Folia Dermatológica Peruana - Vol. 7  N.º 3/4 diciembre 1996

 

TRABAJOS ORIGINALES

Taxonomía de los HIV y observaciones neuropsicológicas en pacientes con SIDA.

Primeras Observaciones (Comunicación Preliminar)*

Dres. J. M. Cuba (1)
E. Celiz G. (2)

 

RESUMEN

Se presenta un trabajo preliminar sobre el estudio Neuropsicológico en pacientes con SIDA y se identifica el VH-1 y el VIH-2.

Todos los Pacientes presentaron una franca alteración en los reflejos osteotendinosos sobre todo por hiperreflexia asimétrica y fundamentalmente deforma parapléjica.

En el aspecto neuropsicológico, la prueba de Folstein fue siempre anormal y especialmente en los items agregados para la atención y la automotivación. Por último en la organización del pensamiento el juicio el criterio y el raciocinio mostraron claras alteraciones

PALABRAS CLAVES: VIH-SIDA-NEUROPSICOLOGIA


SUMMARY

This is a preliminary report on neuropsicologycal testing of AIDS patients, incluiding HIV- I and HIV-2 infections.

All patients presented with clear alterations of deep tendon reflexes, including asymmetrical hyperreflexia, mainly of the paraparestic type.

From a neuropsycologycal prespective, the Folte test was abnormal, specially in regard to attention and self motivation items. Finally, regarding the thought process, there were clear alterations of judgement and racionality.

KEY WORDS: HIV-AIDS-NEUROPSICOLOGY

 


Folia. Dermatol. (Perú) 1996; 7 (3/4): 32-6


INTRODUCCIÓN

Los Retrovirus son neurotropos y los VIH, que originan el SIDA son retrovirus humanos(4) por eso, las publicaciones sobre la neuropatología del SIDA son cada vez más numerosas. Uno de nosotros(5, 6) se ha ocupado de la revisión bibliográfica sobre este tema, en 1995 y en 1996, respectivamente.

De otro lado, en el hombre, se han identificado dos unidades, el VIH- 1 y el VIH-2; estos, a su vez, están relacionados con retrovirus de los animales, especialmente con los de los simios (VIS) y de los felinos VIF(9, 1, 8).

Entre los VIH-1 pueden reconocerce dos grandes grupos: el grupo M (MAYORITARIO) y el grupo 0 (RARO). Dentro del grupo M se distinguen nueve subtipos que se los denomina de la A a la 1 y en cada subtipo la heterogeneidad varía entre el 5% al 20%; variaciones que aumentan cuando se compara diferentes pacientes y aún en el mismo individuo pueden reconocerse diferentes tipos(13).

En cuanto al origen del VIH-2, el reservorio natural serían simios (VIS)(13). En el caso de VIH- 1, no se conoce el reservorio natural, aunque se sugiere, que serían los chimpancés.

En relación a la secuencia genética de "pal", puede distinguirse cinco grandes filogrupos. El primero corresponde al VIH-1, el segundo VIH-2 y los otros tres representan a retrovirus aislados de animales.

La distinción entre tipos y suhtipos no sólo tienen interés acádemico, sino que además las evidencias sugieren, por ejemplo, que el subtipo E del VIH- 1, es mas transmisible y más patógeno que otros.

Así mismo en ciertas regiones como en Tailandia hoy se observa una rápida progresión en los infectados por el subtipo E.

Respecto al VIH-2 el subtipo A, también parece ser más patogénico;(13).

En fin, todas las publicaciones concuerdan que el SIDA, en el hombre es producido en gran parte por un virus; el VIH-1 que fue el primero que se identificó, es el más estudiado y que predomina en Europa y en los Estados Unidos. El VIH-2 que predomina en Africa y posiblemente en sud América es menos patógeno y el tiempo de latencia clínica es más largo.

 


MATERIAL Y METODOS

Para el estudio Neuropsicológico se seleccionaron 13 pacientes con Westem Blot confirmado, en plena evolución y que no presentaban infecciones "oportunistas" o secundarias. En estos se realizó el examen neurológico principalmente de los grandes sistemas ascendentes y descendentes y un examen de funciones gnósicas, incluyendo la prueba de Folstein modificada, con el agregado de dos items, para estudiar la atención y la automotivación.

En el aspecto inmunológico se utilizó los mismos métodos ya empleados por uno de nosotros (2, 3).

