Calidad de la formación profesional de los alumnos de Obstetricia en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Universidad Nacional San Cristobal de Huamanga. Calderón Franco, Martha

 


CAPÍTULO II


MARCO TEÓRICO

 

2.1 Antecedentes del estudio

Se han realizado diversos estudios acerca de la formación brindada en el nivel universitario y específicamente en relación con los currículos que orientan los procesos de enseñanza – aprendizaje en las diferentes Facultades y Escuelas Profesionales de las universidades de nuestro país. Señalaremos algunos de estos estudios:

La Dra. Natalia Rodríguez realizó el estudio “Diagnóstico Curricular de la Facultad de Educación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y propuesta de un perfil profesional con perspectiva andragógica” (1989), entre las principales conclusiones planteadas están:
- El actual currículum de la Facultad de Educación, no ha sido elaborado de acuerdo a los elementos básicos de la planificación curricular, a nivel macro, meso y micro, causa principal de las deficiencias detectadas.
-La estructura curricular analizada, no se fundamenta en los principios básicos de la doctrina curricular, generando distorsión, incoherencia e incongruencia en el plan de estudios.
- El plan de estudios en general y el currículum en particular, no son ampliamente difundidos entre los docentes y alumnos de la Facultad de Educación, existiendo menos posibilidades que participen en su análisis y reestructuración.
- EL perfil profesional del Licenciado de la Facultad de Educación de UNMSM, no está claramente definido, porque no se han precisado los elementos que lo conforman, como los rasgos básicos deseables de la personalidad y del campo educacional del futuro egresado.

En un estudio acerca de los “Problemas educativos de la realidad peruana”, realizado en 1990 por el Dr. Flores Barboza , encontramos entre las principales conclusiones:
- En general los currículos no orientan debidamente hacia una enseñanza – aprendizaje que fortalezca en los alumnos su identidad nacional.
- En el país no se ha realizado una planificación curricular sistematizada que responda a la realidad nacional,
- Las programaciones realizadas por el Ministerio de Educación y las universidades no responden a la realidad socioeconómica cultural del país.
- Falta de perfiles educativos actualizados.
- Limitada política de capacitación en programación curricular.

En 1995 en la UNMSM, Ugarte Silva , realizó el estudio “La incidencia de la Planificación Curricular en la formación profesional del Contador Público”, llegando a las siguientes conclusiones:
- La Facultad de Ciencias Contables de la UNMSM, carece de una planificación curricular.
- Los planes de estudio en los últimos 25 años carecen de fundamentos, objetivos y perspectivas.
- El perfil profesional no muestra claramente los rasgos básicos deseables en el futuro egresado ante un mundo competitivo y globalizado.
- No existen líneas curriculares.
- Los docentes no participan en su gran mayoría activamente en la evaluación y/o reformulación curricular.
- No existen mecanismos de evaluación.

En el estudio comparativo “Egresado en Educación y su relación con el perfil profesional y el currículo” elaborado por Elsa Barrientos , en las Facultades de Educación de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y en la Universidad Inca Garcilazo de la Vega, se observan las siguientes conclusiones:
- Los perfiles profesionales de las EAP de la Facultad de Educación de la UNMSM y la UIGV, no guardan estrecha relación con el currículo estudiado, existiendo grandes diferencias en las diversas áreas, funciones y cualidades.
- En ambas universidades el currículo aplicado tiende sólo al logro del perfil profesional de formación docente.
- La función investigativa se encuentra relegada a un segundo orden en ambas universidades.
- La UNMSM tiene mejor currículo que el de la UIGV, en relación con la formación de excelentes cualidades docentes.
- El nivel de formación de los egresados de las EAP de Educación de ambas universidades se encuentra en un nivel medio y se relacionan con el perfil y currículo propuesto.

En la Facultad de obstetricia de la Universidad Nacional San Cristobal de Huamanga, se realizó el estudio “Influencia del currículo y de los métodos didácticos en el rendimiento académico en los alumnos de la Facultad de Obstetricia”, cuya responsable fue Clotilde Prado . En este estudio se llegó a las siguientes conclusiones:

- Tanto los docentes médicos (16.7%) y obstetrices / obstetras (25%) de la Facultad de Obstetricia de la UNSCH, emplean la técnica de enseñanza expositiva en el desarrollo de las clases.
- El 51% de los estudiantes manifiestan que es comprensible las clases que desarrollan los docentes, sin embargo existe un 43.8% que consideran que no es comprensible. Además el 53.1% de los estudiantes considera que el docente se prepara previamente para el dictado de las clases y un 30.2% consideran que lo hacen en forma improvisada.
- De 181 estudiantes matriculados, el 38.1% obtuvo un índice académico mayor o igual a 10.5% y el 21% obtuvo un índice académico menor a 10.5 respectivamente. EL promedio total obtenido es de 9.99.

En el estudio “Influencia de los métodos didácticos en el rendimiento académico de los alumnos de la Escuela de Formación Profesional de Obstetricia de la UNSCH. 2000”, realizado bajo la responsabilidad de Melchora Avalos, se establecieron las siguientes conclusiones:
- En el desarrollo de la asignatura de Anatomía, se encontró que en la parte teórica, la totalidad de los docentes utilizan el método didáctico expositivo, y en la parte práctica la mayoría de los docentes utilizan la técnica demostrativa y una menor proporción de éstos utiliza la técnica en pequeños grupos.

