Revista de Neuro-Psiquiatría del Perú - Tomo LXII Marzo, Nº1  1999


EL FENÓMENO ADICTIVO

Por MARTÍN NIZAMA- VALLADOLID*

* Médico Psiquiatría. Jefe del Modelo Familiar: Enfoque Ecológico de las Adicciones. Departamento de Fármaco dependencia del Instituto Nacional de Salud Mental "Honorio Delgado-Hideyo Noguchi". Profesor Asociado de los Departamentos Académicos de Psiquiatría de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y de la Universidad Peruana Cayetano Heredia. Torre de Consultorios Anglo Americana. Calle Alfredo Salazar 314. Of. 303. San Isidro. Telf. 4219939 Anexo 433. Lima. E-mail: maniva@amnet.com.pe 

RESUMEN

Se fórmula un enfoque holístico alternativo de las adicciones, correlacionando los Componentes ecológico, social, familiar, psíquico, biogenético y farmacológico del fenómeno adictivo, a partir de la definición de la OMS Y de una conceptualización ecológica complementaria con un marco, etiológico inuticausal. Para el efecto, se configura una Pirámide Adictiva conformada, desde la base hasta el vértice, por el entorno ambiental y social, el entorno familiar, la personalidad y la enfermedad adictiva, cuyas proporciones se estiman empíricamente en porcentajes decrecientes. Continúa la descripción sucinta y sistemática de la ecología adictiva, las características del entorno social, los desórdenes psicopatológicos del entorno familiar, la inmadurez profunda de la personalidad premórbida Y los aspectos clínico fenomenológicos de las adicciones, seguidos de las fases de evolución del adicto y la caracterización de la adicción como una enfermedad paradójica, mostrando una cosmovisión totalizadora e integrativa del proceso adictivo. Prosigue la conceptualización del tratamiento que comprende los principios terapéuticos, la pirámide terapéutica, el poder familiar, el manejo integral de la enkonedad adictiva N, la actitud familiar ante el tratamiento, puntualizándose que la familia constituye el foco principal del tratamiento, mas no el paciente; asimismo, que la intervención terapéutica es médica, integral, interdisciplinaria Y a largo plazo, señalándose las probables causas de las recaídas Y deserciones, tanto en el entorno Familiar como en el paciente, las mismas que también deben ser previstas Y controladas. Se concluye con la prevención familiar de las adicciones, sus objetivos, los factores protectores Y los factores de riesgo, proponiéndose pautas operativas de intervención.

SUMMARY

It is forrmulated an alternative holistic approach of addictions, correlationing the ecological, familiar, social, psychological, biogenetic and pharmic of addictive phenomena, from the definition of the World Health Organization and a complementary ecological definition with an etiological several-caused frame. In order to do this, it is configured an Addictive Pyramid built mainly the social and familiar environment, personality, and addictive illness, which proportions are empirically estimated in decreeing percents. The systematic description of addictive ecology, the social environment characteristics, the psychopathologic disorders of the familiar environment, the lack of mature of a pre-morbid personality and the phenomenological-clinical aspects of addictions, followed by the addict's evolution phases, and the description of the addiction as an ironic illness, showing a totaling and integrative vision of the

addictive process. Next, there are the concepts of the treatment that includes the therapeutical pyramid the family power, the integral handling of the addictive illness and the familiar attitude toward the treatment, emphasizing that the family is the main objective of the therapy, not the patient; therefore, that therapeutical intervention is medical, integral, and multi-disciplinary, and it is projected to long term; signalizing the possible causes of the desertions and treatment-failures, as well within the family as the patient, which has to be predicted and controlled. It is finished kl, saying that the familiar Invention of the additions, its objectives, the protective factors and risk ones, proposing operative intervention steps.

PALABRAS-CLAVE Ecología adictiva, adicciones, dependencia de drogas, fármaco dependencia, drogodependencia.
KEY WORDS Addictive ecology, addictions, drug dependeney, pharmacodependency.

