Apéndice I
Breve de Paulo III
(19-VI-1538)

 

Antonio del Aguila, por la gracia de Dios y de la Sede apostólica, Obispo de Cádiz y Consejero de su Majestad Imperial.

Para todos quienes examinaren, leyeren e igualmente escucharen la presente carta o trasunto del presente instrumento público. La carta que de parte del santísimo en Cristo, sacerdote y señor, el divino Paulo III, Papa por la providencia divina, a instancia de la Imperial y Católica Majestad del emperador y Rey de España, Carlos, nuestro señor, nos fue concedida, en forma de un Breve, bajo el sello del anillo del pescador, y nos fue exhibida y mostrada en el original, sepáis que la hemos recibido con la reverencia debida, siendo éste su tenor:

Paulus Papa III

Para el futuro recuerdo del asunto. No parece ser indecoroso que el Romano Pontífice, quien figura constituido en las Partidas revoque, corrija y cambie y disponga otra cosa conforme a lo que mirase en el Señor como arreglo saludable si, implicado en varios quehaceres, le fue arrancado por engaños alguna vez en perjuicio de alguien. Con razón nuestro muy querido hijo en Cristo, Carlos, emperador de los Romanos siempre Augusto y Rey Católico de las Españas, nos hizo saber, hace poco, que cierta carta en forma de un Breve, nos fue arrancada, a raíz de la cual el próspero y feliz estado y régimen de las Indias Occidentales e Islas Meridionales se perturbaba y a Su Majestad y a sus súbditos perjudicaba mucho. Por lo cual humildemente suplicó nos dignásemos, por la benevolencia apostólica, tomar oportunamente las necesarias medidas en lo relatado previamente.

Nosotros entonces, que nunca tuvimos en mente perjudicar a nadie, fijándonos en que la religión cristiana, gracias a la diligencia del mismo Emperador Carlos, fue divulgada no poco por aquellos lados, y queriendo sacar todos los obstáculos por los cuales obra tan santa podía ser impedida; propicios, en esta parte, a las súplicas del mismo Emperador y Rey Carlos, respecto a la carta antedicha, cuyo tenor, contenido y forma queremos tenerlos por expresados como si estuvieran insertos palabra por palabra en la presente, y su contenido, sea cual fuere, destruimos mediante la presente, invalidamos, y queremos se consideren como destruidos, inválidos y nulos.

Si sucediere que, con intervención de cualesquiera jueces y comisarios, haya, se lleven a cabo y se promulguen procesos discernientes, siendo infringidas en virtud de estas cosas dichas, que sean nulos, inválidos y sin ninguna fuerza e importancia; y así también debe juzgarse, sentenciarse y definirse de parte de cualesquiera jueces y comisarios y los Cardenales de la Santa Reverencia Iglesia o los abogados del sagrado palacio apostólico,

suprimiéndose a ellos y a cualquiera de ellos la facultad de juzgar y de interpretar de otro modo; y si sucediere que alguien de manera distinta, en virtud de cualesquiera autoridad, conscientemente o por ignorancia, atentare contra esto, que sea inválido y vano. Que todo lo cual, mediante la presente carta, firmada por la mano de algún notario y protegida por el sello de algún prelado o una persona constituida en la dignidad eclesiástica, tenga absolutamente la misma fe judicial y extrajudicialmente, que se emplee aquel tratamiento que se emplearía en los originales, si éstos hubieran sido exhibidos o sean mostrados. Sin que a todo lo cual obsten las Constituciones y Ordenanzas ni demás asuntos cualesquiera.

Dado en la Casa de la Santa Cruz, fuera de los Muros Nicienses, bajo el Anillo del Pescador, el día 19 de junio de 1538, en el IV año de nuestro Pontificado, Fabio Vigil.

Y como vimos la antepuesta carta, o sea el Breve, sana e íntegra, no viciada ni tachada, y no sospechosa en ninguna de sus partes sino carente en absoluto de todo vicio y sospecha, por lo mismo hemos hecho hacer y ordenamos este presente instrumento público del trasunto, delante de un notario y los testigos suscritos, protegido y corroborado por nuestra mano y sello. El acto fue realizado en la Ciudad de Vallisoletum de la divina Valencia. En el año de la Natividad de Nuestro Señor 1538, el día 29 del mes de Agosto, en el cuarto año del Pontificado de nuestro señor, el Papa Paulo III. En presencia del licenciado Alfonso de Renera y Cristóbal de Angulo como clérigos, y de Alfonso Martínez como lego, nuestros testigos de costumbre, quienes fueron convocados para lo antes relatado.

 

Sello del Notario apostólico que dice:

Cuidaos de falsificación

y de enmendación

P.L.M.

