Folia Dermatológica Peruana
- Vol. 10 • Nº. 1 Marzo de 1999

 

Infección por VIH en mujeres peruanas: Aspectos clínicos

Dres. Rosa Maita; Juan Carrasco; Delia Moreno; Violeta Seminario; Inés León(1)

 

RESUMEN

Se realizó un estudio retrospectivo descriptivo de 50 casos, tomados al azar, de mujeres VIH positivas atendidas en el Consultorio del Programa PROCETSS del Hospital Nacional General Arzobispo Loayza en Lima, entre los meses de mayo de 1997 y junio de 1998. Se concluyó que: 1) La mayoría estuvo constituida por: jóvenes, amas de casa y promiscuas, 2) Los síntomas y signos destacados fueron: diarrea, pérdida de peso y lesiones dérmicas, 3) Las infecciones agregadas más frecuentes fueron: candidiasis orofaríngea y candidiasis cutánea, 4) Al acudir a la primera consulta, el 96% correspondió a los estadíos clínicos B y C y el 92% tenía menos de 500 linfocitos CD4 por mm3, 5) Es necesario insistir en una mejor educación sexual en el grupo de amas de casa, asimismo en un conocimiento más amplio de la importancia de tener adecuados controles cuando tienen factores de riesgo.

Palabras claves: VIH/ SIDA, mujeres.

SUMMARY

A retrospective and descriptive randomized study of 50 women HIV positive, attended et the PROCETSS Program of the Arzobispo Loayza National General Hospital, between May 1997 and june 1998 was done. The conclusions were: 1) The majority of the patients were: young women, houwives and promiscuous, 2) The most important symptoms and signs were: diarrhoea, lost of weight and dermal lesions, 3) The most frequent superimposed infections were: oropharyngeal candidiasis and cutaneous candidiasis,4) When they went to the first time to medical care, 96% were at the B and C clinical stages and 92% had less than 500 CD4 lymphocytes per mm3, 5) It is necessary to insist on a better sexual education in the group of housewives and on a more extensive knowledge of the importance of to have adequade controls when they have risk factors.

Key words: HIV, AIDS, female.


Folia. Dermatol. (Perú) 1999; 10 (1): 11-5


INTRODUCCIÓN

Desde que apareció el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), era casi exclusivo de los varones y, en su mayoría homosexuales, como en Cuba (1), China(2) , India(3) y México(4), pero con el tiempo, ha ido aumentado la transmisión heterosexual como en India, Uganda(5), el este de África(6), Estados Unidos de América (EUA)(7,8 y 9), Honduras (10) y toda América Latina (11); así, ha aumentado el número de casos en mujeres, como en el Perú, en el Hospital General Cayetano Heredia (HNGCH) de Lima donde el número de caso en mujeres se incrementó de 5 en 1989 a 63 en 1996; además, se considera otros factores para este aumento. Dichos factores son: a) mayor riesgo, como en Cuba (13) y Zambia (14); b) factores sociales, como EUA (15); c) desconocimiento: menos del 24% de mujeres percibe el riesgo en Argentina (16); d) pobreza, aún en EUA (17); e)estado nutricional, como en el Perú (18); f) conducta sexual de alto riesgo, como en Colombia (19); g) las mujeres casadas no se preocupan mayormente por el riesgo, como en Brasil (20); h)factores psicosociales de riesgo de mujeres que abusan de drogas, como en EUA (21) y/o alcohol, como en este mismo país (22,23).

En el Perú actualmente se calcula que desde que se reportó el primer caso, en 1983, hasta octubre de 1998, hay aproximadamente un total de 70 0000 infectados con la llamada "peste rosa" y cerca de 8 000 que ya están desarrollando la enfermedad. De los casos reportados en 15 años de sida, el 95.8% se contagió por vía sexual, el 2% por vía sanguínea y el 2.2% de madre a hijo. De acuerdo a los estudios del programa Contra Enfermedades de Transmisión Sexual y SIDA (PROCETSS) del Ministerio de Salud (MINSA), la tendencia a nivel nacional es que cada vez más mujeres en edad fértil se contagian con este virus; en la actualidad, de 100 mujeres infectadas, 70 tiene una pareja estable, es decir, son monógamas, y todavía existe la idea de que sólo pueden contraer esta enfermedad los homosexuales y las trabajadoras sexuales, por el hecho de ser promiscuos.