- La evaluación correspondiente al rendimiento académico, con la técnica en pequeños grupos, arrojó resultados relativamente superior a la técnica demostrativa.

2.2 Concepción de la calidad en la educación superior

El concepto de calidad se ha utilizado en el ámbito educativo especialmente en el nivel universitario, para justificar cualquier decisión de reforma e innovación educativa, sin embargo este concepto en general se presenta como ambiguo y equívoco. Así el Dr. Otoniel Alvarado nos dice en relación al tema de la calidad educativa que, “pese a que ya se ha escrito mucho aun no es posible, ni posiblemente lo sea, llegar a precisiones conceptuales y metodológicas definitivas, ni únicas. Es la preocupación política y académica de fines del siglo y que incluso abarcará los inicios del próximo milenio”.

Tradicionalmente en las universidades se entendía por calidad en la educación superior, asociándola al concepto de excelencia. Por su naturaleza elitista, reclutaba profesores, investigadores y alumnos excepcionales, a quienes se les proporcionaba bibliografía, laboratorios y oportunidades igualmente excepcionales para aprender. Sin embargo esta concepción de calidad en términos una noción tradicional de excelencia, no responde a un mundo cambiante como el actual, a las necesidades de formar alumnos que no sean solo reproductores de conocimientos, sino personas capaces de utilizar ese conocimiento de manera crítica, versátil, flexible, para también producir y comunicar ciencia y tecnología, y lo más importante con la capacidad de aprender a aprender, con creatividad especialmente en la solución y búsqueda de problemas. Es decir actualmente se necesita una noción de calidad en términos de transformación cualitativa, como un proceso continuo de transformación de los participantes.

En el mismo sentido Fernández Enguita , nos dice que el concepto de calidad ha reflejado realidades cambiantes, relacionándolo inicialmente con los recursos humanos y materiales, para luego trasladarlo hacia la eficacia de los procesos, relacionando la calidad con la obtención de los máximos resultados con el mínimo costo posible. Por último la tendencia fue identificarlo con los resultados obtenidos por los estudiantes independientemente de la forma de medirlos. Estas formas de entender el concepto de calidad muchas veces han causado confusión en la medida que distintos sectores coincidían en defender la calidad pero con distintos marcos teóricos de referencia. Asimismo Kenneth Delgado , nos dice que una educación de calidad es aquella cuyas características hacen posible satisfacer las necesidades sociales de formación o necesidades básicas de aprendizaje que se plantea en la sociedad, esto implica que una educación puede ser de calidad en un determinado tiempo y para un determinado sitio, pero no implica que lo sea en cualquier época y lugar; ello dependerá de las necesidades de la sociedad a la que sirve.

Asimismo Harvey y Green (1993) plantea que el concepto de calidad refleja distintas perspectivas de los individuos y de la sociedad. Para esta posición relativa se plantean dos soluciones :

a.    Tratar de adoptar una posición pragmática combinando criterios diferentes de calidad. Lo que significaría definir el concepto de calidad en términos de las características o variables relevantes de las instituciones de calidad: El contexto, los objetivos, las entradas, los procesos y los productos. Es evidente que esta posición tiene la limitación de no poder vincular la calidad educativa de dos o más instituciones que no tienen características comunes.

b.    Intentar definir el concepto de calidad no en las características específicas, sino en las relaciones que se establecen entre ellas, conceptualizando así a la calidad de la educación como un conjunto de relaciones de coherencia entre los componentes o características de un modelo sistémico de una institución de calidad.

En otras palabras se entiende por calidad a un complejo constructo explicativo de valoraciones que se apoya en tres dimensiones o relaciones: La funcionalidad, la eficacia y la eficiencia.

- Se define como la calidad de la educación en términos de funcionalidad, cuando existe coherencia entre los procesos, productos y metas, con las expectativas y necesidades sociales.

- Se define la calidad de la educación en términos de eficacia o
efectividad, cuando existe coherencia entre el producto con las metas
y con las metas y objetivos.

- Se define como calidad de la educación en términos de
eficiencia cuando existe coherencia entre los procesos con los productos.

En nuestra investigación asumimos como marco teórico la primera posición en la medida que nos permite plantear operacionalmente la calidad de la formación en términos de calidad de los conocimientos, midiendo el rendimiento académico de los alumnos.

Y en parte con la segunda posición en la medida que consideramos que la calidad de la formación se define en términos de que existe la coherencia entre el nivel de la calidad de la formación en términos de rendimiento con los planes de estudio, con el nivel profesional docente, con la tecnología, el contexto académico -administrativo y los sistemas de información.

Teniendo en cuenta los anteriores argumentos, la calidad de la formación de los alumnos de las Facultades de Obstetricia se entiende en este estudio, como la calidad de los conocimientos en obstetricia por los alumnos, que se relacionará con las características o situaciones de los planes de estudio, nivel profesional docente, contexto académico administrativo y las tecnologías y sistemas de información. En otros estudios sin embargo estos factores también son indicadores de la calidad de la formación.


2.2.1 Calidad de la atención en obstetricia

Además es importante considerar el impacto que generará la elevación de los niveles de calidad de la formación de los alumnos de obstetricia en la calidad de la atención que brindan estos profesionales a la mujer, niño, familia y comunidad. Entre los elementos fundamentales en calidad de la atención planteada por los profesionales de la salud tenemos (Judith Bruce, 1989):

- Elección libre e informada: el servicio debe disponer de una amplia gama de métodos anticonceptivos para que las usuarias puedan escoger libremente, el más adecuado para cada etapa de su vida reproductiva, según sus preferencias personales y de acuerdo con su historia de vida.

