Folia Dermatológica Peruana - Vol. 8  Nº. 4 diciembre 1997


La Bartonella de Alberto Barton T. y las nuevas Bartonellas


Dr. Hugo Vizcarra E. (1)

 

Ahora se le recuerda a Alberto Barton Thompson, médico investigador, no porque se conmemore algún aniversario o efemérides de su vida sino porque un descubrimiento peruano ha pasado a ser mundial al encontrar los científicos norteamericanos y europeos que varias enfermedades infecciosas son producidas por microorganismos de la familia Bartonellaceas. Esto suena para los bacteriólogos como uno de los impactos más fascinantes en el mundo de las bacterias ya que durante cerca de 90 años, la única Bartonella que se conocía que atacaba al hombre era la Bartonella bacilliformis.

Aunque la Bartonena bacilliformis, que produce la Enfermedad de Carrión, solamente se presenta en Perú, Colombia y Ecuador, ésta siempre ha sido

estudiada no sólo por peruanos sino también por extranjeros, algunos de los que se han especializado en este microorganismo.

La Enfermedad de Carrión producida por la Bartonella bacilliformis, siempre fue considerada una enfermedad histórica, anecdótica y enigmática pero nunca causó tanta mortalidad como en la construcción del ferrocarril de Lima a La Oroya, en donde se había traído obreros de otras regiones y de otros países como chinos colíes, chilenos, yanaconas bolivianos, indígenas peruanos.

La construcción del ferrocarril tuvo que ser suspendida por la alta mortalidad, más de 10,000 obreros murieron, principalmente la gente extranjera sin inmunidad para la "fiebre de La Oroya", primer período de la Enfermedad de Carrión, caracterizado por anemia y fiebre, y por el desconocimiento del vector: la Lutzom¡a verrucarum, un mosquito nocturno llamado titira por los lugareños.

Alberto Barton T. fue el tercero de nueve hermanos; su padre, un farmacéutico de ascendencia inglesa y su esposa, Augusta Thompson también de ascendencia inglesa, vinieron al Perú en la década de 1870.

Alberto Barton realizó sus estudios primarios en el Colegio Nuestra Señora de la "O" de Lima y la secundaria en el Convictorio Peruano en Lima, ingresando a la Universidad de San Marcos tres años después. Concluyó su Carrera de Medicina en 1,900 junto con otros 17 estudiantes, denominada la promoción del siglo.

Por ser el alumno más destacado y por su brillante tesis, fue enviado por el Congreso de la República, con una beca por dos años, a entrenarse en Bacteriología y Medicina Tropical a los Institutos de Medicina Tropical de Londres y Edimburgo. A su regreso a Lima consigue un puesto como Jefe de la Sala de Medicina de San Jorge y en el Laboratorio del Hospital Guadalupe del Callao; es allí donde se dedica a la investigación y a aplicar los conocimientos adquiridos.


LOS "CUERPOS X" O CUERPOS ENDOGLOBULARES DE BARTON

El descubrimiento de la Bartonella fue en 1905, cuando el joven médico Alberto Barton contaba con 33 años. Los extranjeros que desembarcaban en el Perú y viajaban a La Oroya regresaban enfermos a internarse en el Hospital Guadalupe en el Callao donde la mayoría moría en el primer período de la Enfermedad de Carrión, caracterizado por anemia y fiebre, a muy pocos les brotaban verrugas como manifestación de mejoría.

El descubrimiento de la Bartonella no fue obra de la casualidad ni de trabajos precipitados, sino más bien, de pacientes investigaciones y de observación de muchos enfermos a los que A. Barton les hacía historias clínicas completas.

Escogió a 14 pacientes y observó que aquellos con anemia y fiebre tenían en sus glóbulos rojos unos bastoncitos (bacilos) muy pequeños y, si el paciente iba mejorando, estos bastoncitos se transformaban en cuerpos redondeados (cocoides) y cuando al sujeto le brotaban las verrugas en la piel, estos corpúsculos globulares desaparecían de la sangre.