De enero a octubre de 1998, se ha reportado 531 casos nuevos en el MINSA, de los cuales 124 corresponden a mujeres. Indudablemente, está aumentando la infección por VIH/ SIDA entre las mujeres peruanas; si en 1987, por cada mujer infectada. se reportaban 23 casos de hombres, hoy la diferencia no es tan significativa: por cada mujer infectada hay 3.5 casos de hombres; las mujeres representan el 16.4% del total de personas con SIDA en el país.

Al inicio, la edad promedio de un paciente con SIDA era 38 años; ahora está entre 20 a 24 años, este grupo de edad ha pasado a representar del 8% antes al 15% ahora del total de casos consignados en los últimos 5 años en el Perú; esto quiere decir que esos pacientes debieron infectarse aproximadamente 10 años atrás, es decir, cuando eran adolescentes, por eso la campaña de prevención del PROCETSS del MINSA está enfocada a la edad de 10 a 24 años.

El objetivo del presente trabajo es presentar las características clínicas y factores de riesgo de la infección por VIH en un grupo de mujeres peruanas.


MATERIAL Y MÉTODOS

Se realizó un estudio retrospectivo de 50 casos tomados al azar, correspondientes a mujeres VIH positivas, que fueron atendidas en el Consultorio del Programa PROCETSS del Hospital General Arzobispo Loayza en Lima, entre los meses de mayo de 1997 y junio de 1998. Se revisó las historias clínicas correspondientes, tomándose en consideración las siguientes variables: edad, ocupación, antecedentes patológicos, factores de riesgo, síntomas y signos, infecciones agregadas, estadio clínico y categoría de CD4.


RESULTADOS

La edad varió de 21 a 56 años, las edades más frecuentes fueron de 20 a 29 años, 50% y de 30 a 39 años, 26% (Gráfico 1).

Se registró 6 variadas ocupaciones, las de mayor frecuencia fueron: amas de casa 76% y vendedoras ambulantes 12% (Gráfico 2).

Se halló 5 antecedentes patológicos importantes, los más comunes fueron: reacción alérgica 18% y tuberculosis 16%, 8 casos los cuales fueron: 5 pulmonares, 1 pleural, 1 meningeo y 1 pleuropulmonar (Gráfico 3).

Se encontró 11 factores de riesgo, destacando: promiscuidad 46%, pareja serotipo positivo 38%, alcoholismo 22%, lúes y cirugía previa 18% cada. uno y transfusión sanguínea 16% (Gráfico 4).

Se consignó 8 síntomas y signos, los más frecuentes fueron: diarrea y pérdida de peso, 94% cada uno, lesiones dérmicas, 84%, fiebre, 80%, y tos productiva, 52% (Gráfico 5).

Hubo 16 infecciones agregadas, las de mayor frecuencia fueron: candidiasis orofaríngea, 62%, candidiasis cutánea, 34%, herpes zoster, 24%, herpes simple y enteroparasitosis, 22% cada uno (Gráfico 6).

Las de menor frecuencia fueron: neumonía por Pneumocystis carinii, 4%, infección por citomegalovirus (CMV) y cólera, 2% cada uno (Gráfico 7).

 



En cuanto al estadio clínico: el 50% correspondió al estadio B, infección sintomática, el 46% al estadio C, condiciones indicadoras de SIDA, y sólo el 4% al estadio A, infección asintomática (Gráfico 8).

El recuento de linfocitos CD4 varió de 6 a 1,130/mm3, en lo referente a la categoría del CD4 ; el 60% tenía menos de 200/mm3, el 32% de 200 a 499/mm3 y sólo el 8% más de 500/mm3 (Gráfico 9).

En consecuencia, en la clasificación destacan los grupos B3 y C3 con 30% cada uno (Gráfico 10).


