Ginecología y Obstetricia - Vol. 44 Nº3 Octubre 1998

 

Conocimiento y actitudes de la mujer peruana sobre Climaterio y menopausia

JOSÉ PACHECO, JORGE SALVADOR

 


Coordinadores:

 

Tumbes: Milton Feijoo
Piura: Manuel Puizaca, Rolando Vargas
Chiclayo: Juan Serrepe
Ica: José Pacheco
Trujillo: Atonio Iyo, José Alva
Lima: José Pacheco Jorge Salvador
Tarapoto: Federico Tinta.
Rioja: manuel Salvador
Jauja: Eliseo Mejía
Huancayo: Augusto Cam
Arequipa: Percy Bellido

 


Resumen

OBJETIVOS.- Establecer a nivel nacional el nivel de conocimiento que tienen las mujeres sobre climaterio y menopausia y su actitud frente a la terapia hormona (TRH). SUJETOS: Mujeres peruanas mayores de 39 años.

DISEÑO: Se realizó un estudio transversal, descriptivo, basado en el desarrollo de una encuesta tomada en diferentes ciudades del país. RESULTADOS.- Muestran una población de elevada paridad, la mayoría con unión estable, ama de casa, dependiente de la pare/a y con grado bajo de instrucción. El 54% define la edad crítica por ausencia de regla, el 51,8% por presencia de síntomas, el 47,3% no identifica la causa. El 86% conoce los síntomas, siendo los más conocidos el bochorno y los síntomas neuropsiquiátricos; el 67,3% presenta síntomas. Si bien el 70,5% conoce que existe tratamiento, sólo 14,9% lo recibe, estando dispuesta a recibirlo el 90%; esta cifra disminuye al 57,3% cuando se habia de tratamiento hormonal. El 38,2% refiere temor al uso de hormonas y el 69,5% temor a salir gestando cuando reinicia el sangrado vaginal. El 75,6% piensa que debe participar el Estado y 68,7% desea saber más sobre los beneficios de la TRH. La mayoría piensa que son importantes los ejercicios físicos, la ingesta baja de sal, de grasa y de consumo de cigarro. Sólo el 17,5% ingiere leche en forma ocasional. CONCLUSIÓN.- Se necesita dar mayor información a la mujer peruana sobre la menopausia; se considera la participación del Estado.

Palabras claves: Menopausia, climaterio

 


Summary

OBJECTIVES: To establish knowledge of Peruvian women on climacteric and menopause and their attitude towards hormonal therapy. DESIGN: Transversal, descriptive study based on a survey in different regions of Peru. SUBJECTS: Women over 39 years old. RESULTS: High parity, stable union dependent, housewife, and low grade of education were found. Fifty-four percent of patients define menopause by absence of periods, 51,8% by presence of symptoms, and 47,3% do not identify the cause; 86% know symptomatology, specially hot flushes and neuropsychiatric symtions, and 67,3% present them; 70,5% know about treatment, only 14,9% receive it, 90% wish to receive it, but only 57,3% would accept hormones; 38,2% are afraid of hormones and 69,5% are afraid to conceive if vaginal bleeding returns; 75,6% believe government participation is necessary and 68,7% wish more information on hormonal replacement therapy benefits. Most women think physical exercise, low salt and fat ingestion, and no smoking are important, but only 17,5% drink milk occasionally. CONCLUSION: The need to give information on menopause and its treatment to Peruvian women and the eventual government participation in this important aspect are emphasized.

Key words: Menopause, climacteric.

 


Ginecol Obstet. (Perú) 1998; 44 (3):225-30

 


Introducción

Existen múltiples evidencias del beneficio de la terapia de reemplazo hormonal (TRH) en las pacientes con insuficiencia estrogénica, ya sea porque controla los síntomas vasomotores, neuropsiquiátricos, genitourinarios, cardiovasculares y osteomusculares o porque, a largo plazo, previene la osteoporosis y la enfermedad cardiovascular, producto de la alteración de los lipídos, éstos dos últimos causantes del incremento de la morbimortalidad en este grupo de personas1-14.

Si consideramos que todas las mujeres mayores de 40 años presentan o presentarán algún grado de déficit de estrogénos en corto plazo, será un numeroso grupo poblacional el que se beneficiará de este tratamiento. Según el último censo nacional del año 1993, este grupo está conformado por aproximadamente dos millones y medio de mujeres, el cual se incrementará en los próximos años debido al aumento de la esperanza de vida y que los grupos de menor edad son numéricamente mayores7,11. Las estadísticas de la Organización Mundial de la Salud muestran que, en pocos años, alcanzaremos la cita mundial de 750 millones de mujeres postmenopáusicas, por lo cual es importante que este sector de la población sea el centro de atención de ginecólogos, endocrinólogos, cardiólogos, reumatólogos, epidemiólogos, psiquiatras, geriatras, entre otros.