- Información ofrecida a las (os) usuarias (os): se requiere una comunicación y un intercambio efectivo entre proveedora /or y usuaria/o. Se debe informar sobre cuáles son los métodos disponibles en el servicio y las características de cada uno (eficacia, modo de uso, efectos secundarios, duración, etc.)

- Competencia técnica: es necesario que los profesionales de salud manejen conocimientos y técnicas correctas y actualizadas para todos los procedimientos clínicos (aplicar inyectables, atender un parto, curar heridas, cesáreas, operación quirúrgica, entre otros). La competencia técnica también incluye la habilidad de escuchar y comunicarse en forma clara, y el uso adecuado de material educativo. También es importante la actitud de preocupación por las necesidades de las (os) usuarias (os), y la capacidad de reconocer cuándo es necesario referirlas a otro profesional o servicio.

- Relaciones interpersonales usuaria (o) – proveedora (or): este es el elemento más subjetivo y difícil de evaluar, en él intervienen factores culturales y sociales, y los valores y actitudes de las personas. Los/as proveedores/as deben establecer una adecuada comunicación con las/os usuarias/os, brindar una atención cálida, respetuosa e igualitaria, cuidar su presentación personal y privacidad, velar por la limpieza de la sala de atención y dedicar el tiempo necesario a cada persona.

- Mecanismos para favorecer el seguimiento: esto se relaciona con la capacidad e interés de los proveedores y el servicio para promover las visitas de seguimiento. Es necesario informar a las usuarias acerca de la importancia de los controles. También existen vías formales, como correspondencia, fonogramas o visitas a domicilio.

- Oferta adecuada de servicios adicionales: es importante que las actividades estén dentro de un contexto integral de atención de salud de la mujer, incluyendo en las actividades de planificación familiar, otras como: sexualidad, prevención de enfermedades de transmisión sexual, post - parto, menopausia, adolescencia, salud mental, etc. Un enfoque integral impacta en el mejoramiento de los niveles de salud de las mujeres, en la satisfacción de estas con la atención recibida y en la eficiencia de los programas.

2.2.2 Calidad, medición y evaluación del rendimiento académico

Existen diversas acepciones sobre el concepto de evaluación, es considerado como un juicio de expertos, como sinónimo de medición, como congruencia entre objetivos y logros o como información útil para juzgar alternativas de solución. Para nuestros propósitos a la evaluación la entenderemos como un proceso sistemático dirigido para obtener información exacta y relevante sobre el nivel de calidad de los conocimientos en obstetricia por los alumnos, que nos servirá de base para emitir nuestros juicios de valor.

La evaluación entendida como un proceso complejo de indagación, va desde la elaboración o selección de las técnicas o instrumentos concretos a utilizar, hasta la consideración de aspectos prácticos que implican la administración, corrección y finalmente su interpretación .

La educación a través de una serie de procesos planeados pretende el desarrollo integral del educando, que le permita asimilar, modificar conocimientos, habilidades, actitudes sentimientos y otras diversas conductas. La cantidad y/o calidad de los aprendizajes alcanzados se expresa a través del desempeño, en un grado de rendimiento académico y generalmente se determina en función de los objetivos previstos. Para medir este rendimiento académico que expresa el nivel de calidad alcanzado por los alumnos se le asigna una calificación, que en nuestro sistema educativo es vigesimal. Esta medición es un proceso que ofrece información cuantitativa acerca del logro de objetivos y posteriormente se discute la necesidad de obtener información cualitativa, interpretando el puntaje obtenido nos permitirá diagnosticar, comprender y valorar la experiencia educativa con el fin de tomar decisiones para mejorar el proceso formativo de los alumnos.

Es importante tener en cuenta que en nuestra investigación se plantea el nivel de calidad de los conocimientos en términos de rendimiento que se expresará a través de las calificaciones que obtengan los alumnos al aplicarles una prueba de conocimientos de obstetricia. Este planteamiento nos permitirá relacionar la variable calidad de la formación con las demás variables independientes: planes de estudio, nivel profesional docente, tecnología y sistemas de información y contexto administrativo.

2.3 La obstetricia y la universidad en el Perú

La Obstetricia en el Perú nace como una profesión en 1826 en el gobierno del general Santa Cruz, con el primer colegio de partos instalado en la maternidad de Lima, siendo el primer centro de formación profesional de Obstetricia en América Latina, y posteriormente pasa a formar parte de la Facultad de medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Posteriormente se crea el Colegio de Obstetrices del Perú, con el Decreto Ley Nº 21210-75, como entidad autónoma y representativa de los profesionales de Obstetrices y Obstetras. En 1981se promulga la ley Nº 23346, que reconoce a la Obstetricia como profesión médica y en 1990 por resolución Ministerial Nº 196-90-SA/DM se dispone la autonomía absoluta a los profesionales de la salud de la línea de carrera de la Obstetricia con título universitario.

La Universidad de San Cristóbal de Huamanga, desde 1959 viene formando profesionales en la carrera de Obstetricia y en 1985 se crea la Facultad de Obstetricia con sus respectivos órganos académicos, administrativos amparados en la ley universitaria Nº 23733.

