Anales de la Facultad de Medicina
Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Copyright© 1998

ISSN 1025 - 5583
Vol. 59, Nº1 - 1998


Tres años de Experiencia en Pancreatoduodenectomía en un Servicio de Cirugía del Hospital Nacional Guillermo Almenara IP

DAVID HUARAZ, RUBÉN VIZCARDO, ALEJANDRO PEÑA, CARLOS RONDÓN, JORGE TANG

 

RESUMEN


OBJETIVO: Describir la experiencia de nuestro servicio en el empleo de la pancreatoduodenectomía u operación de Whipple para el tratamiento de Patologías malignas periampulares, su tiempo operatorio y la mortalidad operatoria. MATERIAL Y MÉTODOS: Se revisó la historia clínica de los pacientes sometidos a pancreatoduodenectomía durante 1994-97 en el Servicio de Cirugía V del Hospital Nacional Guillermo Almenara. RESULTADOS: Se encontraron 9 pacientes; el 56% (n=5) eran varones y el 44% (n=4) mujeres; el promedio de edad fue 69 años. El tiempo operatorio promedio fije 270 min (rango 360-724 min). Los diagnósticos histopatológicos fueron: 66,7% (n=6) adenocarcinoma de cabeza de páncreas; 11,1% (n=1) adenocarcinoma de la ampolla de Vater; 11,1% adenocarcinoma de tipo intersticial de duodeno; 11,1% adenocarcinorna primario de colédoco terminal. La técnica operatoria empleada fue resección de Whipple con anastomosis pancreático yeyunal termino-lateral en el 66,7% (n=6), anastomosis pancreático gástrica término-lateral en el 22,2% (n=2) y anastomosis pancreático yeyunal término-terminal con telescopaje en el 11,1%. La técnica de Whipple clásica sin conservación del píloro fije empleada en el 22,2% y la Whipple modificada con conservación de píloro en el 77,8% (n=7). En ningún caso se reoperó. El tiempo de hospitalización postoperatorio promedio fije 25 días. Mortalidad operatoria 22% a los 30 días de postoperatorio. CONCLUSIONES: Se utilizo preferentemente la operación de Whipple modificada con preservación de píloro, y en el manejo del muñón pancreático, las anastomosis al yeyuno.
Palabras Orales: Pancreatectomía; adenocarcinoma de páncreas; carcinoma periampular; técnicas quirúrgicas.

THREE-YEARS EXPERIENCE, IN PANCREÁTICODUODENECTOMIES AT A DEPARTMENT OF SURGERY HOSPITAL NACIONAL GUILLERMO ALMENARA
OBJECTIVE: To describe our experience in pancreaticoduodenectomies (Whipple resection) performed to resect a number of malignant diseases of the periampullary region, and the mortality as well as the operative time. MATERIALS AND METHODS: A single-institution (Hospital Nacional Almenara I.), retrospective review of the medical records from patients who underwent pancreaticoduodenectomy between 1994 and 1997 inclusive, was performed. RESULTS: We found 9 patients. whose mean age was 69 years, with 56% male and 44% female. The median operative time was 270 min (ranged from 360 to 720 min). Pathologic examination results showed periampullary adenocarcinoma of the head of the pancreas (66,7%, n=6), ampullary adenocarcinoma (11,1%, n=1), duodenal periampullary adenocarcinoma (interstitial tvpe) (11.1%), and distal bile duct primary adenocarcinoma (11,1%). The surgical technique performed was Whipple resection with end-to-side pancreatojejunal anastomosis (66,7%, n=6), end-to-side pancreatogastric anastomosis (22,214, n=2), and end-to-end pancreatojejunal anastomosis (11,1%, n=1). The surgical procedure involved pylorus preserving resection (modified Whipple resection) in 7 patients (77,8%), and the same without pylorus preservation (classic Whipple resection) ¡n the remaining two patients (22,2%). None of the patients required reoperation. The median postoperative length of stay was 2-5 days. Postoperative deaths were 2 (22,2%) within 30 days of operation. CONCLUSIONS: We performed mainly the modified Whipple resection pylorus preservation and pancreato.
Key words: Pancreatectomy, adenocarcinoma, pancreas, periampular carcinoma; surgery operative.


Anales de la Facultad de Medicina 1998; 59(1): 7-11

 

INTRODUCCIÓN

La operación que el Dr. Whipple describió en 1935 ha sido modificada a la fecha. Aunque la técnica quirúrgica ha ido evolucionando con el paso del tiempo, los principios que se delinearon en la descripción original aún mantienen su importancia. La anastomosis pancreática continúa siendo el principal problema del procedimiento de Whipple. Aún en las mejores series las complicaciones derivadas de la anastomosis pancreático entéricas se mantienen entre el 10 al 20% (1). En serios nacionales se reporta mortalidad postoperatoria que oscila desde el 0% al 40%(2,3)

De acuerdo a uno de los principios de la descripción original del Dr. Whipple (4,5), no todos los tumores de la región periampular son susceptibles de cura quirúrgica. Whipple escogía preferentemente sólo los casos de carcinoma ampular para realizar su procedimiento. Actualmente una cuidadosa elección y estadiaje de los casos da como resultado una mejoría en el resultado y pronostico de los pacientes (6-8).

