Rev. Per. Neurol.    -  Vol 4   Nº 1-3     1998

 

TRABAJOS ORIGINALES

Tipos de conformación del polígono de Willis en la base cerebral de cadáveres peruanos

Drs. Nelson Urbina, Luis Trujillo Nelver Soriano Angel Ruiz1.

 

RESUMEN: El polígono de Willis, círculo arterial responsable de la irrigación cerebral, es el principal mecanismo de suplencia sanguínea de un hemisferio a otro y también entre las mitades anterior y posterior del cerebro. Su eficacia, como canal de circulación colateral, esa menudo dudosa, debido alas diferentes variantes anatómicas que presenta. En el presente trabajo se estudian 203 registros esquemáticos del polígono de Willis en cadáveres de mayores de 12 años de edad, autopsiados en la Morgue Central de Trujillo desde el 1 enero 95 al 30 junio 96. Los objetivos son: investigar la frecuencia de presentación de las variantes del polígono de Willis y su relación con el sexo. Se encontraron los siguientes resultados: el 61,09% presenta conformación no clásica; en el sexo masculino el 58,40% muestra conformación no clásica y en el sexo femenino el 70,21% presenta igual conformación. A esto se suma el análisis de las variantes correspondientes al tipo no clásico. Concluimos: 1) En nuestra población la conformación no clásica es más frecuente. 2) En ambos sexos, la conformación "no clásica" es más frecuente, con un porcentaje más elevado en el sexo femenino. 3) La variante más frecuente es la presencia de vasos accesorios, generalmente comunicante anterior, seguida de hipoplasia de vasos.
Palabras clave: Polígono de Willis, Conformación clásica, Conformación no clásica.

ABSTRACT. "Willis polygon conformational types at the brain base of peruvian cadavers. The Willi’s polygon, arterial ring responsable of brain blood flow, is the main blood supplying mechanism from one hemisphere to the other and between anterior and posterior brain halves. As a colateral circulation channel ¡t has a usually doubtful efficacy, because of its great anatomical diversity. For this purpose we have studied 203 Wílli’s polygon schematic registers taken from cadavers of eiders than 12 years of age, with autopsy done at Trujillo’s Central Morgue, from January 1st to June 30th 1996.

The purposes are: search the frequency rate of Willis'polygon diversity and its sex relation. The following results were found. 69.09% with non classic shape; 58,4% of males show the non classic shape and, the 70.21% of females equally. in addition, there is an analysis of the non classic type diversity. Conclusions: 1. In our population the non classic shape is more frequent; 2. Females have a higher percentage; 3. Presence of accesory vessels is the most common diversity, mainly the arteria communicans anterior and vessels hypoplasia.
Key words: Willis’ polygon, classic shape, non classic shape.


Rev Per Neurol 1998; 4: 12-15

 

INTRODUCCIÓN

El polígono de Willis, localizado en la base del cerebro, es el círculo arteria¡ responsable de la irrigación cerebral; recibe el aporte sanguíneo principalmente a través de las arterias vertebrales y carótidas internas 1,2. Thomas Willis, en 1664, comunicó la descripción de este complejo arterial que lleva su nombre2. actualmente, se sabe que es el principal mecanismo de suplencia sanguínea de un hemisferio cerebral a otro y también entre las mitades anterior y posterior del cerebro3. Se afirma que esta concepción funciona¡ sólo puede ser mantenida cuando esta estructura reúne las características de conformación, simetría y calibre que describió Willis4,5.

Se menciona lo anterior porque, a pesar de que este polígono representa un sistema de anastomosis potencia¡ en caso de interrupción del flujo sanguíneo de un lado a otro del cerebro6 su eficacia como canal de circulación colateral es a menudo dudosa; esto se debe a que existen variantes anatómicas en elevado porcentaje de casos3,7,8.

