni de simplemente enseñar la técnica y los lenguajes tradicionales.

El trabajo de comunicación popular está más ligado a la apropiación del establecimiento de relaciones entre sujetos y organizaciones populares, así como el apoyo en la construcción del discurso y del protagonismo popular. Por lo tanto los medios, como aparatos tecnológicos se ubican en segundo plano, sirviendo a las necesidades de consolidación del movimiento popular. De tal manera que la utilización de un medio se halla subordinada al tipo de necesidades y demandas que presente determinada organización y no a la inversa, puesto que "el medio no es el mensaje"; y porque de otro lado el medio, es decir, su uso deberá acomodarse a las demandas que se plantee, tampoco a la inversa. 

3.4.2. Referencia de Comunicación Popular en el Perú: 
La comunicación popular nació en nuestro país con el desarrollo del precapitalismo de principios de siglo, pues los medios informativos, en este caso la prensa, iniciaron un persistente camino hacia la masificación de la información y en búsqueda del nuevo mercado político y comercial que significaban las crecientes masas de trabajadores, del desarrollo de la clase proletaria. La comunicación alternativa nace en el Perú cuando grupos dominados encuentran que no pueden expresarse a través de los medios masivos y buscan hacerlo por otras vías, pues aquéllos les son negados sistemáticamente. 31

3.4.3 Qué se entiende por Comunicación Popular
Los hombres y los pueblos de hoy se niegan a seguir siendo receptores pasivos y ejecutores de órdenes. Sienten la necesidad y exigen el derecho de participar, de ser actores, protagonistas, en la construcción de la nueva sociedad auténticamente democrática. Así como reclaman justicia, igualdad, el derecho a la salud, el derecho a la participación. Y por lo tanto a la comunicación.

Los sectores populares no quieren seguir siendo meros oyentes; quieren hablar ellos también y ser escuchados. Para ser inter - locutores. Junto a la "comunicación" de los grandes medios, concentrada en manos de unos pocos grupos de poder, comienza a abrirse paso una comunicación de base; una comunicación popular, comunitaria, democrática.

Según el autor Gonzaga Motta..."La llamada comunicación popular está constituida por experiencias aisladas y educación de base, cuyo fin principal es organizar y movilizar a pequeños grupos, de modo tal que creen sus propios canales de expresión y manifiesten sus inconformidades y revindicaciones, lo que no ocurría a través de los medios convencionales. 

Existen dos formas de comunicación popular. La primera de carácter educativo, didácticamente participativa, hecha por comunicadores o educadores que provienen de sectores medios", y la otra "comunicación del pueblo, practicada por grupos populares, espontánea y creativa". 32

La comunicación popular o alternativa se define como tal en la práctica y apenas se plantea objetivos que deberían ser alternativos o, para ser más explícitos, cuando se constituyen en soportes de un proyecto de cambio y frecuentemente más allá de la consecución de logros aparentemente inmediatistas.

Paiva lo explica mejor: "La posibilidad de lo alternativo como rasgo de una comunicación a otra depende del grado de inserción real que dichas prácticas, cualquiera que sea el nivel en que se den, vayan teniendo en el movimiento popular" 33 

Existen dos corrientes en la comunicación, la primera que reduce la comunicación a transmisión de informaciones correspondiente a una sociedad concebida con poder donde un grupo de emisores se imponen a una mayoría de receptores. La segunda una sociedad construida como comunidad democrática. De ambas se desprenden múltiples rasgos y características mostrados en el cuadro Nº 03 34

 

CUADRO N°3.

COMUNICACION 
DOMINADORA
Concentrada en minorías
COMUNICACION 
DEMOCRATICA
Al servicio de la mayoría
Monólogo
Poder
Vertical
Unidireccional
Monopolizada
Diálogo
Comunidad
Horizontal
De doble vía
Participativa


Fuente: Mario Kaplun : El Comunicador Popular pág. 67


Así la comunicación popular tiene sentido, eficacia, fuerza. La comunicación por si sola no es una panacea, no hace milagros: sola, aislada, sirve de poco. En el trabajo popular, ella tiene que estar al servicio de la organización. La organización a su vez, sin comunicación, tampoco funciona bien. Nadie participa en algo si no está informado. 

La comunicación es un instrumento imprescindible de la organización popular. Cuando ésta aprende a usarlo, el movimiento popular se potencia, se dinamíza, gana en cohesión, crece en eficacia. 

