Rev. Per. Neurol.    -  Vol 4   Nº 1-3     1998


NOTAS CLÍNICAS

Generación de crisis parciales complejas: participación del cuerpo calloso

Drs. Alberto Díaz, Silvia Montano, Rosa Velasco, Maria meza y Luis Trelles1

RESUMEN: Se describe un caso de crisis parcial compleja asociado, como única lesión a un angioma cavernoso localizado en el cuerpo calloso. Se realiza una revisión sobre los posibles mecanismos que pueden explicar esta inusual presentación de crisis ante una lesión con esta localización.

Palabras clave: Crisis parcial compleja, cuerpo calloso, angioma cavernoso. Crisis parcial compleja, cuerpo calloso, angioma cavernoso.

ABSTRACT: It is described a complex partial crisis as singular lesion associated to an angioma cavernosum localized in the corpus callosum. Includes a review about the possible mechanisms that can explain this unusual crisis presentation, related to such localization. It is described a complex partial crisis as singular lesion associated to an angioma cavernosum localized in the corpus callosum. Includes a review about the possible mechanisms that can explain this unusual crisis presentation, related to such localization.
Palabras clave: Complex partial crisis, corpus callosum, angioma cavernosum.


Rev Per Neurol 1998; 4: 29-30

INTRODUCCIÓN

La participación del cuerpo calloso en la epilepsia es muy conocida desde el punto de vista terapéutico quirúrgico, sin embargo existe la contraparte por reportes clínicos en los que ciertas lesiones del cuerpo calloso pueden condicionar crisis epilépticas parciales como las descritas en casos de agenesia1, lipomas2, enfermedad de Marchiafava-Bignami3, angiomas cavernosos4 e incluso ante lesiones existentes pero no bien definidas4.

Presentamos un caso de lesión aislada del cuerpo calloso responsable de crisis parciales complejas de origen temporal a partir del cual se trata de postular los posibles mecanismos para su aparición.


CASO CLÍNICO

Varón de 24 años, diestro, sin antecedentes contributorios, presentó 5 días antes de su ingreso un episodio de ruptura de contacto con su entorno asociado a movimientos de búsqueda y algunos que simulaban movimientos de masticación, evento que duró algunos minutos. Diez días después de su ingreso presenta nuevo episodio de desconexión con su entorno asociado a de ambulación sin meta definida, emisión de palabras aisladas sin contenido global y conducta de agitación pero sin agresividad.

El examen neurológico era normal, el electroencefalograma intercrítico normal. La tomografía cerebral demostraba una imagen hiperdensa localizada en vecindad del cuerpo calloso que ingresaba hacia el ventrículo lateral. La resonancia magnética nuclear demostraba una pequeña colección hemática localizada en tercio medio del cuerpo calloso adyacente al girus angular y que protruye hacia el ventrículo lateral (Figura 1). La angiorresonancia no evidenció alguna malformación vascular. Las características de la lesión son compatibles con angioma cavernoso. Se instaura tratamiento con carbamazepina y luego de seguimiento de 2 años no vuelve a presentar crisis.

Figura 1. imagen de RMN de corte sagital (T1) con área nodular de hiperseñal en porción media del cuerpo calloso compatible con angioma cavernoso asociado a hemorragia.


DISCUSIÓN

En nuestro caso las características semiológicas de las crisis son muy sugestivas de un origen temporal, específicamente del área límbica temporal basal. Es importante especificar que nuestro paciente sólo muestra una lesión en el cuerpo calloso, determinado como angioma cavernoso y sin otra imagen patológica sobre lóbulo temporal. En casos de patología del cuerpo calloso se han descrito la presencia de crisis parciales, tanto simples como complejas, por lo general refractarias al tratamiento. Algunos tipos de lesiones reportadas son la agenesia', enfermedad de Marchiafava-Bignamil y lesiones más localizadas como son los ¡¡pomas' y angiomas cavernoso?. En estos casos las crisis son muy sugestivas de un origen en lóbulo temporal. Las evidencias experimentales y clínicas tratan de explicar de dos maneras los posibles mecanismos que generan este tipo de crisis ante lesiones, relativamente localizadas, del cuerpo calloso.

Una primera aproximación nace del interés experimenta¡ dirigido hacia la forma de propagación de un foco epileptógeno hacia un área heterotópica contralateral, además de la participación de vías inhibitorias de dicha propagación, que en ambos casos van a través del cuerpo calloso6,7. La propagación callosa ortodrómica, desde un foco epileptógeno neocortical, produce tanto inhibición8 como excitación7 sobre la corteza cerebral contralateral no necesariamente homotópica. Algunos investigadores han encontrado potenciales postsinópticos inhibitorios y potenciales postsinópticos excitatorios en un numero similar de neuronas, incluso propagación antidrómica a través del cuerpo calloso. Así se postula como mecanismo la independización de un foco temporal por interrupción interhemisférica de vías inhibitorias. El rol inhibitorio que puede ejercer la corteza cerebral contralateral a través de las fibras callosas se ha podido aproximar a la práctica clínica a partir del reporte de la ocurrencia de intensificación de crisis parciales luego de callosotomía en pacientes portadores de focos epilépticos bilaterales y simétricos, aún cuando las crisis generalizadas eran controladas9.

Otra explicación postulada es la extensión de la lesión sobre el girus angular, como es el caso de lipomas1 y angiomas cavernosos4 del cuerpo calloso. Se ha demostrado que la epileptogénesis secundaria que ocurre ante un angioma cavernoso responde a las modificaciones metabólicas que ocurren periféricamente a ella10. La descarga puede propagarse a partir del cíngulo hacia estructuras temporales internas particularmente hacia el núcleo amigdalino2. Estudios con pacientes han podido evidenciar que la estimulación del girus angular anterior puede provocar conductas complejas como actividades oroalimentarias, gestuales y modificaciones del humor de tipo euforia11,12. Esta es la explicación que proponemos para nuestro caso.

VER BIBLIOGRAFÍA