INTRODUCCIÓN

En los albores de la era de las mega-tendencias: globalización, informática y ecología, entre otras, el grupo de las adic-ciones constituye una pandemia de expansión global acelerada, con impacto devastador en la sociedad de la postmodernidad, en la cual tendencias humanas deformadas priorizan estereotipos psicosociales patológicos tales como: individualismo, consumismo irracional, fullconfort, hedonismo y comportamiento materialista; causando en grupos sociales crecientes, un profundo vacío espiritual y una perniciosa involución hacia modelos sociales anéticos y autodestructivos.

Asimismo, la pandemia adictiva deviene en un reto motivador para el quehacer médico e interdisciplinario del equipo de salud. Los disímiles enfoques existentes en relación a la comprensión, prevención y manejo de las adicciones son insuficientes, contradictorios y aún controversiales; no obstante, cada enfoque sirve de marco conceptual para el modelo y el programa preventivo terapéutico que aplica el equipo interdisciplinario de salud en sus intervenciones 3,5,7, 12,18.

La historia del afronte y manejo de la enfermedad adictiva ha evolucionado por diversos paradigmas y modos de atención: psicoanalítico, biomédico, psicodinámico, conductual cognoscitivo, sistémico, biopsicosocial, comunidad terapéutica y ecológico, entre otros.

En la actualidad, son escasas las aproximaciones serias al proceso adictivo que están premunidas de una cosmovisión comprehensiva e integrativa. Por el contrario, son múltiples los enfoques tradicionales vi-gentes, basados en prejuicios y en una visualización punta de aguja: reduccionista, biologista, cientificista y líneal3,5

Así, los enfoques tradicionales de las adicciones continúan fieles al abordaje principalmente individualista; algunos de ellos con tímidas regateadas o incipientes aproximaciones conceptuales relacionados al entorno familiar y con mucho menor énfasis en el entorno socioambiental.

Las consecuencias de este sesgo en la comprensión integral M fenómeno mórbido, se comprueban en un amplio espectro de indicadores negativos; v. gr.: elevadas tasas de recaídas y deserciones, fracasos terapéuticos. síndrome de la puerta giratoria (ingresos y egresos de un internamiento a otro, sin efectividad terapéutica real), morbimortalidad, criminalidad. conducta delictiva, accidentes. secuelas de invalidez, desesperanza familiar. coadicción, adicción familiar múltiple y masificación de las adicciones, así como mengua de la productividad. Del rendimiento laboral y/o académico de la población adicta, al igual que un grave deterioro ético moral en el ámbito socioeconómico, cultural y político de la comunidad2,6 A todo esto se adicionan las complicaciones que acarrea la morbilidad psiquiátrica asociada a las dependencias23.

Por tanto, urge la formulación de afrontes alternativos para el manejo efectivo y eficiente de esta patología psicosocial. Proposiciones dotadas de una cosmovisión totalizadora, de un sólido rigor científico, una profunda actitud innovadora y humanística; que cuanto antes. rescate asistencial al adicto de los actuales abordajes empíricos, clandestinos e informales, a menudo caracterizados por un oscurantismo medieval, actitud antimédica, exacción de la economía familiar, el mercantilismo rentista de anéticos pseudo pasados adictos, la violencia institución al izada y un mafioso funcionamiento organizacional, que viene acrecentando la desesperanza entre las familias afectadas, respecto a la solución de este grave problema de salud pública 2,7,12,17,22.

Es más, la desidia gubernamental, la escotomización e indiferencia social generalizada, el agujero negro de la desinformación que da lugar a actitudes erróneas, mitos, tabúes, prejuicios y principalmente los macrointereses encubiertos yuxtapuestos, propician y sostienen esta compleja y avasalladora enfermedad, aparentemente insoluble6,9.

En la presente aproximación ecológica, se propone un paradigma análogo al fenómeno del iceberg, según el cual, la patología adictiva es únicamente la parte visible de una totalidad dinámica, intrincada, profunda y aún insuficientemente conocida a la que denominamos Fenómeno Adictivo (FA).

