Revista Peruana de Epidemiología - Vol. 4 N.º1 Marzo de 1991

 

Libros y revistas

 

Herrer Alva, Arístides. Epidemiología de la Verruga Peruana. Lima: Gónzales Mugaburu, 1990: 120 pp.

Carlos Quirós Salinas

 

Ha sido presentado recientemente el libro denominado; "Epidemiología de la Verruga Peruana", cuyo autor es el Dr. Aristides Herrer Alva, notable investigador científico peruano, pulcramente editado por el Dr. Luis Gonzáles Mugaburu F., cuya lectura la consideramos, obligada para aquellos que se dedican a la Epidemiología, sobre todo en países subdesarrollados como el nuestro, con una Patología predominantemente de procesos infecciosos especialmente en las zonas rurales y marginales de las ciudades.

Es sabido que la función fundamental de la Epidemiología es llegar al conocimiento de la forma en que se difunden los procesos mórbidos de distinta naturaleza, no solamente de carácter infeccioso en la población, y determinar mediante la investigación científica, todos los factores que intervienen en este proceso, que permitan la aplicación racional de medidas de control o erradicación, motivo por el cual se considera a esta disciplina, como la "columna vertebral" de la prevención.

El trabajo del Dr. Herrer demuestra de una manera palpable, la necesidad de investigar los distintos factores que condicionan y determinan la presencia de las enfermedades en la población mediante el conocimiento no solamente del agente causal, el vector, el huésped, la clínica etc., sino con el de las condiciones ecológicas en su mis amplio sentido, en que se da el proceso salud enfermedad que incluyen los aspectos antropológicos, hábitos, costumbres), económicos, sociales, etc., los que deben ser estudiados "en el terreno" y no solamente en el gabinete o en la sala hospitalaria, sobre la base de estadísticas muchas veces de dudosa validez, que han conducido a graves errores en la aplicación de las medidas de prevención más convenientes para obtener el éxito esperado; motivo por el cual, muchas han significado con no poca frecuencia el dispendio innecesario de recursos, con graves perjuicios para la economía de los países. Es solamente mediante la observación minuciosa "in situ", de todos estos factores que intervienen en la cadena epidemiológica que se puede conocer la realidad y aplicar las medidas de prevención correctamente.

Como bien dice el autor en el Prefacio: "Desde hace muchas décadas los médicos peruano, en su mayoría, han tratado de estudiar la patología de la Verruga, pero han subestimado los aspectos ecológicos y epidemiológicos. En esta oportunidad, el presente libro pretende llenar dicho vacío utilizando con tal objeto la experiencia adquirida en los trabajos de campo durante mi prolongada permanencia en los Institutos Nacionales de Salud".

¡Y vaya si lo han conseguido!, ya que es una obra que tiene un enfoque diferente al que clásicamente se utiliza para estudiar la Epidemiología de las enfermedades, sobre la base de estadísticas fundamentales, pero poco en el propio escenario en que esta se desarrolla, pues para esto se necesita lo que los americanos llaman el "show leath epidemiologist", (epidemiólogo que gasta las suelas de sus zapatos, caminando en el campo) y de estos el Dr. Herrer es un magnifico ejemplo, testimonio de lo cual puedo dar, pues me ha cabido el privilegio de acompañarlo en algunos de sus viajes a las zonas verrucosas y utógenas, cuando me desempeñaba como Jefe del Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud. Es un hombre que domina con maestría todo lo que es necesario para este tipo de trabajo, pues además de connotado científico, fue incansable andarín, jinete, cocinero, cazador, artesano, etc. El mismo fabricaba muchas veces los; elementos que necesitaba para transportar los insectos que capturaba para sus estudios, con un ingenio que sólo lo puede dar la necesidad de trabajar en precarias condiciones por la falta de recursos y gracias a su vasta experiencia.

Muchos programas de control y erradicación de enfermedades han fracasado por el desconocimiento completo de la epidemiología de las mismas y entre ellos podemos mencionar: el de la Malaria como un ejemplo típico que con el advenimiento de los insecticidas de acción residual se penso erradicar fácilmente, por los asombrosos resultados que se obtuvo al comienzo en, ciertas zonas que contaban con viviendas que permitían la protección mediante el insecticida, más no así en zonas en las que no se dan estas condiciones, como la Selva, por ejemplo, en la que las casas no tienen paredes. Tampoco se estudió las costumbres de los habitantes, sus migraciones, por motivo de sus ocupaciones, etc. En el Perú, tenemos muy presente lo que ocurrió con el Programa de Peste Bubónica en el Norte del país (Ayabaca, Huancabamba, Departamento de Piura), en 1963, en que se pretendió controlar teóricamente la enfermedad, con lo procedimientos clásicos de desrratización en las viviendas permanentes, y eliminación de los vectores mediante la aplicación del DDT en las mismas, cuando en realidad se trataba de un problema diferente, ya que sus habitante no se infectaban en estas casas, que quedaban en la partes altas en las que no había roedores que albergaran la infección, sino en sus chacras cuando iban a sembrar o cosechar y donde permanecían durante parte del año viviendo en chozas improvisadas lugar en el que adquirían la infección de los roedores silvestres. Felizmente a tiempo se descubrió el error, y se evitó un gasto enorme que no se justificaba.

Como estos ejemplos hay muchísimos y lo repito, que sin el conocimiento minucioso de la Epidemiología de la Enfermedad, no posible aplicar las medidas adecuadas de prevención. Considero por esta razón, y lo reitero nuevamente, que el libro del Dr. Herrer, es de lectura obligada, para aquellos que cultivan esta disciplina y se dedican a labores de salud pública en general, ya que es una magnifica recopilación de una larga experiencia vivida directamente por el investigador.