DERMATOLOGÍA PERUANA - EDICIÓN ESPECIAL - SETIEMBRE 2000

 

Alopecia androgenética. Avances terapéuticos

Rita 0. Pichardo (Venezuela)

La larga historia de los intentos para frenar o hacer retroceder la calvicie es muy interesante. El gran aporte al estudio de la alopecia androgenética fue realizado por Hamilton en 1942, el proponer que este trastorno se debe a la acción de los andrógenos sobre folículos pilosos genéticamente predispuestos.

Hace unos 20 años sol se contaba con "remedios exóticos para la calvicie" y no existen productos que estimularan la regeneración capilar. Desde el punto de vista médico era poco lo que se podía ofrecer muchas formas de prevenir y controlar la caída del cabello.

Entre las alternativas terapéuticas tenemos:

• Cosméticas "sistemas capilares".

• Quirúrgicas, trasplante de cabello (mini o microinjertos), reducción del cuero cabelludo (zonas
  calvas) o cirugía en colgajos.

Médicas: Tratamiento tópicos como el minoxidil, agente que inició la investigación científica sobre la biología del cabello y actualmente continúa vigente puesto que aplicado al 2%, b.i.d. en cuero cabelludo seco, muestra un recrecimiento a los cuatro a seis meses. La tretinoina, aplicada sola o en combinación con minoxidil (efecto sinérgico) es altamente irritante y fotosensibilizante. Una benzotiazida con efectos antihipertensivos e hiperglucémicos, el diazóxido, se ha utilizado con resultados poco alentadores. Un grupo de drogas capaces de bloquear los efectos de los andrógenos. como el cloctol, sin actividad estrogénica ni progesterogénica; progesterona, que inhibe la conversión de testosterona a dihidrotestosterona (DHT) por la 5-reductasa y compite con la DHT por el receptor citoplasmático específico, los estrógenos, que disminuyen la libido en los hombres porque son antiandrógenos indirectos v un medicamento que e encuentra en investigación, el RU-5884 que tiene una gran afinidad por receptores androgénicos.

Tratamientos sistémicos como inhibidores de las proteínas de los receptores androgénicos como la espironolactona, acetato de ciproterona y flutamida y los más novedoso son los inhibidores de la 5-reductasa, entre los que se destacan el finasteride y la nueva molécula G] 198745. El Finasteride es un inhibidor selectivo de la 5-reductasa tipo II, en dosis de I mg v.o. diario, ha demostrado, después de estudios de cuatro años de duración, ser una de las opciones más alentadoras con que contamos los dermatólogos para ofrecer a nuestros pacientes.

En el futuro se vislumbran posibilidades como la geneterapia, orientada a bloquear o interceptar la síntesis de 5-reductasa o una proteína receptora de andrógenos a nivel folicular par lograr revertir el proceso de miniaturización del folícuo piloso.

Si embargo, es indispensable insistir en individualizar cada paciente pues las opciones terapéuticas van a estar determinadas por el grado de alopecia androgenética. la edad, las preferencias y el modo de vida de cada paciente.


Regresar