Revista de Gastroenterología del Perú - Volumen 20, Nº1 2000

 

EDITORIAL

LA BIBLIOTECA VIRTUAL DE SALUD EN EL PERÚ

 

Este número de la Revista de Gastroenterología del Perú, es el primero que se editará, simultáneamente, en dos versiones, una en papel y otra electrónica; es decir cuando usted, apreciado lector, tenga en sus manos la revista, esta ya estará disponible, a través de INTERNET, en todos los rincones del planeta. La versión electrónica se encuentra en la pagina web de la " Biblioteca Virtual de Salud", (BVS) iniciativa de la Biblioteca de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos que tuvo una feliz acogida por las más importantes revistas médicas que se publican en nuestro país, entre ellas la Revista de Gastroenterología.

La versión electrónica es sin duda un gran avance técnico, del cual podemos felicitarnos, pero al mismo tiempo es un reto, pues se pasa bruscamente de una limitada circulación, circunscrita fundamentalmente a nuestro país, a una disponibilidad desde cualquier parte del planeta. Así, los artículos originales, de autores peruanos, podrán ser consultados, y evaluados por investigadores o estudiosos de los principales centros de investigación del mundo. Es evidente la responsabilidad que esto implica, tanto para los editores como para los autores, ya que al globalizarnos en nuestra disponibilidad, también nos veremos obligados a globalizarnos en los estándares de calidad de las publicaciones científicas.

En el vertiginoso avance de las tecnologías de la información, hasta ahora solo éramos espectadores, en el mejor de los casos, usuarios; pero el lanzamiento de la Biblioteca Virtual de Salud, nos convierte en actores, y debemos esforzarnos aún más en la difícil tarea de hacer investigación médica y editar revistas medicas. El aspecto tecnológico de la BVS está a cargo del Sistema de Bibliotecas de la UNMSM quienes con un software propio han desarrollado una verdadera Biblioteca Virtual, con libros y revistas en texto completo, acceso a bases de datos internacionales, e incluso páginas de literatura. Uno de los componentes de esa Biblioteca es la Biblioteca Virtual de Salud, que actualmente reúne a 11 revistas, pero que aspira convocar a todas.

Es ya un tópico, hablar de la revolución de las comunicaciones y de la acelerada obsolescencia del conocimiento que amenaza avasallarnos. Son también comunes, interpretaciones casi apocalípticas de estos fenómenos, que predicen entre otras cosas la desaparición de los libros y revistas y de las bibliotecas tradicionales. Aparentemente el desarrollo de la Biblioteca Virtual de Salud, seria un paso en ese sentido, pero eso no deja de ser una interpretación muy superficial; lo que ha cambiado en los últimos años ha sido el usuario, que tiene nuevas demandas, y la tecnología responde a esas demandas.

El antiguo lector de libros en una biblioteca, o el suscriptor de algunos títulos de revistas que leía en su propio domicilio, ya no puede mantener el ritmo de la aparición de nuevos conocimientos y técnicas que debe conocer; tampoco dispone del tiempo como para acercarse a las nuevas bibliotecas que si disponen de la información; por ello necesita mas información, más fácil de ubicar y con mayor disponibilidad; pero eso sólo para la actualización de conocimientos. La formación básica aún necesita libros, y en todo escenario futuro imaginable, serán necesarios los libros y revistas en el tradicional formato de papel, que coexistirán con otras formas de acceso, rápidas y eficientes, a esos mismos textos. El otro fenómeno concurrente es la desaparición de los centros de difusión del conocimiento que antes coincidían con los centros productores del conocimiento, pero la realidad de las redes de computadoras, del acceso desde cualquier punto de la red, independientemente de su ubicación física, nos permite pensar en una red globalizada de acceso a la información necesaria. No importa desde que punto, y no necesariamente desde donde se produce. En otras palabras la información globalizada es como el océano, al cual se accede indistintamente desde cualquier playa, pero ese acceso es como una puerta, y hay mejores o peores puertas. Las mejores serán las que ofrezcan una discriminación y procesamiento para que no nos perdamos en un mare magnum de información, que en la mayoría de los casos no es pertinente y solo nos abruma. Los encargados de dirigir al usuario, y de crear las rutas de acceso a la información pertinente, son precisamente las bibliotecas, que serán virtuales en tanto el usuario no deberá estar físicamente dentro de ellas, pero que seguirán siendo reales, pues implica el trabajo de discriminar la información, establecer vínculos y mejorar continuamente la calidad, prontitud y pertinencia de la información.

La Biblioteca Virtual de Salud, a la cual se ha incorporado la Revista de Gastroenterología del Perú, nos coloca en ese nuevo escenario, de nuevos retos y responsabilidades, de un futuro promisorio aunque complejo y donde el concierto de voluntades, el esfuerzo cooperativo y la visión de país deberá prevalecer para que ese futuro de bibliotecas virtuales globalizadas nos incorpore como un constructor más de la sociedad del conocimiento que está emergiendo.


Dr Oswaldo Salaverry
Director de la Biblioteca
Central de la UNMSM