Folia Dermatológica Peruana - Vol. 11  Nº. 3 diciembre 2000

REVISIONES BIBLIOGRÁFICAS


ANTOMA Y ATEROMA HIPERCOLESTEROLEMIA FAMILIAR HOMO
Y HETEROCIGOTA: RIESGO DE INFARTO PRECOZ

Romano Boix E col.

Revista: Arch Argent Dermatolog, 2000, 50: 161-7.

Se presentan dos pacientes con hipercolesterolemia familiar (HCF) y xantomas en cada una de sus variantes genéticas: homocigota y heterocigota.

La HCF puede detectarse desde el nacimiento. En los heterocigotas la sangre del cordón umbilical presenta concentraciones de LDC de 2 a 3 veces la normal. Se mantienen asintomáticos hasta la 2ª a 3ª década de la vida y se manifiestan precozmente a través de los xantomas de los tendones (tendón de Aquiles, rodillas, codos y dedos). Los xantomas tendinosos son patognomónicos. Pueden existir signos menos específicos como xantelasmas y arco lipídico corneal. Los xantelasmas pueden presentarse también en pacientes con colesterol y triglicéridos normales; es necesario entonces investigar siempre en estos casos alteraciones de las apo y lipoproteínas (aumento de Apo B y disminución de Apo A y/o HDL).

El pronóstico serio y que confiere gravedad a la hipercolesterolemia familiar, son las manifestaciones de enfermedad coronaria, que pueden aparecer en los heterocigotas desde los 30 años. Está comprobado que antes de los 60 años, hasta un 85% de los varones heterocigotas habrá presentado infarto de miocardio y generalmente un 20% de hombres y mujeres heterocigotas harán enfermedad coronaria antes de los 50.

En los homocigotas, que tienen concentraciones de colesterol en sangre mucho más elevadas  hasta 6 veces lo normal- la enfermedad es precoz.

Los xantomas tendinosos aparecen ya en los primeros años de vida, acompañados con frecuencia de xantomas tuberosos en sitios de roce o traumatismo: codo, rodillas y manos especialmente, y de xantomas planos amarillentos en zonas interdigitales palmares.

Las alteraciones cardiovas-culares son muy precoces, a veces antes de los 10 años de edad.

Por ello, el dermatólogo cumple en estos pacientes un rol muy importante: la prevención y el diagnóstico clínico correcto llevará a poner en funcionamiento inmediato el tratamiento específico interdisciplinario.

V CAMPAÑA NACIONAL DE PREVENCION DEL CANCER DE PIEL
«CONSULTE SUS LUNARES»

Rev: Dermatología Argentina, 2000, VI(2):155-8.

Entre el 15 y 20 de Noviembre de 1998 se desarrolló en todo el país la Campaña Nacional de Prevención del Cáncer de Piel - consulte por sus lunares -, que organiza la Sociedad Argentina de Dermatología desde 1994.

Consultaron en la Campaña 12, 313 personas, de las cuales 536 presentaron lesiones significativas sospechosas. De las 536 lesiones, 386 fueron basocelulares, 79 melanomas y 71 espinocelulares. El fototipo predominante fue el tipo II y tipo III.

El sexo femenino presentó mayor proporción de basocelulares y melanomas.

Se comprobó, estadísticamente, que el mayor porcentaje de melanomas apareció en la franja de edad que se ubica entre los 40 y 49 años, limitando, por su implicancia, las potenciales capacidades productivas de los pacientes, en una edad laboralmente útil.

Este dato se repite en todas las campañas, por lo que justifica ahondar esfuerzos para realizar prevención y educación, y esto es responsabilidad de todos los dermatólogos.

TECNICAS PARA PRICK TEST: RESULTADOS COMPARATIVOS ENTRE LAS DIFERENTES TECNICAS Y CALIDAD DE LOS EXTRACTOS A UTILIZAR

Strass M.

