Valor de la hemoglobina en las gestante y su relación con el parto pretermino  y peso del recien nacido en pacientes atendidas en el Hospital Santa Rosa durante el período abril-octubre 2001. Fernandez Sanabria, Ricardo Vladimir


 

DISCUSIÓN



La razón fundamental que motivó el presente estudio, fue la observación frecuente de nivel bajo del valor de la hemoglobina en gestantes al final del embarazo que acudían para la atención de su parto al Hospital Santa Rosa de Pueblo Libre, este valor bajo de hemoglobina, considerada por la OMS como anemia, aumenta el riesgo de la gestante termine su embarazo en un parto pretérmino.

La población estudiada estuvo formada fundamentalmente por mujeres adultas jóvenes (20 a 35 años) con un porcentaje de 79.12%. La tabla Nº 1 muestra su distribución en adolescentes (15 a 19 años), con un porcentaje de 12.06%; adultas jóvenes (20 a 35 años) y mujeres añosas (>35 años) con un porcentaje de 8.82% (30 mujeres). Mayormente la población se concentró en mujeres adultas jóvenes que terminaron su embarazo en un parto a término (66.47%). La mayoría de la población fue primípara con un 58.82% (200 mujeres). Relacionando la paridad de las mujeres con el tipo de parto según edad gestacional, la gran mayoría de la población fue primípara y finalizó su embarazo en un parto a término con 49.71% (169 mujeres). Se encontró, también, que las primíparas terminaron su embarazo con parto pretérmino en 7.94% (27 mujeres), y sólo 1.18% (4 mujeres) en un parto postermino.
La incidencia de parto pretérmino en la población estudiada fue de 15.29%, lo cual concuerda con la incidencia reportada en la literatura por diversos autores como Pérez Sánchez, Williams, etc.; Pacheco reporta que en 1999 en el Hospital San Bartolomé la incidencia de partos pretérminos fue de sólo 5%. Otros resultados encontrados dentro los reportes fue la alta incidencia de parto a término (2, 3, 5). La incidencia de parto a término fue de 82.65% y la incidencia de parto postermino 2.06%.

La prevalencia de hemoglobina baja en el estudio, considerada menor de 11 g/dl según la OMS, fue de 35% de acuerdo al dosaje inicial de hemoglobina durante sus primeros controles prenatales ya sea en el primero o segundo trimestre de gestación; que luego se incremento a 47.65% en el dosaje de control durante el último trimestre de gestación; lo cual era previsible por las modificaciones fisiológicas que suceden en el sistema circulatorio materno al final del embarazo, modificaciones a las que se tiene que adaptar el cuerpo de la mujer gestante, ya vistos en anteriores páginas de este trabajo. Estos valores se asemejan a los encontrados en otros trabajos realizados en nuestro medio; Quispe, en el año de 1994, encontró una prevalencia de 59.10% de hemoglobina baja en mujeres que acudían a su Control Pre – Natal en el Instituto Materno Perinatal de Lima, calificada por él como anemia, hacia el final de la gestación (9), La prevalencia de anemia, hemoglobina baja para fines de nuestro estudio, en la mujer gestante encontrada por la última Encuesta Demográfica y de Salud Familiar 2000 (ENDES 2000) fue de 38.6% porcentaje relativamente menor al encontrado en nuestro estudio (13).

Valorando nuestra primera variable dependiente, el estudio nos muestra que el 65% (221 mujeres) tenían un dosaje Hb entre 11 y 13.9 g/dl. en el 1º o 2º trimestre de gestación, de estos 32 finalizaron su embarazo en parto pretérmino, 186 en un parto a término y solo 3 en un parto postermino; el porcentaje de mujeres con hemoglobina de 9 a 10.9 fue de 33.82% (115 mujeres), de las cuales 19 culminaron en parto pretérmino, 92 en parto a término y 4 en parto postermino; sólo se encontró que un 1.18% (4 mujeres) tenían un dosaje de hemoglobina en sangre < 9 g/dl.

En cuanto al nivel de hemoglobina durante el 3º trimestre, (tabla Nº 4) encontramos que sólo 1 gestante con un dosaje de Hb en sangre superior a 14 g/dl, representando el 0.29% de la población estudiada; el 52.06% (177 mujeres) tenían un dosaje de Hb entre 11 y 13.9 g/dl, el porcentaje de mujeres con hemoglobina de 9 a 10.9 g/dl fue de 44.41% (151 mujeres), de las cuales 38 culminaron en parto pretérmino, 108 en parto a término y 5 en parto postermino; sólo se encontró que un 3.24% (11 mujeres) tenían un dosaje de hemoglobina en sangre < 9 g/dl. Estos resultados concuerdan con los obtenidos por Kelley y cols., en el año de 1999 en un estudio realizado en USA. ellos encontraron una relación entre el nivel de hemoglobina baja de la gestante y el parto pretérmino y también con el estudio realizado por Scholl y cols en Estados Unidos en 1992, aunque este encontró la relación de la hemoglobina baja , es decir anemia, durante el primer y segundo trimestre de gestación con el parto pretérmino (15, 20).