Actualmente es una etapa trascendente para el desarrollo de la salud en la medida que la crisis económica que ha soportado nuestra sociedad en los últimos años ha configurado un cuadro dramático y de difícil solución, que se reflejan en los altos índices de desnutrición, analfabetismo, deserción escolar. Las universidades en este contexto pretenden reafirmar su presencia en la sociedad, formando profesionales de la salud altamente capacitados para enfrentar los retos planteados por nuestra sociedad.

Los profesionales de Obstetricia constituyen un equipo de especialistas que posibilitarán la salud materno infantil, realizando actividades de promoción, prevención, recuperación y rehabilitación de la salud de la mujer en edad fértil. Específicamente estos profesionales están capacitados para realizar diagnósticos y control de embarazo normal, actuar directamente del parto, alumbramiento, puerperio normal, entre otras actividades. Sin embargo para explicitar los conocimientos, habilidades, destrezas y competencias de estos profesionales en términos de producto de una formación recibida en una universidad se plantea el perfil académico – profesional de la Facultad de Obstetricia.

Actualmente se deben promover estudios que permitan analizar y reformular los planes de estudios sobre la base de los cambios que se producen en la nueva sociedad de la información, es decir la modernización de los planes de estudios.

2.4 El currículo y planeamiento curricular

EL término currículo aparece en la literatura educacional en el siglo XVII, considerado como un conjunto de disciplinas estudiadas en una institución educativa. Sin embargo el desarrollo de la industria producto del avance de la ciencia y la tecnología, el desarrollo de las ciencias psicológicas, las guerras mundiales, los cambios socio – económicos entre otras grandes transformaciones, generaron la organización progresiva de los sistemas educativos nacionales, lo que produjo cambios significativos en la concepción del currículo, planteándose una serie de orientaciones entre los diferentes autores.

2.4.1 Concepciones acerca del currículo

Teniendo en cuenta el carácter multívoco del término currículo, presentamos algunos entendimientos de algunos autores acerca de éste término agrupados de acuerdo a tres sentidos diferentes:

a. El currículo como plan de estudios:
Dentro de un enfoque centrado en la materia, el currículo se entiende como el conjunto de asignaturas o disciplinas que etudian en una institución. Este enfoque dio énfasis a los objetivos cognoscitivos, enfatizando la metodología del aprendizaje

"Currículo" como "plan de instrucción", es un plan de construcción (y formación) que se inspira en conceptos articulados y sistemáticos de la pedagogía y otras ciencias sociales afines, que pueden ejecutarse en un proceso efectivo y real llamado enseñanza. El currículo es la manera práctica de aplicar una teoría pedagógica al aula, a la enseñanza real. El currículo es el mediador entre la teoría y la realidad de la enseñanza, es el plan de acción específico que desarrolla el profesor con sus alumnos en el aula, es una pauta ordenadora del proceso de enseñanza.

"Currículo" como "plan de instrucción", es un plan que norma y conduce, explícitamente un proceso concreto y determinado de enseñanza aprendizaje que se desarrolla en una institución educativo. Es un conjunto interrelacionado de conceptos, proposiciones y normas, estructurado en forma anticipada acciones que se quiere organizar; en otras palabras, es una construcción conceptual destinada a conducir acciones, pero no en las acciones mismas, si bien de ellas se desprenden evidencias que hacen posible introducir ajustes o modificaciones al plan.

El “currículo” como plan de estudios, es entendido como un conjunto organizado de materias o cursos que se preveen deben seguir los alumnos a lo largo de una carrera en la escuela o en la universidad. Este currículo así entendido se formula en un documento llamado “Plan de estudios” . Este debe estarlo suficientemente integrado y estructurado para lograr los objetivos prescritos.


b. El currículo como experiencia de aprendizaje:

"Currículo", son todas las experiencias, actividades, materiales, métodos de enseñanza y otros medios empleados por el profesor o tenidos en cuenta por él con el objeto de alcanzar los fines de la educación.

"Currículo", está constituido por las experiencias de aprendizaje de los estudiantes en tanto que han sido expresadas o anticipadas en fines y objetivos educativos.


c. El currículo como educación:

“Currículo”, es el conjunto de elementos que de una u otra forma o realidad, pueden tener influencia sobre el alumno en el proceso educativo. Así los planes, programas, actividades, material didáctico y mobiliario educativo, relaciones profesor – alumno, horarios, etc. constituyen elementos de ese conjunto .

"Currículo", es el resultado de: a) el análisis y reflexión sobre las características del contexto, del educando y de los recursos; b) la definición (tanto explícita como implícita) de los fines y los objetivos educativos; c) la especificación de los medios y los procedimientos propuestos para asignar racionalmente los recursos humanos, materiales, informativos, financieros, temporales y organizativos de manera tal que se logren los fines propuestos.


Siguiendo lo planteado por Carlos Barriga, en nuestra investigación consideraremos al currículo como plan de estudios, es decir como un plan que prescribe las experiencias de aprendizaje, las que debidamente organizadas deben vivir los educandos en el transcurso de su vida universitaria. Asimismo entendemos que el currículo es uno de los medios que es necesario para el objetivo de la formación académico – profesional, el cual se debe implementar y desarrollar en una organización académico administrativa, que para el caso de las universidades, éstas se organizan en Facultades, que dentro de su ámbito académico deben buscar los siguientes objetivos: la formación académico – profesional, la investigación científica y humanística, y la proyección social.

