Revista de Sociología - Volumen 11 - 1999 - Número 12


Ramón Oscar Murillo Serna


    

 

EL Poder de Hacer Cosas con Palabras*

 

"Andrade trabaja bien", dice un slogan político que se puede, ver, oír, leer y percibir por todo Lima en este tiempo de elecciones. "Andrade trabaja bien", es el eje central de campaña, alrededor del cual gira la participación de la agrupación política "Somos Perú", en estas elecciones municipales. "Andrade trabaja bien" es, entonces, el enunciado por medio del cual, el alcalde-candidato Andrade, busca persuadir o conquistar al electorado con el fin de ser reelegido alcalde metropolitano.

Argumentativamente, el convencimiento y la persuasión dependen de la habilidad lingüística del hablante, de la manipulación de la información y del tipo de argumentación utilizados (Vasilachis: 1997. 137) por éste, en un proceso de comunicación. Pero socialmente, la aceptación del enunciado no depende exclusivamente de estas estructuras lingüísticas, sino, del contexto social que envuelve la producción del enunciado, y a la vez, determina la relación entre el productor del discurso y el receptor.

Tratándose de la comunicación política, el contexto social como ningún otro elemento de la comunicación, expresa determinadas relaciones de poder simbólico que se estructuran; entre los partidos, los grupos, los electores, los políticos y las instituciones que participan en una disputa electoral cualquiera. La competencia lingüística, en este caso, no es suficiente para el análisis del discurso. La gramática lingüística, como dice Bourdieu (1982), define particularmente el sentido de las expresiones, porque el sentido acabado de una expresión según este autor, emerge de la relación del enunciado con el contexto social que completa la significación del discurso.


* Escrito en Octubre de 1998


  Regresar al indice  |  Siquiente

Arriba