 

 

 Apéndice II
Real cédula de fundación de la Universidad de Chuquisaca
(Monzón, 11-VII-1552)

 

"Don Carlos y Doña Juana &c. Por quanto Fray Thomas de San Martin e obispo de la villa de La Plata, que es en las Provincias del Perú, nos ha hecho relación que él quiere hacer e fundar en el dicho obispado, a su costa, un Estudio General donde se crien e sean doctrinados los hijos de los principales de aquel reino e otras personas, e cobren habilidad e salgan predicadores de nuestra Sante Fe Católica, y nos suplicó fuessemos servidos de tener por bien que en el dicho obispado, en la parte que a él le pareciere, pudiese hacer el dicho Estudio General, el qual gozase de todos los privilegios, franquezas e livertades que a de tener el Estudio e Universidad de la ciudad de Salamanca, o como la nuestra merced fuesse, e Nos, por el bien e noblecimiento de aquella tierra, hemoslo havido por bien, por ende, por la presente, haviendolo comunicado con el nuestro Visorrey de las dichas Provincias del Perú, e paresciendole bien, damos licencia y facultad a vos el dicho e obispo, para que en la parte que al dicho Visorrey e a vos paresciere, en el dicho Nuestro obispado, podais hacer e hagais el dicho estudio General, ansi fecho, tenemos por bien que haya e goce el dicho Estudio de todos los privilegios, franquezas y exenciones que tiene e goza el Estudio de la dicha ciudad de Salamanca, con tanto que, en lo que toca a la jurisdicción, se quede y esté como agora está y que la Universidad del dicho Estudio no execute jurisdicción alguna. Dada en Monzón a XI días del mes de julio de MDLII – YO EL PRINCIPE. Refrendada Franco. De Ledezma. Firmada del Marques. Gregorio Lopez. Sandoval. Rivadeneira. Briuesca".

 

(Archivo General de Indias, tomo 7, Rs. Cédulas, Audiencia de Lima 567, ff. 188v.-189).

 

 

Apéndices III
Informe de 1788
Introducción

 

El Dr. Nicolás Sarmiento de Sotomayor, Conde de Portillo, Rector de la Universidad de San Marcos (1787-1790), elevó ante el virrey Teodoro de Croix, Vice patrono oficial de la Universidad, un Informe (29-XI-1788) sobre la situación vigente en la academia limeña y las urgentes reformas que era necesario llevar a cabo para cumplir con la Real Orden de Carlos III (13-VII-1785), remitida por el Ministro de Indias, José de Gálvez, al virrey Croix quien, a su vez, las puso en conocimiento del Rector para su acatamiento por el claustro universitario.

Tres partes conforman el inédito documento. La primera, se ocupa de las Cátedras, su número y remuneración antigua y moderna e inserta otras noticias históricas; la segunda trae datos sobre la dirección de los estudios y estado de docentes y estudiantes; y, por último, la tercera, aborda temas relativos a la administración y economía.

El Informe de 1788 es pieza importante para un estudio comparativo de la situación genérica de la Universidad en las distintas etapas de su ciclo virreinal y una confrontación más amplia con su gobierno durante la República, además de ser un texto de alto valor para comprender la vida universitaria en el siglo XVIII peruano y patentizar la gama riquísima de sus particularidades. Para un mejor examen, el documento dese ser confrontado con otro Informe (21-IX-1780), redactado por el Rector Dr. Ignacio de Alvarado y Perales, que publicó el suscrito bajo el rubro de "San Marcos en 1780" (Revista Letras Nº 46, Lima 1951, pp. 25-44). El inédito aquí publicado se encuentra inserto en el Libro XIV de Claustros (1780-1790) del Archivo Central de la Universidad de San Marcos, fojas 162v.-175v.


