Boletín 33-Consejo Superior de Investigaciones: setiembre-noviembre 1999

in aeterno

pag18.jpg (22759 bytes)

Reconocimiento al
Dr. Francisco Carrillo Espejo

     El querido y recordado profesor de Letras, Dr. Francisco Carrillo Espejo (1925-1999), falleció el pasado 13 de Octubre como consecuencia de un absurdo accidente automovilístico en la ciudad de Huancayo. Había nacido en lima un 18 de marzo y durante más de tres décadas ejerció la cátedra universitaria (dentro y fuera del país), la investigación, la labor editorial y la creación literaria. Formando en las aulas de san Marcos y de la Universidad de Washington (Seatles), Carrillo tuvo vivo interés por las crónicas de los siglos XVI y XVII, en especial por la del Inca Garcilaso de la Vega y Guamán Poma de Ayala, producto de ello son los nueve volúmenes de la Enciclopedia Histórica de la Literatura Peruana publicadas con gran éxito por la Editorial Horizonte de Lima; casualmente el último tomo está dedicado a los Cronistas de convento, cronistas misioneros y cronistas regionales (1999) .Su permanente atención y estudio a la obra y a la vida del Inca Garcilaso de la Vega lo motivarón a escribir la novela Diario del Inca Garcilaso (1562-1616), publicada en 1996.

     Los estudiantes peruanos se vieron favorecidos durante años con las diez ediciones de su utilisimo manual Cómo hacer la tesis y el trabajo de investigación universitario. El permanente contacto con los jóvenes creadores lo estimularon a fundar -en 1963- la legendaria Harawi, acaso la revista de poesía más antigua de América Latina; casualmente la muerte lo sorprendió cuando diseñaba el primer número del año 2000 dedicado a giovanna Pollarolo.

     Como profesor emérito de San Marcos continuó presentando sus estudios literaris al instituto de Investigaciones Humanísticas de nuestra casa de estudios, sus últimos trabajos giraban en torno a "La novela peruana entre 1920 y 1940" y "Las memorias en la narrativa peruana".

     El Dr. Carrillo fue además un fino poeta, autor de cinco poemarios: Provincia (1961), Cuzco (1962), En busca del tema poético (1965), y pequeños poemas comprometidos (1967); su viuda Emma Rodríguez de Carrillo publicó textos poéticos de Paco (así lo llamábamos sus amigos) en una singular y bella edición de harawi (128), convertida hoy en fuente indispensable para la revisión de la poesía peruana de la segunda mitad del siglo XX.     

Sandro Chiri