Definición

Se define como FA al proceso mórbido caracterizado por la imperiosa e irrefrenable apetencia hedonística, con tendencia recidivante y de origen principalmente ecológico, a menudo, sostenida por la inadvertida coadicción familiar. Este fenómeno patológico se desarrolla progresivamente en personas con predisposición biogenética y vulnerabilidad psicosocial: Inmadurez profunda de la personalidad, sentimientos de soledad, tristeza, vacío espiritual, desamor. insatisfacción, evasión de la realidad, impulsividad autodestructiva, influenciabilidad amical malsana, exposición repetida y temeraria al riesgo adictógeno.

En este constructo teórico se representa al FA como una figura geométrica, la Pirámide Adictiva (PA), constituida por segmentos de proporción decreciente, estimados porcentualmente con criterio empírico a partir de la base de la pirámide: entorno ambiental y social nocivo, 70%; entorno familiar desajustado o patológico, 20%; personalidad inmadura o trastornada, 9% y evasión adictiva, 1 %11,12,18. Figs. 1 y 2.

Fig. N.° 1 El Fenómeno Adictivo 
El Fenómeno Adictivo(FA) Aquí  es representado por una figura geométrica a la cual se denomina Pirámide Adictiva (PA). En base a su experiencia clínica, el autor propone una estimación porcentual empírica  acerca de la proporción en que  intervendrían los factores patogénicos en la conformación de la PA. La proporción de factores patogénicos propuesta, tendría la siguiente distribución: entorno socioambiental. 70 por ciento; entorno familiar, 20 por ciento; personalidad, 9 por ciento; y enfermedad adictiva, 1 por ciento. Respecto a la secuencia de trastornos mórbidos que se corresponden con cada segmento de la PA, éstos serían como sigue: entorno sociambiental, patogenia ambiental y social; entorno familiar, disfubncionalidad; personalidad, inmadurez profunda y otras anomalías; y, enfermedad adictiva,  adicciones. En cuanto a la conciencia del FA, generalmente se observa inconsciencia del mismo en todos los niveles: social, familiar e individual.

 

Figura N.° 2

Asimismo, en este paradigma holístico el núcleo familiar previamente sujeto a tratamiento, luego capacitado, adiestrado, concientizado, cabalmente comprometido y con una decidida actitud de cambio, se constituye en la columna vertebral del manejo global de las adicciones. Sin un sólido soporte familiar, el compromiso íntegro, una decidida actitud de cambio ni el pleno ejercicio del poder familiar saludable el tratamiento sucumbe, acaba en el fracaso y en la desesperanza. En consecuencia. el núcleo familiar comprometido es el eje fundamental del tratamiento exitoso a largo plazo19.

Sin embargo, a menudo se constata que la familia se constituye en el obstáculo insalvable para el éxito terapéutico definitivo. La desinformación, las creencias erróneas, los prejuicios, mitos o tabúes; así como los sentimientos de culpa, la inmadurez y la coadicción entre otros trastornos, suelen impedir que la familia desarrolle una cabal conciencia del FA y se comprometa genuinamente con el proceso terapéutico18,19.

El tratamiento previo de la familia, seguido de la desactivación de la PA, constituyen las acciones más efectivas de la intervención en el manejo integral del FA que comprende: prevención, tratamiento, rehabilitación. reeducación y seguimiento15. 

El seguimiento es la etapa más importante de todo programa terapéutico formulado bajo la égida y el rigor del método científico. Consiste en la vigilancia sistemática y prolongada que asegura la preservación de los logros obtenidos y posibilita comprobar los resultados finales15.

 

II. ENFERMEDAD ADICTIVA

Respecto a la patología adictiva, en 1956 la Organización Mundial de la Salud (OMS) la clasificó como una enfermedad porque presenta las siguientes características:

1. Etiopatogenia, 2. Base biológica, 3. Historia natural, 4. Fenomenología clínica y 5. Manejo médico, integral e interdisciplinario.

