INVESTIGACIONES PECUARIAS : Julio - Diciembre 1994,  Vol. 7 Nº 2

CURRÍCULO VETERINARIO: UN DESAÑO DE CAMBIO PERENTORIOª

Marcelo Rojas Cb.

 

La ciencia veterinaria es una compleja confluencia de conocimientos: biológicos, médicos, administrativos, económicos y sociales, que tradicionalmente no han sido suficiente y eficientemente abordados en los centros académicos, al punto que como profesión ha ido perdiendo protagonismo social. Una forma de enfrentar tal problemática es a través de una herramienta central de la administración de sus conocimientos, el currículo. En este artículo se presenta una opción que apunta proveer enseñanza-aprendizaje para la modernización y eficiencia de la profesión veterinaria.

 

Se inicia el artículo explicando un poco el sentido del título. Tal como culturalmente se entiende al currículo en las Facultades universitarias, no es otra cosa que el "Plan de asignaturas (PA) o Plan de cursos" y constituye el instrumento de enseñanza-aprendizaje que supuestamente responde y marcha acorde con los cambios científicos, tecnológicos y sociales del área de influencia correspondiente. Entonces en momentos que en el mundo se operan grandes y vertiginosos cambios, el problema y el desafío es disponer de un currículo moderno, eficaz y eficiente, lo suficientemente dinámico que también permita asimilar las funciones emergentes inherentes a la profesión, es decir, aplicar los alcances del concepto de moda o calidad total; caso contrario se corre el peligro de caer en el desfase histórico y ser absorbidos por la intrascendencia instructiva y la marginación del rol protagónico social. Por lo tanto el artículo intenta hacer un análisis de la problemática curricular veterinaria y presentar una propuesta para la solución del problema o carencia de calidad instruccional.

 

1. CONCEPTO DE CURRÍCULO

Se debe entender por currículo "un conjunto de experiencias de aprendizaje que los sujetos de la educación viven en una sociedad y en un proceso histórico concreto, que han sido previstas con el fin de dinamizar su propio desarrollo integral, como personas y como sociedad integral1", concepto que implica: a) un proceso o planificación, b) elementos, o componentes del acto mismo de enseñanza-aprendizaje (objetivos, contenidos, métodos, medios, materiales, infraestructura y tiempo), y c) sujetos, referidos a los actores en tanto alumnos, profesores y criadores o campesinos. Por lo tanto es más que "Plan de asignaturas".

Sin embargo se asume como currículo al PA. Es más, con frecuencia se dice y se confunde el plural del latín "la currícula" para referirse al singular PA (el curriculum). Tal uso tendría sentido si se aludiere a la existencia de varios PA dentro de una Facultad: PA de Unidad Profesional, PA de Unidad de Post Grado, PA de Unidad Tecnológica, etc. Es tan profunda la culturización de sinonimia de currículo y PA, que sería remar contra la corriente no usar ahora currículo; por lo tanto en adelante usaré el termino "currículo" para referirme en buena cuenta al PA.

 

2. EL CURRÍCULO VETERINARIO TRADICIONAL

Los currículos de las Facultades de veterinaria en el Perú y la mayoría del mundo están estructurados en base a asignaturas o disciplinas, y también existen los elaborados en base al sistema modular que desarrolla la formación académica en base a la solución integral de problemas. No existe una combinación de ambas modalidades o por lo menos es poco conocido.

Al interior de los currículos por asignaturas en ciencias veterinarias en Latinoamérica coexisten 4 líneas curriculares: a) una referente a aspectos básicos generales; y b) tres líneas referentes a aspectos de índole profesional: sanidad animal, salud pública veterinaria y producción animal. Las proporcionalidaes de estos aspectos históricamente han variado en las Facultades; y voy a referir a lo ocurrido en la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (dicho sea de paso ha sido germen para el resto de Facultades en el Perú). En ella se concibe un PA que toma consistencia en la década de los 50s, con una fuerte polarización en los aspectos: básico y sanidad; éste último con gran orientación a la medicina curativa.

El análisis efectuado en los inicios de los años 70s, halló entre otras cosas: carencias de objetivos concretos, programación y evaluación de las asignaturas; presencia de tradicionalismo y enciclopedismo; y deficiencias en la preparación pedagógica de los docentes2.

A partir de tal análisis y en el marco de la corriente de evaluación y renovación curricular de moda en los años 70s en latinoamérica, a finales de dicha década se produjo un "cambio curricular", donde se reajusta las proporcionalidades, ganando espacio para la producción animal y la salud pública veterinaria a expensas de la parte básica y sanidad. Pero se mantiene la fuerte cultura de criterio médico curativo, y no se introduce efectivamente el criterio de medicina preventiva, que históricamente debió ser el enfoque, puesto que la veterinaria ganadera es básicamente medicina de rebaños; claro que se puede argüir su pertinencia para los animales de compañía (perros y gatos), eh ahí uno de los desaños para la elaboración de PA para la ciencia veterinaria.