Con la intención de disponer de otros test que nos permitieran contar con otras pruebas que nos dieron los mismos resultados y a la vez, investigar la presencia del VIH-2, se usó el test de Membrana de Cambridge (Test Rápido) para una prueba de "Scrining" que permite poner en evidencia la presencia del VIH-2. Para confirmar la infección HIV-1 el NEW LAV-BLOC 1 (Sanofi-Pasteur) se espera el KIT REPTI-LAV 1-2, de Sanofi Pasteur (Francia) (para diferenciar los anticuerpos anti HIV-1 y anti HIV-2).

 


RESULTADOS

Se han examinado someramente 13 pacientes, tanto en el aspecto neurológico como neuropsicológico; en este último mediante la prueba de Folstein modificada por uno de nosotros (cuadro 1) en el examen neurológico se observa la hiperreflexia osteotendinosa generalizada y en algunos casos mayor en los miembros inferiores (casos 1, 4, 10 y 11); en muchos de ellos otros cuadros neurológicos (casos 1, 5 y 12).

 

CUADRO 1. EVALUACION NEUROLOGICA Y NEUROPSICOLOGICA
PACIENTES EXA. NEUROLOGICO TEST FOLSTEIN
1. JFUP PFP, izq. espástica hemiparesia alterna sensitiva izquierda 30/30
2. DTR Normal 24/30
3. PSS Hiperreflexiva en MMII 25/30
4. MSY Hiperreflexia en MMII 25/30
5. FIHC Hemiparesia derecha diplejia 23/30
6. RAP Hiperreflexiva osteotendinosa generalizada 30/30
7. JJGL Hiperreflexiva osteotendinosa generalizada 29/30
8. FGT Hiperreflexiva osteotendinosa generalizada 28/30
9. JSH Normal 28/30
10. LAÑV Hiperreflexiva osteotendinosa en MMII 23/30
11. REH Síndrome cerebeloso hiporeflexia osteotendinosa generalizada 21/30
12. JMGG Hemiparesia derecha Bulimia Incontinencia vesical y anal. 10/30
13. JCRP Normal 27/30
Nota: En la prueba de Folstein el puntaje menor de 25 los consideramos anormal, por disolución de las funciones superiores e intelectuales

 

La prueba de Folstein mostró una disminución variable en la respuesta que va de -27 a -10, lo que muestra la pérdida de las funciones superiores; solo en 2 casos fue normal ( caso 1 y 6).

En cuanto a los resultados de los exámenes de laboratorio (cuadro 2) se empleó la prueba New Lav Blot-I que fue positiva para el virus de inmunodeficiencia 1. (VIH-1).

 

CUADRO II
RESULTADOS DE TEST DE CONFIRMACION

PARA VIH-1 USANDO EL NEW LAV BLOT-I
(SANOFI-PASTEUR)
TEST CONFIRMATIVO

Casos New Lav Blot-HIV-1
1. Control Negativo
2. Control Positivo
3. (RSH)
4. (BFI)
5. (RRS)
6. (CMN)
7. (PGC)
8. (GEH)
9. (FGO)
10. (FEJ)
11. (GBJ)
12. (CAH)
13.
14. (A)
15. (B)
16. (C)
17. (D)
18. (E)

NEGATIVO
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
NEGATIVO
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
POSITIVO HIV-1
NEGATIVO

*** Este estudio se realiza con la colaboración de la Licenciada Doris Zevallos

 

Por primera vez se empleó la prueba de Cambridge rápida para diferenciar el VIH-1 del VIH-2 (cuadro 3); el resultado fue positivo para ambos virus en 4 casos; que en nuestro medio nos parece de gran valor.

 

CUADRO III
TEST RAPIDO DE CAMBRIDGE PARA DIFERENCIAR EL VIH-1 Y VIH-2
CAMBRIDGE TEST
Casos ANTI. VIH-1 ANTI. VIH-2
1.-
2.-
3.-
4.-
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO
POSITIVO

 

Foto

 


COMENTARIO

Nos parece importante señalar, sólo de paso, que existen varias puertas de entrada para que el virus penetre en la célula(5) pues el receptor CD4 del linfocito y de la microglia es apenas la primera puerta; esta sola reacción no es índice de enfermedad, a ello deben agregarse cuatro moléculas más denominadas cofactores, si falta una de ellas, aunque la persona esté expuesta al virus escapa a la infección. Estos cofactores que son el resultado de mutaciones genéticas protegerían a ciertas personas expuestas al virus.

