Rev. Per. Neurol.    -  Vol 5   Nº 2     1999


HISTORIA DE LA NEUROLOGÍA

Jean-Martin Charcot

Dr. Carlos Cosentino

Jean-Martin Charcot nació el 29 de noviembre de 1825 en una casa, ahora inexistente, situada en 1º rue du Faubourg Poissonniére en París. De familia modesta, realizó sus estudios en el Liceo Bonaparte terminando la secundaria a los 19 años. Mientras cursaba el segundo año de Externado, logró pasar el Concurso de Internado obteniendo el puesto quinto en la promoción del 16 de diciembre de 1848.

 

De sus compañeros de Internado, mención especial merece Edme?Felix Vulpian quien sería su amigo y colaborador por siempre. Preparó su Tesis de Doctorado en 1853 durante su internado en la Salpetriére. En ella Charcot diferenciaba los síntomas y las lesiones de la gota y del reumatismo crónico y fue considerada por sus contemporaneos como un trabajo remarcable.

Charcot fue Chef de Clinique en la Facultad de Medicina de 1853 a 1855 y en 1856 fue nombrado Médico de los Hospitales de París. Se presentó al Concurso de Agregación, en 1860, con los temas "Las hemorragias intestinales" y "Las neumonías crónica?. En 1862, a los 37 años, Charcot se convirtió, junto a su antiguo amigo Vulpian, en Médico del Hospicio de la Salpetriére siéndole asignada la División Pariset.

Al llegar Charcot a la Salpetriére conocía muy bien la medicina general, nada de las enfermedades mentales y muy poco de las enfermedades nerviosas. De hecho, estas últimas ocupaban casi la totalidad de camas de su servicio. En aquella época las enfermedades nerviosas estaban mal clasificadas y muchas veces confundidas entre ellas por lo que Charcot, fiel a su costumbre, decidió intentar corregir de alguna manera esta deficiencia. Se documentó de la literatura inglesa y alemana de entonces que no aportaba gran cosa a la sistematización. Poco encontró en la literatura francesa, salvo las publicaciones de Duchenne de Boulogne a quien había conocido varios años antes. De hecho se convierte en uno de los pocos asistentes libres al servicio de Charcot quien aprende bastante sobre las enfermedades que afectaban el sistema nervioso a tal punto que años después Charcot se referiría a él como su Maestro en Neurología. Así y de a pocos organizó un rudimentario pero único laboratorio en donde se realizaron investigaciones sobre anatomía normal y patológica del sistema nervioso.

Charcot tenía una verdadera pasión por la enseñanza y entre 1862 y 1870 organizó anualmente un Curso libre de diez a doce lecciones sobre las enfermedades de los ancianos, los enfermos crónicos y las afecciones del sistema nervioso. Estas "Lecciones" se llevaban a cabo los viernes por la mañana y empezaron a tener renombre mundial y la asistencia fue creciendo progresivamente. Incluso después que fuera nombrado Profesor de Anatomía Patológica y dictara sus cursos en la Facultad de Medicina, Charcot continuó dictando sus Lecciones. No era un orador brillante sin embargo su discurso era pausado, su dicción impecable y no recurría a gestos innecesarios. Su exposición era siempre remarcablemente clara. Daba la impresión de querer instruir y a la vez convencer. Tenía la costumbre de hacer venir simultáneamente a diferentes enfermos con la misma afección. Solía comparar una y otra vez las mismas particularidades sintomáticas, las mismas actitudes, las mismas deformaciones. En otros casos agrupaba pacientes con diferentes tipos de temblores o alteraciones motoras para enfatizar las características que diferenciaban unos de los otros. A veces él mismo durante alguna Lección imitaba algún signo clínico como la desviación de ¡a cara en una parálisis facial o la actitud rígida de un paciente con Parkinson. Charcot preparaba sus Lecciones con extremo cuidado, se documentaba de toda la literatura francesa y extranjera pues leía fácilmente en inglés, alemán e italiano. Sus Lecciones estaban escritas de puño y letra y a veces podían ser publicadas sin correcciones; sin embargo Charcot no las leía jamás durante ellas.