En el proceso de planeamiento del currículo se puede distinguir los siguientes componentes:

a.    Diseño del currículo: es el proceso mediante el cual se seleccionan y organizan los medios considerados óptimos para lograr el perfil ideal. Comprende la selección de: perfil, diagnóstico, objetivos, especificación de contenidos, estructuración de contenidos, estrategias metodológicas y principios de evaluación. (planes de estudio).

b.    Implementación del currículo: son las condiciones materiales y humanas indispensables para el funcionamiento, que constituyen la organización académico – administrativa y recursos. (contexto académico – administrativo y, tecnología y sistemas de información).

c.    Desarrollo del currículo: es la ejecución del proceso de enseñanza - aprendizaje de acuerdo a lo prescrito en el currículo. Se expresa en el desempeño docente en función al dominio de su materia, dominio didáctico, interacción docente – alumno y responsabilidad profesional. (nivel de formación del profesor).

d.    Evaluación del currículo: entendemos por evaluación, al proceso de obtención y formulación de juicios valorativos sobre los elementos, procesos y productos del currículo. En este sentido, pueden ser objeto de evaluación los objetivos, contenidos, perfiles, etc. del currículo o el modo cómo se lleva a cabo el diseño, la implementación o ejecución curricular, entre otros.

El producto del currículo: es el resultado del proceso educativo. Esto se expresa en el rendimiento académico, repitencia y deserción entre los más importantes. (calidad de la formación).

En este marco teórico de lo que entendemos por currículo y planeamiento curricular, ubicamos nuestras variables independientes que actúan como factores relacionados con la calidad de la formación, que actúa como variable dependiente. Así los planes de estudio se ubican dentro del diseño del currículo; el contexto académico – administrativo y, la tecnología y sistemas de información se ubican en la implementación del currículo; y el nivel de formación del profesor se ubica en el desarrollo del currículo. Asimismo la calidad de la formación en términos de rendimiento académico, se ubica en el producto del currículo.

2.4.2 Componentes del diseño curricular

Los componentes del diseño curricular como indicamos anteriormente son: el perfil, los objetivos, los contenidos, la metodología y la evaluación.

a. El perfil académico – profesional

El perfil se entiende en términos generales como la descripción de las características pretendidas de los rasgos de un estudiante al egresar de la institución que lo forma. Actualmente las líneas básicas de formación universitaria que se brinda a través de las Facultades, son la académica y la profesional. La línea académica brinda formación en la cultura básica y humanística y en la investigación científica y humanística, mientras que la línea profesional brinda formación técnico – profesional, que habilita para el ejercicio profesional.

De lo anterior podemos decir que el perfil académico – profesional de obstetricia se debe diseñar en base a una sólida formación humanística,
científica y técnica, con altos valores morales y éticos, que le permitan poseer:

Conocimiento para:

- Una alta formación y conocimiento con capacidad diagnóstica, evolución y tratamiento en procedimientos obstétricos.
- Controlar en forma continua y humana a la mujer en proceso de gestación y el trabajo de parto; así como para prevenir sus probables complicaciones.
- Atender el parto, puerperio y sus complicaciones del embarazo en áreas urbano – rurales, en casos de hospitalización y servicios de emergencia obstétrica.
- Poseer formación ética profesional y cumplir el código ético y deontológico en el desempeño de sus funciones profesionales.
- Continuar su formación de acuerdo a la velocidad de los cambios de los conocimientos científicos y técnicos.

Habilidades para:

- suministrar una calificada atención al binomio madre – niño, en el área rural o urbana.
- Desarrollar con eficiencia, el planeamiento, ejecución y evaluación de los servicios y cuidados obstétricos, en los aspectos de promoción, prevención, curación, recuperación y rehabilitación de la salud.
- Desarrollar su trabajo profesional con minuciosidad y creatividad.

Destrezas para:

- Fomentar, facilitar y participar en actividades de investigación en el campo de la especialidad.
- Asumir responsabilidades administrativas con actitud gerencial buscando permanentemente la calidad total en los servicios de salud materno – infantil.
- Estimular y apoyar la participación activa de la comunidad en acciones multidisciplinarias de salud materno – infantil, con capacidad de identificación y liderazgo.

Competencias para:
- Integrar, participar y coordinar con el equipo de salud, la comunidad y otras dependencias en el desarrollo de los programas y capacidad operativa de los servicios.
- Ejercer la capacitación continua que permitan una actualización científica – tecnológica y desarrollo intelectual para elevar y mantener la alta calidad profesional a nivel nacional e internacional.
- Ejercer la profesión con éxito.

b. Los objetivos curriculares

Según Saybay , uno de los aportes más significativos de la tecnología de acuerdo al enfoque de sistema, es el empleo de objetivos educacionales que son uno de los elementos más importantes del currículo y de la planificación curricular. En general estos objetivos educacionales son enunciados que describen los cambios o transformaciones que se desean alcanzar en los educandos y en la sociedad a la que sirve la educación.

Estos objetivos se originan en tres fuentes clásicas ya conocidas: la sociedad, la cultura y los sujetos de educación. Son elementos orientadores hacia los cuales debe conducirse toda la intencionalidad de la acción educativa. Arnaz , señala que un buen perfil del egresado facilita los objetivos curriculares, que deben ser concebidos y formulados como una descripción de resultados generales, considerados valiosos por una institución en la medida que ellos contribuyen a satisfacer las necesidades sociales.