DISCUSIÓN

La edad de las pacientes era similar a la hallada por otros autores en mujeres peruanas, como en el HNGCH (12,24), predominaron las jóvenes y la frecuencia disminuyó progresivamente a mayor edad; en otro hospital peruano, el Hospital Nacional Almanzor Aguinaga, del Instituto Peruano de Seguridad Social (HNAA IPSS), en Lambayeque, con una población mixta donde la relación hombre/mujer es 4.5/1, predominó el grupo de 30 a 39 años, con 34.5%(25). La ocupación fue variada, con una gran mayoría de amas de casa y un apreciable porcentaje de vendedoras ambulantes; con bajo porcentaje, 4% cada uno, había empleadas domésticas, trabajadoras sexuales y personas dedicadas a laborar en el campo de la salud; en el HNGCH se detectó un porcentaje semejante de trabajadoras sexuales, 4.2%(24).

Ninguno de los antecedentes patológicos alcanzó el 20%, los más comunes fueron: reacción alérgica y tuberculosis, la última sigue constituyendo un problema en la salud nacional; se registraron 3 enfermedades virales: herpes zoster, hepatitis viral y herpes simple, las cuales sumadas Ilegan a 16%. Entre los factores de riesgo, los más altos porcentajes fueron para la promiscuidad y la pareja serotipo positivo; se encontraron hábitos nocivos: alcoholismo, tabaquismo y drogadicción, con gran predominio del primero; también se halló otra Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS): lúes, así como úlcera. genital más la primera; asimismo, hubo casos de cirugía previa y transfusión sanguínea; hubo bajos porcentajes, 4% y 2%, respectivamente, de casos en que la pareja había vivido un tiempo en el exterior, luego había regresado con posibilidad de haber adquirido el VIH y un caso en el cual la pareja confesó ser bisexual y frecuentaba las relaciones con varios hombres. En el HNGCH, la transmisión heterosexual alcanzó 90.2% y había otra ETS en el 23.4% de casos (12); asimismo, el 79% había tenido relación con personas de grupo de riesgo (24); en el HNAA IPSS, la transmisión fue heterosexual en el 30% (25); igualmente, en EUA, ésta es la forma más común de transmisión (9).

Entre los síntomas y signos, los de mayor frecuencia fueron: diarrea, pérdida de peso, lesiones de piel con o sin prurito, fiebre, tos productiva con expectoración mucosa y mucopurulenta; los de menor frecuencia fueron: linfadenopatía múltiple, conducta depresiva y cefalea. Los síntomas fueron semejantes a los hallados en otros hospitales peruanos (12, 24, 25). En referencia a las infecciones agregadas han destacado: la candidiasis, de localización orofaríngea y cutánea; otras enfermedades virales: herpes zoster y herpes simple; enteroparasitosis 22%, en orden de frecuencia por: Giardia lamblia, 10% y con 2% cada uno: Entamoeba histolytica, Isospora bellii, G. lamblia + E. histolytica; Hymenolepis nana + E. histolytica, Heterodera y Heterodera + Uncinaria sp.; infección del tracto urinario (ITU), 20%, en orden de frecuencia por: Escherichia coli, 10%, Enterobacter aerogenes, 4%, y con 2% cada uno: Klebsiella sp., Alcaligenes sp. y Candida sp.; tuberculosis, 14%, no es un porcentaje alto, teniendo en cuenta que el Perú es un país donde todavía esta enfermedad continúa siendo un problema de salud en la población general; la localización en orden de frecuencia fue: pulmonar 8% y 2% cada uno: pulmonar + intestinal, cerebral (tuberculoma) y meningoencefálica; acarosis y con porcentajes menores del 10% hubo: infección por otros virus: Epstein Barr Virus (EBV) y CMV, neumonía bacteriana y por Pneumocystis carinii, candidiasis esofágica y vulvovaginal, criptococosis extrapulmonar: cerebral y meningea, así como cólera. Las infecciones que hemos hallado son semejantes a las encontradas en EUA (9) y por otros autores peruanos. (12,24,25)