Las comunicaciones internacionales describen porcentajes muy bajos de usuarias de la TRH, llegando a cifras que oscilan entre 7% y 27%14,11,-13; además, el abandono del tratamiento en el primer año es muy alto, variando entre el 15% y 75%1,21.

Los trabajos que evalúan el tratamiento hormonal en las pacientes postmenopáusicas refieren que está fuertemente influenciado por aspectos culturales, económicos, psicológicos y sociales. Se ha encontrado que las mujeres que tienen mejor educación, clase social y conocimiento de menopausia son las que usarán más frecuentemente la TRH (16019). A nivel nacional no se encuentra trabajos que traten este problema.

 

Tabla 1. Conocimiento y actitudes sobre climaterio y menopausia. Mujeres mayores de 39 años (N = 966)
Distribución por Regiones
Región Frecuencia %
Norte 415 42,9
lima 212 22,0
Selva 139 14,4
Centro 177 12,1
Otros 83 8,6
Total 966 100%

 

Tabla 2.Características generales.
Característica Frecuencia %
Edad (años)
40-49 638 66,0
50-59 268 27,8
60-69 49 5,1
70-79 11 1,1
Paridad
< 3 242 25,0
3-5 449 46,5
> 5 275 28,5
Estado civil
Estable (Casada-Conviviente) 783 81,0
Solera 60 6,2
Otros 123 12,7
Grado de instrucción
Analfabeta 55 5,7
Primaria 328 34,0
Secundaria 320 33,0
Superior 263 27,2
Ocupación
Ama de casa 638 66,0
Comerciante 186 19,3
Otro 142 14,7
Dependencia
De pareja 618 64,0
Independiente 186 19,2
Otro 162 16,8

 

El presente trabajo tiene como objetivo establecer el nivel de conocimiento sobre climaterio y menopausia y su actitud frente a la terapia de reemplazo hormonal (TRH), en las mujeres mayores de 40 años de nuestro país. Esto nos ayudará a poder definir estrategias que contribuyan a mejorar la calidad de vida de estas personas.

 


Material y métodos

Se realizó un estudio descriptivo, transversal en base al desarrollo de una encuesta tomada a 9óó pacientes mayores de 39 años, durante el año 1995, en diferentes ciudades de nuestro país, siendo del Norte (42,9%): Tumbes, Piura, Chiclayo y Trujillo; del Centro (12,1%): Jauja y Huancayo; del Sur (5,6%): Ica; de la Selva (14,4%)Tarapoto; así como en la ciudad de Lima (22%). Tabla 1.

 

• Criterios de inclusión:

1. Edad mayor de 39 años

2. Estar lúcida y consciente

 

• Criterios de exclusión:

1. Trastorno psiquiátrico

2. Rechaza la entrevista

3. Dificultad en el entendimiento (idioma, sordera)

 

Tabla 3. Conceptos
  Frecuencia Porcentaje
Definición de edad crítica (climaterio y menopausia)
Ausencia de reglas 521 54,0
Presencia de síntomas 501 51,8
Incapacidad de tener hijos 162 16,8
Otro 132 13,7
N o saben 103 10,7
Causa de climaterio y menopausia
Déficit hormonal y / u ovarios envejecidos 509 52,7
No saben 457 47,3
Es problema de salud
Si 470 48,7
No 374 38,7
No sabe 122 12,6

 


Resultados

• Características generales de la población encuestada:

En la Tabla 2 se muestra la edad, paridad, estado civil, grado de instrucción, ocupación y dependencia.

 

• Conceptos sobre climaterio y menopausia:

La mitad de las entrevistadas definen el climaterio y la menopausia por la ausencia de regla (54%) o por la presencia de síntomas (51,8%), 10,7% no sabe definirla. Tabla 3.

Se observó que 47,3% no reconocía su causa y 51,3% no lo considera un problema de salud. Tabla 3.

 

  • Síntomas de climaterio y menopausia:

El 86,2% de las pacientes reconocía los síntomas, siendo los más importantes el bochorno (58,4%), la depresión (45%), las alteraciones menstruales (36,9%), el dolor osteomuscular (35,7%) y la irritabilidad (63,2%). Tabla 4.

