Sistema de Bibliotecas de la UNMSM

 Inicio > Colección digital > Revistas 

Portada | Volúmenes anteriores  | Listado por Títulos

REVISTA DE FACULTAD DE MEDICINA HUMANA
© Universidad Ricardo Palma. Facultad de Medicina Humana


Revista de la Facultad de Medicina de la Universidad Ricardo Palma
   2002 ; 3 (1) : 19-20


EFECTO DEL HALOPERIDOL COMO PREMEDICACIÓN EN PACIENTES TRIBUTARIOS DE ANESTESIA REGIONAL POR BLOQUEO EPIDURAL PARA CIRUGÍA ABDOMINAL

Gabriel Nuñez Torres1



RESUMEN


Se realizó un estudio prospectivo y randomizado en pacientes con cirugía abdominal baja y anestesia regional por bloqueo epidural, para valorar el haloperidol como premedicación. 

El haloperidol fue administrado por vía oral a razón de 0.05 mg/kg/dia un día antes de la cirugía, redujo el incremento de la ansiedad prequirúrgica y el grado de la náusea postquirúrgica, con valoración estadísticamente significativa. Estas características ofrecen ventajas en situaciones clínicamente especificas.

Los anestésicos locales producen pérdida de la sensación y previenen la actividad muscular en áreas circunscritas por medio del bloqueo de la conducción neural. El inicio de la anestesia depende de la liposolubilidad, tamaño molecular y cantidad disponible de fracción no inonizada de anestésico local. Generalmente cl grado de bloqueo se produce de acuerdo al tamaño de la fibra nerviosa: las fibras tipo C no mielinizadas pequeñas, las fibras A delta delgadas mielinizadas grandes, que transmiten propiocepción sensorial visceral y función motora. Este es el mecanismo de acción de la anestesia regional por bloqueo epidural.

El bloqueo epidural esta indicado para la cirugía abdominal inferior. Se consigue una mejor aceptación para esta técnica cuando se le explica al paciente que existe la posibilidad de administrar sedación complementaria en caso haya molestias durante la cirugía. Dentro de estas molestias se encuentra la ansiedad, La ansiedad se define como una emoción caracterizada por la aprehensión y anticipación de peligro futuro o de infortunios asociados con los sentimientos de disforia o síntomas somáticos de tensión. La ansiedad puede ser una característica de la personalidad o una respuesta situacional. La dicotomía rasgoestado de ansiedad es una dualidad planteada por la escuela de orientación por la respuesta. Este modelo fue desarrollado por Spielberger, quien elaboró una escala para el estudio de los rasgos y estados de ansiedad., el inventario de Rasgos-Estado de ansiedad de Spielberger (STAI). El STAI es un instrumento de autovaloración ampliamente usado para medir la ansiedad preoperatoria. El rasgo de ansiedad es visto como una característica de la personalidad consistentemente ansiosa a pesar de la situación. El estado se refiere a los sentimientos momentáneos de ansiedad. Los estímulos que producen ansiedad según la teoría de ansiedad de rasgo-estado pueden ser intrasíquicos o de fuentes ambientales.

Existe la posibilidad de falla en el establecimiento del bloqueo epidural y de presentación de dolor o molestias durante el procedimiento quirúrgico. En ese caso se recurre a otras técnicas anestésicas, sea anestesia general o complementación con distintos esquemas de sedación.

Se denomina neuroleptoanalgesia a la administración de un analgésico opioide y un neuroléptico, el droperidol, para producir un estado alterado de conciencia y vigilia. No se pierde la conciencia durante la neuroleptoanalgesia y esta técnica puede ser útil en procedimientos realizados con anestesia local o regional.

Existe interés por el uso de fármacos que produzcan ansióIisis sin depresión respiratoria como premedicación anestésica. Por consiguiente, se eligió al haloperidol para inducir la ansiólisis preoperatoria.

Se probó su utilidad en pacientes programados para cirugía abdominal inferior como un modelo para evaluar los efectos en la ansiedad, el dolor, las náuseas y otros resultados relacionados a la recuperación post-anestésica.

Se realizó un estudio experimental prospectivo, a doble ciego, aleatorizado y controlado con placebo para examinar la hipótesis de que el haloperidol, a dosis de 0.05 mg/kg/dia por vía oral era efectivo para producir ansiólisis sin sedación excesiva.