Tal "cambio curricular no avanzó más allá de los reacomodos espaciales de los cursos ya elaborados históricamente también en base a las disciplinas convencionales y reajustados al creditaje readjudicado, quedando al margen probablemente lo más sustancial, el análisis y reestructuración sistemática de los contenidos.

 

3. REFORMA E INNOVACIÓN CURRICULAR

Para clarificar el término "cambio curricular" y precisar su dimensión, es pertinente distinguir entre "reforma curricular" e "innovación curricular". Reforma se refiere a los cambios básicos o estructurales que se hagan en el funcionamiento del sistema curricular; mientras que la innovación son los cambios que se introducen para perfeccionar lo existente. Sin embargo en la educación superior se entiende por innovación curricular a los cambios que se introducen en los currículos como respuesta a las demandas sociales, al avance de la ciencia, a la tecnología y a la construcción de conocimientos antes ausentes en el proceso de enseñanza-aprendizaje3. Este artículo se inscribe en tal conceptualización.

 

4. ESTRUCTURA CURRICULAR VETERINARIA

El análisis teórico de la estructura curricular refleja que: a) hay una parte destinada a la formación del estudiante como persona, que alcanza alrededor del 10% de los conocimientos a impartirse en su formación profesional, b) otra de 25% para la parte de conocimientos básicos profesionales, c) 35% para el segmento de conocimientos profesionales, y d) 30% para las prácticas preprofesionales. De los alcances y calidad de "a" dependerá su formación de nivel universitario, en tanto que la suma de "a" y "b" sustentará la solución de problemas que debe abordar en "c", apoyada sustancialmente por "d". El uso inteligente de éstas proporcionalidades en concordancia a los intereses profesionales (líneas curriculares y por ellas con el perfil profesional) puede servir de base para la reestructura curricular, sea por asignaturas, sea para la combinación asignatura-modular u otras. La penúltima modalidad es la tesis a desarrollar en respuesta a la problema central del tema.

Las citadas proporcionalidades de alguna manera estaban cercanas en el "cambio curricular" de veterinaria en San Marcos, pero en la implementación de entonces se usó interpretaciones distintas a la concepción original, por citar solo un ejemplo, las prácticas preprofesionales no estuvieron orientados a actividades para el ejercicio profesional, sino a sutilizar el aspecto académico o a otras actividades marginales.

Es cierto que el perfil y rol profesional se obtiene del análisis de las necesidades sociales. En la práctica esto no ocurre, porque si ello estuviere operativo no existiría en el país la escandalosa proliferación de "profesiones" y la dramática superposición de funciones profesionales. Muchos perfiles, por no decir todos, se elaboraron en base a un análisis empírico muy elemental o en supuestos surgidos en "osados sentidos comunes". El caso del perfil veterinario no es ajeno a este fenómeno; pero por lo menos tiene y puede mostrar lo desarrollado en San Marcos casualmente a propósito del citado cambio curricular"4.

Entonces si esto es una realidad y al parecer una cultura, voy utilizar también la osadía para asumir tal y necesario perfil profesional, al que le asumo además funciones inherentes a la veterinaria surgidas en los últimos tiempos en las áreas de biotecnología, informática, biodiversidad y desarrollo sostenido, para plantear un "Plan de asignaturas o currículo" supuestamente coherentes con los actuales requerimientos sociales.

 

5. REQUISITOS PARALAOPERATIVIDAD CURRICULAR

La implementación de cualquier currículo tiene que hacerse necesariamente luego de preveerse los requisitos mínimos para la calidad:

a. Capacitación docente

Este aspecto incluye a todos los profesores en tanto protagonistas primarios de la ejecución curricular. Implica primordialmente capacitación en metodología y técnicas de aprendizaje, puesto que el PA contempla la selección (contenido de curso) y manejo (enseñanza) inteligente de tópicos de enseñanza-aprendizaje muy puntuales: modelos o núcleos o "nódulos", de manera que el estudiante luego de superarlos, queda capacitado para derivar/inferir conocimientos en su posterior avance académico en cada vez crecientes complejas formas de autoaprendizaje tutorial. Uno de los objetivos de la tesis que encierra este currículo es capacitar al estudiante en el análisis, síntesis y solución de problemas, en contraposición a la enseñanza paternalista y memorística que impera en un currículo tradicional disciplinario. Para ello es indispensable que el personal clave (los profesores) estén siempre en condiciones de aprender, desaprender y reaprender constantemente, tanto la tecnología del aprendizaje, cuanto la ciencia y tecnología que enseña.

b. Capacitación de los administradores educacionales

Orientada a todos aquellos profesores que ejerzan o pretendan acceder a cargos administrativos (Decano, Directores, jefes de Departamento), para que puedan manejar adecuadamente la implementación, ejecución y evaluación curricular, y no introduzcan torpes decisiones en una actividad de vital importancia para el futuro profesional y por ese camino en el destino del país.

c. Disponibilidad de una eficiente biblioteca.

d. Superación de conflictos académico/administrativos.