Existen diversos trabajos de investigación como el de Czernicki y col.9 donde demuestran que ligando la arteria carótida interna de un lado, no se obtiene la esperada suplencia de riego sanguíneo en el hemisferio cerebral del mismo lado, a través de la anastomosis potencial que constituye el polígono de Willis; lo que se evidencia por los síntomas neurológicos de insuficiencia circulatoria que empiezan a mostrar los pacientes luego de dicho procedimiento. Este fracaso, en cuanto a la suplencia sanguínea de un hemisferio cerebral a otro, puede ser explicado por las variaciones anatómicas en la conformación de dicho polígono; así por ejemplo Gray1 encuentra hipoplasia y ausencia de vasos en 60% de los polígonos estudiados.

En la actualidad, el estudio de estas anomalías es muy importante, así lo refiere Baptista Gentil4 al manifestar que para la Neurología moderna, el estudio de las variaciones morfológicas del círculo de Willis se incrementa diariamente por las siguientes razones: 1) Uso más frecuente de la angiografía cerebral, 2) El progreso de la neurología cerebrovascular, 3) Incremento de los accidentes cerebrovasculares, 4) Técnicas de perfusión cerebral.

El estudio morfológico del polígono de Willis ha sido realizado por muchos investigadores en diversas partes del mundo con diferentes resultados. En nuestro país conocemos trabajos realizados en nuestra localidad. Montalván10 encuentra que 62,9% se apartan de la conformación clásica de Willis; mientras que Latochell encuentra solamente 47,5% que se apartan de dicha conformación clásica. Alper y col.12 en Norteamérica encontraron 48% de formas No clásicas; Macchi y col.8 en Italia encontraron 59% de formas No clásicas, e ¡cardó y col.13 encontraron en una población española 66,8% de polígonos No clásicos. Estos diferentes resultados, aunados a la no suplencia de irrigación y al incremento de accidentes cerebrovasculares, son los que nos motivaron a plantearnos el siguiente problema: ¿Cuál es la frecuencia de presentación de las variantes del polígono de Willis y su relación con el sexo en peruanos de nuestra localidad?

El presente estudio tiene por objetivo determinar en peruanos de nuestra localidad, mayores de 12 años de edad, fallecidos en la provincia de Trujillo-Perú, lo siguiente:

1. Frecuencia de presentación de las variantes del polígono de Willis.
2. Relación de las variantes con el sexo.


MATERIAL Y MÉTODOS

Se estudiaron 203 registros esquemáticos del polígono de Willis, que se encuentran en los archivos de la Morgue Central de Trujillo-Perú, correspondientes al 70% de la población autopsiada durante el periodo del 01 de enero-95 al 30 de junio-96. Fueron incluidos cadáveres de ambos sexos, de raza mestiza, mayores de 12 años de edad, de acuerdo con el criterio postulado por Padget14, quién considera que a partir de esta edad, el cerebro puede ser considerado adulto en su conformación y morfología; sostiene, además, que por encima de esta edad, los cambios en el desarrollo cerebral son mínimos y difícilmente ocasionarían variaciones en la conformación del polígono de Willis.

El estudio consistió en la revisión de los protocolos de autopsia que contenían el registro esquemático del polígono de Willis, y que se define como la representación gráfica del polígono, mostrando su forma original, variaciones en su conformación y las medidas de los diámetros externos de los componentes del circulo arteria¡, encontrados en la base cerebral de cada cadáver autopsiado previamente. Fueron seleccionados aquellos protocolos que cumplieron con los criterios de inclusión y se desecharon los que se apartaban de ellos.

Luego se procedió a la recopilación de datos con relación a la representación esquemática del polígono clásico, en formatos confeccionados para este fin. Para efectos del presente estudio, consideramos "polígono clásico" a aquellos que siguieron la conformación original que describió Willis y que los libros y textos publican como "normal", que se define como un sistema vascular localizado en la base del cerebro, constituido por las arterias cerebrales anteriores (dos) y posteriores (dos), ramas de las arterias carótidas internas y basilar respectivamente, comunicadas entre si por las arterias comunicantes anterior (una) y posterior (dos), los tres troncos arteriales, a cada lado, que irrigan cada uno de los dos hemisferios cerebrales se originan en este polígono y son la arteria cerebral anterior, arteria cerebral media y arteria cerebral posterior14.

