La Gaceta Médica de Lima: Año I . Número 3. Setiembre 15

 

SOCIEDAD MÉDICA DE LIMA.
Sesion del 22 de Agosto de 1856.

PRESIDENCIA DEL DR. D. JOSÉ JULIAN BRAVO.

Abierta la sesion con la asistencia de los DD. Almodóvar, Arosemena, Bravo, Concha, Corpancho (J. J.) Eboli, Gran, Hidalgo, Macedo, Odriosola, Ornellas, Rosas, Rios, Segura, Sandoval, Ulloa, Velazquez y el infrascripto Secretario, se leyó y aprobó el acta anterior.

La comision nombrada para revisar las cuentas presentadas por el Tesorero, dirijió á la mesa dos informes. Puesto en discusion el de la mayoria que las desaprobaba, fundandose en la falta de los recibos que acreditasen la inversion de las cantidades, presupuestadas, lo combatieron los DD. Segura, Ornellas, Ulloa, Corpancho (M. N.) Sandoval y Rosas, alegando que el Tesorero habia cumplido estrictamente con el Reglamento, que solo le exijia para la legalidad de sus partidas el que hubiesen sido decretadas por el Presidente, documentos que no faltaban en las piezas remitidas; por el Tesorero. Puesto en votacion resultó negado por todos los votos, menos los de los miembros que suscribian el informe.

Se puso en debate inmediatamente el de la minoria, y resultó aprobado por unanimidad.
El Dr. Ornellas dió cuenta de la curacion de una estrechez de la uretra acompañada de fistula urinaria en el perineo, por los métodos combinados de la uretrotomia interna, procedimiento de Mr. C¡viale, y de la dilatacion temporariá de la urétra, con el objeto de saber si antes se habia ensayado en el pais. Con el fin de que fuesen apreciadas las indicaciones patológicas del individuo operado, el Dr. Ornellas; hizo la historia en estos términos.

Caso de estrechez de la uretra complicada de fistula urinaría.

"Tengo el honor de presentar á los miembros de esta corporacion, un enfermo curado de una estrechez de la uretra complicada de fistula urinaria en el perineo, por los métodos combinados de la uretrotomia interna, procedimiento del Dr. Civiale y de la dilatacion temporaria de la uretra. Este hombre José Felipe Tamárria, limeño, de 46 años de edad, y cigarrero de oficio, entró en mi servicio, sala de las Mercedes, el 21 de Mayo de este año, en convalecencia de una fiebre intermitente perniciosa. Anteriormente habia sufrido una blenorragia, Y presentado consecutivamente los síntomas racionales de una estrechez de la uretra. Hacia tres dias que un profesor le habia abierto un abceso perineal, que habia sido muy rápido en su marcha. Al examen encontramos que la uretra ofrecia una estrechez orgánica circular, en la parte peniana en su union con el escroto. Esta no admitia mas que las sondas elásticas y cónicas de -un diámetro de 0,003 m o línea y media, y estas al pasar saltaban como, si acabasen de franquear una valvula urétral. Viendo que la dilatacion temporararia á que lo habiamos sometido diariamente no habia adelantado el tratamiento es pues de mas de un mes de esta práctica, nos decidimos á practicar la uretrotomia interna por el procedimiento del Dr. Civiale. Hice esta operacion el -5 Julio en presencia del Dr. Ulloa: al instante le pasé una sonda del diámetro de 0,007.m ó de tres líneas, poco - mas ó menos. Seguimos pasando estas sondas elásticas diariamente. Quince dias después se habia obliterado completamente la fistula perineal, y tuvimos que recurrir á las sondas de Beniquet. La graduacion de estas fué elevada poco á poco hasta el N. 52, cuyo diámetro es de 8 2/3 m. m. ó cerca de 4 líneas. Hacen ya dos semanas que iba á despedir este enfermo, pero no me resolví á hacerlo sin presentarlo á la Sociedad, lo que ha hoy, declarando que está perfectamente curado. Seseo que la Sociedad me informe si la operacion de la uretrotomia interna ha sido ya practicada en Lima, ó si es esta la primera vez."

El Dr. Ulloa dijo, que no se podia apreciar todo el mérito de la curacion obtenida por el Dr. Ornellas, sin que se examinase al enfermo algun tiempo despues, pues era sabido que en Francia habian aparecido métodos que preconizaban la curacion ínstantánea y permanente de las éstrecheces uretrales, sin que los resultados satisfactorios; al principio, correspondiesen á los ofrecimientos. En ese concepto él suplicaba al Sr. Ornellas que influyese en el ánimo del enfermo para que se presentase á la Sociedad en el término de 3 á 4meses.

El Dr. Ornellas respondió, que no desconocia el proceder de M. Maissonneuve y el de M. Reybard, que consistia en hacer grandes incisiones con un instrumento especial, y que el procedimiento que él habia empleado no podia, á su juicio, compararse con, los que ofrecian una curacion instantánea.

