Revista Peruana de Reumatología : Volumen 4 Nº 1, Año 1998 LIMA-PERU

 

Uña de Gato en Artritis Reumatoide: Estudio doble ciego,
en comparación con placebo

Dres. Oswaldo Castañeda, Gustavo León, David León, Armando Calvo, José Chávez, José Escalante, Armando Luza, Héctor Quevedo, Oscar Sedano y Enrique Vega.

 


Reumen:
Se trata de un estudio piloto, cooperativo y multicéntrico, doble ciego, con uña de gato (Uncaria tomentosa) versus placebo en 70 pacientes con Artritis reumatoide, a los que se dividió en forma randomizada en dos grupos, que recibieron (2) cápsulas tres veces al día, de uña de gato o de placebo respectivamente y durante seis meses. Ambos grupos fueron comparables en raza, edad, tiempo de enfermedad y capacidad funcional.

Se realizaron los controles clínicos y de laboratorio cada cuatro semanas, evaluándose la Rigidez Matutina, Dolor Diurno, Dolor Nocturno, Capacidad Funcional, Número de Articulaciones Dolorosas, Número de Articulaciones tumefactas, Hematocrito y Velocidad de Sedimentación como parámetros de evolución. Los resultados fueron estadísticamente significativos a favor de Uncaria tomentosa en la mayoría de ellos, con coeficientes de variación que los hace plenamente homogéneos.

Resultados: Los resultados de las mediciones basales en los pacientes del Grupo A fueron en promedio los siguientes: Rigidez Matutina (RM) = 98.2, Intensidad del Dolor Diurno (DD)= Funcional (CF)= 2, Número de Articulaciones Dolorosas (AS)= 13.6, Número de Articulaciones Hinchadas (AH)=9.8, Hemoglobina (Hb)=11.3 gr. %, Hematocrito= 35.2, Velocidad de Sedimentación (VSG)= 54 mm/h Mestergreen). Las mediciones de recuento de leucocitos, fórmula leucocitaria, glucosa, creatinina, transaminasa glutámico oxalacética, transaminasa glutámico pirúvica, fosfatasa alcalina y sedimento urinario estuvieron dentro de límites normales y las radiografías de tórax no mostraron alteraciones significativas.

En el grupo B el promedio de las mediciones basales fueron: RM= 78.8, DD= 5.6. CF= 2, AS= 11.7, AH=8.2, Hb= 11.4 gr%, Hto= 35.2, VSG= 49 mm/h Westergreen) y la medición de los mismos análisis que se realizaron en el grupo A tampoco mostraron anormalidades. Se concluye que está plenamente justificado plantear que la «Uña de Gato» tenga eficacia antiinflamatoria en pacientes con Artritis Reumatoide. Es necesario continuar con los estudios y debido a que no se han hecho aún otros estudios, estos resultados sólo pueden considerarse válidos para la enfermedad estudiada (Artritis Reumatoide) y para el tipo de «Uña de Gato» empleada.

 


Rev. Perú Reum. 1998; 4 (1):15-1


Introducción

Ante la cada vez más importante cantidad de pacientes reumáticos que usan la «Uña de gato» (Uncaria tomentosa), ya sea por decisión propia o influenciados por la publicidad, naturistas, amigos y/o parientes, consideramos necesario iniciar las investigaciones que nos orienten para llegar a tener una posición realmente científica en este ya tan popular asunto.

Los pacientes con enfermedades reumáticas crónicas requieren por lo general de medicamentos o tratamientos adicionales al específico que reciben para su dolencia, lo que crea una suerte de predisposición, tanto en la mente del paciente como en la del médico, a que el enfermo reumático reciba varios medicamentos y/o indicaciones. Así mismo más de la mitad de los pacientes reumáticos usan simultáneamente tratamiento alternativos (1 2,3), y si nos referimos solamente a aquellos que tienen una enfermedad crónica, la cifra se eleva a casi la totalidad de ellos.

Estudios realizados en nuestro medio (4,5,6), demuestran además que la cifra de pacientes con enfermedades reumáticas que usan medios naturistas y/o naturales complementarios no sólo es elevada sino que muchos llegan incluso a abandonar su medicación para quedarse sólo con estos otros tratamientos. Entre los medios naturales, la «Uña de gato» es la más frecuentemente empleada e incluso las personas del nivel socioeconómico alto son las que más frecuentemente creen en sus beneficios y la usan (5,7,8).

