Portada | Volúmenes anteriores

Industrial Data
© UNMSM. Facultad de Ingeniería Industrial
ISSN versión electrónica 1810-9993

Industrial Data    1999; 2 (2) : 7-10


LAS FINANZAS EN LA PEQUEÑA EMPRESA

Ing. Javier Del Carpio Gallegos


RESUMEN

Este artículo muestra las consideraciones que debe tomar en cuenta el pequeño empresario cuando enfrenta a la decisión de financiamiento, y cuales son las alternativas de financiamiento que puede encontrar en nuestro medio.

SUMMARY

This article shows the considerations that the small business manager take into account when it faces to the financing decision, and which are the available financing alternatives in our means.

INTRODUCCIÓN

La pequeña empresa enfrenta el reto de responder, entre muchas, a dos decisiones financieras importantes: la primera decisión está referida al proceso de inversión; y la segunda, al proceso de financiamiento.

El proceso de inversión es llevado a cabo como consecuencia de la evaluación previa, que realiza el pequeño empresario, quien se encuentra motivado por
cualquiera de las siguientes situaciones:

  1. Ingresar a nuevos mercados.

  2. Introducir al mercado nuevos productos.

  3. Mejorar o ampliar su capacidad de producción.

  4. Incrementar sus ventas al crédito.

  5. Ampliar el nivel de inventarios.

Luego de identificar el motivo de la inversión, el pequeño empresario debe evaluar el momento oportuno para efectuar la inversión, para lo cual evaluará el entorno socioeconómico. La evaluación pretende analizar el momento actual, y con mucho sentido común, decidir si las condiciones son propicias para poder llevar a cabo la inversión. Sería conveniente evaluar entre otros aspectos: Las fluctuaciones en el tipo de cambio, el nivel de costo de los préstamos, la capacidad adquisitiva de nuestros compradores potenciales, en el volumen de las ventas esperado, el plazo en el cual se piensa recuperar el monto de la inversión, la capacidad de nuestros competidores, entre otros.


Asimismo, se debe cuantificar el monto de la inversión en los siguientes tres rubros: Los activos tangibles, el capital de trabajo, y los activos intangibles.

Los activos tangibles o fijos están constituidos por la inversión en maquinarias, equipos, terrenos, edificaciones, e instalaciones.

En lo que respecta a la inversión en capital de trabajo, está referida al ciclo logístico, producción ventas y cobranzas; en otras palabras, al proceso que empieza con la compra de materiales e insumos, continúa con la producción, sigue con las ventas, y termina con la cobranza de nuestras factura o boletas de venta. Es decir se requiere estimar la inversión en los rubros de caja, inventarios, y cuentas por cobrar, que permitan que todo el ciclo se lleve sin contratiempos.

También, se tiene que realizar la estimación de la inversión en los activos intangibles, que está constituida por el desembolso de los honorarios pagados para llevar estudios técnicos - económicos, pago de intereses y gastos pre-operativos, patentes, regalías entre otros.

Como se puede apreciar, la estimación del monto de la inversión supone que hemos analizado y estimado el volumen del mercado potencial, la localización y tamaño del proyecto, y la tecnología que se va utilizar.

Luego de haber determinado el monto total de la inversión, tendremos que confrontar si dicho monto puede ser sufragado íntegramente con recursos propios.

Como en la mayoría de las veces esta situación no es factible, nos vemos obligados a recurrir a fuentes de financiamiento. Es de esta manera, como el pequeño empresario se enfrentará al proceso de cómo financiarse, planteándose entre otras las siguientes interrogantes:

  1. ¿Puede ser considerado como sujeto de crédito?

  2. ¿A cuánto asciende mi capacidad de endeudamiento?

  3. ¿Debo endeudarme en Nuevos Soles o Dólares?

  4. ¿Cómo presentará la información y documentos solicitados por los Bancos?

  5. ¿Puedo acudir a fuentes de financiamiento que fomenten la Pequeña Empresa?

En las actuales circunstancias, las condiciones necesarias para ser considerado sujeto de crédito son muy exigentes, pues la banca comercial evalúa al prestatario, porque en la eventualidad que el cliente no cumpla con pagar, el Banco procederá a ejecutar la garantía, y de esta manera puede resarcirse el saldo de lo adeudado. Lo recomendable es que el pequeño empresario vaya estableciendo una historia crediticia manejando sus recursos financieros, por medio de una libreta de ahorros y/o una cuenta corriente, de esta manera, el Banco tendrá la idea del volumen mensual que la pequeña empresa maneja.

Por otro lado, la capacidad hasta la cual se puede endeudar será establecida por la capacidad que tendrá nuestro proyecto, sino que permitan no solamente solventar las necesidades propias del proyecto, sino que permitan contar con un excedente, que se pueda utilizar para pagar el préstamo y los intereses con holgura y sin penurias.

