DERMATOLOGÍA PERUANA - EDICIÓN ESPECIAL - SETIEMBRE 1998

 

S-8. PATOLOGÍA DE LAS MUCOSAS


Dermatol. Perú 1998;(ed. esp): 48-50


Dermatosis de la vulva


Dr. Gadwyn Sánchez
Servicio de Dermatología del HNERM.
Facultad de Medicina UNMSM.

La vulva representa un área especial de confluencia de tres sistémas: la piel, el aparato urinario y el tracto genital; por este hecho es objeto de estudio de varias disciplinas, entre ellas la Dermatología. Para estudio, un cabal y sistémático de la vulva es conveniente tener en cuenta su estructura anatómica y su origen embriológico. El dermatólogo usualmente es consultado en segunda opinión, por síntomas como prúrito vulvar o vulvodinia o por signos de lesiones cutáneomucosas, pudiendo corresponder a enfermedades que afectan localmente a la vulva o ser parte de una enfermedad sistémica.

El prurito vulvar puede estar ubicado sólo en la zona vulvar o afectar también al área perineal, puede ser de curso agudo o crónico, tener lesiones primarias evidentes o no, asi como presentar o no flujo vaginal. Las causas del prurito vulvar pueden agruparse como infecciosas, inflamatorias no infecciosas y miseláneas.

Infecciosas: Vaginitis: cándida, tricomonas, gardnerella y clamidia: critrasma, dermatofitos, verrugas virales.

Inflamatorias no infecciosa: Dermatitis seborreica, psoriasis, dermatitis de contacto, liquen plano, liquen simple crónico, liquen escleroso y atrófico, otros.

Misceláneas: Diabetes mellitus. vaginitis mellitus, vaginitis atrófica senil, neoplasias: enfermedad de Bowen, enfermedad de Paget extramamario, epitelioma basocelular, carcinoma epidermoide, otros.

Evaluación anamnésica del prurito vulvar: Es muy importante la historia que obtengamos porque permite valorar este problema agustiante para proporcionar la terapia más conveniente. Así es importante averiguar la variación del prurito con la menstruación, con el uso de toallas higiénicas, pañales, tipo de ropa, entre otras: asociación del prurito con las relaciones sexuales, uso de condón, diafragmas o lubricantes; los diagnósticos y tratamientos previos, y fundamentalmente a que atribuye la paciente como causa del prurito. Los exámenes usualmente efectuados son los frotises para Gram, KOH, Tzanck y biopsia de lesión dependiendo de cada caso en particular.

La vulvodinia y el síndrome de ardor vulvar, corresponden a un grupo pequeño de pacientes con las características de ardor y quemazón vulvar con escasos hallazgos físicos o de laboratorio.

Causas principales: vaginitis atrófica, liquen escleroso y atrófico, descontinuación de terapia esteroide, papilomatosis vestibular, neuralgia pudenda, síndrome de la glándulas menores.

Ante lesiones cutáneomucosas de la región vulvar, una manera de evaluación semiológica inicial es considerar a las lesiones como rojas o eritematosas, blancas o hipopigmentadas y pigmentadas; pudiendo a su vez cada una de ellas ser circunscrita o difusa, plana, elevada o atrófica. Esto nos permite clasificar rápidamente las lesiones y tomar decisiones diagnósticas y terapéuticas eficaces.

Enfermedades cutáneas con comprorniso ocular

Dr. Sandro Tucto Bautista
Clínica Ricardo Palma. Lima, Perú

El ojo y sus estructuras vecinas desarrollan manifestaciones clínicas específicas y peculiares propias del órgano, cuando se afectan acompañando al desarrollo de diversas enfermedades cutáneas. Esto se explica porque comparten con la piel orígenes embriogénicos comunes al derivarse a partir del ectodermo y del neuroectodermo. Anatómicamente el globo ocular y sus estructuras glandulares anexas equivalentes han evolucionado con caracteres especializados complementándose en un eficiente efecto funcional que, al alterarse, por diversas causas, originan también diversas enfermedades. En la exposición se revisarán afecciones causadas por un amplio número de agentes infecciosos (exantemas vitales y bacterianos), inflamatorios de origen físico, por drogas, metabólicos asi como las de afecciones cutáneas específicas (rosácea, psoriasis, entre otras), enfermedades ampollares autoinmunes y mención de aspectos relevantes en algunas genodermatosis. Igualmente enfermedades de origen reumatológico y algunas afecciones tumorales benignas y malignas.