Rev Arch Argentinos de Alergia e Inmunología Clínica, 2000; 31(1): 9-13.

Las pruebas cutáneas (Pc) tienen gran importancia en el diagnóstico alergológico pues proveen evidencia confirmatoria ante una historia clínica sugestiva de alergia.

La principal limitación de las pruebas cutáneas es que una reacción positiva no necesariamente significa que los síntomas son debidos a una reacción mediada por IgE, debido a que sujetos libres de síntomas también pueden tener IgE alergeno-específica. Incluso familiares directos asintomáticos de individuos alérgicos tienen mayor número de pruebas positivas que la población general, lo que obliga a tener mucho cuidado en la interpretación de las mismas y al correlacionarlas con la clínica.

Existen distintos métodos que podemos agrupar en:

1) escarificación (se usa de manera excepcional, es más traumática, permite mayor llegada de antígenos al torrente circulatorio con mayores probabilidades de reacciones sistémicas); 2) introdermorreacción (ID) (es más sensible que el prick o la puntura pero es dolorosa, ocasiona irritación y mayor riesgo de reacciones anafilácticas severas, con mayor frecuencia de resultados falsos positivos que conducen a un diagnóstico erróneo); y 3) prick/puntura (estas técnicas epicutáneas son las más aceptadas por ser menos molestas, más rápidas, más específicas y fáciles de realizar. Con extractos potentes y/o estandarizados y en manos entrenadas son altamente reproducibles.

Existen dispositivos para las pruebas epicutáneas, que se han desarrollado con el objeto de obtener buenos resultados. Algunas pueden ser empleadas por el método prick, otras por el método de la puntura y algunas por ambas. Todas poseen ventajas y desventajas. Las hay de plástico y de metal.

Los estudios demuestran que cualquiera de los dispositivos estandarizados existentes puede ser usado en la práctica clínica, la elección va a depender de la preferencia personal, criterio y entrenamiento del médico y de su costo relativo. La calidad de los extractos utilizados influye en los resultados. Extractos potentes, de alta calidad y estandarizados permiten la reproductibilidad de las pruebas.

PERSONALIDAD EN PACIENTES INFECTADOS CON EL VIRUS
DE LA INMUNODEFICIENCIA HUMANA (VIH)

Lucho ML y Jerí FR

Revista de Neuro-Psiquiatría, 2000; 63: 153-63.

La prevalencia de psicopa-tología es más alta en los barrios pobres de las ciudades, donde también se concentra la mayor parte de pacientes infectados con el VIH. Este trabajo investigó el trastorno de la personalidad como factor de riesgo para adquirir dicha enfermedad.

Se hizo una evaluación prospectiva de la personalidad en 612 pacientes infectados con el VIH, procedentes de áreas empobrecidas de la ciudad de Lima, comparándolos con la prevalencia de psicopatología en la población general.

Los rasgos atípicos del carácter, algunos normales y otros patológicos, resultaron más frecuentes que los trastornos definidos de la personalidad. En el sexo masculino la prevalencia de los trastornos fue: disocial 18,3%, inestable 5,2%, evasivo 4,9%, paranoide 4,2%, histriónico 2,2%, esquizoide 0,9% y anancástico 0,3%. En las mujeres: disocial 7,6%, inestable 4,6%, dependiente 3,6%, esquizoide 2,6%, histriónico 1,6%, evasivo 1,0%, anancástico 0,6% y paranoide 0,3%. Es decir, que el 27,7% de los pacientes infectados con el VIH tenían trastornos de la personalidad en comparación con el 19,7% de la población general. Se concluyó que los trastornos de la personalidad tienen alta prevalencia en pacientes infectados con el VIH; en ambos sexos los trastornos de la personalidad sugieren ser factor de riesgo para adquirir la enfermedad, especialmente en el sexo masculino; los esfuerzos preventivos deben dirigirse preferentemente a adolescentes y jóvenes con rasgos anormales de carácter o con trastornos de la personalidad.


