Folia Dermatol.     2003; 14 (1) : 43-44



REVISIONES BIBLIOGRÁFICAS

Maria Del Carmen Castro

 

 


TRATAMIENTO DE LIQUEN PLANO CON GRISEOFULVINA

Dahbar M, García R, Laffargue J, La Terza A, Bocian M, Doro F, et al. 
Arch Argent Dermatol 2002; 52: 23-26.

El liquen plano es una dermatosis inflamatoria de etiología desconocida. Puede afectar la piel, mucosas (bucal y genital) y anexos. Se caracteriza por pápulas poligonales, pruriginosas, eritematovioláceas, predominantemente en tronco y miembros. Hay variaciones del patrón de lesión: diferencias de configuración (anular, lineal), de localización (mucosas, genitales, uñas y cuero cabelludo) y en la morfología (hipertrófico, folicular, atrófico, vesicular y ampollar, erosivo y ulceroso, actínico, eritematoso, exfoliativo).

Los autores presentan el caso de un paciente de sexo masculino, de 15 años de edad, con diagnóstico clínico e histopatológico de liquen plano, al que se le indica griseofulvina 500 mg/día y fexofenadina 120 mg/día con mejoría tanto subjetiva como objetiva al mes de tratamiento. La griseofulvina es un fungistático con actividad antiinflamatoria y vaso dilatadora. Su posible actividad terapéutica en el liquen plano se debería a la interferencia del metabolismo de los ácidos nucleicos, que son necesarios para la queratinización.

Concluyen que la griseofulvina constituye una alternativa terapéutica válida para esta enfermedad, como lo confirma este caso, la revisión bibliográfica y la comparación con otras opciones terapéuticas.


MANIFESTACIONES CUTÁNEAS DEL SÍNDROME ANTIFOSFOLIPÍDICO
Cerón I, Loubies R, Correa H. 
Rev Chilena Dermatol 2000; 16(3): 192-196.

El síndrome antifosfolípido (SAF) es un trastorno de hipercoagulación multisistémico, en el que hay desarrollo de trombosis arterial y/o venosa y pérdidas fetales recurrentes, frecuentemente acompañadas por trombocitopenia moderada, en presencia de anticuerpos antifosfolípidos llamados anticuerpos anticardiolipina (AAC) o anticoagulante lúpico (ACL).

Dentro de la gran variedad de manifestaciones clínicas destaca la patología cutánea, que puede ser la primera expresión de la enfermedad. Incluyen: livedo reticularis, vasculitis livedoide y necrotizante, tromboflebitis, necrosis y ulceración cutánea, máculas eritematosas, púrpura, equimosis, nódulos de la piel dolorosos, hemorragias en astilla subungueales, enfermedad de Degas (papulosis atrófica maligna) y linfoma células-T-cutáneo. En el examen histopatológico, el hallazgo más frecuente en las lesiones de piel de los pacientes con SAF es una trombosis vascular no inflamatoria.

En cuanto a los marcadores serológicos, se han caracterizado cuatro tipos de anticuerpos antifosfolípidos: anticoagulante lúpico, anticuerpos anticardiolipina, test serológico para sífilis (VDRL) falso positivo y anticuerpos anti B2 glicoproteína 1.

El SAF se clasifica en: primario (no existe evidencia clínica o de laboratorio de enfermedad subyacente o asociada) y secundario (se encuentra asociado a otra enfermedad y es menos frecuente que el primario).


QUERATOSIS SEBORREICA VS. MELANOMA ¿LA DERMATOSCOPÍA ES ÚTIL EN EL DIAGNÓSTICO DIFERENCIAL?
Cabo H. 
Arch Argent Dermatol 2002; 52: 11-15.

La dermatoscopía es una técnica no invasiva que mejora el diagnóstico clínico de las lesiones pigmentadas benignas y malignas. Los criterios dermatoscópicos de las queratosis seborreicas son: seudoquistes de milium, seudoaperturas foliculares (criptas irregulares), fisuras y crestas (semejando la superficie cerebral) y estructuras con aspecto de huella digital. Los criterios adicionales que pueden observarse son: ausencia de red pigmentaria, vasos con aspecto de hebilla (formas irritadas), seudo velo azul-blanquecino y seudo ramificaciones o flujo radiado (en formas hiperqueratósicas) y seudoaperturas foliculares en nuevos compuestos.