Llamamos polígonos no clásicos a aquellos que se apartaron de la conformación "clásica, y que según Alpers y col.12 corresponden a uno o más de los siguientes grupos: A. Fusión de la arteria cerebral anterior.

B. Vasos ausentes.
C. Vasos hipoplásicos.
D. Vasos accesorios.

E. Origen anómalo de la arteria cerebral posterior.

Se consideró vaso hipoplásico aquel cuyo diámetro externo fue menor de 1 mm14. Los resultados se presentan en tablas de doble entrada, los cuales muestran los tipos de polígonos (clásicos y no clásicos), variaciones con relación al sexo y formas variantes de la conformación no clásica. Para el análisis de datos obtenidos, se utilizó la prueba de Ji-cuadrado, intervalos de confianza y una prueba de hipótesis15.

Tabla 1. Estudios de tipo de conformación del polígono de Willis en la base cerebrl de cadáveres peruanos (Trujillo- Perú)
Tipo de polígono N.° de casos %
Clásico 79 38,91
No clásico 124 61,09
Total 203 100,00
p=0,025


RESULTADOS

Los resultados obtenidos de los estudios de tipo de conformación del polígono de Willis en la base cerebral de cadáveres peruanos son mostrados en la Tabla 1.

La conformación del polígono de Willis en la base cerebral de cadáveres peruanos, según distribución por sexo, se muestra en la Tabla 2.

Tabla 2. Conformación del polígono de Willis en la base cerebral de cadáveres peruanos. Distribución por sexo. Trujillo-Perú.

Tipo de polígono

Sexo
Masculino Femenino
N % N %
Clásico 65 41,60 14 29,79
No clásico 91 58,40 33 70,21
Total 156 100,00 47 100,00
C=X2 (1) = 3,84
0,95


Las variaciones de polígonos no clásicos en la base cerebral de cadáveres encontradas son enumeradas en la Tabla 3.

Tabla 3. Variaciones de polígonos no clásicos en la base cerebral de cadáveres peruanos (Trujillo-Perú)

Tipos

N %
Vasos accesorios 59 47,58
Hipoplasia de vasos 32 25,80
Ausencia de vasos 18 14,51
Fusión arteria cerebral anterior 9 7,25
Origen anómalo de art. cerebral posterior 6 4,86
Total 124 100,00


DISCUSIÓN

La sangre transporta oxígeno, nutrimentos y otras sustancias que son necesarias para el funcionamiento apropiado de los tejidos. Las necesidades del encéfalo son críticas y vitales, por lo que debe mantenerse un flujo constante de sangre. La función del polígono "clásico" de Willis, como sistema de suplencia, es muya menudo conservada en condiciones patológicas; así la arteriografía contralateral de las trombosis de la carótida interna muestran casi siempre la irrigación más o menos completa, del territorio de la carótida obstruida, mediante la carótida que permanece permeable5,16,17.

La Tabla 1 muestra que sólo 79 cerebros (38,91%) tuvieron la conformación "clásica" del polígono de Willis y 124 cerebros (61,09%) presentaron conformación no clásica de esta estructura (p = 0,005). Estos resultados demuestran que la conformación "no clásica " ocurrió en más de la mitad de los casos.

La literatura revisada reporta diversos resultados de estudios semejantes. Baptista3 encontró en la población brasileña 80% de polígonos "no clásico"; Garrote y col.18 hallaron en Argentina 67% de estos polígonos y en Italia, Macchi y col.8 reportan 59% de polígonos No clásicos. En nuestra localidad Montalvan10 encuentra polígonos "no clásicos" en 62,9% En todos ellos la conformación "no clásica" predominó sobre la "clásica"; sin embargo, Fawcett: mencionado por Montalván10 en su estudio realizado en Inglaterra, halló 27,2% de polígonos "no clásico?; Alpers y col.12, en Norteamérica, encontraron 48% de formas "no clásicas", en nuestra localidad Latoche(11) encontró que 47,50% presentó la forma "no clásica".