Todo intento de cambio curricular implica atentar a los sistemas docentes imperantes producto de: la formación académica, la experiencia, la edad, la personalidad, la posición social, las formas de dirección y la misma actitud de los docentes al cambio, que generan rechazo, indiferencia o acogida a la innovación.

 

6. LA PROPUESTA CURRICULAR

a. El Plan de asignaturas y módulos

El siguiente diseño curricular es una combinación de la tradicional estructura por asignaturas, y la modular para abordar y solucionar problemas. La tesis principal de la propuesta es enfrentar problemáticas relacionadas con la formación de un profesional integral, en respuesta a las evidentes deficiencias en el efectivo desempeño en el campo laboral y como activo agente en el desarrollo social. Responde a una concepción instruccional que trata de orientar a los estudiantes hacia su propia realización en un medio social que deben comprender, entender y contribuir a mejorarlo.

Los componentes del currículo promueve una serie de experiencias para desarrollar habilidades integradoras relacionadas con los procesos cognoscitivos y psicológicos del aprendizaje, así como para relacionar al alumno con la realidad y los hechos del contexto social del área de influencia de su futura profesión. En otras palabras implica capacitar al estudiante en habilidades para aprender eficaz y eficientemente en el tránsito académico y prepararlo para desaprender y reaprender en el ulterior ejercicio profesional.

En el cuadro 1 se presenta la disposición espacial de las asignaturas /módulos, en 10 semestres académicos o 5 años lectivos, distribuidos en 223.5 créditos. En cada semestre se ha estimado que el estudiante no deberá permanecer en el aula/ laboratorio más allá de las 25-26 horas semanales, para facilitar la investigación bibliográfica y de campo, especialmente en el segmento modular donde el autoaprendizaje es bastante protagónico.

Ciertamente ésta es la primera etapa, quizás la medular pero no la más difícil, puesto que la siguiente es la más laboriosa y altamente técnica y de cuya efectividad y eficiencia dependerá el éxito del curriculo: a) precisión de objetivos educacionales, b) explicitación de contenidos correspondientes, y c) estrategias de enseñanza-aprendizaje.

La modernidad de éste currículo de alguna manera se halla evidente en su propia concepción y en áreas instruccionales como: a) la informática para capacitar en el manejo y adopción de programas computadorizados en los diferentes aspectos profesionales, ej: formulación de raciones, autoaprendizajes anatomo-fisiológicos y nosológicos, etc.; b) la tecnología de punta para concordar con las potencialidades de tecnologías de última generación; c) el "desarrollo sostenido" para la comprensión de la problemática global del medio ambiente y la conservación de los recursos naturales con el propósito de coadyuvar hacia una mejor calidad de vida (una parte relevante de la formación ambientalista es el fortalecimiento de aspectos éticos del uso y control de pesticidas, quimioterapéuticos, antibióticos, microorganismos y parásitos, que se transforman en contaminates de los alimentos entre el momento de su producción y su consumo); d) el desarrollo de la actitud de investigación científica plasmada en el eje: diseño-método-proyecto de tesis, y e) la propia estrategia enseñanza-aprendizaje orientada a la práctica sistemática analítica de la relación "conocimiento-problema productivo".

Los aspectos estructurales básicos se encuentran en las siguientes expresiones:

1) Conocimientos de tipo general y profesional

Organizados en: a) las disciplinas científicas: del primer a quinto semestre, y b) los módulos: del sexto al décimo semestre.

2) Prácticas preprofesionales.

Dispuestas en el tercer y cuarto semestre, y en una gran proporción al interior de cada uno de los módulos. Las siguientes partes no están en el cuadro, dado que son materia de inteligente complementariedad de la administración curricular.

3) Actividades de autodesarrollo complementario o extracurriculares.

Tendientes a ayudar al estudiante a vivir ciertas experiencias orientadas por sus propios sentimientos y vocación personal: artísticas, deportivas, recreacionales, cívicas, culturales, y pueden constituir labores de extensión a la comunidad. Es preciso que no debe confundirse con las prácticas preprofesionales.