En lo que respecta, a la posibilidad de endeudarse en Nuevos Soles o Dólares, se deberá tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • En primer lugar que el préstamo deberá solicitarse en la misma moneda en la que se reportan nuestros ingresos, es decir, si vendemos en Nuevos Soles, nos deberemos prestar en Nuevos Soles.

  • En segundo lugar, no debemos despreciar el riesgo cambiario, a pesar que en estos últimos meses, el tipo de cambio se ha mantenido estable, también es cierto que ha habido períodos en los cuales la devaluación ha superado largamente a la inflación.

  • Y, en tercer lugar, considerar la disponibilidad de fondos de los Bancos. Pues se han presentado situaciones en las cuales, era más conveniente prestarse en dólares, pero los Bancos no contaban con caja para efectuar el desembolso del préstamo.

Documentación solicitada

Con relación, a la presentación de la documentación por lo general se exigen la presentación de la siguiente documentación:

1. Carta solicitando el crédito.

2. Copia fotocopia de la libreta electoral, del RUC, del registro unificado, y de la licencia municipal.

3. En caso de local propio se exige titulo original de propiedad, copia original de la ficha registral, y copia del autovalúo; en caso de local alquilado, se requiere copia del contrato de alquiler y último recibo de pago.

4. Para las personas jurídicas, es requisito la escritura de constitución y copia de la ficha registral de la sociedad.

5. En caso de usar como garantía la prenda industrial; son requeridas las facturas originales, y poseer un seguro contra robo e incendio.

En la actualidad las pequeñas empresas que requieren financiamiento cuentan con la oferta de crédito que ofrecen las siguientes instituciones:

a. Trece Cajas Municipales de Ahorro y Crédito 

b. Catorce Cajas Rurales de Ahorro y Crédito

c. Ocho Entidades de Desarrollo para la Pequeña y Microempresa (Edpymes)

d. Cincuenta ONGs con programas de crédito 

e. Veinte Cooperativas de Ahorro y Crédito

f. Mibanco

Un estudio realizado por el Banco Mundial en 1998, y cuyo resumen se muestra en el Cuadro No. 1 Perú: Oferta de Crédito a la Microempresa en 1998, determina que la cartera vigente era de 359.4 millones de dólares, y que el préstamo promedio era de 1,609 dólares.

COFIDE sólo puede otorgar financiamientos por intermedio de otros intermediarios financieros, convirtiéndose en una "Institución de segundo piso", así mismo, cuenta con programas de Servicios de información y asesoramiento a la pequeña y micro empresa.

Las líneas de financiamiento que ofrece COFIDE son el programa Global de Crédito para la Microempresa (MICROGLOBAL), el programa de financiamiento multisectorial para la Microempresa (PROMICRO), y el Programa de financiamiento multisectorial para la Pequeña Empresa (PROPEM).

El programa MICROGLOBAL tiene por objetivo ampliar el acceso a crédito para la Microempresa formal e informal con el propósito de fomentar la formación de microempresas en la población de bajos ingresos. Los beneficiarios son personas naturales o jurídicas, que no tengan mas de diez empleados, incluyendo el propietario, tener un total de activos que no superen los 20,000 dólares americanos (no se deben considerar los bienes inmuebles), los préstamos están orientados al financiamiento de activos fijos y capital de trabajo. La tasa de interés es la establezca el intermediario. El tipo de moneda es dólares americanos o su equivalente en nuevos soles, los préstamos pueden ser hasta el 100 por ciento del monto de la inversión hasta un máximo de US$ 10,000. El plazo de pago será de cuatro años, con un año de gracia. Los intereses se pagarán trimestralmente sobre el saldo de la deuda. Las garantías se fijaran de común acuerdo con el intermediario financiero.

El programa PROMICRO tiene por objetivo impulsar el desarrollo de la Microempresa, que lleven a cabo diferentes actividades económicas, con excepción del comercio, la intermediación financiera, construcción de vivienda, defensa y exploración minera. Los beneficiarios son personas naturales o jurídicas, que posean activos hasta los 20,000 dólares americanos y realicen ventas anuales que no excedan a los 40,000 dólares americanos, los préstamos no financian la adquisición de terrenos o inmuebles, pagos de tasas e impuestos, gastos de aduana, gastos de constitución de la empresa, o intereses pre?operativos. Los préstamos están orientados a la financiación de los gastos de pre inversión, la reposición de inversiones, para capital de trabajo, y la venta de bienes de capital. La tasa de interés es la que establezca el intermediario. El tipo de moneda es dólares americanos o su equivalente en nuevos soles, los préstamos pueden ser hasta el 80 por ciento del monto de la inversión hasta un máximo de US$ 25,000, es decir, el mayor desembolso será de $20,000 y el menor de $ 2,000. El plazo de pago será de tres hasta siete años, con un período de gracia que varía de 6 a 24 meses. Los intereses se pagarán trimestralmente sobre el saldo de la deuda. Las garantías se fijarán de común acuerdo con el intermediario financiero; pudiéndose utilizar las garantías otorgadas por la Fundación de Garantías para la Pequeña Industria (FOGAPI).