Informe

Exmo. Sr. En solo tres partes va a dar el Recr. y Claustro de esta Rl. Universidad de Sn. Marcos el cumplimiento de la Rl. Orn. de trece de Julio de 1785, qe. dirijió á VExa. el Exmo. Sr. Dn. Joseph Galvez Marquez de Sonora y qe. en 14 de eno. del año pasado de 1786 con su Superior Decreto de 12 del mismo pasó en Copia á esta Rl. Escuela á fin de qe. según la Vista del Sr. Fiscal exponga lo qe. tenga por combeniente sobre cada uno de los puntos qe. contiene pa. qe. evaquado con todo lo qe. corresponda, y con lo qe. tenga á bien pedir entonzes este Sr. Ministro remitirla conforme su espíritu á la Rl. Junta de Temporalidades donde se delivere lo qe. se haya de exponer á su Magd. para que determine lo qe. sea de su Soberana deliberación. Assí pues al tratar de todas las Catedras qe. goza esta Academia qe. será la primera parte dará razon individual de su numero destino dotaciones primitivas, y actuales con el Ramo en qe. estan cuidadas. Quando siga en la segunda á explicar la dirección de sus Estudios dirá lo qe. hay al presente en el servicio de los Maestros, y aprovechamiento de los Estudiantes, añadiendo despues, lo qe. tiene pedido pa. el mejor arreglo de ambos extremos. Y en la tercera en qe. ablará de su Gobierno económico, y Jurídico expondrá las Rentas qe. tiene por si en propriedad (sic), y su expendio con la contrivución qe. hacen los escolares por sus respectivos Grados Mayores, y Menores, y por último la adición variación, ó reforma qe, desea se haga en las Constituciones por donde se rige qe. son todas las particulares qe. comprehende el Rl. Mandato, y en qe. ya entramos sin rodeos para evaquar el devido despacho qe. encarga VExa. en el oficio con qe. acompaña el expediente

1º pto. Los varios aspectos qe. ha tenido la Academia según las presisas divercidades qe. le han dado los tiempos, ha formado el Mayor. o Menor numero de las Cathedras qe. ha tenido, y tiene qe. es lo primero que vamos a deslindar. Por eso para executarlo con puntualidad, darle la última perfección y evitar toda obscuridad, se hace indispensable el empesar desde el primer ori(ff. 163)gen de su fundación. Despues que el exmo. Sr. Dn. Franco. de Toledo sacó á esta Rl. Escuela en 1570, del poder de la Ynsigne Religión de Sto. Domingo donde havia estado los dies, y nueve años primeros de su establecimiento, siendo sus Rects. natos los Priores, qe. subsedian en el Gobierno de su Convento por especial encargo, y comición qe. tubo del Sr. Dn. Felipe 2º pasó á asignarle trece mil ps. ensayados de a doce rs., y medio, qe. hacen veinte mil trescientos doce ps. con quatro rs., reducidos á los comúnes, en los repartimientos de encomiendas vacas, qe. havia pr. entonzes de varias Provincias. Con esta Renta instituyó diez, y siete Cátedras qe. son las qe. se ven en el Tito. 6 de nras. Constituciones, desde la segunda, hasta la quinze inclusive, asignandoles Dotaciones correspondientes á aquel monto; demodo qe. sumadas todas salen iguales los números del principal, y de sus partidas como se ve por el Plan siguiente.

 

 

1. Constitus
Catedras
Pesos ensayados
Pesos Comunes
2 La de Prima de Teología 1000 1,562.4
5 La Sagarada escripa 800 1,250.0
8 La de Visperas de Teología 700 1,093.6
6 La de Visperas de idem pr. la tarde 600 937.4
13 Las tres de Artes con 500 pes. c/u 1500 2,343.6
4 La de Prima de Canones 1500 2,343.6
10 La de Visperas de Yden 1000 1,562.4
11 La de Decreto 1000 1,562.4
3 La de Prima de Leyes 1500 2,343.6
11 La de Visperas de Yden 1000 1,562.4
7 La de Ynstituta 500 781.2
14 La de Lengua Yndica 600 937.4
La de Mares. de Latinidad 600 937.4
15 La de Minimos de Yden 400 625.4
La de Medianos de Yden 300 468.6

En este estado duraron estas asignaciones sin alteración cerca de medio siglo en cuyo tiempo viniendo en decadencia los repartimientos, y encomiendas aplicadas (por qe. desde el principio según se explicó la Pluma mas erudita qe. ha producido en parto legitimo este emporio nacio la despoblacion en la cuna del establecimiento) le dio diverso aspecto el piadoso animo del exmo. Sor. Marqz. de Montes. Claros haviendo conseguido antes de la augusta Magd. del Sr. Dn. Felipe 3º en virtud de la representacion qe. la dirijió sobre el Sostenimiento de la Real Escuela para el provecho del Evangelio del Govierno, y del Honor el qe. le donase catorce mil novecientos seis ps. dos rs. sencillos en el Ramo de los Novenos Decimales reservados á su Rl. erario en las Diosesis de estos Reynos pa. combertirlos en piadosas obras, y fines Santos. Con ellos haviendo extinguido tres Catedras de las dies, y siete de arriba, qe. fueron, una de las de Artes, y las dos de Minimos, y Medianos de Latinidad, Rentó las otras catorce restantes, y á cinco Ministros qe. necesitaba para el mayor lustre de su manejo según se ve en la Constitucion 69 del Tito. 6 de las Catedras, y Catedraticos qe. es oy la Ley 31, de las Recopiladas Tito. del Libo. 1º de las Univercidades pero acortandoles á aquellas los Honorarios qe. antes tenían res(ff. 163 v.)pecto de ser menos cantidad la actual qe. la anterior como lo hace demostrable el siguiente Mapa