Entonces el primer requisito para que la comunidad (o la región, o los miembros de una organización) comience a involucrarse en la comunicación, es que no vea lejanos y ajenos los mensajes que se les proponen, sino que los sienta suyos, propios; que se reconozca en ellos. 35 La verdadera comunicación no comienza hablando sino escuchando. La principal condición del buen comunicador es saber escuchar. 

Un mensaje de comunicación popular debiera ser siempre de alguna manera, explícita o implícitamente, un diálogo con el destinatario en que este reconoce, interviene y participa. Nuestros mensajes han de semejarse a una escalera, que se puede subir gradualmente peldaño a peldaño, y no a un laberinto. 36 En comunicación popular no existe reglas fijas ni inmutables, todo se puede hacer. 


3.5. EL COMUNICADOR POPULAR


3.5.1. Comunicar.- 
Dice con razón un experto: "Todos podemos comunicarnos con los demás; pero no siempre sabemos hacerlo". comunicar es una aptitud, una capacidad, pero es sobre todo una actitud. Supone ponernos en disposición de comunicar; cultivar en nosotros la voluntad de entrar en comunicación con nuestros interlocutores. 37

3.5.2. Comunicador Popular
El comunicador es una especie de arquitecto de la conducta humana, un practicante de la ingeniería del comportamiento, cuya función es inducir a la población a adoptar determinadas formas de pensar, sentir y actuar, que le permitan aumentar su producción y su productividad y elevar sus niveles y hábitos de vida. 38

El comunicador Popular, se preocupa por el contenido; define lo que se propone decir. Pero tanto como en el contenido del mensaje, pone énfasis en el DESTINATARIO. No sólo piensa en lo que quiere decir, sino también en A QUIEN se lo va decir. Ese destinatario tiene sus intereses, sus preocupaciones, sus necesidades, sus expectativas. ESTA ESPERANDO QUE LE HABLEMOS DE LAS COSAS QUE LE INTERESAN A EL, NO DE LAS QUE NOS INTERESAN A NOSOTROS. Y sólo si partimos de sus intereses de percepciones, será posible entablar el diálogo con él.

3.5.3. Empatía en el Comunicador Popular
Para esa capacidad de entender al destinatario, de ponernos en su lugar, de identificarnos y compenetrarnos con él, la sicología tiene un nombre con el que vale la pena que nos familiaricemos: La "empatía". 

La eficacia de la comunicación depende de la capacidad empática del comunicador. En la medida en que cultivemos en nosotros esa capacidad, en esa medida seremos comunicadores.

Pero esa capacidad no es sólo intelectual, racional; no es una mera estrategia. Significa QUERER, VALORAR a aquellos con los que tratamos de establecer la comunicación. Implica comprensión, paciencia, respeto profundo por ellos, cariño, aunque su visión y su percepción del mundo no sea todavía la que nosotros anhelamos. Significa estar personalmente comprometidos con ellos. 

3.5.2. Desafíos del Comunicador 
A esta altura estará claro, que no basta hablar por un micrófono para considerarse un comunicador popular, ni basta ser del pueblo, para que lo que uno comunique pase automáticamente a ser comunicación popular. El comunicador popular para responder eficazmente a su responsabilidad, necesitará un serio y disciplinado trabajo de comunicador, lograr emplear con eficacia los instrumentos que tiene a su alcance, implicará capacitarse en dos aspectos centrales:

- Aprender a Escuchar: Significa recoger la palabra del oyente, darle tiempo al oyente, para que a su manera, cuente de su vida, de sus luchas y esperanzas. Escuchar significa, recoger su cultura, abrir canales de participación. Además significa identificarse con su vida cotidiana, acompañarlo en su proceso de búsqueda y descubrimiento.

- Aprender a Comunicar: Debe aprender a comprender y para eso requiere contar con instrumentos de análisis, la realidad social que viven los sectores populares. Y concretamente el país y dentro de los sectores populares, debe comprender en qué consiste el medio radial; y qué papel juega en la producción del sistema social o en el posible aporte a la transformación social del sistema. El comunicador popular debe desarrollar ciertas habilidades, técnicas. La más importante es la técnica radial, pero además debe capacitarse en las diferentes técnicas de redacción , de guiones radiofónicos, debe capacitarse en técnicas de organización, que le permitan, desde organizar el trabajo del equipo con la comunidad de oyentes hasta organizar el propio funcionamiento. 


