Anales de la Facultad de Medicina
Universidad Nacional Mayor de San Marcos
Copyright© 1999

ISSN 1025 - 5583
Vol. 57, Nº4 - 1996

 

Discurso del Decano de la Facultad de Medicina en la
Ceremonia Inaugural del Curso Internacional
“Calidad Total en Salud: Garantíad de Eficiencia y Equidad"

DR. JOSÉ L. PISCOYA ARBAÑIL
Decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

A propósito del diseño del Plan Estratégico de la Facultad de Medicina, en agosto de 1995, y a partir de ahí en reiteradas oportunidades conversamos y analizamos con el grupo asesor del comité de gestión, la necesidad de considerar desde una posición académica universitaria, el tema de la calidad en salud. El avance del plan atendiendo a las prioridades del diseño, postergó el abordaje de esta temática.

Mejorar la calidad de la atención médica es preocupación pluriinstitucional y en ella trabajamos con diferentes aproximaciones y matices, entidades responsables de ella; pues del concepto abstracto de calidad definido como un alto nivel de excelencia profesional o un uso eficiente de los recursos, pasando por un mínimo de riesgos para el paciente o un alto grado de satisfacción de éste concluyendo en un impacto final en la salud asistimos a una indefinición que no es novedosa en la aplicación a la salud, pues sigue siendo difícil de definir en términos genéricos como calidad total.

Si nos preguntáramos desde cuando se habla de calidad total en el sector salud, reseñaríamos que en la década de los ´60 se instalan Departamentos de Medicina Preventiva o Comunitaria o Social, en la década de los ´70, antes de Alma Ata (Salud para Todos el año 2000) se vislumbran experiencias en atención primaria, en la década de los ´80 se configura una Reforma en los sistemas de salud y en la década del ´90 se afianza el hablar y practicar la calidad total en salud.

Pero es la historia de la calidad un proceso reciente?, definitivamente no, pues ya desde 2150 años antes de Cristo, el código de Hammurabi (Rey de Babilonia) declara: “Si un albañil construye una casa para un hombre, y su trabajo no es bueno y la casa se cae matando a su dueño, el albañil será condenado a muerte”. En el siglo XIII los artesanos tenían un concepto elevado de la calidad, con la revolución industrial se pierde este contacto con el cliente. A fines del siglo XIX, la administración científica de Taylor y Fayol supervisan el control de la calidad y ya desde los ´50, Deming en Japón y al mismo tiempo Juran, Ishikawa y otros implantan la calidad total como metodología que garantiza el éxito de las empresas.

En este caso que se dan los modelos de mejoramiento continuo en diferentes países, en el simposio que hoy nos convoca hemos invitado a destacados ponentes de tres realidades de salud con alternativas de desarrollo histórico y adecuación reciente que nos permitirán, interpolando estas experiencias a nuestro país, aprovechar mejor nuestros recursos escasos en la implementación de un programa de mejoramiento de calidad a nivel nacional, que privilegiando el trabajo en equipo, incluya en éste a los diferentes efectores con la participación de las entidades formadoras de recurso humano en salud.

Se ha considerado en el diseño del simposio a destacados líderes de opinión del Ministerio de Salud, del Instituto Peruano de Seguridad Social, de las Sanidades de las Fuerza Armadas y Policiales, del Sector Privado, y Organizaciones No Gubernamentales, para que aporten su experiencia y nos permitan formarnos un concepto cabal de primera fuente y de los protagonistas de lo que está ocurriendo con la implementación de la calidad total en salud en el Perú.

Conscientes de la trascendencia del tema, hemos documentado todas las ponencias que serán incluidas en un número especial de Anales de la Facultad de Medicina. Como todo lo que se hace en la Universidad, y en la Facultad en particular, el diseño y ejecución de este simposio obedece a un trabajo en equipo que ha llevado adelante el comité organizador a cuyos integrantes testimonio el reconocimiento institucional. Igualmente el agradecimiento a la Comisión de Reorganización de la UNMSM sin cuyo invalorable aval y la confianza depositada que esperamos no defraudar al término de este Simposio Internacional, no nos hubiéramos congregado hoy.