Inicio > Colección digital > Revistas

Portada | Volúmenes anteriores | Listado por Títulos

ALMA MATER
© UNMSM. Fondo Editorial

ISSN versión electrónica 1609-9036

Alma Mater    1998;  (15) : 37-46


EL MAPA DE LAS TRIBUS AMAZÓNICAS DE RAÚL PORRAS BARRENECHEA (1943)

Gustavo Solís Fonseca


INTRODUCCIÓN

El problema inicial del estudio de las lenguas amazónicas no es precisamente de naturaleza lingüística, sino, más bien, relacionada primariamente con la identificación precisa de los pueblos que han habitado y habitan en la Amazonía. Es justamente acerca de esta problemática sobre la que contamos con una valiosa contribución de Raúl Porras consistente en un mapa, que parece haber pasado desapercibido, pues figura como una simple ilustración más en la parte del recuento de la cartografía como fuente para la historia del Perú. Felizmente, gracias a su publicación en el Atlas Etnolingüístico del Perú, de Ravines y Avalos, el mapa se ha difundido más allá del ámbito especializado de los historiadores, permitiendo su consulta y evaluación por otros estudiosos.


Este mapa de Porras se presenta en el Atlas Etnolingüístico del Perú, de Ravines y Avalos, con la siguiente leyenda: "Mapa etnográfico de la Amazonía Peruana. Elaborado par Raúl Porras Barrenechea de acuerda con los datos de exploradores, misioneros y viajeros, 1943". Esta leyenda copia casi literalmente el texto con que Porras presenta la información sobre dicho mapa en la página 450 de su libro. En efecto, el historiador dice allí:

"También se formó un Mapa Etnográfico de la Amazonía Peruana, por Raúl Porras Barrenechea trazado de acuerdo con los datos de exploradores, misioneros y viajeros (Lima, 1943) -único trazado hasta ahora en el Perú-, que existe en gran tamaño en el Ministerio de Relaciones Exteriores y que se publicó en el boletín de la Sociedad Geográfica de Lima (tomo XLII, 1945)".

El recuadro de presentación del mapa en la página correspondiente del libro Fuentes Históricas es como sigue:

MAPA ETNOGRÁFICO
De la
AMAZONÍA PERUANA
Por
Raúl Porras Barrenechea

Trazado de acuerdo con los datos
de exploradores, misioneros
y viajeros

Lima - 1943

Tal como se señala, el mapa corresponde a la parte amazónica del Perú, y se entiende que fue elaborado en el año 1943.

En la leyenda del mapa se presenta la distinción de Tribus Históricas y Tribus Actuales. Como ejemplo de las primeras se inserta el nombre Napeanos; y como ejemplo de las segundas se presenta a Shimacos. Anotamos incidentalmente que ni en el mapa ni en el libro aparece la razón de la distinción entre tribus históricas y tribus actuales. Pareciera que Porras hubiera querido referirse con la expresión "Tribus históricas" a aquellas que aparecen en las primeras relaciones de los contactos entre españoles e indígenas cuando aquellos incursionan en la Amazonía. Varias de estas tribus no figuran en la actualidad por haberse extinguido. La contraparte "tribus actuales" da a entender que se trata de tribus vigentes en la actualidad, es decir, hasta 1943.

Veamos el contenido del mapa en el aspecto que nos interesa, esto es, el registro de nombres de tribus:

Tribus Históricas (de norte a sur)
Encabellados
Canelos
Coronados
Omaguas
Andoas
Gayes y Semigayes
Jivaros
Pinches
Payaguas
Icaglates (sic) (Icaguates)
Ayulis
Pebas
Omaguas
Maynas
Roamaynas y Zapas
Aunalas
Caumaris
Micunas (Tikunas)
Napeanos
Jeberos
Cocamas
Chayahuitas
Paranapuras
Pananasos (Payansos?)
Puinahuas
Otentotes
Yurimaguas
Maparies
Setevos
Sencis
Remos

Algunos nombres figuran más de una vez, cuando deben indicar la presencia del grupo en más de un lugar.


