Folia Dermatológica Peruana
- Vol. 10 • Nº. 4 Diciembre de 1999

TEMAS DE CONGRESOS

Dermatitis actínicas rosaceiformes en altura
Drs. Roy García Cuadros (1), Daniel García Ugarte (2)

INTRODUCCIÓN
Las dermatitis actínicas se han convertido en problemas realmente preocupantes. Son conocidos los factores que han determinado su incremento a nivel mundial. Éstos y otros son temas de obligadas revisiones en nuestros eventos dermatológicos.
Las presentaciones de las dermatitis actínicas son variadas. Un tipo de expresión clínica es la papulosa con aspecto rosaceiforme que puede indudablemente confundirse con Rosácea. Ambos procesos son comunes en la altura, en donde el desarrollo de telangiectasias faciales es notorio y probablemente sean favorecidos por la relativa hipoxia (Foto 1).
Los rasgos clínicos de Rosácea son tan característicos, que permiten sólo por ellos su diagnóstico; sin embargo hay otras patologías que tienen imagen clínica similar, por lo que exclusivamente esta base diagnóstica puede ser insuficiente en la diferencial.

Foto 1 Cuadro pápulo eritematoso facial en un varón adulto mayor.

MATERIAL Y MÉTODOS
Ámbito: Cusco, ciudad turística de enorme riqueza histórica, ubicada al sud este del Perú, a 3,400 msnm, con clima seco, humedad relativa de 55-60% y con temperatura promedio anual de 11 C°.
- Fueron estudiados 20 pacientes residentes en altura (Cusco) con cuadro clínico sugestivo
  de rosáceo, que habían sido manejados convencionalmente y con pobre respuesta. Los
  casos además debían reunir las condiciones de tener por lo menos 10 años de residencia en
  Cusco, exposición solar importante y de edad adulta.
- Se confeccionó una ficha con datos epidemiológicos, clínicos y patológicos.
- Se tomó biopsias punch (por lo menos una a cada caso) de lesiones papulo erite matosas
   de las mejillas, las que fueron teñidas con hematoxilina eosina.
- Los datos fueron ordenados y graficados usando Power Point.

RESULTADOS
Una quinta parte de los pacientes tenía entre 20-25 años.
- El compromiso por sexo fue igual.
- Las ocupaciones mayoritariamente se desarrollaron en ambiente abierto con exposición solar
  importante.
- El tiempo de enfermedad fue crónico en la mayoría.
- 12 correspondieron al fototipo de pie IV; 6 al III y 2 al II.
- 90% (18 casos) tuvieron pápulas de poca a regular densidad (se empleó tabla de
  cuantificación).
- La búsqueda intencionada de otras lesiones sugestivas de daño solar demostró sequedad
  cutánea, hiperpigmentación y pápulas inflamatorias en zonas extrafaciales (Foto 2).

Foto 2 Compromiso extrafacial en un paciente con d.a.r.

 

Foto 3 Demodex folliculorum dentro de un folículo piloso.

 

Foto 4 Biopsia de pápula de la cara, degeneración vacular de la basal.

 

Foto 5 Dermatitis actínica rosaceiforme, alteración del colágeno formando una banda subepidérmica.

- Los patrones histopatológicos encontrados fueron: de daño solar predominante en 9 casos
  (45%); daño folicular o perifolicular predominante en 6 casos (30%); daño mixto (folicular y
  actínico) en 4 casos (20%) y un hallazgo de Demodex folliculorum con perifoliculitis (este
  último también fue demostrado por examen directo)(Foto 3).
- Entre las alteraciones epidérmicas destacan hiperqueratosis (10) casos, acantosis (8
  casos), displasia (4 casos), espongiosis (4 casos) y exocitosis (3 casos).
- También se distinguieron alteraciones en la unión epidemodérmica como incremento de]
   pigmento melánico (S casos) y degeneración vacuolar (2 casos)(Foto 4).
- Se encontraron las siguientes alteraciones dérmicas: dilatación vascular en 13 casos (65%),
   infiltrado mononuclear en 13 casos, desorden del colágeno en 8 casos (40%), ruptura de
   fibras en 4 casos (20%) y presencia de una banda subepidérmica eosinofflica en 4 casos
   (Foto 5).

CONSIDERACIONES
1.  La Rosácea tiene clínica muy característica, pero en ocasiones se superponen otras
     enfermedades que ameritan profundizar el estudio diagnóstico, una de ellas es la
     dermatitis actínica rosaceiforme (d.a.r.).
2.  Las dermatitis actínicas papulosas de la cara (d.a.r.) en la altura se pueden confundir
     elínicamente con rosácea.
3.  Las d.a.r. de altura tienen signos histopatológicos que le pueden dar identidad.
4.  Cabe la posibilidad de coexistencia de rosácea con dermatitis actínica.
5.  La precisión en el diagnóstico de rosáceo, corno en otras enfermedades da precisión
    terapéutica.

CONCLUSIONES
Este trabajo partió de 2 preocupaciones fundamentales:
1. Constatar el incremento de las fotodermatosis en altura.
2. Pobre respuesta al tratamiento habitual para rosácea en un grupo de pacientes sólo con
   diagnóstico clínico de tal.

El estudio que se hizo en 20 pacientes nos da pautas como:
- Importancia de la altura y la exposición solar en el desarrollo de dermatitis actínica.
- Hallazgo de interesantes signos histopatológicos orientadores de patología solar.
- Aunque la clínica de por sentando el diagnóstico de Rosácea, no se debe desdeñar el apoyo
  al diagnóstico, porque existen cuadros similares como lo demostrado al encontrar d.a.r.,
  formas mixtas y un caso de demodicidosis.
- También abre diversos ángulos de estudio de nuestra propia patología cutánea inducida por
   el sol en el ámbito andino y que puede ser comparada con lo que ocurre en otros países.

________
(1) Doctor en Medicina. Profesor de Dermatología de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional San Antonio Abad del CuscoPerú XIV Congreso del CILAD - Málaga, España


Regresar