Boletín de la Sociedad Peruana de Medicina Interna - Vol. 9 Nº 4 - 1996

REPORTES CLÍNICOS

Ictericia obstructiva por
Fasciola hepática

Wilfredo K¡anman, Jesús Pérez, Denissa Pajuelo García*

 

RESUMEN

Se reporta el hallazgo de Fasciola hepatica en el colédoco de una mujer de 61 anos, procedente de Contumazá (Cajamarca), que ingresó con dolor abdominal en el cuadrante superior derecho de dos semanas de evolución, acompañado de escalofríos, fiebre, ictericia, coluria y prurito generalizado. En el examen físico se constató leve ictericia y dolor en el hipocondrio derecho. Presentó eosinofilia leve hematocrito 43%, bilirrubinas totales 1.25 mg/dl, bilirrubina directa 0.99 mg/dl, bilirrubina indirecta 0.26 mg/dl, fosfatasa alcalina elevada. El examen ecográfico informó de un cálculo en el tercio distal del colédoco. Fue sometida a colecistectomía con el diagnóstico preoperatorio de coledocolitiasis; sin embargo, se halló la vesícula normal; no se encontraron cálculos; se hallaron dos especímenes de Fasciola hepatica en el colédoco. La paciente recibió praziquantel. La fasciolasis hepática es una zoonosis cuya prevalencia es de alrededor de 2% en países como Perú, Bolivia y Chile.

SUMMARY

The findings of Fasciola hepatica is reported in the interior of the woman common bile duct of 61 years old, from Contumaza (Cajamarca), who entered with an abdominal pain at the right superior quadrant of two evolution weeks, with chills, fever, icterus, choluria and generalized pruritus. In the physical exam we found a slight icterus and pain in the right hypochondrium. Presenting a slight eosinophilia, hematocrit 43%, total bilirubin 1.25 mg/dl, direct bilirubin 0.99 mg/ dl, indirect bilirubin 0.26 mg/dl, elevated alkaline phosphatase. The echography exam informed a calculus in the third distal of common bile duct. She was put through a cholecystectomy with the diagnosis of choledocholithiasis; however, the vesicle was found normal; there were not calculus; there were two Fasciola hepatica specimens in the commonbile duct. The patient received praziquantel. The hepatic fascioliasis is a zoonosis which prevails around 2% in countries as Peru, Bolivia and Chile.


INTRODUCCIÓN

La fasciolasis o distomatosis hepática es una zoonosis que afecta a los países de clima templado. En Egipto y Argelia se ha notificado una alta prevalencia, igual que en Portugal y Francia. En Sudamérica, Perú, Bolivia y Chile son los más afectados; incluyendo Cuba y Argentina. La prevalencia es de alrededor del 2% en estos países (1)(2).

La fasciolasis es una de las enfermedades más importantes de los rumiantes y causa pérdidas económicas considerables debido a la alta mortalidad, la reducción de la producción cárnica, láctea y lanera, el uso repetido de antihelmínticos y la necesidad de sacrificarlos por no ser apropiados para el consumo humano (1) (2).

En el presente trabajo se reporta el hallazgo de Fasciola hepatica en el interior del colédoco de una paciente que fue sometida a colecistectomía abierta con el diagnóstico preoperatorio de colecistitis calculosa.


PRESENTACIÓN DEL CASO CLÍNICO

Paciente mujer de 61 años de edad, natural y procedente de Contumazá, casada, dedicada a su casa y cuya alimentación es a base de carne de carnero, cuy o gallina, menestras diversas y ensaladas de lechuga y repollo.