 

Claves diagnósticas en patología bucal infecciosa

Dr. Ricardo Pérez Alfonso (Venezuela)

La boca, puerta de entrada al organismo, a través del tubo, digestivo es área de encuentro y observación, obligada tanto del odontólogo como del médico, en especial de los dermatólogos. La mucosa bucal es asiento no sólo de una variedad de enfermedades propias de la unidad dental/periodontal, sino de una cantidad de procesos locales, traumáticos, infecciosos y neoplásicos.

La boca, al igual que el resto de la piel, puede verse afectada o ser la manifestación única de enfermedades propias cutáneas, como son el liquen plano, pénfigo, lupus eritematoso y ser reflujo y signo, clave diagnóstica en infinidad de enfermedades sistémicas. Sólo un examen rutinario de la cavidad bucal, nos permitirá el reconocimiento de la extensa patología que puede comprometer esta interfase mucosa.
 

S-9. PATOLOGÍA DE LOS ANEXOS


Onicocriptosis: etiología y tratamiento quirúrgico


Dr. Ricardo Pérez-Alfonso (Venezuela)

La onicocriptosis es una patología que debe ser vista y tratada por el dermatólogo. Es una patología frecuente, tanto en hombres como mujeres, con mayor frecuencia en la adolescencia y adulto joven. Es, en general, una patología crónica, desagradable, dolorosa y afecta en forma importante la calidad de vida de quienes la padecen. La experiencia que tenemos es en el tratamiento de las onicocriptosis de los ortejos mayores. Muy raramente la observamos en otros dedos de los pies y nunca en las uñas de las manos. También es frecuente que nos lleguen pacientes que han sufrido múltiples tratamientos antibióticos, cáusticos y onisectomía parciales o totales.

La etiopatogenia de la onicocriptosis está provocada por el aumento de la presión del pliegue lateral, seguido de una reacción de cuerpo extraño y formación de tejido de granulación, que puede ser seguido de infección bacteriana y hasta la necrosis de esa zona granulatoria. Podemos afirmar que la onicriptosis es un fenómeno de acción y reacción entre la lámina ungueal y los tejidos circundantes.

Entre los factores predisponentes-agravantes tenemos: hiperhidrosis. que lleva a la maceración del pliegue lateral de la uña, corte inadecuado de uñas, calzado inadecuado, higiene, infecciones (bacterianas/micóticas), defectos del pie/uñas, onicomicosis.

Zaias, autor con gran experiencia en el tema clasifica las onicocriptosis en tres grados:

  • Grado 1. Leve, con edema e inflamación del pliegue lateral de la uña, con mínima formación de tejido granulatorio reaccional o sin tejido granulatorio.

  • Grado 2. Moderada, con formación de tejido de granulación del pliegue lateral, sangra al mínimo trauma, dolor moderado a intenso.

  • Grado 3. Severa, conformación de piel sobre tejido inflamatorio con disminución del dolor, y es observada en aquellas onicocriptosis crónicas.

 

Las terapias para mejorar la onicocriptosis pueden ser divididas en:

  1. Terapias en el plato ungueal; podemos decir en forma rotunda que la extirpación del plato ungueal u onicectomía tanto parcial como total no es el tratamiento de la onicocriptosis salvo que vaya acompañada por otras medidas coadyuvantes.

  2. Terapias en tejido blanco circundante.
  3. Terapias en la matriz ungueal.
  4. Combinaciones de las tres anteriores, que es en general lo que da los mejores resultados.