La función de los objetivos curriculares es orientar, guiar y normar todas las actividades que conforma un proceso educativo concreto de enseñanza – aprendizaje. Así el Dr. Flores Barboza, define los objetivos curriculares como la descripción explicita de la conducta que se espera lograr en el alumno al término de la acción instruccional, además son elementos centrales del plan de estudios y constituyen el núcleo del proceso instruccional y sirven de base para la formulación de experiencias de aprendizaje, para la determinación y selección de estrategias metodológicas y criterios de evaluación. Se recomienda formularlos desde el punto de vista de la conducta o cambio que se quiere alcanzar en el estudiante como resultado del aprendizaje.

c. Los contenidos

Estos se refieren al conjunto de conocimientos, habilidades y valores que provienen de la ciencia, las humanidades y tecnología que se imparten a los estudiantes como medios para lograr los objetivos del currículo. Estos conocimientos son utilizados por los docentes y los estudiantes en el proceso de enseñanza – aprendizaje y comprende aquellos conocimientos que se han seleccionado específicamente, para lograr los objetivos propuestos en el currículo. El contenido viene a ser todo aquello que puede ser objeto de aprendizaje.

Los contenidos se orientan para facilitar la integración del individuo con su medio, al desarrollo del pensamiento crítico, incrementa la capacidad creativa y de investigación, y formación de una actitud positiva hacia la aplicación de sus conocimientos, habilidades y destrezas.

La organización de los contenidos, implica un enfoque interdisciplinario, que permite y facilita en el estudiante, la adquisición, integración y aplicación de los conocimientos científicos. Es necesario hacer una selección cuidadosa de los contenidos, porque algunos son pertinentes para el logro de los objetivos, pero otros no. Es más algunos contenidos, aún siendo pertinente, deben ser descartados, por no contar con el tiempo necesario o con lo recursos humanos y financieros. En general se establece que los contenidos deben ser organizados en asignaturas integradas y estructuradas.

d. La metodología

Son los diferentes procedimientos y técnicas que se utilizan en el nivel universitario para orientar el proceso de enseñanza – aprendizaje. Se debe utilizar estrategias dinámicas que promueven en los estudiantes, el desarrollo de la creatividad, pensamiento crítico, trabajo en equipo y la utilización de técnicas de investigación.

Es necesario combinar las metodologías, como la exposición dialogada, el sistema tutorial, seminarios, investigación, talleres, dinámica grupal, etc., que posibiliten la participación activa de los estudiantes en el proceso de aprendizaje. Esto permitirá que el estudiante desarrolle sus capacidades y aprenda a aprender, asumiendo con responsabilidad su propia formación logrando su autoaprendizaje.

Para el desarrollo de las metodologías, son necesarios los medios y recursos que coadyuvan al proceso de enseñanza – aprendizaje. Son elementos que facilitan el aprendizaje de los estudiantes en diferentes formas y grados. Existen medios y recursos físicos y humanos que van desde la clásica trilogía de pizarra, libros y apuntes, hasta el uso de materiales altamente sofisticados como los medios computarizados.

En este punto es becario destacar las características que debe poseer un docente para llevar una labor con eficacia. Dichas cualidades comprenden el dominio de su propio campo profesional o especialidad, su capacidad para vincular la docencia con la investigación y el manejo adecuado del aspecto didáctico.

e. La evaluación

Es un proceso sistemático de valoración del grado en que los medios, recursos y procedimientos permiten el logro de los objetivos curriculares planteados.

Se debe evaluar en cada una de las etapas del proceso educativo, porque los cambios que se producen en la actualidad llevan a nuevos hallazgos científicos - tecnológicos, que el proceso de enseñanza – aprendizaje debe enfrentar en forma eficaz. La evaluación facilita la optimización de cada uno de los elementos del proceso, al proporcionar la información necesaria que permitirá establecer las bases objetivas para modificar o mantener dichos elementos. La evaluación del currículo consiste en establecer su valor como recurso normativo y principal de un proceso concreto de enseñanza – aprendizaje, determinando así la conveniencia de conservarlo, modificarlo o sustituirlo.

Entre las normas mas conocidas que permiten juzgar al currículo son:

- Debe ser útil como para satisfacer una o varias necesidades sociales.
- Los objetivos deben ser realistas.
- Debe ser coherente con la política y la filosofía educacional y con las leyes vigentes.
- Debe satisfacer las necesidades y expectativas de los estudiantes.
- Debe tener coherencia y consistencia entre sus componentes.
- Sus contenidos seleccionados deben ser los pertinentes para el logro de los objetivos.
- Los aprendizajes a lograr deben ser significativos para el estudiante.

2.4.3 Gestión académica – administrativa como herramienta para el mejoramiento de la calidad

La gestión académico – administrativa tiene un carácter práctico y técnico. Es muy importante porque una buena gestión tiene un impacto inmediato en la calidad de las universidades y de los programas que se imparten en ellas. Una gestión eficaz permitirá a las universidades orientarse al logro de mejores niveles de calidad.

