DERMATOLOGÍA PERUANA - VOL. 11, SUPLEMENTO I,  DICIEMBRE 2001

 

Minidermoabrasión para corrección
de cicatrices de acné

Julio Zavaleta-Vértiz

Resumen

El acné inflamatorio con frecuencia deja huellas desfigurantes que afectan la autoestima y provocan trastornos psicológicos muchas veces subvalorados en los paciente. La minidermoabrasión es un procedimiento relativamente sencillo y de bajo costo que brinda excelentes resultados en el tratamiento de aquellas cicatrices irregulares y hendidas. Se presentan las indicaciones y técnica operatoria de la minidermoabrasión.

Palabras clave: Dermoabrasión. Cicatrices inestéticas.

Summary

Inflammatory acne frequently leaves severe scars that afect the self-esteem and often cause subvalued psychological problems in the patients. The minidermabrasion is a relatively simple procedure of low cost that offers excellent results in the processing of those irregular and cleaved scars. The indications and operating technique are described.

Key words: Dermabrasion. Cleaved scars.

Introducción

Las lesiones inflamatorias debidas a procesos agudos, subagudos o crónicos, como acné vulgar, foliculitis, piodermitis, abscesos recurrentes, varicela, pseudofoliculitis de la barba, pueden con mucha frecuencia dejar impresiones deletéreas no sólo en la piel sino en la personalidad del paciente más aun si éste es un joven o adolescente en desarrollo.

La dermatología quirúrgica ofrece una amplia gama de procedimientos para corregir defectos o secuelas de procesos congénitos, traumáticos, inflamatorios o infecciosos. La minidermoabrasión (MDA) es una variante de un procedimiento quirúrgico empleado ampliamente desde hace varios años en dermatología quirúrgica. El desarrollo de la práctica diaria crea nuevas indicaciones y obliga a buscar o idear variantes de las técnicas ya descritas.

Indicaciones

La minidermoabrasión (MDA) se puede emplear en aquellas cicatrices deformantes, inestéticas, principalmente de cara, con bordes irregulares o bien definidos, de superficie deprimida o hendida, antiguas o recientes, hiperpigmentadas o no, con formas variadas (ovoides, circulares, alargadas, curvas, irregulares, entre otras)

Independientemente de la localización en mejilla, nariz, cejas, mentón, filtrum, preauricular o postauricular, minidermoabrasión es un procedimiento de fácil ejecución.

Asimismo, los resultados obtenidos con la minidermoabrasión son muy halagadores tanto para el paciente como, por supuesto, para el dermatólogo.

Procedimiento

Luego de limpiar el exceso de grasa cutánea con un syndet líquido o en gel, se aplica clorhexidina en solución o simplemente alcohol yodado o yodopovidona en solución, dejando la zona operatoria lista para la anestesia.

Utilizando lidocaína al 2% se consigue una anestesia local e inmediata. Pero, si se emplea una combinación de suero fisiológico (20 mL), lidocaína al 2% (10 mL) y bicarbonato de sodio (10 mL) se obtendrá una piel con consistencia dura, menos elástica, con vasoconstricción, por lo tanto menos sangrado, y con mayor facilidad para el desplazamiento del instrumento dermoabrasor, que permite resultados mejores1.

Figura 1. A. Acné cicatricial. B. Detalle de lesiones hundidas.

Para ejecutar la MDA se utilizó una fresa tipo cono, con punta roma de acero, con superficie diamantada (marca Richter, Brasil), la cual puede utilizarse a mano.

La fresa aplicada con firmeza, presión constante y movimientos circulares cortos sobre la piel con cicatriz consigue retirar la capa córnea sin sangrado y luego las capas más profundas donde se inicia un sangrado capilar, de sangre rutilante en capa fina. Se debe lijar la piel para eliminar bordes e irregularidades2.

Figura 2. Dermoabrador en posición de uso.

 

Figura 3. A. Cicatriz antigua de varicela. B. Sangrado capilar operatorio en la misma paciente.

 

Figura 4. A. Paciente tratado con ácido tricloroacético al 30%. Resultados después de 29 semana. B. Postinmediato de MDA.

Se debe extender la cicatriz inicial al doble o casi el triple de su tamaño original, pero sin llegar a la capa germinativa, lo que dejaría una cicatriz peor que al principio del proceso.

La presión sostenida y firme, con gasa estéril, sobre la lesión sangrante resultará en hemostasia definitiva.

Luego de colocar ungüento cicatrizante se cubre la zona operada con gasa y esparadrapo antialérgico microporoso de papel.

A las 24 horas se puede cambiar de apósito y dejar la lesión cubierta sólo con el ungüento cicatrizante. En 7 a 10 días se formará costra, la que al caer dejará piel nueva e hipocrómica. La hipercromía secundaria final es ocasional y es mas fácil de tratar que la cicatriz inicial3,4.

Figura 5. A. Lesiones cicatriciales en nariz. B. A los 7 días de MDA.

Si las cicatrices son profundas el procedimiento puede repetirse más de una vez cada 30 ó 45 días hasta conseguir el resultado deseado por el paciente y el dermatólogo5.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

1. Klein JA. The tumescent technique. Dermatologic Clinics 1990; 8: 425-37.

2. Stegman S, Tromovitch T, Glogau R. Cosmetic dermatologic surgery. Year Book Medical Publishers Inc. 1990; 2nd ed. 59-81.

3. Souza-Pinto EB. Lipoaspiracao superficial. Anatomia cirurgica da pele no corpo humano. Libraria e Editoria Revinte R Ltda. 1999; 11-21.

4. Rock, Wilkinson, Eblin. Textbook of Dermatology. Sixth edition, 1997. BlackWell Scientific Publications.

5. Epstein E, Epstein E Jr, Skin surgery, WB. Saunders Company. 1987; pp. 25-35; 344-7.


Regresar