En el aspecto funcional, y considerando la opinión de algunos autores1,5,7,9,10,16,17, la función de suplencia sanguínea cerebral sería óptima cuando el polígono de Willis adopta la conformación "clásica" y estaría limitada cuando adopta la conformación "no clásica", por lo que tendríamos que convenir que no puede suponerse en todos los pacientes la existencia de un polígono arterial eficaz; que la mayor parte de nuestros casos habrían tenido limitada su capacidad de suplencia sanguínea a través del polígono de Willis de conformación "no clásica". Asimismo, la valoración del beneficio y pronóstico de una determinada intervención neuroquirúrgica19 debería considerarlos hallazgos expuestos en el presente trabajo, ya que existe la duda razonable de su función como vía colateral por las variaciones anatómicas encontradas.

La Tabla 2 muestra quede los 203 polígonos examinados, 156 (76,84%) procedían de cerebros de cadáveres de sexo masculino y 47 (23,16%) procedían de cerebros de cadáveres de sexo femenino. De estos resultados se observa que el 58,40% en el sexo masculino y el 70,21% en el sexo femenino, presentan la conformación "no clásica". Esto nos permite mencionar que en ambos sexos, la frecuencia en presentar la conformación tipo "no clásica" tiene mayor porcentaje respecto al tipo "clásico".

En el sexo femenino se presenta el tipo no clásico en mayor porcentaje con relación al sexo masculino. Montalván10 encuentra y afirmamos polígonos no clásicos son significativamente más frecuentes en mujeres que en hombres (p < 0,025); por su parte ¡cardó mencionado por Montalván10, no reporta diferencias significativas con relación al sexo. En nuestro estudio, los polígonos no clásicos son significativamente más frecuentes en mujeres que en hombres.

La Tabla 3 muestra los tipos de variantes que se encuentran en los polígonos no clásicos. Los hallazgos de los diferentes tipos de variaciones, siguen la clasificación dada por Alpers y col12. Las variantes halladas y sus porcentajes son los siguientes:

1. El caso de los vasos accesorios fue el más frecuente, en 47,58%; esta mayor frecuencia es también encontrada por Montalván10 en 34,1%. Se observó hasta triplicación de las arterias comunicantes anteriores, así como duplicación de las comunicantes posteriores. La presencia de estas variantes supone una mejor suplencia sanguínea en caso de déficit por interrupción de la arteria cerebral anterior en su parte proximal, previo al origen de las comunicantes anteriores accesorias.

2. El tipo de hipoplasia de vasos fue hallado en el 25,80%, resultado similar al 29,50% del estudio de Montalván10. La hipoplasia generalmente fue de arteria comunicante posterior, en casos aislados de la comunicante anterior y parte proximal de la cerebral anterior. Este tipo de disposición anatómica limitaría la eficacia de la suplencia sanguínea del polígono de Willis.

3. La ausencia de vasos fue la variante que se presentó en el 14,51%, la más frecuente fue ausencia de arteria comunicante posterior derecha.

4. La fusión de las arterias cerebrales anteriores se observa en nueve casos, constituyendo el 7,25%; la fusión se inicia de tal forma, que constituye un sólo vaso, para luego dividirse en dos ramas.

5. En cuanto a la arteria cerebral posterior, la hallamos con origen anómalo en la carótida primitiva interna, con un porcentaje de 4,86%. Alpers y col.12 considera que esta variante se debe a que preserva su origen embriológico.

El presente estudio nos permite concluir que en nuestra población la conformación "no clásica" del polígono de Willis es más frecuente que la forma "clásica", según los resultados de nuestro trabajo.

VER BIBLIOGRAFÍA