Las neoplasias originadas en la región de la ampolla de Valer son caracterizadas como tumores periampulares. Clínicamente, radiográficamente, intraoperatoriamente y patológicamente es comúnmente difícil diferenciar el cáncer de la cabeza del páncreas de las otras tres formas de neoplasias malignas periampulares: carcinoma ampular, carcinoma duodenal y carcinoma del conducto biliar distal. Aproximadamente el 85% de estos tumores provienen de la cabeza del páncreas, 10% de carcinomas ampulares, y menos del 5% son carcinomas duodenales y carcinomas biliares distales(9).
El cáncer del páncreas exocrino se cura raramente. La tasa de curación más alta ocurre si el tumor está localizado solamente en el páncreas. Esta etapa eje la enfermedad representa menos del 20% de los casos y, aún con resección quirúrgica, resulta en una tasa de supervivencia de 5 años de un poco más del 5% en los pacientes que presentan resección completa. En el caso de carcinomas pequeños (menos de 2 cm) sin metástasis a ganglios linfáticos y sin extensión más allá de la "cápsula" del páncreas, la tasa de supervivencia después de la resección de la cabeza del páncreas es de cerca del 20%. Los síntomas debidos al cáncer pancreático pueden depender del sitio tumoral dentro del páncreas y del grado de afección (10-12). La resección quirúrgica continúa siendo la modalidad principal siempre que sea factible, ya que, en algunas ocasiones, la resección puede llevar a la supervivencia a largo plazo y proporcionar paliación efectiva (13,14).
La operación estándar de Whipple se mantiene como la terapia clásica del carcinoma periampular. En estos últimos años ha ganado popularidad una modificación de la técnica original de Whipple, que consiste en la conservación del píloro en la pancreatoduodenectomía. Esta modificación elimina la resección gástrica y mantiene una porción de 2 cm de duodeno para la reconstrucción entérica (duodenoyeyustomía). Las complicaciones como el "dumping" y la ulceración marginal de la neoboca asociadas, con el procedimiento estándar son de esta manera producidas.

MATERIAL Y MÉTODOS
Se realizó una revisión retrospectivamente. Los casos de los últimos tres años, (desde 1994 a 1997), en el Servicio V de Cirugía General del Hospital Nacional Guillermo Almenara IPSS Lima-Perú. Se revisaron las historias clínicas, los reportes, operatorios, y los informes, de anatomía Patológica de los pacientes en los que se indicó la pancreatoduodenectomía. Los datos recolectados fueron registrados en una ficha especial, dándose énfasis en la técnica operatoria empleada, el tiempo que duró la intervención y la mortalidad operatoria.

RESULTADOS
Se encontraron 56% (n=5) de pacientes de sexo masculino y 44% (n=4) de sexo femenino, el promedio de edad fue de 69 años (2 pacientes mayores de 80 años). Ver Tablas N° 1 y 2.

Tabla N.° 1.- Distribución po sexo

  n %
Masculino 5 56
Femenino 4 44
Total 9 100

 

Tabla N.° 2.- distribución por edades
Grupos etáeos n %
40-50 años 1 11,1
50-60 años 1 11,1
60-70 años 2 22,2
>70 años 5 55,6
Total 9 100,0


El tiempo operatorio promedio fue de 8,5 horas (variando de 6 a 12 horas).
Los diagnósticos anatomopatológicos de los especímenes operatorios fueron: en el 66,7% (n=6) adenocarcinoma de cabeza de páncreas, el 11,1% (n=1) adenocarcinoma de la ampolla de Vater, en un 11,1% (n=1) adenocarcinoma de tipo intersticial de duodeno y con el mismo número de casos (11,1%, n=1) adenocarcinoma primario de colédoco terminal. (Ver Tabla N° 3).

Tabla N.° 3.- Distribución del cáncer periampular
Diagnósticos n %
Adenocarcinoma de cabeza de páncreas 6 66,7
Adenocarcinoma de ampolla de Vater 1 11,1
Adenocarcinoma tipo intersticial de duodeno 1 11,1
Adenocarcinoma primario de colédoco terminal 1 11,1
Total 9 100,0


La técnica operatoria empleada fue en el 66,75 (n=6) una resección de Whipple con anastomosis pancreático yeyunal término-lateral, en el 22,2% (n=2) se realizó una anastomosis pancreático gástrica termino-lateral y en el 11,1% (n=1) anastomosis pancreático yeyunal término-terminal con telescopaje. (Ver Tabla N° 4).