Adscripción de nombres a familias lingüísticas actuales

Familia Tucano:
Corresponden a este grupo los nombres:

Encabellados 

Coronados

Payaguas 

Icaguates

En el Perú se conoce las lenguas secoya y cotoorejón. Sus gentes se autodenominan con el etnónimo, aido pai

Familia Tupí: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Omaguas  Cocamas
Yurimaguas

 

Familia Záparo: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Andoas  Gayes
Semigayes  Pinches (taushiro)
Záparos

 

Familia Jivaro:
Corresponde a esta familia el nombre:
Jívaros

 

Familia Candoa:
Corresponde a esta familia el nombre:
Maynas

 

Familia Peba: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Pebas  Caumaris
Napeanos

 

Familia Shimaco: 
Corresponde a esta familia el nombre:
Aunalas

 

Familia Tikuna: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Tikunas (sic Mikunas)
Yunas (En Colombia)

 

Familia Cahuapana: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Jeberos  Chayahuitas
Paranapuras

Aún hay ahora jeberos y chayahuitas. La etnia de los jeberos está en proceso de extinción.

Los Jeberos fueron por mucho tiempo los mejores auxiliares de los jesuitas en la "caza" de "gentiles". Los jeberos serían los habitantes de Lamas. Ahora quechuizados.

El nombre Paranapura debe referirse chayahuitas del río Paranapura.

Familia Pano: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Setevos  Sencis
Remos
Puinahuas  Otentotes

(Estos dos últimos deben referirse a grupos pano, pues aparecen ubicados en territorio históricamente pertenecientes a la familia pano).

El nombre pano es usado muy tempranamente por los misioneros jesuitas. Con dicha palabra, al parecer, se significaba "hermano", pues lo que dice algún misionero.

Familia Quechua:
Corresponde a esta familia el nombre:
Canelos

Se trata de un pueblo indígena amazónico, probablemente de lengua cofán (Familia Chibcha), que fue quechuizado muy temprano en la Colonia).

Nombres de dudosa adscripción:

 

Ayulis 

Vivían en la cuenca del río Morona. Es probable que fueran de filiación Jíbara o Candoa.

Payansos (sic panansos)

Este nombre recurre para referirse a un grupo étnico de las cercanías de Huánuco.
En un mapa figura junto a los chayahuitas, muy cerca por donde aparecen los munichis en la actualidad.

Maparies 

(Se encontraban entre el Huallaga y el Ucayali, a la altura de los chayahuitas. Podría tratarse de un pueblo de filiación Pano. En un mapa de los franciscanos aparece como "nación bárbara". Hay referencias que ubican allí a los aguanos, pero también a la cocamillas).

 

Tribus actuales (de norte a sur)

a. (En territorio ecuatoriano) 

Sunos 
Omas 
Záparos

b. (En territorio colombiano) 

Huitotos 
Marayos
Boras
Yurias
Ocainas

c. (En territorio peruano)

Guepis
Secoyas
Piojes
Tiputines
Yasuries
Cambuyas (Campuyas)
Injeinse
Vacacochas
Angoteros
Urarayes
Auchiris
Caguaranos
Huitotos
Chapras
Tutapiscos o Abigiras
Cotos y Orejones
Yaguas
Patucas
Achuales
Llameos (Yameos)
Masarnayes
Ticunas
Shimacos
Iquitos
Muratos y Machines
Urarinas
Amaonos
Mayorunas
Huambisas
Itucales o Cingacuchusgas
Tucates
Antipas
Cahuapanas
Aguarunas
Cocamillas
Chirados
Chamicuros
Capanahuas o Busquipanis
Chamas
Panos 
Hibitos
Cholones
Shipivos
Chamas
Tepris
Cashivos y Callisecas
Panatahuas
Amueshas
Cunivos
Amahuacas
Campas
Epetineris
Catianas
Piros o Chontaquiros
Amahuacas
Contambos
Pamaris
Guireneris
Mascos
Iñaparis
Antis
Cocaporis
Antis
Mascos
Machiguengas
Huarayos
Sirineris
Amigos
Mazemeris
Huachipairis
Arasairis
Puquioa
Toyeris
Tiatinaguas
Arazins
Atshuacas

Adscripción de nombres a familias lingüísticas actuales:

 

Familia Bora. 
Corresponde a esta familia el nombre:
Bora

 