4. DESARROLLO POPULAR EN COMUNICACIÓN

4.1. Conceptuando Desarrollo 

Desarrollo es una PERSPECTIVA, una mirada común de actitud individual pero también colectiva, un método y un estilo que sella el actuar, una cualidad de la manera de trabajar pues busca dialogar, articular, negociar y progresar entre diversos actores. Resolver prevenir, asegurar el futuro y proponer, son operaciones hábito propias de este enfoque. Vivir mejor y con independencia se liga así con la adquisición de una capacidad para crecer procesalmente, transformando la organización de la vida misma. El desarrollo debe unir y complementar eficacia con democracia, es decir, organización con participación. De un lado es importante pensarlo como cambio concreto de la vida de las personas, mejorando la calidad de vida, el acceso digno a los bienes y al empleo, con lo cual el desarrollo se asocia a la búsqueda explícita y graduada de justicia inmediata. Posibilitar una mayor institucionalidad y articulación social, con una capacidad de decisión y gestión democrática de sus integrantes. 39

4.2. Desarrollo Local en Comunicación 

Las apuestas a desarrollos concentrados en espacios territoriales y políticos específicos, requieren de integrar a la comunicación para el diseño de políticas y para la implementación de las mismas. Lo cual supone opciones, no siempre fáciles, más allá de determinados actores; significa mirar , pensar involucrarse, planificar, especializarse. Aunque para implementar proyectos depende de un desarrollo más macro o nacional. Pero también están las posibilidades más reales de conseguir logros en mejorar las condiciones de vida en un sentido más concreto, que potencializen mejor la participación de la población, de sus instituciones, de una inclusión de las capacidades reales que existen en el ámbito, y que además supone un ejercicio gubernamental, y por lo tanto político. 40

En los planes de desarrollo local, como regionales o de instancias intermedias entre el estado y la población, la comunicación no está considerada aún como aspecto estratégico. Lo mismo sucede en los programas políticos. Esto pueden estar sucediendo por varias razones y no solo conceptuales , por ejemplo, por desconocimiento, temor al intervencionismo siendo acusados de estar contra la libertad de expresión o porque las políticas presupuestales son escasas. 

El problema es más de fondo, tiene que ver con la crisis de la política. Sus instituciones y personajes aún se miran demasiado a sí mismos, sin confrontarse con la sociedad y el común de los ciudadanos. 

Es evidente, el desarrollo en las instituciones existentes en el ámbito local o regional, tanto en sus aspectos comunicativos de ejercicio democrático, como de integración, solidez y mística, adquieren validez en esta perspectiva. Como también habrá que trabajar la proyección y relación de cada una con la comunidad. 

En el ámbito local es fundamental promover las relaciones interinstitucionales en general, como entre autoridades locales con organizaciones de base, en diversos sentidos. Se requiere así desatar procesos comunicativos varios, que generen intercambios de información, transparencia en el conocimiento mutuo, negociaciones útiles y éticas y compartir proyectos globales. 

La comunicación así plantea el diálogo como factor de desarrollo, ligado a lo político, como conciencia ciudadana y como participación vecinal real. Porque las identidades y las propuestas se construyen en positivo, en acciones concretas y en relación con los demás. 

La comunicación para el desarrollo local, debe pasar por tres etapas: primero la promoción del desarrollo, en la cual se busque colocar en la agenda de la mayor cantidad de actores y beneficiarios, generando toda una discusión y motivación, generando utilidad y viabilidad. 

Una segunda podría generar condiciones básicas de desarrollo, a nivel de servicios, necesidades básicas (salud, medio ambiente, etc.) . y la tercera, se buscará la implementación de propuestas específicas de desarrollo, que pasen por la planificación, la potenciación de las capacidades económicas de la localidad de proyectos, no sólo internas sino con otras instancias similares o los gobiernos más centrales.

Finalmente, que la comunicación misma como profesionalidad, debe resolver algunas incapacidades reales, garantizando logros al respecto. Por ejemplo , cómo sus estilos y propuestas culturales y de lenguaje logran convertir los temas económicos y políticos en preocupaciones de todos los ciudadanos no especializados. Como así también, se generan intereses y conocimiento por lo local, cuando hoy se está buscando con tanta intensidad, la integración al campo internacional. Problemas que se agravan cuando éstos se relacionan con los medios masivos, en el proceso de incorporación a la cultura de masas, provocando sólo aceptaciones en el campo del entretenimiento, de la aventura por conocer epidérmicamente al mundo y el distanciamiento del poder. 41 

4.3 Desarrollo en Comunicación 

Al ser la comunicación un quehacer relacional, se levanta la importancia de las relaciones intersubjetivas y la información en los proyectos de desarrollo, como también el rol de los medios masivos en la gestación de cambios culturales y políticos que provoquen progreso. Se trabaja políticas y estrategias de comunicación para distintos ámbitos e instituciones múltiples, actores sociales y políticos percibidos como agentes potenciales de desarrollo, sujetos de aprendizaje y negociaciones. Nadie puede obtener sus propios beneficios sin el de otros. 42

La utilidad social se relaciona así con la comunicación , desde ámbitos diferenciales de ejercicios. Están los locales, como también los masivos, que definen distintos métodos y estilos de intervención. Por ello la comunicación se convierte en método y objeto de desarrollo. 

