Folia Dermatológica Peruana - Vol. 8  Nº. 4 diciembre 1997


INFECCIONES HERPÉTICAS


Dr. José Catacora Cana


Las infecciones herpéticas son una causa muy frecuente de consulta dermatológica y también una de las infecciones más frecuentes en el hombre. Estas revelan una compleja relación entre el virus y la célula humana y se manifiestan como una infección diseminada aguda con recurrencias y latencias variables entre las especies.

Las infecciones por el virus del herpes simple usualmente ocurren primero en sitios mucocutáneos y luego eliminan partículas virales asintomáticamente de los ganglios regionales para recurrir en infecciones mucocutáncas. El herpes labial es muy frecuente y puede causar incapacidad severa. Las infecciones genitales herpéticas primarias pueden ser causadas por HSV 1 o HSV 2, pero el HSV 1 está asociado con síntomas más leves y menores recurrencias, los antivirales continúan siendo la droga de elección para las infecciones primarias y recurrentes a pesar de la preocupación por la resistencia. Los nuevos antivirales ofrecen ventajas de dosificación sobre el aciclovir. El paciente inmunocomprometido puede tener cuadros más severos y prolongados. Actualmente, se encuentran en evaluación vacunas de subunidades y también de virus atenuados con resultados prometedores.

El virus varicela zoster (VVZ) está recibiendo renovado interés recientemente debido a la disponibilidad de una vacuna efectiva, al aumento del número de pacientes inmunosuprimidos y al desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico.

El sitio inicial de la infección por el VVZ es la conjuntiva o la mucosa del tracto respiratorio alto seguido de replicación viral en ganglios linfáticos regionales, una viremia primaria en 4-6 días, replicación viral en hígado, bazo, pulmones y otros órganos, y una viremia secundarla con infección de la epidermis o sea, la varicela.

En niños pequeños, la varicela no está usualmente asociada al compromiso extracutáneo. En adultos, la varicela generalmente se asocia a compromiso más severo y de órganos más internos.

Luego de la resolución de la varicela, el VVZ permanece latente en los ganglios dorsales del sistema nervioso. Al reactivarse, el virus se replica causando necrosis e inflamación, lo que se manifiesta como neuralgia, viajando finalmente a la piel produciendo la erupción típica. La neuralgia post herpética es la complicación más temida del VVZ.

Los inmunosuprimidos tienen una incidencia aumentada y mayor severidad de infección herpética, acompañada de mayores complicaciones.

El aciclovir, fainciclovir, vidarabina, foscamet e interferón alfa son eficaces para tratar la infección por VVZ, siendo el fóscarnet indicado para los casos resistentes al aciclovir.

La administración de globulina zoster inmune a niños susceptibles puede prevenir la varicela o modificarla.

Actualmente, se dispone de una vacuna de virus vivo atenuado de alta efectividad pero subsiste reticencia para su uso.

Finalmente, en vista que muchos casos de herpes zoster son mal diagnosticados como herpes simple, se están desarrollando técnicas de diferenciación más simples y efectivas que las disponibles hasta la actualidad (por ejemplo, hibridización in situ).

El herpes virus 6 es agente causal del exantema súbito y, siendo una infección leve, sólo requiere tratamiento sintomático aunque estudios in vitro muestran su sensibilidad para fainciclovir y fóscamet.

Recientemente, se ha descubierto en lesiones de sarcoma de Kaposi, tanto en pacientes HIV positivos como en HIV negativos, secuencias de ADN que guardan homología con herpes virus de una nueva especie: herpes virus humano tipo.

 


Regresar