Una buena gestión no debe entenderse sólo como el manejo eficiente de los recursos, esta se refiere además a un proceso que permita a la universidad desarrollarse y crecer, en la perspectiva de establecer hoy una gestión académica - administrativa que genera mañana una ventaja y una posición favorable en el sistema universitario.

Un esquema de mejoramiento del desempeño que mejoran y potencian la gestión en las universidades, como una vía para elevar los niveles de calidad al interior de éstas, es el planteado por Daniel Seymour (1995). Este esquema con algunos aportes adicionales está compuesto por cinco elementos :
1. Fijación del rumbo, entendida como explicitación del fin institucional.
2. Diseño y gestión de los procesos, como una forma de orientar los procedimientos habituales y extraordinarios de la universidad hacia los fines que se ha propuesto. Este diseño debe contemplar un contexto de cooperación y participación en las actividades académicas en el marco de un clima institucional de motivación que favorezca el desarrollo intelectual y la actualización permanente.
3. Medición y retroalimentación de cada uno de los procedimientos. Esto es importante para el control de la calidad de los procesos y productos en la perspectiva del mejoramiento continuo del nivel de formación brindada por la institución.
4. Capacitación, como una forma de poner en cuestión el pasado y aprender de él. Esto tiene que ir junto a las facilidades que brinda la gestión para el uso de soportes tecnológicos modernos y para poner en práctica los conocimientos adquiridos.
5. Compromiso de quienes forman parte y hacen la institución, lo que se consigue fundamentalmente a través de la difusión de esperanza. Esto tiene que ver con una gestión que cree las condiciones para que todos los integrantes de la institución asuman el compromiso de lograr las metas y objetivos institucionales.

Para mejorar la gestión académica y administrativa de las universidades en relación con la calidad de la docencia, algunos especialistas plantean que se debe:
1. Buscar nuevas vías de financiamiento, que permita afrontar la demanda de educación superior de la población estudiantil. Actualmente se observa la masificación del sistema universitario, que se expresa en el fuerte crecimiento de las matrículas.
2. Elaborar criterios adecuados para la conformación y desarrollo de plantas académicas, en especial permanentes y con rentas y oportunidades equivalentes a las que ofrece la generalidad del mercado.

Por otro lado es importante tener en cuenta la Importancia de la evaluación externa de la calidad como una herramienta vital para la excelencia de una institución, porque permite acreditar y evaluar instituciones, auditar procedimientos al interior de ellas, evaluar investigaciones y la calidad de la enseñanza brindada.

Entre los impactos que ha provocado la evaluación externa de la calidad en algunos países, podemos mencionar, que ha permitido instaurar procedimientos permanentes de control de calidad, enriquecimiento de las bibliotecas, reformulación de currículos y perfeccionamiento de los instrumentos de evaluación del aprendizaje.

2.5 Desarrollo científico - tecnológico y Globalización

En este nuevo milenio parece como si todo se tuviera que hacer desde una compresión del mundo a partir de una perspectiva global, donde la tecnología de la información y de la comunicación, junto con la economía, tienen la última palabra a la hora de dibujar la sociedad del futuro.

La globalización y la revolución de la información han ido de la mano con el cambio de paradigma tecnológico. Desde mediado de siglo XVIII hay un incesante desarrollo científico tecnológico, pero es en el siglo XX, que se da un esplendoroso desarrollo. Si antes la producción de conocimientos científicos y su aplicación tecnológica mediaba un lapso de tiempo algunas veces prolongado, hoy a inicios del siglo XXI se puede decir que en algunos casos el tiempo es cero. Esto significa que prácticamente realizado el descubrimiento se tiene su aplicación tecnológica.

Por otro lado Internet se estaría transformando en una institución que tendría como dogma fundamental el culto a la información y a la computadora, en este contexto se plantearía que: "solo es real lo que la máquina puede producir". Sin embargo Internet también podría considerarse como una posibilidad que dificultaría el proceso de globalización a través de marcos legales y la fabricación de virus o bombas informáticas, herramientas que podrían destruir información valiosa para negociaciones internacionales de los gobiernos y las empresas.

Algunos piensan que el uso intensivo de la cibernética, la automatización y las nuevas tecnologías de producción, que se plantean dentro del proceso de globalización capitalista, provocaría problemas sociales como el incremento del desempleo estructural en todo el mundo que crearía una masa gigante de excluidos, configurando así una nueva expresión del sistema mundial. Es decir que la globalización y la exclusión, representan metafóricamente hablando dos caras de la misma moneda.

En este nuevo milenio parece como si todo se tuviera que hacer desde una compresión del mundo a partir de una perspectiva global, donde la tecnología de la información y de la comunicación, junto con la economía, tienen la última palabra a la hora de dibujar la sociedad del futuro.

2.6 Docencia universitaria

El docente como profesional necesita una formación rigurosa que atienda a la calidad humana y a la eficiencia en el área de su especialidad sobre la base de una sólida formación humanística, científica y técnica. Algunos autores plantean que las características básicas del docente universitario son las siguientes :

-    Poseedor de un amplio bagaje cultural, con un dominio profundo de su materia, que le permita dar respuesta a las originales relaciones mentales, promovidas por la apertura, la autocrítica y la reflexión continua, en busca de un mejoramiento continuo de la calidad de la práctica educativa.

-    Una alta formación en los principios esenciales psicológicos y psicopedagógicos, que sirvan de fundamento para profundizar la reflexión, creación y verificación de metodologías, recursos didácticos y sistemas de evaluación.