4.3.1. Desarrollo Popular en Comunicación
Los instrumentos educativos, comunicativos y organizativos que se va dando el pueblo, no surgen porque a alguien se le ocurrió la idea, y espontáneamente el resto estuvo de acuerdo. Los instrumentos que se va dando el pueblo, surgen de las condiciones materiales en que vive y trabaja y del propio desarrollo de la conciencia que haya adquirido. Es decir a medida que la sociedad va cambiando, los sectores populares se van desarrollando y tomando mayor conciencia de sus intereses sociales, va surgiendo la necesidad de crear nuevos instrumentos que le ayuden a responder las nuevas tareas y exigencias. 

Es este desarrollo de los instrumentos que emplea el pueblo, y que responde a la necesidad de dar respuesta cada vez más masivas a sus exigencias. En el caso específico de la radio, este instrumento solo surge como una necesidad, cuando el desarrollo de los sectores y su grado de conciencia les hace ver la utilidad del empleo de este medio para las tareas que tiene planteadas.38 

Si se revisa la historia, se ve que los sectores populares se dieron instrumentos educativos, comunicativos y organizativos que respondían a las condiciones de su tiempo. Eran los comienzos de las organizaciones populares con una perspectiva histórica definida.
Estas organizaciones no estaba muy extendidas. Surgían en los núcleos más conscientes de los sectores populares. Y en ellos se van dar los primeros instrumento educativos y comunicativos. 

Con el correr de los años, la sociedad se irá desarrollando, los sectores populares irán ganando en experiencia y en conciencia, y por lo tanto, los instrumentos que emplean, se irán masificando al interior del pueblo y surgirán otros nuevos que respondan mejor a las nuevas tareas.

En el caso de la radio, ella no fue utilizada durante décadas por los sectores populares, porque simplemente no existía la necesidad de contar con este medio masivo de comunicación. El surgimiento de la Radio Popular ocurre durante las elecciones de la Asamblea Constituyente en la década del 70. Es en esa situación, donde se tomó mayor conciencia por parte de los sectores organizados, la necesidad de contar con este medio que trasmitía la palabra hablada, y no solamente escrita, a un amplio auditorio popular.


5. EDUCACIÓN POPULAR Y RADIO 

5.1. Educación 

La actividad educativa es muy amplia y la realidad se desborda en el esquema económico- político. Si la conciencia viene desde afuera ya que el pueblo es dominado, alienado, queda claro el lugar hacia el cual lo queremos conducir. La Educación es un tema muy importante y requiere ser replanteado con decisión política para el desarrollo de los pueblos. 

5.2. Educación Popular

Educación popular, comunicación popular, radio popular, implica reconocer opciones de proyectos de sociedad desde condiciones históricas específicas. 

Se define como una práctica política que, desarrollándose en el ámbito del conocimiento, se plantea intencionalmente generar un proceso de transformación social que conduzca a la construcción de una sociedad democrática, que responda a las aspiraciones de los sectores populares. Se trata no sólo de educar para la democracia sino educar en democracia.

Es necesario entender nuestra práctica educativa como un proceso integral de producción de conocimientos en el contexto organizativo, político y cultural de los movimientos sociales y populares, a través del cual vamos haciendo emerger temáticas significativas y metodológicas, adecuadas para la generación de democracia verdaderamente participativa. 

Para ello no basta quedarse en la coyuntura, es preciso entender el sentido que tiene los cambios en América Latina y percibir la proyección de la Educación Popular en la generación de movimientos sociales capaces de actuar como sustento de tal democracia participativa. 

En este sentido, la educación popular para la democracia se abre a nuevas perspectivas políticas. Atrás ha quedado el momento en que ella se definía como un "proyecto educativo de los sectores populares para los sectores populares". En la década del noventa la educación popular se entiende a sí misma como una educación para la hegemonía democrática, capaz de pensar y orientar toda sociedad. 

5.3. Historia de la Educación Popular


En el año 1971, aparece un documento "Educación Popular". Su Dimensión Política, de Ediciones Liberación, traducido del portugués, un documento clave fundamental, que ya va percibiendo las fallas de este tipo de Educación Popular, de esta concepción de la concientización.

