Boletín de la Sociedad Peruana de Medicina Interna - Vol. 9 Nº 2 - 1996

Fenómeno de zona y brucelosis humana

Luis Sánchez Hurtado, Rosa Asmat Aquije,
Leonidas Carrillo, Alfredo Guillén y Víctor Quispe*

* Hospital Arzobispo Loayza.
   Instituto Nacional de Salud

RESUMEN

Se estudian las pruebas serológicas de 29 pacientes con diagnóstico bacteriológico de brucelosis. Los exámenes realizados fueron: aglutinaciones en placa, aglutinaciones en tubo y fenómeno de zona. Se evalúan los resultados del fenómeno de zona en relación con las aglutinaciones en placa y en tubo. El análisis nos indica que el fenómeno de zona no guarda relación con el tiempo de enfermedad, por lo que se puede presentar en la brucelosis aguda, subaguda o crónica. El fenómeno de zona se presentó en la mayoría de los pacientes con títulos bajos (menores de 1/50). Los sueros de pacientes con brucelosis Y fenómeno de zona con títulos altos (1/100 o más) son infrecuentes y podrían estar asociados a títulos altos de aglutininas.

SUMMARY

We report serological tests from 29 patients with bacteriological diagnose of brucelosis. The following tests were made; agglutinations on plate, agglutinations on tube and zone phenomenom. Zone phenomenom tests results were evaluated in relation to the first two ones, showing there's no any correlation between zone phenomenom and the illness' duration, so it can be found indistinctively on accute, subaccute or chronical brucelosis. Zone phenomenom registered low rates (less than 1/50) in most patients. Brucelosis sufferers and high rates zone phenomenom (1/100) patient's serums are unfrequent and could be in association with high concentrations of agglutinines.

OBJETIVO


El propósito del presente estudio es evaluar la utilidad del fenómeno de zona (F.Z.) en el diagnóstico de brucelosis humana.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se estudian las pruebas serológicas de 29 pacientes internados en el Hospital Arzobispo Loayza (H.A.L.) entre enero de 1984 y febrero de 1986, con diagnóstico bacteriológico de brucelosis.

Los cultivos (hemocultivo y/o mielocultivo) tomados al momento del ingreso, sin haber recibido tratamiento antibiótico, fueron procesados en el laboratorio de bacteriología del H.A.L. y posteriormente remitidos al laboratorio de bacteriología especial del Instituto Nacional de Salud para su confirmación.

Se utilizó el medio de cultivo bifásico Agar tripticasa soya, agregándose el anticoagulante polianetol sulfonato de sodio (SPS, Medio de Ruiz Castañeda modificado) y se observaron los cultivos sembrados hasta por 4 semanas.

Se realizaron los siguientes estudios serológicos: aglutinaciones en placa, en tubo y F.Z., que se correlaciona con el tiempo de enfermedad al momento de realizar las pruebas. También se analizan los resultados del F.Z. en relación con las aglutinaciones en placa y en tubo.

El fenómeno de zona, conocido técnicamente como fenómeno de prozona, es la ausencia de aglutinación o presencia de aglutinación completa en las diluciones altas.

Las reacciones antígeno?anticuerpo forman un enlace físico entre el grupo determinante antigénico y el sitio de unión del anticuerpo.

La combinación del antígeno con su anticuerpo es un proceso invisible, pero puede ser detectado en el laboratorio por múltiples caminos. Algunos de ellos son la precipitación y la aglutinación, que implican la formación de complejos visibles, con aspecto de malla.

Aquellos complejos que se agregan durante la formación de la malla son sólo visibles cuando está presente una concentración óptima de antígeno y anticuerpo, denominada frecuentemente zona de equivalencia.

El fenómeno de la prozona se encuentra cuando se añade cantidades cada vez menores de antígeno a cantidades fijas de anticuerpo, llegándose a un punto en el cual la precipitación o la aglutinación tienen una rapidez e intensidad máximas. Inversamente, si se añaden cantidades cada vez mayores de antígeno a cantidades constantes de anticuerpo, se alcanza una proporción para la cual no se presenta precipitación ni aglutinación.

La solubilidad aparente de la combinación antígeno?anticuerpo es el fenómeno de la prozona, y su importancia resulta evidente, pues la falta de precipitación o aglutinación en una prueba en tubo único puede considerarse erróneamente como resultado negativo. Este problema se resuelve con el uso de pruebas en múltiples tubos con diluciones variadas.

RESULTADOS

En el presente estudio el F.Z. se presentó en pacientes con un tiempo de enfermedad de 30 días (casos 6, 7 y 10), 45 días (caso 11), 2 meses (caso 15), 4 meses (caso 20), 5 meses (caso 21), 6 meses (caso 24), 8 meses (caso 25) y 9 meses (caso 27). Ver tabla.

El F.Z. se presentó en 10 (34.48 %) de los 29 casos estudiados y los títulos presentados fueron bajos (menores o iguales que 50) en 9 de 10 casos (casos 6, 7, 10, 11, 15, 21, 24, 25 y 27). Sólo un caso tenía título significativo de 1/100 (caso 20).

Los pacientes con F.Z. también presentaron títulos altos (mayores o iguales que 1/800) de aglutinaciones en placa, en 6 casos de 10.

DISCUSIÓN

Analizando en la tabla las columnas correspondientes a las aglutinaciones en placa, tubo y F.Z., podemos concluir que este último no guarda relación con el tiempo de enfermedad, pudiendo presentarse en la brucelosis aguda, en la subaguda o en la crónica.

El F.Z. se presentó con títulos bajos (menores o iguales que 50). En nuestra serie sólo un caso tenía títulos significativos de 1/100.

El F.Z. se presenta, en algunos casos, con títulos altos de aglutinaciones en placa; es decir, que podría estar asociado con sueros que contienen un alto título de aglutininas, sin embargo su ocurrencia es infrecuente.

 

PRUEBAS SEROLÓGICAS Y TIEMPO DE ENFERMEDAD

Tiempo de enfermedad Placa Tubo Fenómeno de Zona
1. RNA 7d 50 100 N
2. ALP 14d 400 800 N
3. MOD 14d 3200 1600 N
4. LAO 21d 100 200 N
5. TLG 30d 800 800 N
6. RND 30d 400 6400 25
7. JSV 30d 1600 3200 25
8. ALE 30d 800 1600 N
9. LTR 30d 25 25 N
10. RIM 30d 800 800 25
11. PFT 45d 800 400 50
12. EDA 45d 100 100 N
13. ECB 45d 100 200 N
14. BRT 60d 800 3200 N
15. ANJ 2M 1600 1600 25
16. OER 3M 400 400 N
17. MGP 3M 3200 1600 N
18. RLV 3M 1600 3200 N
19. REM 3M 200 200 N
20. ROT 4M 800 800 100
21. ACH 5M 400 200 25
22. RTG 5M 200 400 N
23. MMS 5M 1600 1600 N
24. RNV 6M 400 400 25
25. CVL 8M 1600 1600 50
26. LQT 8M 100 200 N
27. GM 9M 200 800 25
28. RSC 10M 100 200 N
29. EMM 13M 400 1600 N

 

 

VER BIBLIOGRAFÍA

 


Regresar