Enfermedades del Torax.      Vol. 43 •  Nº 1 •  2000


Revisión de temas

VANCOMICINA EN INFECCIONES RESPIRATORIAS

Dn Arturo R. Vega Susuki *
Médico Neumólogo - Clínica Vesalio, Hospital Central FAP

 

A. Generalidades

La Vancomicina, pertenece a la familia de los Glicopétidos, siendo un derivado tricíclico de ellos. Es en la década de los 50 que, debido a la detección inicial de cepas bacterianas resistentes a la penicilina, diferentes laboratorios farmacéuticos buscan nuevas sustancias antibióticas. Es así como de la Selva de Borneo, un misionero envía una muestra de suelo, donde crecía un tipo de hongo, el Streptomyces Orientalis, que es el origen de la Vancomicina.

Desde esa época por la generación de nuevos antibióticos hubo poco uso de la Vancomicina hasta que ésta se hizo necesaria por la proliferación de bacterias resistentes a las betalactamasas. La cobertura está dirigida básicamente para los gérmenes gram positivos, especialmente los que son resistentes a la meticilina. Está demostrado el sinergismo de la Vancomicina con los aminoglicósidos.

De tal manera que la utilidad de la Vancomicina en el aparato respiratorio está esencialmente dirigida para las Neumonías por Staphylococcus Aureus, los empiemas, y los casos de alergia demostrada a las penicilinas o cefalosporinas.


B. Mecanismo de acción

Está basado en la inhibición de la síntesis de producción de la pared celular llevando a la fijación de alta afinidad a la porción dalanyl-d-alanina del terminal carboxilo libre en las unidades precursoras de la pared celular.


C- Mecanismo de resistencia

La resistencia a la Vancomicina aunque rara, ha sido demostrada por Enterococos, y es secundaria a la expresión de una proteína única citoplasmática, la cual reduce el acceso del antimicrobiano a su punto de acción.


D. Farmacodinamia

Hay una pobre absorción oral, esto permite que se pueda utilizar en los casos de enterocolitis pseudomembranosa, teniendo efecto tópico en la luz intestinal.

La infusión endovenosa, cuando se administra un gramo de Vancomicina, alcanza niveles terapéuticos de entre 15 a 30 mg/ml aproximadamente al cabo de una hora. La vida media es de casi 6 horas, teniendo una fijación a las proteínas plasmáticas de casi el 30%.

En cuanto a la excreción, esta se realiza en casi el 90% por filtración glomerular. No ha sido demostrado mecanismo de secreción tubular ni resorción.


E. Indicaciones

Entre las principales indicaciones de la Vancomicina se encuentran:

- Infecciones por Staphylococcus aureus meticilino-resistente (mrsa)

- Infecciones en pacientes altamente alérgicos a penicilina y cefalosporinas

- Falla para responder a otros antibióticos.

Asimismo existen indicaciones especiales:

- Infección del shunt de hemodiálisis.

- Enterocolitis pseudomembranosa

- Infección de prótesis por staph epidermidis

- Meningitis por gram positivos

- Profilaxis oral en inmunocomprometidos

- Profilaxis parenteral para cndocarditis.

Es importe mencionar que al disponerse actualmente de laboratorios más sofisticados, es factible obtener CIM (concentraciones inhibitorias mínimas) para diferentes antibióticos a fin de producir lisis bacteriana. Es por ello que si una bacteria por ejemplo el Streptococcus pneumoniae requiere para ser destruida por la penicilina una CIM de entre 0.1 a 1 microgramo/ml, se trata de un microorganismo sensible a la penicilina; si la CIM requerida es de 1 a 2 microgrm/ml es de resistencia intermedia y probablemente se requerirá una cefalosporina de tercera generación, pero si la CIM requerida es mayor de 2 microgrm/ ml, entonces deberá ser utilizada la Vancomicina.


E. Dosis y administración

Se utiliza la vía endovenosa, debiendo ser administrada por infusión lenta en un período de al menos 60 minutos.

La dosis puede ir desde 500 mg EV c/6 hrs. Hasta 1 gr. EV c/ 12 hrs.

En los pacientes con disfunción renal se debe hacer un reajuste de la dosificación, tal es así que en los pacientes anéfricos en hemodiálisis, se debe administrar a razón de 1 gramo endovenoso 1 vez por semana.


G. Reacciones adversas

Entre ellas se encuentran las reacciones de hipersensibilidad en diferentes grados:

- Rash

- Anafilaxis

- Escalofríos

- Fiebre

- Síndome del hombre rojo, que se produce por la infusión EV con la liberación de histamina, no mediada inmunológicamente.

Además se describen reacciones de ototoxicidad y nefrotoxicidad cuando se llega a concentraciones séricas de 80-100 mg/ml.

Cabe señalar que es prudente monitorear los niveles plasmáticos de Vancomicina incluso en los casos que se ha administrado oralmente, ya que puede tener una adsorción oral que aunque deficiente pudiera producir efectos secundarios inesperados.

 

Ver Bibliografía