Durante un periodo de 30 semanas se reclutó 60 pacientes, los que se asignaron al azar a los grupos experimental (H) o control (C). En cada uno de los grupos se reclutó 30 pacientes. Los 30 pacientes incorporados al grupo H, tuvieron una edad promedio de 44.1 años, con un rango de 18 a 68 años; un peso promedio de 68.93 Kg. con un rango de 48 a 99 Kg; y una función congnitiva adecuada. Los 30 pacientes incorporados al grupo C tuvieron una edad promedio de 43.3 años, con un rango de 19 a 67 años; un peso promedio de 70.16 Kg, con un rango de 56 a 100 Kg; una función congnitiva adecuada.

La técnica de anestesia regional realizada fue bloqueo epidural. Para obtener el bloqueo se inyectó 20 a 30 ml de una solución de lidocaína al 2% con bupivacaina al 0.5% en el espacio epidural. La evaluación de la presencia de dolor después del bloqueo epidural fue realizada con la escala visual análoga de 100 mm 5, 15 y 30 minutos después de la administración de la dosis de lidocaina y bupivacaina.

La sedación intraoperativa se realizó con la administración de fentanilo 2 ug/kg; midazolam, 0.1 mg/kg; y 50% óxido nitroso en oxigeno por máscara nasal de ser necesario. Adicionalmente pudo emplearse atropina como antisialogogo o no emplearse, sin que esto comprometiera la permanencia del paciente en el estudio.

Los grupos fueron comparados en el caso de variables continuas usando la prueba t de Student de dos muestra. En el caso de variables no continuas o de proporciones por medio de la prueba de chi cuadrado, los datos no paramétricos fueron comparados con la prueba de Wilcoxon-Mann-Whitney. Los cambios desde el preoperatorio hasta cl post-operatorio, en los signos vitales y evaluaciones de ansiedad en los dos grupos se comparan usando la prueba t de dos muestras. La prueba t de dos muestra también se usó para comparar la valoración del cirujano de dificultad, la duración de la cirugía, la náusea, el dolor, uso del analgésico y vómito. Las p < de 0.05 fueron consideradas significativas.

En el presente estudio, el haloperidol estuvo asociado a un menor incremento estadísticamente significativo de la ansiedad preoperatoria sin producir un incremento significativo del grado de sedación obtenido en el grupo de pacientes premedicados con haloperidol y aquellos que recibieron placebo. La incidencia de sedación profunda (scores de Ramsay 5 y 6) durante la cirugía en los grupos de control y tratado con haloperidol (26.66% y 30% respectivamente) no difirió significativamente. Durante la estadía en la unidad de recuperación post-anestésica se observó una menor incidencia, estadísticamente significativa, de náuseas en los pacientes premedicados con haloperidol. No hubo éxito en demostrar un menor promedio en el score VAS de dolor post-operatorio en los pacientes premedicados con haloperidol comparados con el grupo de placebo. Las puntuaciones de náusea según VAS en la unidad de recuperación post-anestésica fueron mayores en cl grupo tratado con placebo. En resumen, la premediación con haloperidol está asociada con un menor incremento, estadísticamente significativo, del score de sedación según Ramsay.

EI haloperidol oral administrado a razón de 0.05 mgl kg/dia un día antes de la cirugía redujo cl incremento de ansiedad preoperatoria y cl grado de náuseas postoperatorias, sin incrementar cl grado de sedación introperatoria en pacientes sometidos a cirugía abdominal inferior.

EI haloperidol es eficaz para controlar la ansiedad preoperatoria sin producir un incremento significativo del grado de sedación, medido por escalas de uso común, como la de Ramsay.

El haloperidol induce un estado de ansiólisis e indiferencia, produce relativamente poca sedación y no disminuye la rapidez de respuesta a los estimulos. El haloperidol oral administrado a razón de 0.05 mg/kg/dia un día antes de la cirugía es efectivo para reducir cl incremento de ansiedad preoperatoria y la incidencia de náusea post operatorias. El empleo de haloperidol como medicación preoperatoria está con un menor incremento, estadísticamente significativo, del estado de ansiedad según STAI. Estas características ofrece ventajas en situaciones clínicas especificas. El uso de haloperidol no está asociado a una mayor incidencia de sedación profunda. Sin embargo, su uso puede asociarse a efectos adversos graves: reacciones distónicas, inquietud motora (acatisia), signos y síntomas extrapiramidales (dificultad de movilidad, rigidez, distonias, aquinesias) y trastornos del movimiento tales como distonias agudas.

   
________________________

1 Hospital Nacional Dos de Mayo.


Tabla de contenido