Revista de Sociología - Volumen 11 - 1999 - Número 12


Julio Mejía


    

 

En tercer lugar, en forma minoritaria, se encuentran los estudios que intentan explicar la realidad social que, sin dejar de examinar descriptivamente el objeto empírico, tratan de determinar el significado y alcance teórico de los enunciados. Son investigaciones que intentan relacionar las conclusiones descriptivas con teorías explicativas: exclusión social15, ciudadanía16, cultura y actitudes políticas17, justicia de paz18, modernización19, participación20, partidos políticos y procesos electorales21.

Trabajos que buscan relacionarse con la teoría, intentan construir una visión integral y coherente que posibilite comprender los fenómenos sociales. Aquí la ruptura estadística pretende llevar la construcción de conceptos al nivel explicativo.

En general, el desarrollo actual de la investigación cuantitativa se caracteriza por la hegemonía de la descripción, la clasificación de los datos y la caracterización de los objetos empíricos. Se entiende la realidad social como un haz de factores o de interrelación entre factores. La sociología cuantitativa no ha conseguido establecer una explicación global de la sociedad peruana, una visión que permita una interpretación de conjunto, de su desarrollo y naturaleza22, lo que sí ha conseguido es el estudio de un buen número de procesos sociales específicos. Sin embargo, la investigación cuantitativa ha avanzado en sus logros, pese a que se trata de fenómenos parciales y particulares hay un desarrollo desigual y complejo. De la sociedad en su conjunto aún sabemos muy poco, cosas puntuales, pero es un desarrollo que justifica el oficio del sociólogo.

 

3. NIVELES DE LA REALIDAD SOCIAL

La investigación cuantitativa sociológica permite hurgar en un determinado nivel de la realidad social peruana. El estudio sustentado en el recurso de la cuantificación y en la utilización de información en gran escala –series estadísticas– simplifica la complejidad de la realidad a tendencias globales del sistema, el individuo aparece estandarizado y anónimo en las proporciones grupales. No es que los individuos no hagan su historia, pero el resultado estadístico o combinatorio de sus acciones y decisiones conjugadas se les escapa y se convierte en un fenómeno objetivo. Investigación sociológica que sigue el modelo de las ciencias físico-naturales, en la forma en que fue formulado por Comte, Stuart Mill, definido por Durkheim y desarrollado por Paul Lazarfeld.

El aporte de la perspectiva estructural, por la investigación cuantitativa ha sido destacado recientemente por Sinesio López en Ciudadanos reales e imaginarios. La realidad social se comprende desde una dimensión del conjunto del sistema, de la forma en que las instituciones y grupos están organizados entre sí. La sociedad aparece como una totalidad con propiedades estructurales o gestalt. La lógica de la sociología en la investigación cuantitativa se pone al lado de la estructura en la relación sujeto-sociedad.

En efecto, la sociología cuantitativa en el Perú se orienta principalmente por el análisis de las interrelaciones entre las dimensiones de la estructura organizacional de la realidad social, en la cual no aparece el estudio de la forma como el sistema influye o mediatiza las posibilidades abiertas al sujeto. Punto de vista que se expresa en las investigaciones que clasifican datos y en los trabajos que proponen explicaciones de los fenómenos sociales, en los que se subrayan los patrones sociales a gran escala y como algo que tienen una dinámica en sí misma.

Los estudios que clasifican datos están interesados en presentar series macro estadísticas de la situación de la mujer, de proceso electorales y de la realidad sociodemográfica del país. Las investigaciones que plantean explicaciones sobre la ciudadanía, exclusión social, justicia de paz, modernización, cultura y actitudes políticas, se deslizan a la interpretación integral de los fenómenos tratados, mostrando pautas generales o el marco contextual que permita la explicación social23. El análisis se queda en exponer las tendencias que surgen de la forma en que se organiza la sociedad.

En ese sentido, la influencia de la estructura en la acción del sujeto es casi inexistente en los análisis de los estudios cuantitativos. Los estudios que más se podrían acercar son los descriptivos, que analizan la sexualidad, drogadicción, trabajo infantil, vivienda, educación, religiosidad, violencia y juventud, al focalizar su atención en examinar unidades sociales concretas, están en mejor posición para dar cuenta del accionar de la gente a partir de las explicaciones por fuerzas sociales que surgen de la organización de la sociedad. Sin embargo, al privilegiar la descripción de las características particulares del fenómeno no avanzan a una interpretación integral de su estructura, simplemente no aparecen las tendencias sociales que explicarían el fenómeno, la realidad se reduce a una enumeración de elementos.

El mayor problema que presenta la investigación sociológica cuantitativa para conocer cómo las tendencias estructurales constriñen a los individuos, radica en que no se han encontrado las mediaciones adecuadas, son inexistentes los trabajos cuantitativos de redes sociales en los grupos primarios24, nivel social que facilitaría mostrar la influencia de las fuerzas sociales en la conducta de los sujetos.

Por otro lado, el desarrollo de la investigación sociológica se caracteriza por la evolución de una visión de conflicto, poder y propuestas de cambio a un enfoque de continuidad e integración del sistema25.

Los estudios cuantitativos destacan la perspectiva del consenso como una de las características más importantes de la realidad social. Imagen que en gran parte, es resultado del nuevo escenario social de los ochenta hacia adelante26.


15 Adolfo Figueroa et al: Exclusión social en el Perú; Lima, OIT, 1995

16 Sinesio López: Op. cit.

17 Jorge Parodi ed.: Los pobres, la ciudad y la política. Buenos Aires, CEDYS, 1993; Walter Alarcón: «La democracia en la mentalidad y prácticas populares», en ¿De qué democracia hablamos? Lima, CEDEP, 1992. Julio Mejía: «Cultura política y clases populares de Lima», Revista de Sociología, Nº11, Lima, UNMSM, 1998.

18 Hans-Jürgen Brandt: En nombre de la paz comunal. Un análisis de la justicia de paz en el Perú. Lima, Fundación Naumann, 1990.

19 Sinesio López: Regiones, modernización y democracia en el perú, Lima, UNMSM, Instituto de Investigaciones Histórico-Sociales, 1992.

20 Julio Mejía: «Participación, clases populares y política en Lima», Revista de Sociología, Nº8, Lima, UNMSM, 1992.

21 Fernando Tuesta: Elecciones municipales y partidos políticos en el Perú, Lima, Fundación Ebert, 1987.

22 Antecedentes de explicaciones sintéticas de la sociedad peruana pueden encontrarse en François Bourricaud: Poder y sociedad en el Perú, Buenos Aires, Sur, 1967; Julio César: Clases, Estado y nación en el Perú, Lima, IEP. 1978. Y con una orientación propiamente cuantitativa el trabajo de Aníbal Quijano: Naturaleza, situación y tendencias de la sociedad peruana, La Habana, Pensamiento Crítico, 1967.

23 Imelda Vega Centeno: Amor y sexualidad en los tiempos del SIDA. Los jóvenes de Lima Metropolitana. Lima, Ministerio de Salud, 1994, p. 27

24 En el Perú se han desarrollado estudios de redes desde una óptica cualitativa, véase, Aldo Panfichi: «Del vecindario a las redes sociales. Cambio de perspectivas en la sociología urbana», Debates en Sociología, Nº20-21, Lima, PUCP, 1996.

25 César Germaná: Op. cit.

26 Guillermo Rochabrún: «Horizontes y discursos en la sociología peruana», en Gonzalo Portocarrero y Marcel Valcárcel (eds): El Perú frente al siglo XXI, Lima, PUCP, 1995, pp. 638-639.


Anterior Regresar al indice  |  Siquiente

Arriba