Familia Tucano. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Guepis
Secoyas
Piojes
Cambuyas (Campuyas)
Angoteros
Cotos y Orejones

 

Familia Tupí. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Tiputines  Cocamillas

 

Familia Záparo. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Vacacochas 1 Auchiris
Tutapiscos o Abigiras
Záparos (Ecuador)
Iquitos
Cahuaranos

 

Familia Huitoto. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Huitotos (Colombia/ Perú)
Ocainas

 

Familia Jíbaro. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Achuales  Huambisas
Antipas  Aguarunas

 

Familia Candoa. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Chapras  Muratos y Machines

 

Familia Peba - Yagua: 
Corresponden a esta familia los nombres:
Pebas  Caumaris 
Napeanos  Yaguas
Llameos (Yameos)  Masamaes (Villarejo)
Ainaonos

 

Familia Shimaco.
Corresponden a esta familia los nombres:
Urarayes  Urarinas
Itucales o Cingacuchusgas
Tucates  Shimacos
Aunalas (se le ubica en la cuenca del Chambira)

 

Familia Tikuna. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Tikunas (sic Mikunas) 
Yunas (en Colombia).  No es muy segura su filiación Tikuna.

 

Familia Cahuapana. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Jeberos  Chayahuitas
Paranapuras  Cahuapanas

 

Familia Pano. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Capanahuas o Busquipanis
Chamas  Panos
Shipivos  Chamas
Cashivos y Callisecas
Panatahuas  Cunivos
Amahuacas  Mayorunas
Catianas (según Villarejo)

 

Famila Arawak. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Amueshas  Campas
Epetineris  Piros o Chontaquiros
Pamaris  Iñaparis
Antis  Cocaporis
Machiguengas  Chamicuros

 

Familia Harakmbet. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Guirincris  Mascos
Sirincris  Amigos
Huachipairis  Araasairis
Toyeris  Mazemeris (probable)

 

Familia Tacana. 
Corresponden a esta familia los nombres:
Huarayos  Tiatinahuas
Atsahuaca (probable)

 

Nombres de dudosa adscripción:

 

Sunos. 

(O yarusunos, serían los quijos, de origen cofán. Se ubican en nacientes del río Napo, en el Ecuador actual). Lingüísticamente son en la actualidad quechua-hablantes.

Omas. 

Probablemente Oas (entonces serían miembros del grupo lingüístico Waorani), si no es así serían cofanes asimilados a encabellados.

Marayos. 

Alguna probabilidad de ser huitotos.

Yasuries?
Injeinse?
Patucas.  Probablemente jíbaros.
Chirados-  Estaban ubicados por las inmediaciones de Requena.
Hibitos. 

Probablemente emparentados con cholones. Hibitos y cholones formarían una misma familia lingüística.

Cholones
Tepris?
Catianas. 

Probablemente panos. En la clasificación de Hugo Pesce aparece sin filiación.

Cotambos.  Probablemente panos.
Pamaris. Probablemente arawakos.
Puquioa.  Probablemente harakmbet.

 

Porras dice en su libro Fuentes Históricas (1968): "...en la región Amazónica existe gran multiplicidad de dialectos, sobre los que hay abundante biblioqrafía en los viajeros y misioneros".

Como es obvio, se refiere en parte a las crónicas y documentos de los misioneros jesuitas y franciscanos, pero el ciclo amazónico de las crónicas se inicia con Fray Gaspar de Carvajal (1500-1574), compañero de Orellana2 . De él dice: "Encuentra en el mar verde de la Selva, la tercera dimensión del Perú", es decir, ya no solamente los "llanos" y los "riscos".