En cuanto al aspecto neurológico y neuropsicológico, uno de nosotros(5, 6) ha hecho la revisión de la bibliografia sobre las principales imágenes histopatológicas producidas por los VIH, sobre los linfomas y especialmente sobre las manifestaciones neurológicas y neuropsicológicas, propias de la enfermedad; dicho en otro término que no corresponden a enfermedades oportunistas.

Nos parece importante señalar que las manifestaciones neurológicas y neuropsicológicas marcan siempre el comienzo de la enfermedad antes que los síntomas generales que acompañan al proceso, como lo muestra nuestra observación y la bibliografía mundial(5).

De intento, hemos separado de esta casuística los pacientes con demencias francas o con graves desórdenes neurológicos, así como los estadios finales del SIDA.

En el aspecto neurológico, de los trece pacientes evaluados de SIDA se han encontrado tres pacientes, en los que no se evidenciaron síntomas en la evaluación neurológica, donde se encontró una ligera hemiparesia derecha en las pruebas de Barre. Sin embargo en todos hubo hiperreflexia osteotendinosa y en tres la hiperreflexia fue mayor en miembros inferiores.

En el aspecto neuropsicológico, se encontró disminución de la atención, pérdida de la automotivación, fátiga rápida en la memoria y marcada tendencia a la resignación.

En la prueba de Folstein modificada los promedios oscilaron entre 25 y 10, sólo en cuatro pacientes se encontró por encima de 25, el resto fue inferior a 25, que se considera como anormal. En fin, en los cuatro pacientes que tuvieron un puntaje mayor a 25, los puntos agregados para la atención y la automotivación fueron anormales.

Aún cuando ya nos hemos referido a este tema, nos parece importante recordar que existe una gran complejidad entre los mediadores que producen las degeneraciones del SNC, pues si bien la neurobiología

ha permitido precisar las interacciones entre la neurona, la astroglía y la microglía, existen lagunas para entender lo que ocurre en el complejo monocitomacrófago en los infectados con los VIH.

 

Se considera:

1.- Células moduladoras que controlan la replicación vírica y la expresión gémica que serían C134 y CD8, los macrófagos y las células B.
2.- Las células infectadas por el virus, que originan señales que inducen a la neuropatología: los macrófagos y la microglía.
3.- Las células amplificadoras que amplifican las señales y producen toxinas; aquí estarían los macrófagos, las células endoteliales, los astrocitos y la microglía.
4.- En fin, las células "diarre" o neurotropos al VIH que determinan la disfunción del SNC, que son la neurona y los oligo dendrocitos.

En el aspecto inmunológico, desde 1981 en que se reconoció el cuadro clínico, se concluyó en su etiología vírica. Por las primeras características de su tropismo humano en los linfocitos T, descubiertos tres años antes en relación con el agente vírico de la Leucemia/Linfoma T Humano HTLV-II, que poseía este tropismo y que pertenecía a la familia de Retrovirus al agente del SIDA se le denominó HTLVIII, considerándoselo, también, como retrovirus humano, por consiguiente, neurotropo(1, 11); La detección y aislamiento de este retrovirus se efectuaron en forma independiente, por muchos autores. Además en el cepario de HTLV-III, Barre Sinoussi y colaboradores refirieron el aislamiento de un nuevo tipo. Por eso después se denominaron a los virus del Sida VIH-I y VIH-2, este último aislado por la autora referida.

Beatriz Halin en su revisión(18), se refiere a la diversidad genética de los Lentivirus. Entre los Retrovirus que producen Linfocitopenia y SIDA, se distinguen dos especies, el VIH-I y el VIH-2. Como es sabido en el VIH-I, se distinguen dos grandes grupos: el grupo M y el grupo 0.

Sabemos que la distinción de tipos y subtipos tiene una gran importancia, no sólo académica. Hay algunas evidencias, por ejemplo, que el subtipo E de VIH-I, es más transmisible y más patógeno que otros, particularmente que el B. Respecto del VIH-2, el subtipo A también parece ser más patógeno que el resto. "La mayor virulencia del subtipo A, explica que sea el que protagoniza la diseminación del VIH-2 en India y Sudamérica(9).

VER BIBLIOGRAFÍA


Regresar