El estadio clínico y el recuento de linfocitos CD4 se consideraron cuando las pacientes acudieron por primera vez a la consulta. La mitad del número de ellas llegó al hospital en el estadio B, con infección sintomática, casi la otra mitad llegó en el estadio C, ya teniendo condiciones indicadoras de SIDA y sólo 2 pacientes lo hicieron en el estadio A, asintomáticas, ellas acudieron a control por tener pareja serotipo positivo; es escaso el número de pacientes que van a control siendo asintomáticas pero teniendo un factor de riesgo para contraer el VIH. En el HNGCH, el 29.2% de las pacientes tenía criterios para SIDA (12). Más de la mitad del número de las pacientes llegó en categoría 3 de CDA, menos de 200/ mm3, un tercio de ellas llegó en categoría 2, con 200 a 499/ mm3 y sólo 4 pacientes lo hicieron en categoría 1, con más de 500/mm3. Por lo expuesto, de acuerdo a la clasificación, las pacientes quedaron divididas en seis grupos: 30% cada uno B3 y C3,20% B2,12% C2 y 4% cada uno A1 y C1,es decir, primaron los grupos B3 y C3. La gran mayoría de pacientes llegó con infección sintomática y con las condiciones indicadoras de SIDA, con varias infecciones agregadas y teniendo un recuento de linfocitos CD4 menor de 200/mm3. No se registraron casos en los grupos A2, A3 ni B1.

De todo lo revisado se deduce que es trascendental la prevención del contagio, por eso se están realizando en todo el mundo diversas campañas con esa finalidad, como en EUA (26,27) , Brasil (28,29), Chile (30), Guatemala (31) y en el Perú (32), donde el objetivo es mejorar la salud de la mujer; asimismo, en vista del aumento de casos en jóvenes durante el quinquenio 1993-1997, el Programa Nacional de Lucha Contra el SIDA incrementará los programas para jóvenes; es así que, en los últimos días de noviembre de 1998, se realizó la marcha "Por la Vida", organizada por el Instituto de Educación y Salud (IES), en coordinación con la Dirección de Educación de Lima y el Programa de Salud Escolar y del Adolescente del MINSA, como anticipo al Día Mundial de Lucha Contra el SIDA, que se celebra anualmente el 1° de diciembre; el IES también está desarrollando el Programa "La Comunidad Defienda a los Jóvenes", en 16 colegios de Lima,con originalidad de que los guías juveniles que dan la información a los escolares son sus propios compañeros, escogidos por ellos, que han sido capacitados por el IES.


CONCLUSIONES

1. La mayoría de las pacientes estudiadas eran: jóvenes, amas de casa y promiscuas.
2. Los sintomas y signos destacados fueron: diarrea, pérdida de peso, lesiones dérmicas, fiebre y tos productiva.
3. Las infecciones agregadas más frecuentes fueron:candidiasis orofaríngea, candidiasis cútanea, herpes zoster, herpes simple y enteroparasitosis.
4. Al acudir a la primera consulta, el 96% correspondió a los estadios clínicos B y C y el 92% tenía menos de 500 linfocitos CD4 por mm3.
5. Es necesario insistir en una mejor educación sexual en el grupo de amas de casa, así como en un conocimiento más amplio de la importancia de tener adecuados controles cuando tienen factores de riesgo.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

