Anales de la Facultad de Medicina
Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Copyright© 1999

ISSN 1025 - 5583
Vol. 57, Nº4 - 1996

Editorial

Cuando se habla de la importancia de la Calidad Total para el éxito de las empresas en la Era moderna se tiene un sabor algo agridulce, pues la aplicación de ese enfoque gerencial en la vida de las organizaciones deja de ser una novedad para convertirse en un sinónimo de sobrevivencia, en un mundo marcado por la competencia en la búsqueda de un posicionamiento que asegure una preferencia en los consumidores ante una oferta cada vez más diversificada y abundante de productos y servicios.Sin embargo vemos que esta terminología no formaba parte cuando nos referíamos a organizaciones de servicios de salud, porque se consideraba la naturaleza de esos servicios como un bien público y un derecho al cual todos deben tener un acceso garantizado.

Hay quien argumenta que ésto está bien para las Industrias y ciertos tipos de servicios, pero en salud las cosas son diferentes, muchas condiciones para implantar la calidad no son validas para las actividades de salud y dicen; en salud las actividades no son movidas con fines de lucro, ni en el corto, ni en el largo plazo.

El mercado de salud funciona con un nivel reducido de competitividad, no existe variabilidad de productos y servicios que se adapten a una exigencia técnica.

Entonces nos preguntamos cual es el producto final de un hospital tal como lo hizo Ernest A. Codman,¿Cual es el resultado final?, la idea de resultado final —dice él— es la común sensación que todos los hospitales debieran seguir con todos los pacientes por el tiempo suficiente para determinar, si el tratamiento ha sido exitoso y luego estaremos inquiriendo «¿si no, por que no?» con una inquietud para prevenir fallas similares en el futuro.

Pero para conseguir ese resultado tenemos que hablar de aseguramiento de la calidad, en otro tiempo llamado solo Eficiencia y ahora parte de uno de los pilares de la calidad, a decir de Avedis Donabedian, Padre de la Calidad en Salud, cuyos otros pilares serán eficacia, efectividad, optimicidad, aceptabilidad, legitimidad y la última y no menos importante equidad.

La Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos no ajena a estos cambios realizó el Seminario Internacional «Calidad Total en Salud» con el objeto de familiarizar con el enfoque a los participantes, ahora fruto de ese seminario ofrecemos en la páginas de Anales la totalidad de las presentaciones ofrecidas en dicho certamen.

José L. Piscoya Arbañil

Decano