El, Dr. Sandoval enuncié la idea de que se nombrase una comision para que examinase el estado anatomo-patológico del enfermo, que era el único medio de poder apreciar su curacion.

El Dr. Concha dijo, que el enfermo de que se trataba fué asistido por él antes de pasar al departamento del Dr. Ornellas, lo que lo autorizaba para dar algunos datos; sobre el principio de su enfermedad. Estos se reducian á un ataque de fiebre intermitente perniciosa, que fué combatida victoriosamente por el sulfato de quinina, y a un abceso del perineo que le siguió poco despues. Durante este último estado no hubo retencion de orina, y por la supuracion del tumor se manifestó el pus de caracter laudable, advirtiendo que la abertura del abceso no daba entonces paso á la orina, y qué el enfermo indicó que anteriormente habia padecido de estrecheces.

En cuanto á los procederes operatorios usados contra las estrecheces, dijo, que era muy frecuente ser engañado por los primeros resultados, recordando que muchos de los que se creian curados por los métodos de Reybard y de Civiale los vió volver á las salas de los Hospitales de Paris. Concluyó elogiando la exactitud con que el Dr. Ornellas habia hecho la operacion; pero, dijo, que para convencerse del éxito era necesario ver mas tarde al operado.

El Dr. Grau felícitó al Dr. Ornellas por el raro suceso que habia obtenido con su proceder operatorio, pero desaprobaba el método de las sondas de Beniquet, como ineficaz para el resultado final de las curaciones de estrecheces uretrales, fundándose en que despues de haberse destruido la brida que ocasiona la estrechez, al recurrir al empleo de la sonda por el método de M. Beniquet, todas los canales estrechadas se dilatan, y abriendose el orificio de la uretra se abre á la vez el de la fistula. En apoyo de la bondad del método de las sondas permanentes, citó un caso reciente de su práctica civil, observado en un individuo de 30 años de edad, que padecia de estrecheces. Ensayó la dilatacion gradual por el espacio de dos meses hasta ponerle la sonda permanente, y quedó perfectamente curado.

El Dr. Concha dijo, que no estaba conforme con las ideas del Dr. Gran respecto de las fistulas uretro-períneales, porque las sondas traen las cistitis, la colision del cuello de la vejiga, y si solo las sondas simples en el concepto del Dr. Grau dilataba el orificio de la fistula, los permanentes producirian mayor dilatacion.

El Dr. Sandoval dijo, que era indispensable para pronunciar un fallo-definitivo, tener todos los datos anatomopatológicos. El Dr. Almnovar, que se nombrase una comision de socios, siempre que se presentase en los hospitales algun caso de la importancia del actual, y que de ese modo la sociedad podría pronunciar su opinion con entero conocimiento de causa.

El Dr. Ornellas alegó, que él no habia solicitado el juicio de la sociedad, ni pretendia que un solo caso pudiese hacer la apologia de un método operatorio, y contestando á los partidarios de la dilatacion temporaria, les hacia observar, que las recaidas eran tambien bastante frecuentes con este método, sobre todo, cuando los enfermos abandonaban la sonda. El mismo Civiale recomienda su aplicacion cada tres meses por lo menos. Respecto de la sonda permanente dijo: que nunca la usaria en su práctica, porque ella siempre permite el paso de la orina entre la sonda y la uretra, y en mayor cantidad que cuando se está sin sonda. Determinan ademas, cistitis, y estos inconvenientes no estan reemplazados por ventajas positivas. Terminó repitiendo que su objeto al hacer mencion de este caso habia sido, mas que otra cosa, instruirse por la Sociedad si la uretrotomía interna se habia practicado en el pais.

El Presidente contestó negativamente y excitó á los socios para que se dignasen dar cuenta de las estrecheces que observasen en su práctica, y de los métodos empleados, para establecer la comparacion entre ellos y conocer cuál es el que mas ventajas produce entre nosotros.

El Dr. Ornellas comunicó en seguida á la sociedad una interesante observacion recojida en su departamento de S. Andrés, sobre una herida penetrante del corazon, notable bajo tres aspectos. 1º Como herida del ventrículo izquierdo sin accidentes serios hasta las 45 horas. 2º Por la relacion de la gravedad de las heridas penetrantes y las cavidades penetradas del corazón. 3º Por el error del diagnostico, pues no se reconoció la alteracion mórbida sino con la autopsia, lo que esplica el Dr. Ornellas por las lesiones anatómicas de las pleuras. Para desarrollar este cuadro el Dr. Ornellas hizo la historia completa de la enfermedad, terminada la cual, el Presidente levantó la sesion - Lima, Agosto 22 de 1856. Aprobada-José Julían Bravo, Presidente,- Manuel Nicolas Corpancho - Secretario.

 


back.gif (71 bytes) Regresar