La Crónica Médica: Junio 30 de 1884

 

Microbio de la Erisipela

M. Fehleisen ha cultivado en la gelatina, siguiendo los procedimientos de Koch, el microbio de la Erisepela. Estos productos de la cultura, tomados en la cuarta generación han sido inoculados, por él, en la región glútea de una mujer de 58 años, afectadas de fibro-sarcomas múltiples de la piel, aglomerados en la región indicada bajo la forma de nudosidades confluentes. En una de ellas tuvo lugar la inoculación. Al día siguiente se produjeron escalofríos, se elevo la temperatura y no tardo en presentarse, en el lugar de la inoculación, una placa de eritema, con todos los caracteres  de la Erisipela marginal. Al quinto día, la Erisipela se extendido con rapidez y la enferma cayó en un colapsus, que se le combatió ventajosamente con inyecciones subcutáneas de éter. Después, estos trastornos fueron desapareciendo, y al cabo de 15 días volvió a su  estado normal. El asegura, finalmente, que tiene mejor resultados la atenuación por cultivo, inoculando la Erisipela a un conejo, sobre todo, cuando se elige la oreja como sitio de preferencia.

(Del “Journal de médecine et chirurgie practique”)

Juan M. Anaya

 


back.gif (71 bytes) Regresar