Rev. Per. Neurol.    -  Vol 1   Nº 2     1995


ALGUNOS ASPECTOS CLINICO-EPIDEMIOLOGICOS DE LOS SINDROMES PARKINSONIANOS EN UN SERVICIO DE NEUROLOGIA EN 25 AÑOS

Drs. J.M. Cuba, C. Cosentino, A. Díaz, L. Torres* y C. Martinot**


RESUMEN
: De un total de 6,987 pacientes hospitalizados en el lapso de 25 años en un Servicio de Neurología, 185 (2.64%) presentaron diagnóstico de síndrome parkinsoniano, de ellos 147 (79.5%) correspondían a enfermedad de Parkinson, 20 (10.8%) a Parkinsonismo plus y 15 (8.1%) a Parkinsonismo secundario. Se discuten sus aspectos clínicos y epidemiológicos.

PALABRAS CLAVE: Enfermedad de Parkinson, epidemiología, diagnóstico clínico.


NEUROLOGIA 1990; 1(2): 70-73


INTRODUCCIÓN

El diagnóstico, en vida, de la enfermedad de Parkinson (EP) se basa exclusivamente en aspectos clínicos pues no existen marcadores biológicos ni una imagenología propios para esta enfermedad. Esto ha llevado a la elaboración de criterios clínicos estrictos para el diagnóstico de EP (1,2) pues el error en el diagnóstico es cerca de un 20%. (3)

En la actualidad se insiste en el correcto diagnóstico de EP tanto para el porcentaje estadístico epidemiológico, cuanto para pronóstico y tratamiento; pero lo más importante es su aplicación en la investigación clínica y terapéutica.

En nuestro país no existe un adecuado sistema de clasificación y registro ni de los síndromes parkinsonianos ni de la EP en ningún organismo oficial; por ello nos ha parecido de interés, la presentación de esta casuística en nuestro servicio de Neurología en los últimos 25 años.

El presente estudio es la continuación de una serie de aproximaciones precedentes e intenta llamar la atención sobre la realidad de esta enfermedad en nuestro país. (4,6)


MATERIAL Y MÉTODOS

Se revisaron las historias clínicas de pacientes con diagnóstico de síndrome parkinsoniano hospitalizados en las salas del Departamento de Neurología y Gerontología del Instituto de Ciencias Neurológicas entre 1970 y 1995.

Del total de historias se seleccionaron aquellas con diagnóstico de EP en base a los criterios clínicos postulados por Ward y Gíbb: (2)

a) presencia de al menos dos de los siguientes signos: temblor de reposo, rigidez, bradiquinesia.
b) carácter progresivo
c) presencia de al menos dos de los siguientes: temblor como síntoma inicial, inicio unilateral, asimetría de signos, respuesta marcadamente favorable a la levodopa.
d) ausencia de alguna etiología conocida que ocasione un síndrome similar (medicamentosa, vascular, etc).
e) ausencia de signos característicos de otras entidades (síndrome piramidal, cerebeloso, etc).

Se encontró un total de 185 historias con diagnóstico de síndrome parkinsoniano y de ellas 147 cumplían con los criterios antes señalados para EP.

Se estudió los siguientes aspectos: sexo, lugar de nacimiento y procedencia, antecedentes de importancia, edad de inicio, tiempo de enfermedad, síntoma motor inicial, lado y segmento corporal inicialmente afectado y síntomas afectivos asociados.


RESULTADOS

Ciento cinco pacientes eran del sexo femenino y 42 del masculino. El lugar de nacimiento y de procedencia de los 147 pacientes se muestra en la Tabla I, Figuras N.° 1 y N.° 2.

Tabla I
Lugar de Nacimiento y Procedencia Pacientes  con EP
Departamento Nacimiento Procedencia
Amazonas 2 2
Ancash 16 5
Apurimac 4 1
Arequipa 5 0
Ayacucho 9 4
Cajamarca 8 3
Cerro de Pasco 4 2
Cusco 6 1
Huancavelica 2 0
Huánuco 8 2
Ica 4 5
Junín 19 6
La Libertad 7 2
Lambayeque 1 2
Lima 29 105
Loreto 7 1
Madre de Dios 2 0
Piura 9 4
Puno 1 1
San Martín 2 0
Tacna 1 0
Ucayali 1 1
Total 147 147

 

Figura N° 1
Lugar de Nacimiento
Pacientes con EP
(n=147)

 

Figura N° 2
Lugar de Procedencia
Pacientes con EP
(n=147)


La edad de inicio del síndrome motor se encontraba en el rango de los 25 a los 80 años con una media de 55.95 años. El promedio para hombres fue de 58.47 y para mujeres de 53.86 años.

La distribución por grupos etáreos en relación a la edad de inicio de la EP se muestra en la Tabla II.

Tabla II
Distribución por Grupos Etáreos Pacientes con EP Según Edad de Inicio
Edades N° de Pacientes
Menor de 40 años 9
40 - 49 años 27
50 - 59 años 53
60 - 69 años 46
Mayor de 69 años 12
TOTAL 147


En relación a los antecedentes, 34 pacientes refirieron haber presentado traumatismo craneano importante, que provocó pérdida de conocimiento o atención médica, por lo menos en una ocasión antes del inicio del cuadro neurológico. Otros antecedentes como enfermedad cerebro vascular o convulsiones no llegaban al 5%.