Por otro lado, estudios de laboratorios han demostrado que en esta planta existen por lo menos 11 compuestos que tienen propiedades antiinflamatorias (9,10,11,12,13,14,15).

Así pues, diseñamos un estudio piloto, preliminar, para pacientes con Artritis Reumatoide, con el objetivo de establecer si debe tomarse en cuenta con seriedad esta alternativa terapéutica para continuar investigándola.

Material y Métodos

Se trata de un estudio piloto cooperativo multicéntrico, doble ciego, en pacientes con Artritis Reumatoide (AR) definida o clásica. Se estudiaron 60 pacientes, todos los cuales reunían los criterios de la ARA, ahora Colegio Americano de Reumatología (16); estos fueron seleccionados al azar.

El tamaño de la muestra se determinó que era suficiente por tratarse de un ensayo clínico con control de variables hecho por consiguiente, en una muestra homogénea para efectos del análisis estadístico pues, además se trata del primer estudio que se realiza sobre el particular.

Cada paciente recibió en forma randomizada 2 cápsulas 3 veces al día conteniendo ya sea «Uña de gato» o placebo durante 6 meses continuos. La «Uña de gato» utilizada fue la Schuler.

Los criterios de inclusión de pacientes fueron los siguientes:

  • Diagnóstico de Artritis Reumatoide.
  • Necesidad de iniciar o de cambiar de Antinflamatorio No Esteroideo.
  • No haber usado corticoides los 6 meses previos al estudio.
  • En caso de estar en tratamiento con medicación antireumática de acción lenta (Oro, Penicilina, etc.) tener por lo menos 1 año con el fármaco.
  • No iniciar otra medicación durante el estudio.
  • Consentimiento del paciente para ser incluido en el estudio.

Los criterios de exclusión de los pacientes fueron:

  • Gestación o Lactancia.
  • Enfermedad ácido-péptica.
  • Discracia sanguínea.
  • Enfermedad hepática.
  • Inseguridad de cumplimiento de estudio.
  • Hipersensibilidad a algún Antiinflamatorio No Esteroideo.
  • Artritis Reumatoide con Capacidad Funcional de grado IV.

Se realizaron controles clínicos y de laboratorio cada cuatro semanas, realizándose un examen físico completo y pruebas de Hemograma, Cretitinina, Glucosa, Transaminasa, Fosfatosa alcalina, Velocidad de Sedimentación y Examen de orina.

Como parámetros de actividad se evaluaron:

  • Rigidez Matutina (medida en minutos).
  • Intensidad de dolor nocturno 0 - 10 (por escala visual análoga)
  • Grado Funcional I-IV (17).
  • Número de articulaciones dolorosas.
  • Número de articulaciones hinchadas.
  • Apreciación global del paciente (Mal, Regular,Bien, Muy Bien, Excelente).
  • Apreciación global del médico (M, R, B, M B, E).
  • Hemoglobina
  • Hematocrito.
  • Velocidad de Sedimentación Globular (Westergreen).

El control de efectos adversos se realizó en cada uno de los controles de los pacientes, estableciendo el tipo, severidad, frecuencia, duración y su relación con la ingesta del medicamento en estudio.

La evaluación estadística de los resultados se hizo aplicando la prueba t de Student, Chi cuadrado (X2) y el cálculo del coeficiente de variación para determinar la homogeneidad (28).


Resultados

Se estudiaron 70 pacientes, 60 de los cuales completaron el estudio. Se perdieron al seguimiento 10 pacientes y 2 tuvieron que abandonar el estudio por efectos adversos severos.

Los pacientes del grupo A fueron los que recibieron Uncaria tomentosa y los del grupo B recibieron placebo.

Ambos grupos fueron comparables. En el grupo A, 31 pacientes, el promedio de edad fue de 47.3 años, el tiempo de enfermedad promedio fue de 9.6 años y la relación de sexo femenino/masculino fue 26/5. En el grupo B, 29 pacientes, el promedio de edad fue de 48 años, el tiempo promedio de enfermedad 9.4 años y la relación de sexo femenino/masculino fue 25/4. En ambos grupos la Capacidad Funcional promedio fue II.