Presentaba algún síntoma el 67,3%; los bochornos (35,3%) eran los más referidos, seguido de cefalea (24%), dolor osteomuscular (17,3%) e irritabilidad (14,5%). Tabla 4.

 

Tabla 4. Síntomas
  Frecuencia Porcentaje
Conocen síntomas 833 86,2
Síntomas que conocen
Bochornos/sudoración 564 58,4
Depresión 434 45,4
Alteraciones menstruales 356 36,9
Dolor osteo-muscular 345 35,7
Irritabilidad 344 35,6
Disminución de la líbido 308 31,9
Cefalea 289 30,0
Alteraciones del sueño 222 23,0
Disuria 186 19,3
Dispareunia 165 17,1
Amenorrea 132 13,7
Presentan síntomas
Síntomas que presentan
Bochorno 341 35,3
Cefalea 232 24,0
Dolor osteo-muscular 167 17,3
Irritabilidad 140 14,5
Amenorrea 109 11,3
Depresión 82 8,5
Falta de memoria 77 8,0
Alteraciones de regla (sangrado) 59 6,1

 

  • Conceptos sobre tratamiento:

Tenía conocimiento de la existencia de tratamiento del climaterio, el 70,5%; sin embargo, solo el 14,9% recibía TRH.

Aceptaría tratamiento para climaterio y menopausia el 90%; sin embargo, sólo 53,7% aceptaba tratamiento hormonal.

Opinó que el tiempo de tratamiento lo determinará su médico el 46,4%, aceptando recibir TRH de por vida sólo el 15,6% de pacientes. Tabla 5.

La mejoría de los síntomas era el beneficio más conocido de la terapia hormonal (44%). Tabla 5.

 

Tabla 5. Tratamiento.
  Frecuencia Porcentaje
Saben que existe tratamiento 681 70,5
Reciben tratamiento 144 14,9
Aceptarían tratamiento 875 90,0
Aceptaría hormonas (TRH) 554 57,3
Tiempo de tratamiento
El que determine el médico 448 46,4
Hasta obtener mejoría 200 20,7
Menos de 12 meses 49 5,1
Otro 269 27,8
Tratamiento de por vida 151 15,6
Beneficios de TRH que conoce
Mejora los síntomas 424 44,0
Evita las fracturas 153 15,8
Mejora la actividad sexual 133 13,8
Evita enfermedades cardíacas 63 6,5

 

  • Temores al tratamiento:

De las pacientes encuestadas, 369 (38,2%) creen que es malo recibir TRH. Los principales temores fueron cáncer, aumento de peso y daño hepático. Tabla 6.

Creen que es malo reiniciar el sangrado debido a TRH 31,7%, existiendo el temor de salir embarazada en 69,5%. Tabla 6.

 

Tabla 6. Temores al tratamiento
  Frecuencia %
Temor al recibir TRH 369 38,2
Cáncer 80 (21,6)
Aumento de peso 44 (12,0)
Daño hepático 24 (6,5)
Sangrado 23 (6,2)
Temor al sangrado por TRH 306 31,7
Temor a la gestación 671 69,5

 

  • Expectativas durante el climaterio y menopausia:

Cree que hay otros problemas de salud más importantes 49,7% de las entrevistadas. Sin embargo, 75,5% considera que el Estado debe participar en el tratamiento. Tabla 7.

El 68,7% desea saber más sobre los beneficios de TRH y 59% piensa que es caro el costo del tratamiento. Tabla 7.

 

Tabla 7. Expectativas
  Frecuencia %
1. Hay otros problemas de salud más importantes 480 49,7
2. Debe participar el estado 731 75,6
3. Desean saber más sobre los beneficios de TRH 664 68,7
4. Costo de tratamiento
Caro 570 59,0
Barato 158 16,4
No sabe 238 24,6

 

  • Hábitos y costumbres durante el climaterio y menopausia:

La mayoría considera importante disminuir la ingesta de sal (83,1%), disminuir la ingesta de grasas (83,5%) y que el cigarrillo es perjudicial (91,8%). El 52,4% piensa que es importante mantener la actividad física. Tabla 8.

Ingieren alcohol 743 personas (77%), la mayoría lo hace en forma ocasional. Ingerían leche 169 (17,5%), la mayoría de manera ocasional. De las 966 pacientes entrevistadas, 7,4% fuman. Tabla 8.