Tratamiento médico conservador en los estados iniciales grado I de Zaias usamos:

  1. Compresas: efecto antiinflamatorio.
  2. Corte adecuado de uñas.
  3. Antibióticos sistámicos.
  4. Disminuición o desaparición del tejido de granulación: hay muchas formas de lograrlo y depende del gusto y preferencia del médico tratante: se puede usar nitrógeno líquido, un cáustico como el ácido tricloroacótico a saturación, corticoides intralesionales en el pliegue lateral de la uña.
  5. Gasa subungueal en la parte distal y lateral del plato ungueal, para elevar el plato ungueal con el fin de evitar el impacto del plato ungueal con el borde lateral de la uña. Es algo doloroso, pero la gasa se puede dejar varios días, pero todos los días se debe rehidratar la gasa con povidona y yodada líquida.

Este tratamiento se hace en forma no quirúrgica y sin anestesia local o troncular.

En la onicocriptosis grado 2 y 3 de Zaias uno debe pensar en la intervención quirúrgica, con anestesia local o troncular. En este momento es vital efectuar una buena evaluación preoperatoria, lograr la confianza del paciente, pedir los exámenes que sean pertinentes y no olvidar la radiografía A-P del ortejo en cuestión, sin olvidar que el ideal es tener una cirugía sin infección.


Intervención quirúrgica

  1. Limpieza del surco lateral de la uña.
  2. Extirpar siempre el tejido granulatorio con: cureta, bisturí, seguido de una electrocoagulación que evita el sangramiento posterior de la zona cruenta.
  3. Avulsión parcial/total uña.
  4. Matricectomía: parcial o total.


Matricectomía

Es la extirpación o destrucción parcial o total de la matriz ungueal. Para efectuar este procedimiento debemos conocer muy bien la anatomía de la matriz. Esta vista sagitalmente presenta: matriz dorsal, ubicada en la parte inferior de la zona ventral del pliegue ungueal proximal, matriz zona de unión y matriz ventral, en el lecho ungueal.

La matriz, vista anteroposterior, consta de una zona central y dos cuernos laterales.


5. Matricectomía parcial: técnica quirúrgica


1. Dos a tres mm del Angulo de unión entre pliegue proximal y surco lateral, hacer incisión curva hacia cuerno matricial.

2. La incisión debe tener seis a ocho mm de longitud, y tres a cuatro mm de profundidad.

3. Disección con bisturi del pliegue proximal externo hasta el cuerno externo de la matriz.

4. Corte de la matriz ventral a nivel de la lúnula.

5. Profundizar o revisar el corte curvo de la matriz ventral efectuada en el punto 1.

6. Disección de la matriz hacia el fondo de saco, disecando todo el cuerno lateral de la matriz.

7. Colocar puntos separados (dos) de seda. 3/0 en la zona operatoria.

 

Postoperatorio

1. Reposo, evitar deambulación. Los pacientes tienden a no respetar esto.

2. Dolor: dar siempre analgésicos, para evitar dolor.

3. Exudación: siempre existe después de la cirugía.

4. Sangramiento: vendaje comprensivo.

5. Vendaje: siempre hacemos lo mismo, usamos una gasa larga.

6. Cambio de curación en 24 a 48 horas: remojar gasas, deshacer lo hecho.

7. Infección: antibióticos sistémicos de rutina.

 

Acné: nuevos tratamientos

Dra. María Isabel Herane H.

Serán analizadas tres nuevas alternativas terapéuticas en el manejo del acné:


Indicaciones del adapaleno en el tratamiento tópico del acné no inflamatorio e inflamatorio leve a moderado. Experiencia chilena.

Benzamicina: indicaciones, contraindicaciones. Ventajas de su Uso como terapia tópica del acné inflamatorio leve a moderado. Experiencia sobre su utilidad en la disminución de la resistencia bacteriana.

Ácido glicólico: utilidad terapéutica en acné.


Aspectos hormonales del acné


Anne W. Lucky, MD

La estimulación por andrógenos de las glándulas sebáceas es uno de los varios factores comprometidos en la patogénesis del acné. Los andrógenos pueden ser sintetizados en las gonadas y en la glándula adrenal y débiles hormonas pueden ser metabolizadas a potentes andrógenos en la piel. El inicio temprano, resistencia a la terapia convencional, persistencia o inicio tardio después del tratamiento con isotriteroina podría indicar un desbalance hormonal. Después de la evaluación clínica y de laboratorio, se pude incluir en la terapia anticonceptivos orales, corticoides a bajas dosis o anti andrógenos.