Las variaciones de los parámetros durante el tratamiento que se muestran en las Tablas 1 y 2 fueron de la siguiente manera: En el Grupo A al primer, tercer y sexto mes de tratamiento la RM fue 60', 60' y 33.9', DD 4.3, 3.3, y 3, el DN 3.4, 1.3 y 1. 9, CF 1.7, 1.5 y 1.4, AD 8.5, 4.7 y 4, AH 7.2, 5 y 3.4, Hb 11.2, 11.6 y 12.1, Hto 35.5, 35.8 y 37.1 VSG 44, 37 y 29 respectivamente. En el Grupo B al primer, tercer y sexto mes de tratamiento la RM fue 79', 89'y 101.5, el DD 5.6, 5, y 4.8, DN 5.4, 5 y 4.8, CF 2, 2 y 2.1, AD 11, 11 y 10, AH 7.7, 7.4 y 8, Hb 11.1, 11.3 y 11.1, Hto 34.7, 34,8 y 34.1 VSG 48, 47 y 46 respectivamente.

El resultado del análisis estadístico para cada una de las variantes estudiadas fue: RM p< 0.01 y coeficiente de variación < 35%, DD p< 0.001 y coeficiente de variación <35%, DN p< 0.01 y coeficiente de variación <35%, CF p< 0.01 y coeficiente de variación <35%, Hto. p< 0.05 y coeficiente de variación <35% y VSG p< 0.05 y coeficiente de variación <35%.

Para AD se obtuvo p< 0.001 pero el coeficiente de variación fue >35% al igual que para AH en que se obtuvo p< 0.001 pero aquí también el coeficiente de variación fue > 35%.

En las Gráficas Nº 1,2,3,4,5 y 6, podemos apreciar las curvas de evolución de dichos parámetros a lo largo del tratamiento. Se nota que en las variables estudiadas, las curvas de uña de gato estuvieron siempre por encima que las de placebo. La apreciación global del paciente y del médico fue de la siguiente manera: Grupo A: Pacientes: Excelente, 9, Muy Bueno 13, Bueno 7, Regular 1, Malo 1. Médicos: Excelente, 10, Muy Bueno 14, Bueno 3, Regular 2, Malo 2. Grupo

B: Pacientes: Excelente, 0, Muy Bueno 0, Bueno 1 Regular 15, Malo 13. Médicos: Excelente, 0, Muy Bueno 0, Bueno 3, Regular 18, Malo 8. Ver (Tabla Nº 3).

 

TABLA 3
Evaluación del resultado
  POR PACIENTES POR MÉDICOS
Grupo A
(U.T.)
Grupo B (Placebo) Grupo A (U.T.) Grupo B (Placebo)
Excelente 9 0 10 0
Muy bueno 13 0 14 0
Bueno 7 1 3 3
Regular 1 15 2 18
Malo 1 13 2 8
Total 31 29 31 29

 

 

En relación a efectos adversos encontramos que 8 pacientes en el Grupo A, 25.8%, y 4 en el Grupo B, 13.8% tuvieron manifestaciones colaterales, la más frecuente fue Epigastralgia. En el Grupo A, a 2 de los 8 pacientes se prefirió retirarlos del tratamiento (ver Tabla Nº 4). Otros efectos secundarios fueron mareos, meteorismo, estreñimiento, diarrea y sensación de boca amarga, pero todos de intensidad leve y duración breve o fugaz.

 

TABLA 4
Efectos secundarios
Uncaria tomentosa Placebo
Grupo A Grupo B
EPIGASTRALGIA
Leve 4 2
Moderada 2 1
Severa 2
MAREOS 1
METEORISMO 1
ESTREÑIMIENTO 1
DIARREA 1
BOCA AMARGA 1
Total de pacientes 8 (25.8 %) 4 (13.8 %)
x2= 1.35 p= 0.2450

 

 

Al comparar estadísticamente los dos grupos respecto a los efectos adversos, no se ha encontrado diferencias significativas (p=0.245). Es decir, los efectos adversos se presentaron en la misma proporción en ambos grupos.


Discusión

La popularidad que tiene la llamada «uña de gato» en la actualidad es impresionante (18), y puesto que se le utiliza y difunde con fines terapéuticos, se hace necesario que los médicos tomemos una posición seria frente a ello. Tal actitud sólo puede adoptarse si previamente realizamos una profunda y amplia revisión de la literatura científica relacionada con las propiedades físico químicas y biológicas de esta planta así como de sus características farmacológicas, para posteriormente desarrollar estudios de investigación clínicos encaminados a demostrar efectivamente en los hechos las bondades que se le atribuyen.

La «uña de gato» está en la División de la Angiospermas clase Dicotiledóneas, Subclase Simpétalas (Metaclámidea), Orden Gentianal, Familia Rubiácea y Género Uncaria, del cual existen 41 especies en América, Asia y Africa. La «uña de gato» corresponde a la Uncaria tomentosa, especie que existe ampliamente en la selva del Perú.