Catorce días antes de su ingreso se despertó por la madrugada con dolor abdominal en hipocondrio derecho tipo cólico acompañado de náuseas; ella se automedicó con antiespasmódicos y presentó cuatro vómitos de contenido alimentario y bilioso; concomitantemente presentó escalofríos y fiebre que cedieron momentáneamente con paracetamol. Horas más tarde persisten los síntomas y se adicionan ictericia, hiporexia, coluria, prurito y pápulas que se presentaron primero en el cuero cabelludo y luego se generalizaron a tronco y extremidades. Fue vista por tres facultativos los cuales indicaron varios exámenes auxiliares: una ecografía que reportó la presencia de una colecistopatía no calculosa y un examen de orina que mostró leucocituria y gérmenes Gram negativos abundantes, por lo que le prescribieron norfloxacina, además de ranitidina y clorfeniramina. Con este tratamiento se evidenció disminución de la intensidad del prurito y desaparición de las pápulas; la fiebre cedió aproximadamente a los 7 días; la hipocondralgia disminuyó de intensidad pero persistía al igual que el resto de los síntomas, por cuya razón acudió a la emergencia del Hospital Víctor Lazarte Echegaray (HVLE) IPSS. No se encontraron antecedentes patológicos ni familiares positivos.

Los hallazgos más importantes del examen físico fueron: fiebre precedida de escalofríos, ictericia, dolor a la palpación del hipocondrio derecho y puñopercusión lumbar positivabilateral. Se realizaron exámenes de laboratorio cuyos resultados fueron: hemograma 11,800/mm3 Ab(2) Seg(55) Eo(6) Mn(3) Lin(34); examen de orina normal; hematocrito 43%, glucosa 89 mg/dl, creatininaO.8 mg/dl;bilirrubinas totales 1.25mg/ dl, directa 0.99 mg/dl, indirecta 0.26 mg/dl; TGO 17 U/L, amilasa sérica 100 UA/dl, proteínas totales 6.1 g/dl, albúmina 3.3 g/dl, globulinas 2.8 g/dl, fosfatasa alcalina 386 U/dl.

Fue sometida a endoscopía con biopsia cuyo resultado fue gastritis atrófica y antritis superficial moderada; asimismo una nueva ecografía de las vías biliares sugirió la existencia de un cálculo enclavado en el tercio distal del colédoco. Un urocultivo fue positivo a Klebsiella pneumoniae, con un recuento de colonias de 8,000 ml.

Se plantearon las siguientes posibilidades diagnósticas: infección del tracto urinario y litiasis coledociana complicada con colangitis. Recibió gentamicina 80 mg Ev tid; clindamicina 600 mg EV gid.

Al octavo día de hospitalización fue intervenida quirúrgicamente con el diagnóstico preoperatorio de coledocolitiasis. Los hallazgos operatorios fueron vesícula biliar de 6 cm de longitud sin cálculos y de morfología normal; colédoca de 12 mm de diámetro y dos especímenes de características foliáceas de 1.5 x 0.5 cm de color amarillento parduzco. Las muestras se enviaron a Patología donde se concluyó que los especímenes enviados fueron individuos adultos de Fasciola hepatica.

COMENTARIO

Esta paciente procedía de Cajamarca, un departamento donde la fasciolasis es endémica. Es muy importante la historia de prurito de pocos días de evolución con ictericia leve o anodina, que acompañadas de eosinofilia deberían sugerir una parasitosis intestinal y/ o tisular (3). La fiebre con escalofríos, dolor lumbar y exámenes de urocultivo y sedimento de orina confirmaron una infección concomitante del tracto urinario. El estudio ecográfico específico de fasciolasis es a veces posible enmanos expertas pero, como sucedió connuestra paciente, lo más factible era pensar en una litiasis biliar (4). El diagnóstico de fasciolasis en vías biliares generalmente se hace intraoperatoriamente (2). El diagnóstico de fasciolasis hepática puede ser determinado tempranamente con el método serológico de hemaglutinación indirecta (5).

DerGorgolas (6) reporta 6 pacientes cuyos síntomas más comunes fueron: fiebre, mialgias y dolor articular (67%); todos los pacientes se presentaron con una eosinofilia absoluta de más de 1000/mm3. El diagnóstico fue establecido en 5 casos por medio de técnicas serológicas (hemaglutinación) y en un caso con la visualización directa de formas adultas durante la cirugía (6).

El tratamiento es a base de praziquantel; también puede usarse bithionol (6). Actualmente se ha empezado a tratar la fasciolasis y la paragonirniasis con el triclabendazole (7).

 

VER BIBLIOGRAFÍA