1. Definición de la OMS Síndrome de Dependencia

Se trata de un conjunto de manifestaciones fisiológicas, comportamentales y cognoscitivas en el cual el consumo de una droga, o de un tipo de ellas, adquiere la máxima prioridad para el individuo, mayor incluso que cualquier otro tipo de comportamiento de los que en el pasado tuvieron el valor más alto. La manifestación característica del síndrome de dependencia es el deseo (a menudo fuerte y a veces insuperable) de ingerir sustancias psicotropas (aun cuando hayan sido prescritas por un médico), alcohol o tabaco. La recaída en el consumo de una sustancia después de un período de abstinencia lleva a la instauración más rápida del resto de las características del síndrome de lo que sucede en individuos no dependientes.

Pautas para el diagnóstico

El diagnóstico de dependencia sólo debe hacerse si durante en algún momento en los doce meses previos o de un modo continuo han estado presente tres o más de los rasgos siguientes:

a. Deseo intenso o vivencia de una compulsión a consumir una sustancia.

b. Disminución de la capacidad para controlar el consumo de una sustancia o alcohol, unas veces para controlar el comienzo del consumo y otras para poder terminarlo, para controlar la cantidad consumida.

c. Síntomas somáticos de un síndrome de abstinencia cuando el consumo de la sustancia se reduzca o cese, cuando se confirme por: el síndrome de abstinencia característico de la sustancia; o el consumo de la misma sustancia (o de otra muy próxima) con la intención de aliviar o evitar los síntomas de abstinencia.

d. Tolerancia, de tal manera que se requiere un aumento progresivo de la dosis de la sustancia para conseguir los mismos efectos que originalmente producían dosis más bajas (son ejemplos claros los de la dependencia al alcohol y a los opiáceos, en las que hay individuos que pueden llegar a ingerir dosis suficientes para incapacitar o provocar la muerte a personas en las que no está presente una tolerancia).

e. Abandono progresivo de otras fuentes de placer o diversiones, a causa del consumo de la sustancia, aumento del tiempo necesario para obtener o ingerir la sustancia o para recuperarse de sus efectos.

f. Persistencia en el consumo de la sustancia a pesar de sus evidentes consecuencias perjudiciales, tales como: daños hepáticos por consumo excesivo de alcohol, estados de ánimo depresivos consecutivos a períodos de consumo elevado de una sustancia o deterioro cognitivo secundario al consumo de la sustancia. Debe investigarse a fondo si la persona que consuma la sustancia es consciente, o puede llegar a serio de la naturaleza y gravedad de los perjuicios25.

2. Definición ecológica

La adicción es una enfermedad volitiva, biogenética, redicivante y multicausal que esencialmente se incuba en el entorno socioambiental. En forma involuntaria e inconsciente es mantenida por el entorno familiar, siendo el dependiente la víctima propiciatoria de una macropatogenia adictógena. Se caracteriza por el siguiente síndrome nuclear: apetencia hedonística irrefrenable, inconsciencia de enfermedad, escasa o nula motivación para el tratamiento, tendencia a la recidiva y coadicción familiar 7,12,18.

Se propone esta definición alterna integral, como un intento de llenar el vacío de las restringidas definiciones clínicas de la OMS y la DSM-IV, las mismas que escotomizan el entorno familiar, el entorno social y la ecología de las adicciones, cuyo conocimiento viabiliza el manejo eficiente de esta enfermedad volitiva 1,25.

III. ETIMOLOGÍA MULTICAUSAL

Los factores causales de la dependencia de drogas son múltiples 3,6,7,12,22:

Causas Variables Más Relevantes 

1. Ambientales Ecología adictógena: cultivos de hoja de coca, marihuana. Clima, rituales de consumo nocturno.

2. Socioeconómicas, culturales y geográficas: Narcoeconomía, narcopolítica, narcomercado, jerga consumo masivo de drogas, hedonismo desenfrenado.