Es importante anotar además, que otra especie, la Uncaria güianensis es tremendamente parecida por lo que se les confunde con bastante frecuencia. (18, 19, 10).

También es importante resaltar que los compuestos químicos que la constituyen son diferentes en la corteza, el tallo y la raíz; de ahí que probablemente cada preparado tenga distintos componentes e incluso hasta en distintas proporciones. Son al menos 30 las sustancias químicas encontradas en esta planta: alcaloides, glicósidos, triterpenoides, flavonoides, fenoles, saponinas y taninos. De estos, hay por lo menos 7 que han mostrado actividad antiinflamatoria en el laboratorio ( 9, 10, 11, 12, 13, 14, 15, 19, 21, 22, 23, 24, 25).

Cuando se ha estudiado el extracto de esta planta, es decir, el conjunto de las sustancias que la conforman, se encuentra que tiene un efecto de inhibir la inflamación en 83.3%, similar a algo superior al que tienen los antiinflamatorios no esteroides (15).

Los resultados que hemos obtenido en este trabajo nos muestran que todos los parámetros evaluados han tenido una mejoría significativa y con validez estadística.

En la gráfica Nº 1 podemos apreciar como a lo largo del tratamiento la Rigidez Matutina (RM) va disminuyendo en mas de una hora en los pacientes que recibieron Uncaria tomentosa (Grupo A), mientras que en aquellos que recibieron placebo esta más bien va empeorando para llegar a ser de casi media hora más de duración a los 6 meses del estudio. En las Gráficas Nº 2 y Nº 3, vemos que el Dolor Diurno (DD), y el Dolor Nocturno (DN) va disminuyendo a lo largo del tratamiento en los pacientes del Grupo A (Uncaria tomentosa), pero en los del Grupo B (Placebo) prácticamente no se observa variación; esto mismo sucede en cuanto a la Capacidad Funcional (CF) y la Velocidad de Sedimentación como se ve en las Gráficas Nº 4 y Nº 7.

El número de articulaciones Dolorosas (AD) y el número de Articulaciones Hinchadas (AH), Gráficas Nº 5 y Nº 6, se ve que disminuyeron considerablemente en los pacientes del Grupo que recibió Uncaria tomentosas y por el contrario en los pacientes que recibieron Placebo no hubo variación. La p fue altamente significativa; sin embargo, el análisis del Coeficiente de Variación no nos permite asegurar que la respuesta sea homogénea y hace necesario una muestra de tamaño mayor para corroborar estos resultados.

En todo caso, es evidente que la eficacia mostrada por la Uncaria tomentosa es real y significativa en todos los parámetros estudiados, los cuales son los que actualmente deben incluirse en todos los ensayos clínicos en Artritis Reumatoide (27, 28, 29, 30).

Es importante resaltar que existe ya un trabajo de investigación clínica (26), en el que también se obtienen resultados positivos con el uso de Uncaria tomentosa en enfermedades reumáticas.

Frente a nuevos medicamentos de avanzada tecnología, surge una alternativa sencilla y originaria de nuestro medio, que puede incrementar nuestro arsenal terapéutico, ampliando así el espectro de posibilidades para ofrecer a nuestros pacientes. Sin embargo debido a que no se han hecho los estudios comparativos pertinentes en otras enfermedades, así como tampoco con otras presentaciones de la «uña de gato», los resultados encontrados en el presente trabajo sólo podrán considerarse válidos para tipo de «uña de gato» estudiada, es decir, Schuler y solamente en pacientes con Artritis Reumatoide.

Son necesarios, por supuesto, varios estudios adicionales para tener un concepto definitivo, tanto en cuanto a eficacia, como para tolerancia, pero a la luz de estos resultados podemos concluir que se justifica plenamente considerar que la «uña de gato» tenga eficacia antiinflamatoria.

 

Gráfico 1: Rigidez mautina (expresada en minutos)

gráfico 1

 

Gráfico 2: Dolor diurno (escala visual análoga)

gráfico 2

 

Gráfico 3: Dolor nocturno (escala visual análoga)

gráfico 3

 

Gráfico 4: Capacidad funcional

gráfico 4

 

Gráfico 5: Número de articulaciones dolorosas

gráfico 5

 

Gráfico 6: Número de articulaciones hinchadas

gráfico 6

 

 

Ver Bibliografía