Es evidente que Porras conoce las crónicas de los misioneros Jesuitas del Maynas y, por supuesto, también de los misioneros franciscanos del Ucayali. Conoce los escritos del padre Uriarte (inéditos hasta 1951). Su estancia en Roma, en el archivo del Vaticano, lo familiariza con una serie de documentos referidos a la actuación de los padres jesuitas en sus misiones. Es de imaginar que alguien involucrado en el Ministerio de Relaciones Exteriores buscó conocer la producción jesuítica tocante a nuestra Amazonía. Precisamente, esos documentos eran de suma importancia para la defensa de la frontera con Ecuador, especialmente al momento de negociar el Protocolo de Río de Janeiro. Por esta misma razón, como se sabe, parte de los documentos de los padres franciscanos del Convento de Ocopa pasaron conformar los archivos del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Información sobre los pueblos amazónicos correspondiente a los siglos XVII y XVIII proviene fundamentalmente de los documentos de los misioneros jesuitas y franciscanos. En el caso de los jesuitas, gran parte de sus trabajos se perdieron, irremediablemente en los años de la expulsión pues tal como lo relata el Padre Uriarte, ellos vieron forzados a destruirlos o a quemarlos para que no caigan en manos indeseables. Aquello que no se quemó o destruyó, se secuestró durante el traslado de los jesuitas a España, en los puestos de control establecidos por los portugueses a lo largo del Amazonas, en la zona de Pará, y también en el posterior traslado a Italia.

Lo que se salvó, muchas veces por la valiente decisión e iniciativa de sus autores, permaneció inédito por mucho tiempo. Por ejemplo, el importante documento del Padre Uriarte se publicó por primera vez recién en 1951.

En muchos pueblos de la Amazonía se puede conseguir hoy mismo, sin mucho esfuerzo, documentos importantes de archivos de la época la Colonia. Prueba de ello es un valioso manuscrito que trata de la implementación en Chachapoyas del mandato que prohibía el uso, la lengua quechua, conseguido por el colega Alejandro Flores. Yo mismo, en 1996, fui obsequiado de un legajo de documentos del pueblo de Chasuta que contiene datos muy interesantes del comportamiento de los misioneros franciscanos con respecto a la Independencia.

NOTAS

(1) El léxico que aparece bajo el encabezamiento "vacacocha" en Villarejo no parece relacionarse con el grupo lingüístico záparo. Pareciera tratarse de una entidad muy aparte.

(2) La lectura de los libros Fuentes históricas peruanas y Los cronistas (1528-1650), de Porras, nos induce a creer que el historiador estuvo a punto de inaugurar el ciclo amazónico de sus estudios cronísticos. Porras no oculta su simpatía por Gaspar de Carvajal, el dominico acompañante de Orellana, autor de la relación del viaje de descubrimiento del Amazonas. Valora altamente lo que Carvajal significa para la comprensión del Perú, pues dice de él que "aumenta la tercera dimensión del Perú -la dimensión amazónica-. El Perú era hasta entonces sólo llanos" y "riscos". Todo este entorno positivo muestra que la historia de esta parte del Perú interesaba sobre manera a Porras. Imaginamos que en tanto historiador y, por un tiempo, Jefe del Archivo de Límites del Ministerio de Relaciones Exteriores, Porras se preocupó por tener a mano la documentación referida a la Amazonía, pues de ella dependía en gran medida la adecuada defensa territorial del Perú frente a los otros países con quienes compartimos dicha región.

A Gaspar de Carvajal puede considerársele padre de los cronistas amazónicos. No hay otro "amazónico" estudiado por Porras en su libro Los Cronistas. El grueso de los cronistas amazónicos aparece en los siglos XVII y XVIII, siendo la mayoría de ellos misioneros jesuitas y franciscanos. En la obra de Porras hay múltiples referencias a estos misioneros.

Estas referencias son, sin embargo, de misioneros recientes (habla del padre jesuita Veigl (1785), o de sacerdotes misioneros dominicos de épocas aún más cercanas, siglos XIX y XX (como el dominico Pío Aza). Del padre Samuel Fritz conoce su famoso mapa del curso del río Marañón (Amazonas), hecho por Fritz con ocasión de su viaje a Pará (posesión de la Colonia portuguesa en la boca del Amazonas). Del mapa dice muy justicieramente "hazaña cartográfica".

Carvajal y Domingo de Santo Tomás se conocen. Carvajal fue subprior de Domingo de Santo Tomás en Lima en 1554. Santo Tomás es descubridor del quechua; Carvajal, de la Amazonía.

________________________

 

Tabla de contenido


UNMSM | Sistema de Bibliotecas | Biblioteca Digital

© 1997-2008 UNMSM. Oficina General del Sistema de Bibliotecas y Biblioteca Central
Comentarios y/o sugerencia : sisbiblio@unmsm.edu.pe
Todos los derechos reservados
Lima - Perú