1. Constitus
Catedras
Pesos sencillos
La de Prima de Teología 0,800 1,250.0
La de Sagrada Escritura 0,600 0,937.4
La de Primras. Visps. de Teología 0,600 0,937.4
La de Sgdas. Visps. de Yden 0,400 0,625.0
La primera de Artes 0,400 0,625.0
La Segda. de Yden 0,400 0,625.0
La de Prima de Canones 1,600 1,562.4
La de Visperas de Yden 0,600 0,937.4
La de Decreto 0,600 0,937.4
La de Prima de Leyes 1,000 1,562.4
La de Visperas de Yden 0,600 0,937.4
La de Ynstituta 0,400 0,625.0
La de Lengua de Yndios 0,400 0,625.0
La de Prima de Retorica 0,480 0,750.0
Al Secretario 0,300 0,468.6
Al Mayordomo 0,200 0,312.4
Al Capellan 0,240 0,375.0
Al Vedel Mayor 0,400 0,625.0
Al Vedel Menor 0,200 0,312.4
9,620 15,031.2


Estos nueve mil seiscientos veinte ps. ensayados qe. vueltos en pesos Comunes, importaron los quinze mil treinta, y un ps. y dos rrs. de la Suma de arriba no los dio su Magestad en el todo á la Rl. Univercidad, sino ochenta menos de los primeros, ó ciento veinte, y cinco de los segundos por qe. en eso alcanza aquella Dotación a la donación de los catorce mil novecientos seis ps. con dos rs., qe. le hizo, como se insinuó poco antes de sus Novenos Decimales según la Ley 35a. Tito. y Libro citado, con quien concuerda la Constitución 70a. del referido Tito. 6ª en donde se ve la reparticion que hicieron los exmos. Señores Marqueses de Montes Claros, y Principe de Esquilache á ocho Yglecias pa. completarlos, qe.

 

A la de Lima 8,000
A la de Truxillo 1,000
A la del Cuzco 0,346.6
A la de Quito 2,000
A la de Charcas 2,000
A la de la Paz 0,625
A la de Guamanga 0,468.6
A la de Arequipa 0,468.6
Son pues los 14,906.2   quien paga
estas de 15,031.2      qe. devia queda
                    restando
  00,125

fueron nada menos que ochenta años tubo este pie la Rl. Escuela de Epoca y sin duda este exceso de los ciento veinte, y cinco ps. se descontaria entre todos data pr. cantidad por todo este tiempo. Quando vino el del Govno. del Exmo. Señor Duque (f. 164) de la Palata á los siete años de el, que fue en el de 1687 hizo una total mutación, no en los dos mil noventa, y tres ps. seis rs. sencillos que montan los salarios de los Ministros sino en los restantes doze mil ochocientos doce ps. con quatro rs. á qe. sube el de los Cathedraticos. El motivo qe. tubo fué, ver extinguido el Estanco de Soliman en cuyo Ramo estaban cituadas las rentas de novecientos setenta, y seis ps. con quatro, y medio rs. y seiscientos veinte, y cinco de las dos Catedras de Prima, y Visperas de Medicina qe. havia ordenado fundar el Señor D. Felipe Quarto desde el año de 1668, según se ve en la Ley 33, y concordante Constitución 76, del Libro y Tito. varias vezes referidos y no tener juntamte. la Escuela aquella tercera Catedra de Artes qe. compusiese un curso entero de Filosofía, que se le extinguio antes, ni una de Codigo tan esencial en la Jurisprudencia Assi determino restituir la una fundar la otra de nuevo, y darles rentas á esas dos desproveydas cersenandoles alguna corta cuota a las demas. El nesecitaba para eso mil trescientos ochenta ps. de los unos, ó dos mil ciento cinquenta, y seis de los otros; porque les dio La primera cantidad, que para esto dedujo fueron los setecientos cinquenta ps. comunes de la Cathedra de Rectorica qe. es la de Prima de Latinidad, á causa de haverse obligado los Padres extinguidos de la Compania qe. fue de Jesus á servirla sin salario alguno como se lee al fin del Tito. 6 de las Constituciones en el Paragrafo 6º de varias advertencias que allí se estamparon de Letra cursiva. Con este fondo ya fue desfalcandoles á los demas una corta cantidad. Harase constar ello en este último Mapa, qe. es el qe. ha seguido sirviendo hta. el presente.

 

                                                                                                                           Siguiente