3. Familiares Disfunción familiar: coadicción, simbiosis, trastorno de la comunicación espiritualidad enferma.

4. Psíquicas Inmadurez profunda y otros trastornos de la personalidad, depresión, es- trés, tedio

5. Biogenéticas Neurotrasmisores, neuro-rreceptores, factores enzimáticos, endorfinas. Pre-disposición genética

6. Farmacológicas Potencialidad adictiva de cada droga

IV. PIRÁMIDE ADICTIVA

A continuación, se describen sucintamente los componentes de la PA 

1. Ecología Adictiva

El ambiente físico que rodea al adicto contribuye en mayor proporción al origen y mantenimiento de las adicciones 6,12,18.

Veamos a continuación sólo algunos aspectos de esta aún inexplorada área de la psicopatología social:

- Hogar bar: excesiva disponibilidad de bebidas alcohólicas en el domicilio.

 - Hogar droga. Uso del domicilio para consumir drogas: consumidor solitario o con sus amigotes. sea en el dormitorio. azotea. cochera, sótano, baño o jardín. Siembra de plantas de marihuana en casa. Ocultamiento de las drogas en lugares inverosímiles.

 - Carro droga: uso del vehículo para consumir drogas solo o acompañado.

- Lugar de expendio de drogas: "zona roja", "huecos". "fumaderos", "esquina del movimiento", "punto".

 - La hora del vacilón: hora que comienza el rito de consumir drogas.

 - La amanecida: trasnochar y retornar a casa al amanecer. luego del consumo

 - Trago para el frío: ingerir licor con el pretexto del frío.

 Fiestas psicodélicas: diversiones juveniles con música estridente y luces multicolores para fumar marihuana. 

"Batichelas ": fumar marihuana libando cerveza.

PBC de la noche: rito nocturno de fumar pasta básica de cocaína. "Fumón", "apache", "humo".

Campamentos vacilones: paseo campestre con la finalidad de consumir drogas.

Sol "chelas " (cerveza): asociar el calor del sol con ingesta de cerveza.

Playa "huiros "(marihuana): asociar la playa con el rito de fumar marihuana.

"Trago fútbol": uso del deporte del fútbol como pretexto para libar licor luego de cada partido.

Tabla, "hierba" y " trago": usar el deporte de la tabla hawaiana para fu- mar marihuana y beber licor.

Diversión desenfrenada: discotecas, video pubs, karaokes, conciertos, "salsódromos", "chichódromos" con música estridente.

Lugares de recreo pernicioso: bingos, casinos, billares, peñas, bares, cantinas, "ehupódromos", "cocódromos", máquinas tragamonedas.

Publicidad indiscriminada a las drogas legales e ilegales por los medios de comunicación social: televisión, radio, Internet: ceniceros, fósforos, encendedores o cigarreras en hogares, centros laborales, oficinas, lugares públicos, etc.

Adictos marginales ("homínidos"): dependientes que viven como "topos" en covachas de cartón en las riberas de los ríos, debajo de los puentes, en casas y carros abandonados o deambulan continuamente por las calles al margen de su familia.

Entorno Social

a. Drogas y Adicciones más frecuentes en el Perú

En orden de prelación, las sustancias psicoactivas de mayor demanda en el mercado nacional de drogas son:

Alcohol
Cafeína
Nicotina
Fármacos
PBC
Marihuana
Cocaína
Inhalables.

A partir de los estudios epidemiológicos nacionales, se infiere que en orden de mayor a menor frecuencia, el patrón de prevalencia adictiva en el país es el siguiente 6,7,20,24

1. A Sustancias Químicas

Alcoholismo
Dependencia de cafeína
Dependencia de nicotina
Dependencia de fármacos
Dependencia de PBC
Dependencia de marihuana
Dependencia de cocaína
Dependencia de inhalables. 