Es importante recordar que esta técnica aunque mejora el diagnósitico clínico no reemplaza a la histopatología.


RESOLUTION OF RECURRENT PERIANAL CONDYLOMATA ACUMINATA BY TOPICAL CIDOFOVIR IN PATIENTS WITH HIV INFECTION
Resolución del condiloma acuminado perianal recurrente con cidofovir tópico en pacientes con infección por VIH
Martinelli C, Farese A, Mistro AD, Giordini S, Rufino I. et al.
J Eur Acad Dermatol Venereol 2001; 15: 568-569.


El condiloma acuminado anogenital es la manifestación clínica más frecuente de la infección por papiloma humano (HPV). La asociación entre el virus de inmunodeficiencia (VIH) e infección HPV es frecuente (25-60% en hombres). Los tratamientos tópicos convencionales (ácido salicílico, tretinoina, podofilina y podofilotoxina) y las terapias destructivas (crioterapia, electrodesecación, ablación por láser y escisión quirúrgica) son a menudo no efectivas, con una alta tasa de recurrencia. El cidofovir es una droga nucleótida antiviral análoga, ha sido utilizada exitosamente para el tratamiento tópico o intralesional.

En este estudio fueron tratados 3 pacientes infectados con VIH y con condilomas perianales (HPV) con cidofovir 1% tópico en colodium flexible, una vez al día por 2 semanas. El resultado del tratamiento mostró una resolución completa de las lesiones de HPV. Las reacciones adversas fueron: eritema mediano transitorio, sin otra reacción adversa. Ningún paciente mostró lesión durante los 10 a 14 meses posteriores.


BOTULINUM TOXINA FOR PALMAR HYPERHIDROSIS
Toxina botulínica A para la hiperhidrosis palmar
Wollina U, Karamfilov T. 
J Eur Acad Dermatol Venereol 2001; 15: 555-558.

En el presente trabajo se evaluó la eficacia y seguridad de las inyecciones intracutáneas de toxina botulínica A en la hiperhidrosis palmar severa de 10 pacientes. Se observó la reducción de la sudoración anormal en 1 semana en 100% de los pacientes. En 6 pacientes esta mejoría duró 12 meses. La respuesta más prolongada fue de 22 meses. El único efecto no deseado fue el dolor de las inyecciones intracutáneas.

La toxina botulínica A (BTXA) es un potente bloqueador de la acetilcolina que induce la sudoración. En el presente estudio se utilizó 200u de Botox por palma para tratar la hiperhidrosis palmar severa. Refieren los autores que hasta ese momento no se ha publicado nada que demuestre la inducción de anticuerpos neutralizantes por las inyecciones de BTXA.


ACTUALIZACIÓN EN ACNÉ Y ROSÁCEAS: ISOTRETINOÍNA
Molina MT. 
Rev Chilena Dermatol 2000; 16(3): 215-217.

La isotretimoína es utilizada para el tratamiento de acné severo, muy severo y rebelde, así como en acné que mejora menos de un 50% después de 6 meses de uso combinado de antibióticos convencionales y terapia tópica, acné que deja cicatrices, acné que provoca alteraciones psicológicas importantes y en acné que recae significativamente durante o rápidamente luego de un tratamiento convencional.

Se sugiere en este artículo el uso de isotretinoina a dosis intermitentes (dosis 0.5 mg/kg/día por un semana al mes por un total de 6 meses) en pacientes con acné de localización predominante en la cara, acné inflamatorio leve y excreción sebácea normal.

Se ha informado en la literatura de pacientes con acné persistente entre los 56 a 75 años, a los que se les dio isotretinoina 0.25 m/kg/día por 6 meses con resultados favorables.

Los cambios óseos que se observan con la terapia de retinoides consisten en hiperostosis esquelética (columna vertebral y huesos y ligamentos del pie). Sin embargo, estudios recientes han demostrado no haber cambios en los marcadores del metabolismo del hueso, con dosis de 0.5 a 1mg/kg/día x 5-6 meses.

La asociación de la isotretinoína con cambios de ánimo se conoce desde hace tiempo, por ello es necesario tener en cuenta este efecto colateral potencial en pacientes de riesgo, como aquellos con historia de depresión.