 

Tabla 8. Hábitos y costumbres
  Frecuencia %
Cree que es importante:
Rjercicios físicos 506 52,4
Baja ingesta de sal 803 83,1
Baja ingesta de grasa 807 83,5
El cigarrillo es perjudicial 887 91,8
Hábitos:
Ingieren alcohol (ocasional) 743 77,0
Ingieren leche 169 17,5
Consumen cigarrillo 71 7,4

 

  • Fuentes de información:

Recibieron algún tipo de información 47,1% de las encuestadas.

Las principales fuentes lo constituyen los médicos, la televisión y los amigos. Tabla 9.

 

Tabla 9. Información
  Frecuencia %
Recibieron información    
No 499 51,7
Si 455 47,1
Fuente de información    
Amigos 143 (31,4)
Revistas, periódicos, libros 89 (19,6)
Radio 67 (14,7)

 


Discusión

El climaterio es la fase transicional de la mujer entre la madurez reproductiva y la pérdida gradual de la función ovárica, siendo la menopausia el último periodo menstrual, que marca el cese fisiológico de la función normal y cíclica del ovario24,25. A medida que aumenta la expectativa de vida, aumenta también el número de mujeres que vivirán más allá de la menopausia, es decir, en insuficiencia de estrágenos, lo cual causa numerosas alteraciones degenerativas en el organismo femenino. Estas pueden producir molestias desagradables e incluso incapacitantes, que pueden ser evitadas con un tratamiento adecuado1-3,10,11,13,14,18,25. Se sabe que el uso y mantenimiento de la terapia hormonal depende de la educación, del nivel socio-económico y del nivel de conocimiento que se tenga sobre climaterio y menopausia.

Nuestros resultados muestran una población elevada paridad, inadecuado nivel educativo, siendo la mayoría amas de casa que dependen de la pareja, características propias de un país; en vías de desarrollo tal como es el nuestro.

La mitad de las encuestadas define climaterio y menopausia por la presencia de síntomas o por ausencia de regla. Sólo la mitad reconoce su causa mostrando que en nuestra población existe una inadecuada información acerca de este problema; de allí que la mitad de la población no lo considera un problema de salud.

Si bien casi todas refieren conocer los síntomas, el mas mencionado fue el bochorno; esto coincide con lo encontrado por otros autores19,24, que los síntomas vasomotores son los más frecuentes (bochorno, sudoración y palpitaciones).

Es importante destacar que, dentro de los síntomas más conocidos, están los del tipo neuropsiquiátrico, siendo notoria la importancia del aspecto psicológico que rodea a esta enfermedad en nuestra población.

Se encontró una alta presencia de síntoma (67,3%), resaltando nuevamente los síntomas vasomotores y neuropsiquiátricos. La deficiencia de estrógenos, que ocurre durante el climaterio y la menopausia, ocasiona signos y síntomas inmediatos y tardíos que pueden ser motivo de molestia y de preocupación; la identificación de ellos puede resultar compleja, especialmente en su fase inicial (35 a 40 años).

En cuanto al tratamiento, la mayoría tenia conocimiento de su existencia (70,5%), cifra similar a la encontrada por Blumel19. A pesar de ello, sólo se encontró 14,9% de usuarias de TRH, cifra que es muy baja Cuando se compara con el grado de conocimiento de la existencia de tratamiento y de presencia de síntomas, pero que es semejante a lo descrito (7%-27%) por otros autores14,16-23 manifiesta el grado de desprotección en el cual se encuentra nuestra población frente al déficit de estrógenos. A pesar de ello, el estudio muestra la gran disposición para recibir tratamiento (90%). Pero cuando se habla de terapia hormonal, la aceptación del tratamiento disminuye hasta un 57,3%, siendo este grupo el que rápidamente puede beneficiarse de recibir hormonoterapia. El rechazo de una parte de la población es debida principalmente a los temores relacionados al efecto oncógenico de las hormonas y al temor de salir gestando al reaparecer el sangrado vaginal periódicamente. Estos resultados coinciden con lo encontrado por otros autores, quienes mencionan que el sangrado es la principal razón para no completar los tratamientos, lo que es una manifestación del desconocimiento de las alternativas para evitar estos problemas1,19. Llama la atención el temor a la gestación de un grupo importante de las encuestadas (69,5%), lo cual es otra muestra de la falta de conocimiento del problema.

La mayoría confía en su médico para la determinación del tiempo de tratamiento, existiendo un pequeño grupo que estaría dispuesto a recibir TRH de por vida. En la literatura se destaca la gran importancia del módico en la orientación del paciente", siendo importante que el módico informe del real significado del déficit de estrógenos y explique los resultados de un manejo adecuado.