NUEVO ENFOQUE ETIOPATOGENICO EN ULCERAS AFTOSAS RECIDIVANTES (RAU) DE LA MUCOSA BUCAL: ¿SE TRATA DE UN PROCESO VASCULITICO?
ESTUDIO INMUNOHISTOQUIMICO EN LESIONES ORALES DE PACIENTES
INMUNOCOMPETENTES, VIH(-) E INMUNODEFICIENTES, VIH (+)

Casariego Z y col.

Rev.: Archivos Argentinos de Alergia e Inmunología Clínica, 2000; 32 (2): 54-65.

La Ulcera Aftosa Recurrente (RAU), es una lesión muy dolorosa de la mucosa oral, que afecta entre el 6 y el 20% de la población mundial. En personas inmunocompetentes es una enfermedad complicada de tratamiento muy difícil. En inmunodeficiencia humana (VIH), RAU es más persistente y severamente debilitante. Las últimas comunicaciones están interesadas en estudios inmunológicos.

Se estudió a pacientes mayores de 15 años de edad, VIH (-) y VIH (+) (estadío III según CDC). Se obtuvo biopsias de pacientes RAU (+): 8 VIH (+) y 15 VIH (-), y de pacientes RAU (-): 2 VIH (+) y 8 VIH (-) (grupo control). La tinción por inmunoperoxidasa fue realizada usando anticuerpos monoclonales primarios para los siguientes antígenos: ICAM-1 (CD 54), CD 11-CD 18, CD 56 (NK), CD 15 (PMN), CD 62 E-Selectina, CD 31, BM-1 (Lewys 4), BCC-2, CD 8, CD 68.

Se evidenció en las lesiones de RAU el aumento de leucocitos (ej PMN, CD 15) que entran en las áreas de inflamación regulados, al menos en parte, por la expresión incrementada de moléculas de adhesión selectivas (CD 62, CD 54) en las paredes de los pequeños vasos (capilares venosos y arteriales), y lleva a plantear las patogenia de «vasculitis» en RAU. La presencia aumentada de CD 8 (especialmente en lesiones RAU +/HIV +), y natural Killer (CD 56) también favorece el daño tisular. Se enfatizó la activación muy importante de la célula endotelial (CD 31) en este proceso vasculítico. Esto permite abrir nuevas perspectivas terapéuticas en las lesiones de mucosa oral de RAU que se están ensayando, con moléculas protectoras del endotelio vascular; y permite comprender el efecto beneficioso de los corticoides como antiimflamatorios e inmunosupresores.


INCOVENIENTES, EFECTOS SECUNDARIOS Y
CONTRAINDICACIONES DE LA CRIOCIRUGIA

Fernández Vozmediano, JM

Revista: Perlas Frías, 1999 (5): 6-14.

Los incovenientes de la criocirugía son:

1. Dificultad para tratar las lesiones hiperqueratósicas que realmente requieren ser legradas o afeitadas.
2. Imposibilidad de tratar lesiones grandes y nodulares, (2 a 3 cm de profundidad).
3. Hipopigmentaciones residuales, sobre todo en lesiones multicéntricas, que suelen ser transitorias.
4. Hay zonas anatómicas de mayor dificultad para la criocirugía (cuero cabelludo, zona muy vascularizada y que por lo tanto no se congela bien. Es más factible que se presenten recidivas, y se tendrá el incoveniente de la pérdida de los folículos pilosebáceos).
5. La técnica no permite el estudio completo de la pieza.
6. La cicatrización es lenta, oscilando entre 3 a 4 semanas.