En una reunión científica en 1905, un 5 de Octubre, conmemorando el sacrificio de Daniel A. Carrión en la Unión Médica Fernandina, confirmó y comunicó su hallazgo al mundo médico de aquella época.

Recién en 1909 publicó su trabajo en la "Crónica Médica". En 1913, con ocasión del Quinto Congreso Latinoamericano de Medicina realizado en Lima, llegó el famoso tropicalista Richard Strong de la Universidad de Harvard (Boston) con un selecto grupo de investigadores.

El trabajo de Alberto Barton fue estudiado minuciosamente y se dedujo que lo que él llamaba "Cuerpos X" o Cuerpos Endoglobulares eran los causantes de la Enfermedad de Carrión, por lo que informó a Londres y es ahí donde se le da el nombre de Bartonella bacilliformis y a su enfermedad Bartonelosis.

Alberto Barion T. tuvo 14 trabajos de investigación de transcendencia médica. Podemos mencionar entre ellos el haber encontrado por primera vez en el Perú casos de Paragonimiasis Pulmonar y también a los Cuerpos de Leishman Donovan que producen la Uta o espundia.

pag27.jpg (44379 bytes)

Corte histológico de un verrucoma


Asimismo, diagnosticó y comprobó en el laboratorio por primera vez la fiebre Malta en Sudamérica.

Recibió la Orden del Sol de la Nación y la Cámara de Senadores le rindió homenaje en vida. Fue dos veces Presidente de la Academia de Medicina, fue el primer Doctor Honoris Causa que tuvo la Universidad de San Marcos (1925).

Murió un 25 de Octubre de 1950, a la edad de 80 años, en el mismo mes de gran significación histórica para la medicina peruana por el sacrificio de Daniel A. Carrión.


LAS NUEVAS BARTONELLAS

En 1993, científicos norteámericanos y europeos encuentran otras bartonellas que producían diferentes enfermedades infecciosas en el hombre.

Inicialmente, se aislaron cuatro bartonellas que atacaban al hombre con la Bartonella bacilliformis.

Posteriormente, se encontraron siete más que fueron aisladas de animales pero queda la interrogante si también podrían atacar al hombre ya que algunas se han encontrado en enfermedades humanas acompañando a otras infecciones como la TBC y la varicela como la Bartonella grahami aislada en Polonia por el investigador Puntarici.

Verruga de la enfermedad de Carrión Bartonella bacilliformis

 

Lesión angioblástica de la angiomatosis bacilar bartonella quintana

 

Verruga. Cultura Chimú
S. XII a XV D.C.


En resumen, tenemos 11 Bartonellas:

1. La Bartonella bacilliformis, que produce la Enfermedad de Carrión, cuyo vector es el mosquito Lucomia verrucarum.
2. La Bartonella quintana, que produce la "fiebre de las trincheras", la angiomatosis bacilar, la hepatitis, cuyo vector es el piojo.
3. La Bartonella henselae, que produce la "fiebre del arañazo del gato" y también la anglomatesis bacilar, cuyo vector es la pulga.
4. La Bartonella elízabethse, que produce la endocarditis infecciosa en el hombre.
Las siete bartonellas restantes fueron aisladas de los animales por hemocultivos.
5. Bartonella vinsonii, con su subespecie biberkofli en roedores.
6. Bartonella talpe
7. Bartonella peromysei
8. Bartonella grahami
9. Bartonella taylorii
10. Bartonella doshiae
11. Bartonella clarridigeiae.

Morfológicamente estas bartonellas son pequeños bacilos de 0.3 a 0.5 micras de ancho y 1.0 a 1.7 micras de largo, muchos bacilos son curvos, todas las bartonellas son Gram negativas, son muy exigentes para su reproducción en el laboratorio pero las nuevas bartonellas crecen en agar sangre o en caldos enriquecidos con aminoácidos, extracto de carne, plasfria o suero de feto de bovino, glutamato y son hemina dependientes. Los cultivos primarios demoran de 8 a 15 días a 37ºC o pueden demorar 40 días, los subcultivos crecen de 3 a 5 días. La Bartonella bacilliformis crece a 29ºC y en extensiones de sangre se colorea bien con derivados de Romanoski.


Regresar