Un grupo importante de las entrevistadas (44%) tenia algún conocimiento de los beneficios de la hormonoterapia, cifra semejante a lo descrito por Garton34. Sin embargo, existe poco conocimiento del efecto benéfico de la TRH sobre el sistema óseo y el aparato cardiovascular. Epidemiológicamente, después de los 50 años, las fracturas se duplican cada 8 años. Esto cobra importancia conforme la mujer viva mas, lo cual está ocurriendo en nuestro país. Estos estudios también muestran que las mujeres sobre 50 años presentan un incremento dramático de enfermedad cardiovascular, constituyéndose en la más importante causa de muerte en esta etapa de la vida (53% de todas las causas de muerte). Diversos estudios prospectivos parecen demostrar una reducción de más del 50% del riesgo relativo a mortalidad cardiovascular para las mujeres tratadas con estrógenos y progestágenos.

En cuanto a las expectativas, el 49,7% de las pacientes entrevistadas considera que existen otros problemas de salud más importantes que la menopausia. Pero resaltan la importancia de la ayuda del Estado para la solución de este problema, probablemente porque consideran caro, el tratamiento.

Además, el 68,7% desea mayor información sobre TRH. Si bien la mayoría de las pacientes resta importancia al climaterio y menopausia, probablemente porque consideran que es un evento natural en su vida, están conscientes de que necesitan ayuda.

Esto es favorable, especialmente si se desea desarrollar un programa educativo.

Se sabe que la osteoporosis es más frecuente en la mujeres de razas caucásica y oriental. También se observa más en la mujer delgada, menuda, nulípara, fumadora, de vida sedentaria, con alta ingesta de carne rojas, café, alcohol y sal, siendo los últimos también factores de riesgo para enfermedades cardiovasculares Por lo tanto, es importante dentro del manejo recomen dar actividad física, ingesta adecuada de calcio (1,5 g de calcio elemental diario), dieta baja en carnes rojas sal, alcohol y evitar el cigarro6,8,11. En nuestro estudio la mayoría de encuestadas consideró importante la actividad física, la ingesta baja de sal, la ingesta baja de grasa y el no fumar. Pero la ingesta de leche fue deficiente, lo que muestra el bajo aporte de calcio en la dieta de nuestras pacientes, especialmente si consideramos que una taza (240 mL) de leche contiene 275 a 300 mg de calcio. De allí la necesidad de fomentar una dieta adecuada y un estilo de vida con hábitos que contribuyan a evitar estos problemas.

La información sobre climaterio fue recibida principalmente a través de los médicos, la televisión y los amigos. Esperábamos que la televisión sea la principal fuente de información, ya que es el medio de comunicación predominante en nuestra población. Es probable que no se está dando importancia a los programas educativos respecto a este tema.

Los resultados muestran a una población de grado de instrucción bajo, elevada paridad, dependiente de la pareja, que tiene escaso conocimiento de los problemas que pueden ocurrir durante el climaterio y la menopausia. Si bien a1gunas conocen que existe tratamiento, estando dispuesta a recibirlo, presentan gran temor al uso de hormonas, desconociendo sus beneficios, por lo cual existe una tasa muy baja de uso de TRH.

El presente estudio trata cle realizar un diagnóstico situacional del problema a nivel nacional, ya que no existe bibliografía al respecto. En esta población, los tratamientos a largo plazo no son aceptados con facilidad.

La mejoría rápida condiciona el pronto abandono del tratamiento.

El nivel educativo bajo condiciona temores infundados y la presencia de hábitos nocivos que son difíciles de erradicar.

Los ancianos están con frecuencia desprotegidos por la familia o la comunidad y las instituciones de salud no brindan el apoyo suficiente. De allí la necesidad de establecer programas que se adecuen a las necesidades de nuestra población, donde la carencia de recursos económicos es frecuente, siendo necesaria la participación del Estado. Es obligación del módico informar sobre todos los aspectos a este grupo etario, hacerles entender que la salud es un derecho y no un evento inexorable en el proceso de envejecimiento. En forma suscinta, se debe explicar a las personas los aspectos positivos de la terapia de sustitución. Del mismo modo es importante explicar los efectos que se pueden presentar con el tratamiento, especialmente el sangrado vaginal, el cual puede causar malestar y/o incertidumbre, si no ha sido explicado con anticipación.

 

Ver Bibliografía