Del 73 al 80 vemos que este movimiento de Educación Popular se empieza a ampliar de gran manera, a diversificar e integrarse como parte del movimiento popular. El proceso de polarización de clases hace que los proyectos políticos de las clases sociales sean cada vez más nítidos, entonces cada vez queda más claro cuáles son los proyectos en pugna de nuestra sociedad y empiezan a desarrollarse también un gran auge del movimiento de masas; este auge va a exigir canales de formación alternativos a la forma de expresión y difusión de la cultura dominante. 

De allí que empieza a surgir una gran cantidad de experiencia de Educación Popular en las bases y en sectores concretos de la población: obreros, campesinos, barrios y también una serie de grupos de apoyo al trabajo de Educación Popular en esas bases. 

Aparecen centros de comunicación popular como el de Villa el Salvador, el caso de CINCOS en Chimbote, etc. y la prensa popular empieza a adquirir dimensiones antes nunca vistas en el país, periódicos populares que llegan a amplios sectores de la población nacional, caso de las revistas MARKA y AMAUTA, por ejemplo, y una serie de folletos que se difunden producidos por los propios sectores de base. También la aparición de lo que se puede llamar la prensa chica, gran cantidad de informativos, ya sean barriales, sindicales, tenemos por ejemplo boletines como el boletín agrario Sur del centro Bartolomé de las Casas, boletín ARUSA del IER de Juli en Puno, sobre todo por ejemplo el periódico DESPERTAR en Cajamarca, prensa chica que empieza a dejar de ser chica y pasa a ser hecha por grupos de base y que sale de su propio ámbito. 

Por otro lado la aparición de gran cantidad de grupos culturales principalmente en los barrios, grupos de teatro, grupos musicales, y grupos que realizan un trabajo mucho más amplio como es el caso de YUYACHKANI, AMARU, y otra cantidad de grupos que empiezan a desarrollar un trabajo cultural. Centros como el centro de Villa El Salvador, empieza a realizar un trabajo cultural desarrollando estas formas de comunicación. Comienza a difundirse también el cine, los audiovisuales, se produce una gran cantidad, tenemos por ejemplo los del grupo YAWAR, el grupo PEYO, y de otra gran cantidad de grupos.

Aparecen centros de formación campesina que desarrollan un trabajo sistemático con sectores agrícolas, como es el caso de CIPCA en Piura, el CCAIJO en Cusco, el CEAR de Chiclayo, Centros de capacitación obrera; el Núcleo Laboral de la Católica empieza a desarrollar un trabajo de capacitación laboral. Posteriormente ATC aparece también como centro de autoformación obrera; surgen bibliotecas populares, etc.39

5.4. Educación en Radio Popular

La Educación en América Latina ha tenido importantes modificaciones en su concepción y su práctica. En su evolución ha experimentado distintos modelos de educación y comunicación que se fueron imponiendo y surgiendo en el Continente en las últimas décadas. Producto de ensayos, fracasos y aprendizajes compartidos, ha logrado generar respuestas en contextos y condiciones diversas, aportando a la creación de nuevas perspectivas a la comunicación y educación popular.

La radio educativa surgió en los años 50 bajo el modelo de Escuelas Radiofónicas como medio de llevar educación a sectores marginados de áreas rurales sin oportunidades educativas. Estas instituciones nacieron dentro de la estructura de la parroquia rural, con objetivos caritativos -asistenciales, utilizando el micrófono como simple altavoz del aula. Las Escuelas Radiofónicas, extendidas a varios países del continente, abrieron una nueva dimensión comunicativa al sistema organizativo de la parroquia rural, nacieron inmersas dentro de las corrientes de educación extra escolar de adultos impulsadas en América Latina desde fines de la II Guerra, que buscaban crear y adecuar programas educativos no formales que correspondieran a los intereses de las políticas de industrialización y "crecimiento" económico suscitados por el nuevo impulso al desarrollo del capitalismo dependiente en América Latina.40 

La radio como medio alternativo, su pretensión será la de adecuar selectivamente en el apoyo a las organizaciones existentes, en el potenciamiento de las formas organizativas que posibiliten procesos educativos. Tenemos el caso de Radio Pío XII de Bolivia que se "ha vuelto una radio más de los mineros. En momentos de emergencia ha encabezado las cadenas de radios mineras para movilizar a las organizaciones sindicales. 41