El tiempo de enfermedad al momento del inicio de la hospitalización se encontraba entre 3 meses a 24 años (promedio de 3.50 años).

Ciento cuarenta y seis pacientes iniciaron el síndrome motor de manera unilateral, 85 en el lado derecho y 61 en el izquierdo. En un caso fue imposible precisar dicho dato. El segmento corporal inicialmente comprometido fue el miembro superior en 96 casos y el miembro inferior en 50.

El temblor de reposo constituyó el síntoma inicial en 106 pacientes y la hipoquinesia en 40. En un caso no pudo determinarse.

Se encontró 63 pacientes que, por datos de anamnesis, presentaron indicios de un síndrome depresivo durante la hospitalización o previamente a ella. No fueron aplicadas pruebas estandarizadas para cuantificar desórdenes afectivos.

En relación a los 38 pacientes que presentaron un síndrome parkinsoniano distinto a EP, las etiologías fueron: 20 casos de Parkinsonismo plus (parálisis supranuclear progresiva, degeneración estrionígrica, etc), 15 de Parkinsonismo secundario (8 medicamentoso, 4 vascular, 2 tóxico y 1 infeccioso) y 3 casos en los que no pudo precisarse una etiología (Figura N.° 3).

Figura N° 3
Distribución de los Síndromes Parkinsonianos Según Etiología
(n=147)


DISCUSIÓN

Hemos encontrado en un período de 25 años una prevalencia del 79% de probables casos de EP, que podría llenar los requerimientos de Ward y Gibb, en relación al total de síndromes parkinsonianos hospitalizados. Este resultado es similar a lo encontrado en los estudios epidemiológicos internacionales donde la EP constituye cerca del 75% de los síndromes parkinsonianos, un 15% corresponde a otras enfermedades degenerativas como la parálisis supranuclear progresiva o las atrofias multisistémicas (Parkinsonismo plus) y otro 10% para los cuadros debidos a causas vasculares, medicamentosas u otras (Parkinsonismo secundario). (7)

En el presente estudio la predominancia del sexo femenino se explica porque durante los primeros dieciséis años estudiados, nuestro Servicio era exclusivamente para mujeres y en la actualidad dos terceras partes siguen siendo para dicho sexo. Sin embargo, a la actualidad, no existe una clara diferencia en la incidencia de EP en relación al sexo.

En relación al lugar de nacimiento observamos una alta incidencia en la región de la Sierra Central de nuestro país y una mínima incidencia en la región de la Selva.

En cuanto al lugar de procedencia el 71.42% de pacientes corresponden a Lima.

Encontramos en un 23.13% de nuestros pacientes historia previa de trauma craneoencefálico que nos parece significativa. Dato de interés al compararlo con estudios retrospectivos que muestran una alta incidencia de este antecedente en pacientes con EP, sin embargo estudios prospectivos no han confirmado estos hallazgos. (9)

Hemos encontrado que la edad promedio de aparición de EP es de 55.95 años. Sin embargo un hecho interesante es la diferencia encontrada entre la edad de inicio y el sexo, pues en mujeres el promedio es de 53.86 y en hombres de 58.47. En nuestro conocimiento, no existen publicaciones que reporten esta diferencia, pero sí que la década de mayor incidencia de aparición de EP es entre los 50 y 60 años, tal como lo reveló un estudio multinacional en base a más de un millar de pacientes con EP en el que el promedio de edad de inicio fue 57 años. (10)

De otro lado, 9 pacientes (6.12%) iniciaron la enfermedad antes de los 40 años (EP de inicio temprano) lo que concuerda con las cifras reportadas de hasta un 10%. (11)

Encontramos que el 91% de nuestros pacientes eran diestros y en 85 casos el inicio fue en el lado derecho mientras que en 61 en el izquierdo, lo que no es una diferencia estadísticamente significativa. Aunque la distonia de torsión y el temblor esencial han mostrado una clara preferencia por el lado dominante en relación al inicio del síntoma motor, ello no se ha demostrado en la EP.

Salvo un caso en el que no pudo precisarse el modo de inicio, el resto de pacientes lo hicieron de manera estrictamente unilateral lo que correlaciona con uno de los criterios diagnósticos postulados (3). De ellos, el 65.30% fue inicialmente en el miembro superior y solo un 34.70% en el miembro inferior.

Finalmente, nosotros encontramos presencia de un cuadro depresivo importante en el 42.85% de nuestros pacientes. Este resultado es similar a lo aceptado donde hasta un 50% de pacientes con EP lo presenta en algún momento de su evolución (11) siendo este, entonces, un síntoma importante de la enfermedad.

Las limitaciones metodológicas de los estudios retrospectivos son conocidas, sin embargo creemos importante destacar que este trabajo intenta una nueva aproximación a la realidad epidemiológica y las características clínicas de la EP en nuestro medio.

 

VER REFERENCIAS