Las complicaciones son:

1. Inmediatas:

- Paro cardiaco (se ha reportado sólo un paciente)
- Dolor
- Inflamación (aparecerá, en la zona tratada, lesión urticariforme, luego edema y vesiculación subcutánea).
- Hemorragia (a los 4-7 días de una criocirugía agresiva, especialmente en procesos tumorales, es relativamente frecuente la cianosis y posterior necrosis (gangrena venosa), con desprendimiento del tejido muerto, lo que podría ocasionar un mayor o menor sangrado de la zona). Puede presentarse sangrado capilar y venoso durante el proceso de descongelación, que es transitorio y carece de importancia.
- Insuflación subcutánea de gas nitrógeno: se produce cuando se tiene poca experiencia y ocurre sobre todo, tras la realización de una biopsia y en zonas de piel laxa.

2. A largo plazo:

- Persistencias pseudoepiteliomatosas:
Pueden presentarse desde la 2a a 3ra semana hasta la 5ta semana después de la criocirugía, no son verdaderas persistencias tumorales, si no falsas recidivas, desaparecen en 6 a 8 semanas, por completo, espontáneamente.

- Alteraciones neurales: el frío puede producir parestesia o anestesia, suele ser temporal aunque pueden perdurar mucho tiempo e incluso ser definitivas. Lo habitual es que se recupere la función en el plazo de un año como máximo. Los nervios más afectados son los sensitivos.

- Discromias: se puede observar despigmentación local temporal (80-90% casos). En el transcurso de 6 meses se observa tendencia a la repigmentación. Los pacientes con la piel más oscura desarrollan acromias con mayor incidencia.

- Cicatrices: Cuando el tiempo de congelación es prolongado. Son poco frecuentes las hipertrofias cicatriciales que suelen surgir en los casos de cicatrización prolongada o tras infección secundaria. Son raras las restracciones (mayor frecuencia en párpados).

- Telarigrectasias y quistes de milium Complicaciones más raras:

- Infección

- Granuloma piogeno

- Contracturas

- Secuestros óseos

Las contraindicaciones para este método: Agammaglobulinemia, discracias sanguíneas de origen desconocido, intolerancia al frío, urticaria a frigore, enfermedades del colágeno autoinmunes, tratamientos actuales con drogas inmunosupresoras, tratamientos actuales con diálisis renal, criofibrinogenemia y crioglobulinemia, mieloma múltiple, enfermedades con déficit de plaquetas, pioderma gangrenosa, enfermedad de Raynaud, también úlceras de extremidades inferiores, verrugas plantares, metástasis cutáneas.

Todo lo expuesto nos lleva a una conclusión: cada paciente y cada lesión deberá ser evaluada de forma independiente, teniéndose presente: tipo de piel, edad, carácter del paciente y las características de la lesión: área anatómica en la que asiente, tamaño, profundidad, características histológicas, especialmente en el caso de tumores, así como opciones terapéuticas posibles.


EL USO DE ACITRETIN EN EL TRATAMIENTO DE LA ERITRODERMIA
ICTIOSIFORME CONGENITA AMPOLLAR

Chavarría A, de Anda G.

Rev: Arch Argent Dermatol. 2000; 50 (1): 29-33.

La eritrodermia ictiosiforme congénita ampollar constituye una forma rara de ictiosis de carácter autosómico dominante, que presenta eritema generalizado y ampollas desde el nacimiento que, posteriormente, son reemplazadas por escamas gruesas, oscuras y adherentes, predomi-nanando en flexuras.

El tratamiento puede resultar muy difícil. Los retinoides sistémicos son altamente efectivos en el tratamiento de las ictiosis y estados icitiosiformes, pero pueden aumentar la fragilidad cutánea y la formación de ampollas. El beneficio más importante es la disminución de la descamación y mejoría del ectropión, con menor acción sobre el componente eritrodérmico.

La mejoría producida por los retinoides es muy marcada sobre la hiperqueratosis, pero la formación de ampollas es la principal limitante del tratamiento a largo plazo. Esto constituye una diferencia en el tratamiento de la eritrodermia ictiosiforme congénita ampollar con respecto a otras formas de ictiosis, donde el uso de retinoides es altamente eficaz y no se ve limitado por la aparición de fragilidad cutánea.