El programa PROPEM tiene por objetivo impulsar el desarrollo de la Pequeña Empresa. Los beneficiarios son personas naturales o jurídicas, que posean activos hasta $ 300,000, y realicen ventas anuales que no excedan a los $ 750,000. Los préstamos están orientados a la financiación de los gastos de pre inversión, la reposición de inversiones para capital de trabajo, y la venta de bienes de capital. La tasa de interés es la establezca el intermediario. El tipo de moneda es dólares americanos o su equivalente en nuevos soles, los préstamos pueden ser hasta el 70 por ciento del monto de la inversión hasta un máximo de US$ 200,000, es decir, el mayor desembolso será de $ 140,000 y el menor de $ 2,000. El plazo de pago será de cuatro años con un año de gracia. Los intereses se pagarán trimestralmente sobre el saldo de la deuda. Las garantías se fijarán de común acuerdo con el intermediario financiero; pudiéndose utilizar las garantías otorgadas por la Fundación de Garantías para la Pequeña Industria (FOGAPI).

En el sistema financiero tradicional los prestamos para las PYMES se orientan a la adquisición y reposición de capital de trabajo y activo fijo. Los préstamos son en moneda extranjera o su equivalente en moneda nacional, con un monto mínimo de S/. 1,000, y sin monto máximo. Las empresas pueden dedicarse a cualquier actividad económica, pero deben estar por lo menos un año en funcionamiento, y formalmente constituidos. Así mismo, las instituciones financieras solicitan garantías reales, es decir, hipotecas sobre terrenos o bienes inmuebles o garantía sobre prenda industrial; o aval personal de una o dos personas. El plazo del préstamo puede llegar hasta los cinco años.

En el sistema financiero no tradicional, que está constituido por las Cajas de Ahorro Municipal, las EDPYMES, las Cajas Rurales de Ahorro y Crédito, las cooperativas, y las ONG'S, están orientando sus prestamos para las PYMES para el financiamiento de la adquisición de activo fijo y reposición de capital de trabajo. Los préstamos son en moneda nacional, con un monto mínimo de S/ 200, y hasta S/. 100,000. Los beneficiarios son comerciantes, confeccionistas, panaderos, carpinteros, apicultores, y transportistas, entre otros. Así mismo, las instituciones financieras solicitan garantías hipotecarias, o garantía sobre prenda industrial o prenda vehicular. El plazo del préstamo puede llegar hasta los 24 meses, y la forma de pago puede ser diaria, semanal, quincenal, o mensual.

Según artículo "Demanda de créditos a microempresas tiene alto potencial en el Perú", publicado en el Diario Gestión, se establece que:

"El crédito a la microempresa en la presente década ha alcanzado un dinámico desarrollo como consecuencia de varios factores, entre ellos el crecimiento de la economía, el control de la inflación y la reforma financiera, aunque dicho desarrollo también obedece al incremento de más micro y pequeñas empresas generadas por la reducción del Estado, la privatización de las empresas públicas, el incremento del desempleo y la continuidad del proceso migratorio del interior del país a las ciudades con relativo mayor desarrollo, principalmente de la costa".

La Asociación de Bancos (ASBANC) en su documento de trabajo "Financiamiento Bancario para las Pequeñas y Microempresas" establece las siguientes limitaciones para que las PYME'S logren un mayor acceso al crédito bancario:

a. El alto porcentaje de micro y pequeñas empresas en condiciones de informalidad

b. La falta de información

c. Los trámites documentarios 

d. La carencia de garantías

1. Como puede apreciarse, las tareas y los retos que enfrentan los pequeños empresarios no son tan fáciles, sobre todo si se enfrenta a la difícil situación de conseguir financiamiento.

2. Existe una mayor demanda de crédito por parte de las PYME'S, la cual no puede ser cubierta por la oferta de líneas de financiamiento tradicional y no tradicional.

3. El financiamiento es uno de los principales problemas que afectan a las PYME'S; encontrar alternativas de financiamiento a sus requerimientos ayudará a promover la creación de nuevas unidades de producción, y por ende más puestos de trabajo.

1. Se debe alentar a nuestros futuros egresados para que formen su pequeña empresa generando puestos de trabajo que tanto requiere nuestra Sociedad.

2. Se formen instituciones de financiamiento para PYME'S que se oriente a las empresas cuyos socios sean jóvenes menores de 30 años de edad.

3. Nuestra Facultad debería estrechar más la relación con las PYME'S, fomentando la realización de prácticas pre-profesionales en este tipo de unidades de producción, como un complemento a su formación profesional.

________________________

volver arriba

Tabla de contenido

 


UNMSM | Sistema de Bibliotecas | Biblioteca Digital

© 1997-2008 UNMSM. Oficina General del Sistema de Bibliotecas y Biblioteca Central
Comentarios y/o sugerencia : sisbiblio@unmsm.edu.pe
Todos los derechos reservados
Lima - Perú