Se ha demostrado que la isotretinoína es eficaz en la rosácea y puede mejorar la rinofina. La dosis empleada es de 10 mg/día por 4 meses, dosis mayores podrían exacerbar la rosácea oftálmica.


DIAGNÓSTICO PARASITOLÓGICO DE LA LEISHMANIASIS TEGUMENTARIA AMERICANA
Cuba CA.
Rev Med Exp 2000; 17(1-4): 39-52.

En este artículo el autor identifica los métodos recomendados por los especialistas y describe los procedimientos por su sensibilidad y reproducibilidad, concluyendo que éstos continuarán vigentes, siempre que sean correctamente ejecutados.

El diagnóstico parasitológico de la Leishmaniasis Tegumentaria Americana (LTA) es parte fundamental del estudio de la enfermedad. Es condición obligatoria cuando se desea probar la acción de un nuevo medicamento y difundir el esquema terapéutico de un paciente parasitado.

Merecen ser destacados por su eficiencia y sensibilidad: el cultivo "in vitro" y la inoculación en hámsteres. En Leshmaniasis, tanto cutánea como mucosa, el éxito en el aislamiento es inversamente proporcional al tiempo de duración de la enfermedad. Además el tratamiento específico previo disminuye la eficiencia de demostración del parásito. El autor admite que no existe una técnica de aislamiento que reúna todas las características necesarias a fin de diagnosticar parasitológicamente 100% de los pacientes con LTA, siendo de opinión generalizada, que el máximo rendimiento se consigue con la combinación de 2 ó 3 de ellas. Si a esto se asocian la prueba de Montenegro y la serología por ELISA, el diagnóstico de laboratorio de LTA puede llegar a más del 90%.

Si no sólo se quiere diagnosticar, sino también aislar el parásito, los métodos de cultivo son muy eficientes.

Actualmente las técnicas de hibridización de los ácidos nucleicos permiten establecer relaciones nucleotídicas entre la Leshmaniasis; sin embargo, las sondas radioactivas de ADN-K no proporcionan una adecuada sensibilidad diagnóstica, pero en asociación con la técnica de PCR presenta resultados más promisorios. Concluye el autor que todo este potencial para el diagnóstico de LTA que surge del campo de la biología molecular requiere todavía mejores estudios clínicos y de campo para su validación definitiva.


CARBUNCO
Burstein Z, Guillén A, Morales S.
Rev Med Exp 2001; 18(1-2): 47-50.

El carbunco es una zoonosis muy antigua, de distribución universal con regiones endémicas. Fue la primera enfermedad humana a la que se le atribuyó un agente patógeno específico; produce en el hombre una enfermedad aguda, de localización predominantemente cutánea (95%), ocasionalmente pulmonar (5%) y raramente gastrointestinal.

El carbunco cutáneo (pústula maligna, edema maligno o Anthrax), luego de una incubación de aproximadamente 7 días (1-12 días) aparece en zonas de contacto infectantes (piel expuesta) una o más pústulas circunscritas, de bordes parduscos, pruriginosas, que crecen rápidamente, desarrollándose una vesícula o ampolla central de contenido sanguinolento con gran cantidad de bacterias, que se hacen hemorrágicas, se deprimen y necrosan. Puede aparecer un contorno de vesículas satélites, se forma una escara negra central y los contornos se hacen eritematosos con edema progresivo (pústula maligna). Las úlceras necróticas son indoloras. Se presenta linfadenopatía regional, fatiga, fiebre y compromiso del estado general. La bacteriemia es una complicación poco frecuente y se puede acompañar de meningitis (la mortalidad llega a un 20%).

En los animales (bovinos, ovinos, caprinos, equinos), el carbunco se presenta en 3 formas distintas: forma apoplética, forma aguda y subaguda.

Los autores publican una serie de fotografías del cuadro clínico. Además en este artículo podemos observar fotografías del examen directo del exudado de la vesícula (coloración gram), el cultivo de 24 y 48 horas en agar sangre (coloración gram), colonias no hemolíticas en agar sangre de carnero y colonias en agar tripticasa soya.


back.gif (71 bytes) Contenido

Volumenes anteriores

Revistas de Salud