  1. Torres, R. et al. La infección por el VIH y el SIDA en Cuba. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, 1997; No. 376. Lima, Dic.
  2. Yu, E.S. et al. HIV infection and AIDS in China, 1985 through 1994. Am. J Public. Health, 1996; 86(8 Pt 1): 1116-22, Aug.
  3. Pais, P HIV and India: looking into the abyss. Trop. Med Int. Health, 1996; 1(3):295-305, Jun.
  4. Magis, C. et al. La epidemia del SIDA en México y su proyección al año 2000. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, 1997; No. 67. Lima.
  5. Mugerwa, RD et al. Human immunodeficiency virus and AIDS in Uganda East. Afr. Med J., 1996; 73(1): 20-6.
  6. Mhalu, F.S.; Lyamuya, E Human immunodeficiency virus infection and AIDS in East Africa: challenges and posibilities for prevention and control. East Afr. Med. J., 1996; 73(1): 13-9, Jan.
  7. Gavey, N.; McPhillips, K. Women and the heterosexual transmission of HIK risks and prevention strategies. Women Health, 199; 25(2):41-64.
  8. Mayer KH; Anderson, DJ Heterosexual HIV transmission. Infect. Agents. Dis., 1995; 4; (4): 273-84.
  9. Cu Ulvin, S et al. Human immunodeiciency virus infection and acquired immunodeiciency syndrome among North American women. Am.J.Med, 1996,-101(3):316-22.
  10. Soto, RJ et al. Risk factors for heterosexual transmission of HIV in Honduran women. XI Con. Lat. Am. ETS. V Conf. Panam. SIDA, 1997; N° 56 Lima.
  11. Portugal, W; Jason, J. Comportamiento de la epidernia del SIDA en Latinoamérica, 1987-1996 XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, 1997; N° 385. Lima.
  12. Solari, L. et al. Epidemiological and clinical features of women infected HIV in Lima Peru from 1989-1996 24th Internat. Cong. Intern. Med, IX Per. Cong. Intern. Med Lima,-1998.
  13. Díaz, G.; Ramírez, R. La mujer y la infección por el virus de la immunodeficiencia humana. Rev. Cuba. Obstet. Ginecol., 1996; 22(2): 102-12.
  14. Campbell, T; Kelly, M Women and AIDS in Zambia: a review of the psychosocial factors implicated in the transmission of HIV. AIDS Care, 1995,-7:365-73.
  15. Abercrombie P.D. Women living with HIV infection. Nurs. Clin. North. Am., 1996; 31(1): 97-106.
  16. Pagani,L. et.al. Percepción de la vulnerabilidad al VIH/ SIDA en las mujeres argentinas. X! Cong. Lat. Am. ETS V Conf. Panam. SIDA, 1997; N° 444, Lima.
  17. Bracho A. La pobreza como barrera para la prevención del VHI. XI. Cong. Lat. Am. ETS. V Conf. Panam. SIDA N° 213. Lima, 1997.
  18. Pajuelo, T. Variación del estado nutricional según sexo y estadios clínicos de infección por VIH(+). XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, No. 240. Lima, 1997.
  19. Londoño, B. et al. High risk sexual behaviors and practices among women in Bogotá, Colombia. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 55. Lima, 1997.
  20. Silva, C.G.M. Mulheres casadas, AID doencas sexualmente transmissíveis (DST). Sao Paulo, Brasil. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 431. Lima, 1997.
  21. Brook D.W. et.al. Psychosocial risk factors for HIV transmission in female drug abusers. Am. J. Addict.; 1997; 6(2): 124-34.
  22. El Guebaly, N. Alcohol and polysubstance abuse among women. Can. J. Psychiatry, 1995; 40(2): 73-9.
  23. García, R. et al. Alcohol intake, drug abuse and HIV infection risk in Colombia. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 199. Lima, 1997.
  24. Solari,L. Características epidemiológicas de una población de mujeres adultas con infección por VIH XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 388. Lima, 1997.
  25. Soto, V. Aspectos clínicos y epidemiológicos de los casos VIH/ SIDA en el Hospital Nacional "Almanzor Aguinaga" IPSS. Chiclayo. XI Cong. Lat. Am. ETS. V. Conf Panam. SIDA. No. 468. Lima, 1997.
  26. Guinan, ME.; Leviton, L Prevention of HIV infection in women: overcoming barriers. J Am. Med Womens. Assoc., 1995; 50(3-4): 74-7.
  27. Zelewsky, MG.; Birchfield, M. Women living with the human immunodeficiency virus: home-care needs. J Obstet. Gynecol. Neonatal. Nurs., 1995; 24(2):165-72.
  28. Brito, N. Empoderamiento de mulhems con HIV/ AIDS. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf. Panam. SIDA, N° 7. Lima, 1997.
  29. Bastos, S.et.al. Perfil das redes sociais de apoio a mulher portadorara HIV/ AIDS em Fortaleza. XI Cong. Lat. Am ETS. V conf. Panam. SIDA, N° 210. Lima, 1997.
  30. Sáenz, CM. Programa de soporte a la Organización de Mujeres HIV Positivas. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 330. Lima, 1997.
  31. Solis, M.; García, M. Prevencón de ETS, VIH/ SIDA en mujeres sexualmente activas en una comunidad urbano marginal de Guatemala: un modelo de investigación participativa XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf Panam. SIDA, N° 331. Lima, 1997.
  32. Vivar A.B. A hospital-based HIV prevention program with and emphasis in women's health. XI Cong. Lat. Am. ETS. V Conf. Panam. SIDA, N° 245. Lima, 1997.