-    Gran sensibilidad a la innovación y tolerancia a la ambigüedad creativa, orientando su práctica educativa a la formación de habilidades de razonamiento y formación de valores.

-    Elevada capacidad de liderazgo para dirigir los cambios en el proceso educativo que implica, la formación de un hombre, innovador, creativo y autónomo que enfrente los retos planteados por el proceso de globalización, de la sociedad moderna hacia el nuevo siglo del conocimiento.

-    Altos valores éticos y morales sobre la base de la autonomía y la responsabilidad rescatando la condición práctica de la educación, al enseñar con el ejemplo, formando profesionales con valores éticos y morales que implique el manejo de su libertad con responsabilidad, y el respeto a las personas y sus particularidades.

-    Conocedor y respetuoso de la diversidad histórica – cultural de nuestros pueblos, teniendo una visión intercultural de la educación, que sirva para ayudar en la tarea de construir y transmitir la identidad cultural de nuestros pueblos. Este conocimiento y respeto debe corresponder a una actitud de compromiso con los menos favorecidos, que no han contado con la oportunidad para acceder al mundo del conocimiento que significa la educación superior.

2.7 Definición de términos básicos

-    Calidad de la formación: es un complejo constructo explicativo de valoraciones que para términos de nuestro estudio se operacionaliza en términos de calidad de los conocimientos, midiéndolo a través del rendimiento académico de los alumnos.

-    Clima institucional: percepción que comparten todos los miembros de la organización acerca de los fines y valores institucionales. Refleja el grado en que el personal de una escuela se compromete con sus objetivos, se identifica con la organización como un todo. El clima institucional es un elemento que diferencia a una escuela de otra.

-    Comunidad educativa: es el conjunto de educandos, docentes, director, personal administrativo, padres y miembros de la comunidad que convergen en el centro educativo para el cumplimiento de los fines y objetivos institucionales, según el rol y las competencias de cada uno de ellos.

-    Contenidos curriculares: conjunto de mensajes provenientes de la cultura universal, seleccionados y organizados en función del logro de los objetivos de la educación en una sociedad concreta.

-    Diseño curricular: es un proceso secuencial, estructurado y articulado en la elaboración del plan curricular.

-    Formación Profesional: comprende el conjunto de experiencias de aprendizaje a lograr en el estudiante, las actitudes éticas implícitas en el ejercicio de la profesión docente y los conocimientos teórico-educativos en sus dimensiones filosófica, científica y tecnológica que le permite el desempeño con éxito en la tarea de formación.

-    La gestión: puede entenderse como la aplicación de un conjunto de técnicas, instrumentos y procedimientos en el manejo de los recursos y desarrollo de las actividades institucionales

-    Modernización educativa: se fundamenta en la decisión del tipo de demandas que ella debe atender, considerando los procesos económicos, sociales y culturales que afectan a la sociedad nacional de hoy: inserción competitiva de la economía nacional en el mercado mundial; preocupación por el desarrollo sustentable (desarrollo del presente sin comprometer el futuro); reorientación de la formación en valores; diversidad pluricultural, reenfoque del rol del estado (un estado benefactor que cambia por un estado promotor).

-    Objetivos educacionales: enunciados que describen los cambios o transformaciones que se desea alcanzar en los educandos.

-    Perfil profesional: conjunto de rasgos personales y ocupacionales que caracterizan el desempeño de una profesión.

-    Plan de estudios: conjunto de asignaturas que deberán estudiar los alumnos de la Escuela Académico Profesional de obstetricia, que tienen un peso determinado (créditos) proporcional a la importancia de la asignatura y con una determinada carga horaria.

-    Planificación curricular: conjunto de procesos de previsión, realización y control de las experiencias de aprendizajes deseables en una población educacional determinada en un momento histórico concreto.

-    Planificación educativa: es el proceso de ordenamiento racional y sistemático de actividades y proyectos de desarrollar asignando los recursos existentes a fin de lograr los objetivos y metas propuestas. Es el examen de una realidad económica o social en un periodo determinado y en un marco de referencia local, regional o nacional. Por ello la primera etapa está constituida por la elaboración de planes de desarrollo a corto, mediano y largo plazo, previa determinación de la problemática por áreas y aspectos.

-    Práctica Profesional: proceso dirigido a poner en ejecución los recursos teóricos y técnicos instrumentales, adquiridos por el futuro profesional de la educación, al colocarlo en contacto con el mundo del trabajo, así como afrontar y resolver situaciones reales para asimilar experiencias y desarrollar habilidades y destrezas profesionales.

-    Programa Curricular: conjunto de objetivos, competencias, contenidos, actividades, sugerencias metodológicas y evaluación de cada una de las asignaturas que conforman el plan de estudios del egresado de la Escuela Académica Profesional de Obstetricia, y que este relacionado con el Perfil Profesional.

-    Procesos de calidad, eficiencia y oportunidad: actividades orientadas a lograr resultados educativos de acuerdo a lo previsto con el máximo rendimiento.

-    Procesos de gestión: es un conjunto de actividades que recibe uno o más elementos (insumos) para transformarlos y crear un producto de valor. En el centro educativo el proceso más importante es el de la enseñanza – aprendizaje. (los elementos lo constituyen el alumno, el docente, el currículo y los materiales de aprendizaje).

 



Contenido Relación por área Relación por autor