4) Acciones de tutoría estudiantil

Encargadas a los profesores capacitados y encaminadas a ayudar a los estudiantes a superar problemas de tipo académico, social y psicológico. Estas parte adquiere gran importancia en un propuesta curricular con alta dosis de autoaprendizaje tutorial.

 

b. Estrategia de enseñanza-aprendizaje.

1) Metodología.

Tanto los objetivos, contenidos y la propia metodología de aprendizaje, responden al concepto de Ralph Tyler: "el aprendizaje se realiza a través de la conducta activa del alumno, que aprende lo que él hace y no lo que hace el profesor".

En el segmento de asignaturas es preciso señalar que el proceso de enseñar consistirá en la organización dinámica de los contenidos en "núcleos" que permitan la transformación y transferencia de los conocimientos hacia aprendizaje derivados5. Tal concepto de alguna manera puede ser del dominio de los profesores disciplinarios, sin embargo se debe verificar tal dominio y eventualmente uniformizarlos.

 

 

Pero a nivel del segmento de módulo es preciso además, segmentarlo en componentes racionalmente congruentes al pensamiento de Tyler, y porque además serán impartidos por el concurso de una gama de profesores en función del concepto "multidisciplinario confluente complementario"; por ejemplo en los módulos de las producciones pueden ser: a) sanidad con: enfermedades de alta prevalencia, fisiopatología y tratamiento preventivo; b) reproducción con: fisiopatología y tratamiento; c) nutrición con: fisiopatología y formulación informatizada de dietas; y d) administración con: manejo del animal y manejo de la inversión económica.

A nivel de módulos no hay requisitos entre ellos, de tal manera que a éste nivel el currículo es extremadamente flexible; aspecto que no es recomendable en el nivel de asignaturas, donde se debe respetar requisitos especialmente en los caminos críticos: a) el de biomo-lecularfisiopatológico y, b) los matemáticos. Además el segmento modular permitirá la expeditiva implementación de los programas de posgrado: Capacitación Simple, Segunda Especialización y Maestría, dependiendo de la profundidad y complejidad de conocimientos concebidos. Por otro lado, el nivel modular puede también llevar hacia la especialización temprana de aquellos estudiantes que así lo determine sus intereses vocacionales. Igualmente el enfoque modular propicia que el estudiante optimice su propio espacio y tiempo estudiantil.

2) Evaluación.

En las disciplinas pueden ejecutarse siguiendo las evaluaciones convencionales. En las prácticas preprofesionales, muchas de ellas ejecutadas en ámbitos distintos al control directo de la Escuela, los alumnos tendrán que demostrar su capacidad a través de un examen acompañado de un informe escrito. En el caso de los módulos, un elemento principal será la presentación de una monografía pertinente supervisada en cada módulo y un examen extraído de una "tabla de especificación" del mismo módulo.

Finalmente debo agregar que, habiendo presentado una serie de aspectos curriculares en forma sumaria, seguramente faltan otros, también se debe aceptar que es muy difícil, por no decir imposible, agotar un tema de por sí amplio y complejo, en un artículo como el presente.

 

LITERATURA CITADA

1. MINISTERIO DE EDUCACION. Estudios básicos sobre curriculum en el sistema educativo peruano. COTEC/INIDE. 1976:19-47.

2. Copaira BM. Informe del grupo de trabajo del programa de medicina veterinaria de la U.N.M.S.M. In: Asoc Peruana Centros Superiores Edue Cien Vet. 2º Seminario Nacional sobre educación en ciencias veterinarias: Area de salud pública. OPS/OMS/Univ San Marcos. 1971:46-49.

3. Ileczko B. Las innovaciones en la educación superior. Educ Superior Contemp (LaHabana). 1983;3(3). In: Forero RF. Mejorar la docencia universitaria. Univ Pedagógica Nac Bogotá. 1993:57-74.

4. Rojas M, Vega I. Situación de la salud animal en el Perú. In: Diagnóstico de las realidades inherentes a las ciencias veterinarias. Comisión curricular, Prog Acad Med Vet, Univ San Marcos. 1977:95-121.

5. Díaz BJ, Martins PA. Estrategias de enseñanza-aprendizaje: orientaciones didácticas para la docencia universitaria. Costa Rica: IICA. 1982:43-159.

 

SERVICIO DOCUMENTARIO

La Revista Investigaciones Pecuarias IVITA, acepta intercambios con otras publicaciones científicas, sean impresas o con copias computarizadas
Informes: Teléfono (51-1)4353059 y Fax (51-1)353064


back.gif (71 bytes) Regresar home.jpg (5523 bytes)