El Ministerio de Salud en coordinación con el Centro Latinoamericano de Perinatología (CLAP), establecen pautas para el control pre natal, una de ellas es la suplementación de Hierro a todas las gestantes que acuden al control (1, 8), pero esto aún no se logra inclusive en un hospital de referencia como lo es el Hospital Santa Rosa de Pueblo Libre; así pues tenemos que el 85% (289 gestantes) de las mujeres que acudieron a su CPN recibieron algún suplemento de hierro; de estos la gran mayoría (71.47%) 243 gestantes finalizaron su gestación en un parto a término, mientras por otro lado 15% (51 gestantes) de las mujeres no recibieron ningún tipo de suplemento de hierro. Estudios recientes hablan de un excelente costo – beneficio de la administración de hierro durante el embarazo; y si esta administración esta acompañada de ácido fólico el costo – eficacia se incrementará considerablemente (1, 8, 12, 14).

La valoración del recién nacido también fue estudiada en el presente trabajo, esto se midió a través del Apgar al minuto y a los cinco minutos. El cuadro 7 nos describe como resultó el Apgar al minuto en los recién nacidos, se encontró que una amplia mayoría 94.71% (322 RN) obtuvieron un Apgar entre 7 y 10 al minuto de vida. El cuadro 8 y gráfica 8 nos describen como resultó el Apgar a los cinco minutos en los recién nacidos, se encontró que casi todos 99.71% (339 RN) obtuvieron un Apgar entre 7 y 10 a los cinco minutos de vida. No se encontró asociaciones estadísticamente significantes entre estos resultados y los valores de hemoglobina en la gestante.

La tabla 9 y gráfica 9 nos muestran el peso del recién nacido al momento del parto, así encontramos que un 7.94% (27 RN) pesaron más de 4000g; 83.82% (285 RN) pesaron entre 2500g y 4000g.; 7.35% (25 RN) pesaron entre 1500g y 2500g, de estos la mayoría, 21 RN, fueron productos de un parto pretérmino.; y sólo el 0.88% (03 RN) pesaron menos de 1500g, estos recién nacidos fueron producto de un parto pretérmino. No se encontraron resultados estadísticamente significantes para fines de este estudio.

Para valorar nuestra segunda variable dependiente, la tabla 11 nos muestra a la población estudiada con la clasificación del Recién Nacido según su Peso / Edad Gestacional. Así observamos que de los 221 recién nacidos cuyas madres cursaron su embarazo con un nivel de hemoglobina en el 1º o 2º trimestre normal, 15 RN fueron PEG, 185 RN AEG y 20 RN GEG; de los que cursaron con un nivel de hemoglobina baja sólo 05 RN fueron PEG, 98 RN resultaron AEG y 16 RN GEG.

El análisis de la hemoglobina en sangre de las gestantes en su último trimestre, La tabla 12 nos muestra a la población estudiada con la clasificación del Recién Nacido según su Peso / Edad Gestacional. Así observamos que de los 178 recién nacidos cuyas madres finalizaron su embarazo con un nivel de hemoglobina en el 3º trimestre de resultado normal, de ellos 10 RN fueron PEG, 152 RN AEG y 16 RN GEG; de los productos cuyas madres finalizaron con un nivel de hemoglobina baja sólo 11 RN fueron PEG, 131 RN resultaron AEG y 20 RN GEG.

Todos estos resultados no difieren por los encontrados por Kelley y cols, pues tampoco demostraron una relación de nivel bajo de hemoglobina con alguna clasificación del recién nacido según peso / edad gestacional. Aunque encontraron relación entre el nivel alto de hemoglobina y los pequeños para la edad gestacional (15); esta comparación es imposible en este estudio pues no se halló ninguna gestante con hemoglobina alta (Hb > 16 g/dl). Por otro lado Scholl y cols, si encontraron relación entre hemoglobina baja, es decir anemia, y los recién nacidos pequeños para la edad gestacional y los de bajo peso (20).

 

 

Contenido Relación por área Relación por autor