Luego de sus Lecciones de los Viernes, Charcot inauguró en la Salpetriére las Lecciones de los Martes con gran éxito. Elegía los casos que le parecían de mayor interés entre los pacientes que acudían ese día a la consulta externa del Hospital y que habían sido previamente seleccionados por sus asistentes. De esta manera Charcot creó con el transcurrir del tiempo una gran escuela en la Salpetriére. Fueron algunos de sus discípulos Bouchard, Brissaud, Pierre Marie, Pitres, Bourneville, Cilles de la Tourette, Babinski, Souques y Meige. Grandes neurólogos extranjeros también pasaron por el servicio de Charcot como Bechterew, Kojewnikow, Marinesco, Freud y Sachs.

En 1872, Vulpian quien era titular de la Cátedra deAnatomía Patológica de la Facultad de Medicina pasó a ser Profesor de Patología Experimental dejando el puesto a Charcot quien lo detentaría de 1872 a 1881. En julio de 1881, a iniciativa de Gambetta, el Parlamento francés creó la Cátedra de Clínica de Enfermedades Nerviosas en la Facultad de Medicina de París y el 2 de Enero de 1882 Charcot fue nombrado titular de ella. Esta fue la primera cátedra en su género a nivel mundial.

La contribución de Charcota la neurología mundial es abrumadora. Describió el tabes dorsal y la artropatía tabética. Propició las localizaciones cerebrales y medulares basado en su método anatomoclínico. Aportó una contribución muy importante al estudio de las atrofias musculares progresivas y aisló una nueva entidad anatomoclínica, la esclerosis lateral amiotrófica. La descripción de esta enfermedad conocida en el mundo entero como enfermedad de Charcot es una de las mas bellas creaciones neurológicas. Establece por vez primera, junto a su alumno Bouchard, la relación entre el aneurisma miliar y la hemorragia cerebral. Asimismo, durante años junto a Vulpian estudió los distintos tipos de temblores que presentaban los pacientes de la Salpetriére. Precisó bien los diversos signos de la parálisis agitante, que denominó Enfermedad de Parkinson y en 1868 brindó la sintomatología mas completa de la Esclerosis en Placas y la diferenció perfectamente de la Parálisis Agitante. Es por ello que a partir de ese periodo Charcot aparece verdaderamente como el creador de la Neurología moderna.

Charcot participó de todas las Sociedades médicas y neurológicas importantes. Fue miembro de la Sociedad de Biología desde 1851 y vicepresidente en 1860. Miembro de la Academia de Medicina en 1872 y miembro del Instituto de Francia en 1883. Presidente de la Sociedad Anatómica de 1872 a 1882. Además, Charcot fue consultor a nivel nacional e internacional. Tuvo como pacientes al Emperador del Brasil, la Reina de España, los Duques de Rusia, entre otros.

Charcot falleció el 16 de Agosto de 1893, a la edad de 68 años, durante un viaje de reposo acompañado por dos de sus discípulos, Debove y Straus. Su muerte acaeció en pocas horas debido a un edema agudo de pulmón como consecuencia de una aortitis crónica con lesión de las arterias coronarias. Dos años antes ya se había anunciado por una angina de pecho indiscutible y posteriormente por dolores precordiales intermitentes, incluso tuvo que alguna vez interrumpir una de sus Lecciones de los viernes debido a una crisis anginosa. Charcot era un excelente clínico para no haberse dado cuenta él mismo de su mal y del pronóstico.

El féretro de Charcot fue llevado a París y depositado en la Capilla de la Salpetriére donde fue velado por las enfermeras de su Servicio. Al día siguiente desfilaron todas las pacientes de la Salpetriére así como un gran número de sus antiguos pacientes. Sin ningún discurso, como el lo deseaba, el féretro fue trasladado al cementerio de Montmartre. Luego de la muerte de Charcot, sus discípulos recolectaron una suma de dinero para erigir una estatua de su ilustre Maestro con su indumentaria habitual y que sería instalada a la entrada del Hospital de la Salpetriére; la mitad de la suma la enviaron médicos del extranjero.

Después de la muerte de Charcot, Pick escribiría " ... Francia ha perdido a su mas grande médico, y no solo es Francia quien llora sobre la tumba del Maestro de los Neurólogos, sino el mundo médico entero, pues su obra sobrepasó los limites de su patria..." Ya hace mas de cien años de la muerte de Charcot y las generaciones actuales, inmersas en los descubrimientos contemporáneos y en el progreso de la ciencia, han olvidado todo lo que su genio creó y la influencia que tuvo durante la segunda mitad del siglo pasado en el mundo entero y el legado tan preciado que nos dejó hasta los tiempos actuales.