Como dice Mario Kaplún, "en empleo de un medio unidireccional, sin retorno de diálogo, (como puede ser el caso de radio), sólo un uso creativo de recursos puede evitar la tentación de la verticalidad del discurso dotar el mensaje de empatía y activar la decodificación, estimular un proceso de razonamiento en el educando, sugerirle sin darle la noción ya digerida - la verdad en píldoras - y llevarlo a que él mismo se involucre en la recreación del conocimiento. Por ejemplo un buen radio drama sugiere sin decir: Una teleclase tradicional expone y afirma sin sugerir." . 42

Pero la tarea no sólo consiste en hacer "radio", así a secas. Se trata de hacer radio popular o intentar hacerlo. Y aquí las cosas se complican aun más, puesto que lo "popular" de un medio no se aprende en talleres, en cursos, con maestros que venidos desde fuera enseñan algo que solo se puede hallar en la propia realidad acercándose a ella de una manera distinta. 43 Manejar el lenguaje popular, conocer la lógica del pueblo adentrarse en sus códigos y aprender a "hablar" y "escuchar" desde su experiencia cotidiana, es toda la otra tarea que tiene el comunicador que intenta hacer del medio masivo, algo "popular". 

Entonces la denominada "educación radiofónica". Será entendida aquí en un sentido amplio: no sólo las emisiones especializadas que imparten alfabetización y difusión de conocimientos elementales cometidos cuya utilidad y necesidad no se cuestionan - sino también todas aquellas que procuran la transmisión de valores, la promoción humana, el desarrollo integral del hombre y de la comunidad; las que se proponen elevar el nivel de conciencia, estimular la reflexión y convertir a cada hombre en agente activo de la transformación de su medio natural, económico y social. 

Las intenciones de utilizar la radiodifusión como medio de promoción y educación popular no pudieron superar los límites de la política, de la coyuntura, siendo también sacudidas por los cambios de gobierno.

Actualmente la radio del estado, como es Radio Nacional, está estructurando su programación propalando cultura y educación. El intento es muy bueno para mejorar la educación, porque necesitamos educación y cultura para que los pueblos puedan crecer y desarrollarse en todos los campos. La educación en la comunicación es muy necesaria, y que mejor usar la radio para tal cometido, por ser medio de grandes mayorías.

Por eso las radios locales, regionales como las que existen en los conos de Lima deben replantear sus programas para trasmitir educación y cultura, sabiendo que son emisoras de grandes mayorías .

La educación es nuestra mejor arma para combatir los grandes retos del sistema de vida que nos impone la globalización. Las demandas educativas van en aumento en un mercado tan competitivo. No podemos darnos el lujo de tener analfabetos, inclusive en las ciudades como Lima, realmente la situación es preocupante. Esto debe cambiar , para ello las radios populares tienen la misión de contribuir a ese desarrollo, planteando propuestas educativas.
Fomentar la creación de centros de capacitación, alfabetización en las organizaciones populares, con el apoyo del Estado, como municipalidades, Ministerio de Educación, y otros organismos y principalmente difundir mucha educación por las radios. 

Continuado con la teoría de nuestras tesis, encontramos necesario diferenciar la comunicación global con la comunicación local, para entender la dimensión que tienen los medios locales en comparación con lo global. La que nos dará una visión de lo que se trata cada una de ellas. Porque la radio comunitaria es un medio local. 


6. COMUNICACIÓN GLOBAL FRENTE A LA COMUNICACIÓN LOCAL

6.1. Comunicación Global

La comunicación global tiene sus defectos y virtudes. Entre los primeros, podemos señalar que tiene una visión generalizante de la cultura. Cada cultura se sustenta en una tradición, lenguaje, códigos y memoria específicos. La globalización de las comunicaciones, es una era de restructuración de la producción de mercancías culturales, tiende a la estandarización cultural y a la recreación de estereotipos. La comunicación global, al homogenizar los mensajes puede derivar en la privación de las culturas. 

La comunicación global tiene la virtud de disponer de un soporte tecnológico sin precedentes en las comunicaciones. La aspiración de toda cultura es a su universalización.

El vertiginoso cambio suscitado en la tecnología de las comunicaciones a través de la televisión abierta, por cable y el satélite obligó hace años a países como, por ejemplo Canadá o Bélgica a proteger mediante programaciones locales, sus propias identidades culturales frente a la intromisión tencnológica y cultural proveniente de países con el mismo idioma. Desde la década de los setenta, Europa - y especialmente Francia vio reaparecer nuevas formas de nacionalismo cultural de intelectuales artistas, editores y trabajadores de la prensa, ante la amenaza de la invasión cultural de potencias internacionales. La hegemonía que impone los Estados Unidos en las comunicaciones globales no sólo expresa en el control del 70% del mercado de las exportaciones de información por computadora y casi el monopolio de la información científica y técnica, sino en la presencia del inglés como el idioma internacional de las redes de información.