Tabla N.° 4.- Manejo quirúrgico del muñón pancreático.
Tipo de anastomosis n %
Pancreático yeyunal- lateral 6 66,7
Pancreático gástrico término-lateral 2 22,2
Pancreático yeyunal término-terminal con telescopaje 1 11,1
Total 9 100,0

La técnica de Whipple clásica sin conservación del píloro fue empleada en el 22,2% (n=2) y la Whipple modificada con conservación de píloro en el 77,8% (n=7) de los casos. En ningún caso se reoperó. (ver Tabla N° 5).

Tabla N.° 5.- Tipos de duodenopancreatectomía
Técnica quirúrgica n %
Con conservación del píloro 7 77,8
Sin conservación del píloro 2 22,2
Total 9 100,0

El tiempo de hospitalización promedio fue de 25 días. La mortalidad 30 días postoporatorios.

DISCUSIÓN
De acuerdo a lo publicado en series la mortalidad operatoria en la oscila entre el 3 al 33% (8,15). Ésta es por el estado previo del paciente así como por la extensión de la lesión. El diagnóstico de lesiones pequeñas (menos de 2 cm) de la región pancreática está correlacionado con un mejor pronóstico (10,11,16).
En esta casuística, la mortalidad de 22% se distribuyó de la siguiente forma un caso por insuficiencia respiratoria aguda secundaria a neumonía por aspiración (día 22 del posoperatorio) y el otro caso fue por sepsis (día 18 del posoperatorio).
La técnica empleada fue preferentemente la Whipple modificada con conservación (10 píloro, por eliminar esta las complicaciones posoperatorias asociadas a las gastrectomía parciales que se realizan en la Whipple clásica (sin conservación de píloro), siendo entre éstas las más conocidas el Síndrome de "dumping" (17) y la hemorragia de la úlcera por neoboca.
El manejo de la anastomosis pancreático entérica fue preferentemente a través de la anastomosis pancreático-yeyunal (77,8%): termino-lateral (66,7%) y término-terminal con telescopaje (11,1%); en menor porcentaje se empleó la anastomosis pancreático gástrica término-lateral (22,2%).
Menores complicaciones se hallaron al efectuar la anastomosis pancreático yeyunal termino lateral. Otra alternativa que ha ganado adeptos estos últimos años es la anastomosis pancreático gástrico término-lateral, que otros autores afirman que disminuye las complicaciones por dehiscencia del muñón pancreático (2,22).
Las neoplasias originadas en la región de Vater son denominadas tumores periampulares y están conformadas por: el cáncer de la cabeza del páncreas carcinoma ampular, carcinoma duodenal y carcinoma del conducto biliar distal. Según la literatura, el 85% de estos tumores provienen de la cabeza del páncreas, 10% son ampulares, y menos del 5% son carcinomas duodenales y carcinomas biliares distales (9). En la serie estudiada en este trabajo, los diagnósticos anatomopatológicos guardaron cercanamente una correlación con la distribución porcentual descrita por otros autores.
El carcinoma de la ampolla de Vater y de duodeno tienen una respuesta a la pancreatoduodenectomía. En el carcinoma de la ampolla de Vater la resección radical ha demostrado ser el procedimiento de elección aún en pacientes mayores (24).
La operación de Whipple es la terapia la elección para el tratamiento de las neoplasias periampulares aún en pacientes ancianos (25). Así en la presente serie estudiada, el promedio de edad de los pacientes fue de 69,2 años, siendo el 55,6% (n=5) mayores de 70 años. Sin embargo, la morbimortalidad posoperatoria en la pancreatoduodenectomía aumenta en las pacientes mayores de 70 años, aunque no es una contraindicación para realizar la intervención (26).

Casona de San Marcos, ede del Centro cultural de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. (Archivo Foográfico Universitario - TELEDUSM)

CONCLUSIONES

1. En el tratamiento el cáncer periampular se utilizó preferentemente la operación de Whipple modificada con preservación del píloro en un alto porcentaje de pacientes (77,8%).
2. En el manejo quirúrgico del muñón pancreático, la anastomosis al yeyuno fue preferida en el 77,8% de casos.
3. El adenocarcinoma de la cabeza de páncreas (66,7%) tiene mayor incidencia en el cáncer periampular.
4. El cáncer periampular es más frecuente en pacientes, mayores de sesenta años (77,8%).
5. La mortalidad operatoria en la operación de Whipple sigue siendo importante al igual que en otras series.

 

Servicio de Cirugía V-Hospital Nacional Guillermo Almenara Irigoyen IPSS Lima-Perú.
Av. Grau 800. Lima 1-Perú *

 

VER BIBLIOGRAFÍA