Folia Dermatológica Peruana - Vol. 12  Nº. 1 Abril 2001

DERMOFARMACIA

Plantas medicinales
Comentario


Bertha Pareja (1)

(1) Farmacéutico Clínico. Profesor emérito de la UNMSM


El empleo de diferentes especies vegetales, en el tratamiento de algunos procesos patológicos, es una práctica que aumenta cada día, constituyendo lo que se ha llamado la medicina alternativa. Esto es debido a que, en los últimos años, se ha intensificado la investigación fitoquímica que ha permitido identificar y aislar los principios activos responsables de su actividad farmacológica, dando lugar a que puedan ser presentados en variadas formas de dosificación.

En nuestro país, son muchas las plantas autóctonas que, luego de ser estudiadas, han ingresado al arsenal terapéutico y que, al presente, están a disposición del consumidor bajo la forma de tabletas, cápsulas, tinturas y elíxires. Entre las más conocidas está la Uncaria Tormentosa, o uña de gato, motivo de muchas publicaciones, cuyas propiedades antiinflamatorias y cicatrizantes han sido ampliamente demostradas y sin embargo, se sigue investigando. Así, por ejemplo, por trabajos realizados en el Japón, se sabe que los principios activos, contenidos en la uña de gato, también actúan sobre algunos centros nerviosos muy especiales y que podrían tener una acción estimulante de la memoria, pudiendo ser utilizados en ciertas afecciones del sistema nervioso donde se observe la pérdida o disminución de la memoria.

Gráfico 1 Planta de Hiperico
(Hipericum  Perforatum)


Otra planta, que ha sido bastante estudiada en nuestro medio, es el Hipericum Perforatum (gráfico 1), ampliamente conocida como Hierba de San Juan o Corazoncillo, utilizada desde tiempos inmemoriales como un tranquilizante, igual que la Valeriana.

El hiperico es una planta que pertenece a la familia de las Hipericaceae, no es oriunda del Perú, fue traida durante la conquista, habiéndose extendido de manera significatica, abarcando su presencia en todo el continente americano, de manera especial en países como Chile, Argentina y Perú. Es una especie herbácea que crece abundantemente en forma silvestre en terrenos sin cultivar, por lo que es considerada como una maleza. Se caracteriza por sus flores amarillas y sus frutos en forma de cápsulas ovoides. La droga está en las sumidades floridas, que deben ser recolectadas durante la floración (2).

Su composición química es muy compleja, pudiéndose citar, entre sus principales componentes, a los derivados diantrónicos, especialmente la hipericina, derivados del floroglucinol como hiperforina (gráfico 2), flavonoides, hiperosidos, kenferol, quercitol, rutosido, etc., además de xantonas, aceites esenciales, taninos condensados en alta concentración, ácidos fenólicos, triterpenos, carotenoides y esteroles. Dado lo complejo de su composición química, la droga se valora por su contenido en hipericina.


El hiperico se conoce y utiliza desde la antigüedad por sus propiedades características, comprobadas experimental y clínicamente. Por (1) la vía tópica es cicatrizante, antiséptico, astringente y antiviral. Además, posee marcada acción antiinflamatoria, antiespasmódica y diurética, debida a su alto contenido de flavonas. Sin embargo, en los últimos años, las propiedades más estudiadas han sido su actividad antidepresiva y la antiviral que se atribuyen a los compuestos floroglucínicos, como la hiperforina (gráfico 2), que están presentes en cantidad significativa en su composición química, así como la presencia de naftodiantronas (hipericina) y xantonas, aunque éstas últimas se hallan en baja proporción.

Investigaciones realizadas en los últimos años, empleando ratas, indican que la actividad antidepresiva del extracto total de hiperico se manifiesta con un aumento de la actividad locomotora y del efecto ansiolítico, sugiriéndose que el receptor benzodiacepínico está implicado en la activación del efecto ansiolítico del hiperico.

La actividad en el tratamiento de la depresión, se debe en parte a la inhibición de la MAO tipos A y B, así como de enzimas responsables del catabolismo de las aminas biógenas. Al presente, se realizan investigaciones en importantes laboratorios de Europa y de los Estados Unidos, concluyéndose que la actividad del hiperico es superior a la de los placebos en el tratamiento de las depresiones moderadas.

Es un hecho conocido que en todo proceso patológico se observa frecuentemente estados depresivos, ansiedad, insomnio y otras manifestaciones que, en muchos casos, contribuyen a prolongar la estadía del paciente en el hospital o la clínica, ya que, en muchas oportunidades, no se pueden controlar con medicamentos, ya sea por que están sometidos a una terapia múltiple o a que existe el peligro de que se produzcan interacciones no deseadas; en estos casos, lo indicado podría ser un placebo; sin embargo, existiendo preparaciones como las de hiperico, que tienen una actividad moderada y que han demostrado tener una eficacia equivalente a los antidepresivos tricíclicos, serían los más indicados para los casos de depresión media o moderada.

 

Ver Bibliografía