Las comunicaciones que han incidido en este proceso son principalmente la televisión, la radio y el Internet. En distintos grados y formas, cada uno de estos medios de comunicación han moldeado el tránsito cultural, acelerándolo en ciertas tendencias o retardado en otras. Las comunicaciones globales tienen el efecto de una interculturalización en nivel planetario, que puede generar diversas lecturas, impredecibles opciones múltiples impactos. El intercambio de mercancías, llevado al intercambio de mensajes globales, han universalizado culturas, aunque también han subordinado otras. 44 

6.2. Comunicación Local

La comunicación local es la expresión popular, que apropiándose de la tecnología moderna o potenciando los recursos propios, ha intentado revertir espacios focalizados en la transnacionalización del pensamiento y el espíritu y busca recuperar la identidad propia de sus orígenes: experiencias son múltiples: radio, cine, televisión, cine comunitaria, prensa barrial, temática de video popular, teatro callejero, grafitis contestarios, arte popular, redes de intercambio, cantores de calle, prensas folckloricas, religiosidad popular, entre otras. 

Podemos admitir que en los estertores del viejo milenio y en la alborada del nuevo la concentración con el neoliberalismo y la mundialización de las comunicaciones va a estar situada particularmente en la escena cultural especialmente de la esfera local con un vigor inusitado y resumiendo desde las entrañas mas profundas del ser mismo de los actores involucrados. 45

La comunicación local o ciudadana tiene la virtud de ser mucho más permeable y flexible a la participación social, de modo tal que se adapta a la realidad de los auditorios y receptores. Esto hace que la gente asuma al medio como suyo, lo incorpore a su realidad, se apropie del mismo. No obstante ello no significa que los medios globales no logran acceder a este tipo de apropiación por parte del receptor. La diferencia radica en el grado de proximidad que se establece entre el medio y el receptor. Proximidad que está cifrada por códigos, lenguaje, memoria, complicidad, sentimiento en otras palabras, por identificación cultural.

El medio local o ciudadano tiene a diferencia del medio global que se percibe lejano y parte componente de las estructuras de poder ,la virtud de constituirse potencial efectivamente en el instrumento de transformación de la situación en que se encuentra la ciudadanía. 

El medio como posibilidad de ser instrumento de poder. Este es el quid del asunto. El poder que el receptor - emisor adquiere en el medio local también tiene una particularidad muy importante: la construcción de espacios democráticos locales o regionales. 

El acceso de la ciudadanía al ejercicio de la democratización de la sociedad y sus estructuras tiene más relevancia y fluidez desde lo local, desde lo propio y lo próximo. 
Por ello los medios locales tienen la excelencia para esta expresión de lo político y cultural. Y también en lo económico, cuando se trata de crear la gestión productiva en la población. 



(1) MARTÍNEZ, Héctor. Migraciones Internas. Perú, 1980. Pág. 171

(2) SOTO, Hernando : El Otro Sendero. Edit. Printer Colombiana, 1987. Pag.9 

(3) TELLEZ, Rubén. Y Otros Autores. Cultura de Masas y Cultura Popular, Tarea, 1990. Pág 53

(4) TELLEZ, Rubén. Y Otros Autores. Cultura de Masas y Cultura Popular, 1990. Pag. 54

(5) INEI. Migraciones Internas en el Perú .Lima, 1981 - 1993. Pag. 95

(6) INEI. Migraciones Internas en el Perú. Lima, 1981 - 1993. Pags. 94 

(7) DEGREGORI. Carlos Ivan: Cultura y Democracia "En Democracia -Realidades y Perspectivas " Serie Movimientos Sociales Culturales de Instituto Bartolomé de las Casas Rimac. Lima, 1988. Pag. 96 

(8) TELLEZ, Rubén. Y Otros Autores.Cultura de Masas y Cultura Popular, Tarea, 1990. Pag. 74

(9) SOTO, Hernando. El Otro Sendero. Edit. Printer Colombia. Bogota, 1987. Pag. 13

(10)SOTO, Hernando. El Otro Sendero. Edit. Printer Colombiana. Bogota, 1987. Pag. 12

(11)CABELLO DE VALBOA, Miguel. Micelaneas Antártica. U.N.M.S. Lima, 1951.

(12)SOTO, Hernando. El Otro Sendero. Edit. Printer Colombiana . Bogota, 1987. Pag. 82

(13)SOTO, Hernando. El Otro Sendero. Edit. Printer Colombiana. Bogota, 1987. Pag. 68

(14)ALONSO F., IVAN. El Comercio Ambulatorio en Lima. 1989 Pag. 7 

(15)FRANCO, Carlos. La Otra Modernidad: Imágenes de la Ciudad Peruana".CEDEP, Lima. 1991. Pág. 32

(16) ORTELLES, Alfredo. Gran Diccionario Universal. Valencia, 1985. Tomo I. 

(17) CONTRATEXTO. Revista publicada por la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Lima, 1993. Pág. 9. 

(18 ) MOTA H. Ignacio. Diccionario de la Comunicación. Madrid, 1998. Pag. 199

(19) Diccionario de la Lengua Española. Tomo II. Madrid. 1992. 

(20) PALMA, Diego. La informalidad, lo Popular y el Cambio. Desco, 1987. Pag. 66 

(21) Garcia Canclini, Néstor. Las Culturas Populares en el Capitalismo. Casa de las Américas, 1981 Pág 12.

(22) MOTA H. Ignacio. Diccionario de la Comunicación. Masdrid,1998. Pag. 149

(23) LEIS.Raúl, La Sal de los Zombis. Cultura y Educación Popular. Perú, 1987. Pag. 9

(24) LEIS.Raúl, La Sal de los Zombis. Cultura y Educación Popular. Perú, 1987. Pag. 24-25

(25)
ALFARO, Rosa. y Otros. Cultura de Masas y Cultura Popular en la Radio popular. Calandria. Perú, 1990. Pag 167. Aportes de Gina Gogin. 

(26) VALERA, Mirtha.. "DIALOGOS" Nº 23 . Junio de 1995. Pag. 94.

(27) ALFARO, Rosa María. Una comunicación para otro desarrollo. Lima, 1997. Pág. 
31

(28) LASWEL, Harold, Estructura y Familia de la Comunicación. Pag. 12

(29) KAPLUN, Mario. El Comunicador Popular. Hvmanitas. Buenos Aires, 1987. Pag 69

(30) FIGUEROA, Nelsón. Comunicación Alternativa. La Radio Popular en el Perú. Edit. El Día del Pueblo. Lima, 1983. Pág 12

(31) FIGUEROA, Nelsón. Comunicación Alternativa. La Radio Popular en el Perú. Edit. El Día 
del Pueblo. Lima, 1983. Pág 6 

(32) PEIRANO, Luis (editor). Educación y Comunicación el Perú. De GARGURVICH, Juan .IPAL, Lima, 1985. Pág. 31

(33) PEIRANO, Luis (editor). Educación y Comunicación el Perú..IPAL, Lima, 1985. Pág. 31

(34) KAPLUM, Mario. El Comunicador Popular. 1987. Pág. 67

(35) KAPLUN, Mario. El comunicador Popular. 1987, Argentina. Pág. 102

(36) DIALOGOS. Nº 56 FELAFACS,. 1999. pag. 71

(37) KAPLUN, Mario. El comunicador Popular. 1987, Argentina. Pág. 105

(38) KAPLUN, Mario. Producción Radial. 1987, Argentina. Pág. 28 

(39) ALFARO, Rosa María. Una Comunicación para Otro Desarrollo. Lima, 1997. Pág. 14 

(40) ALFARO, Rosa María. Una Comunicación para Otro Desarrollo. Lima, 1997. Pág. 58

(41) ALFARO, Rosa María. Una Comunicación para Otro Desarrollo. Lima, 1997.
Pág. 63

(42) ALFARO, Rosa María. Una Comunicación para Otro Desarrollo. 1997..Pág. 29

(38) ALFARO, Rosa María. Una Comunicación para Otro Desarrollo. Lima, 1997.
Pág. 62

(40) Varios Autores. Edición Rodríguez Fuenzalida, Eugenio. Alfabetizacion y Postalfabetización por Radio pág. 121

(41) Varios Autores. Edición Rodríguez Fuenzalida, Eugenio. Alfabetizacion y Postalfabetización por Radio pág. 14

(42) KAPLUN, Mario. Hacia nuevas estrategias de Comunicación en la Educación de Adultos. Santiago; OREALC , 1983. pág. 129. 

(43) KAPLUN, Mario. Hacia nuevas estrategias de Comunicación en la Educación de Adultos. Santiago; OREALC , 1983. pág. 130..

(44) GALLEGOS, Luis. Comunicación Global y Comunicación Local. Revista Diálogos. FELAFACS Nº 71 Pág. 69

(45) GALLEGOS, Luis. Comunicación Global y Comunicación Local. Revista Diálogos. FELAFACS Nº 71 Pág. 70.

 



Contenido Relación por área Relación por autor