2. Conductas Adictivas

Adicción a la televisión
Adicción a las telenovelas
Adicción a la computadora. Internet
Adicción a la música estridente
Adicción al trabajo
Adicción al dinero
Adicción al sexo
Adicción al poder
Adicción a la comida
Adicción a la pornografía
Adicción a las fiestas.

3. Ludopatías (juegos patológicos)

Adicción a los juegos de azar
Adicción al billar
Adicción a los vídeo juegos
Adicción a las máquinas tragamonedas
Adicción a la hípica
Adicción a los juegos de apuestas
Adicción al fútbol
Adicción a la tabla hawaiana.

b. Macroentorno Socioambiental

En el FA. el entorno socioambiental global está constituido por las siguientes multivariables

Corrupción
Narcocracias
Narcopoder
Narcopolítica
Narcoproducción
Narcotráfico
Narcoeconomía Lavado de dinero
Narcomercado
Narcoescándalos Consumismo irracional
Uso indiscriminado de drogas legales e ilegales
Inconsciencia social del fenómeno adictivo
Publicidad indiscriminada a las drogas
Campañas manipulatorias para legalizar las drogas
Paradigmas negativos
Cultura de las drogas
Mitos
Tabúes
Prejuicios
Creencias equivocadas
Actitudes erróneas
Frivolidad
Vacuidad espiritual
Esnobismo.

c. Mesoentorno Socioambiental

El entorno socioambiental que circunda al adicto lo constituyen las siguientes multivariables:

Microcomercialización masiva
Presión social de consumo
Amigotes
Estímulos para el consumo
Ocasiones de consumo
Adicción entre personalidades representativas
Invitación al consumo ("contagio")
Disponibilidad de dinero
Pandillas juveniles
Barras bravas Libertinaje
Tolerancia social para el consumo
Inconsciencia social ("ceguera")
Ritos de consumo
Replana
Estigmatización
Emulación negativa
Discotecas. Pubs.
Bares.
Cantinas.
Casinos.
Bingos.
Casas de juego.
Hostales
Venta callejera de licor
Clubs provinciales y sociales
Eventos deportivos en los cuales se liba licor
Polladas. Parrilladas. Cuyadas.
Pachamancas. Truchadas
Salsódromos. "Chichódromos".
Locales de recreo
Música estridente
Fumaderos.
Callejones
Fiestas desenfrenadas (locas").
"Quinceañeros". Fiestas sociales,
estudiantiles costumbristas
Hedonismo juvenil y de adultos
Juergas. Orgías
Alcoholización masiva.
 

d. Mitos, tabúes, prejuicios, creencias irracionales y actitudes erróneas de la sociedad sobre las adicciones9

En el Area de la Prevención En Relación a las Drogas
"Maldita droga" la droga es veneno". "lacra", tiene tenebrosas garras"
"Las drogas liberan"
"La pasta es lo peor", lo más terrible", "una cochinada"
"Alcohol y drogas"
"La cerveza es nutritiva"
"El café no es droga"
"El tabaco no es droga". "Fumar no es dañino"
"La marihuana es natural", "sólo es una experiencia", "da cancha" "La cocaína no es dañina".
En Relación al Consumo Masivo de Drogas
"Tomar licor es normal". "Todo el mundo lo hace". "Unas copas no hacen daño"
"Fumar relaja"
"La marihuana es la primera droga que se prueba"
"Todo el mundo se coquea"
"La droga se prueba por curiosidad"
"Sólo la juventud se droga"
"Las mujeres se drogan poco"
"Todos pueden caer menos el mío"
"A la droga dile no"
"La gente pobre consume más drogas".

En el Area de la Dependencia
"Se droga porque quiere"
"Se droga porque algo tiene adentro"
"La drogadicción es una perdición", "una maldición", "un flagelo"
"Es un vicioso", "un drogadicto", "un perdido", "oveja negra"
"EL drogadicto es un delincuente" "Las malas juntas son la causa de la adicción"
"Los padres son los culpables"
"Qué va a ser", "no creo", "es leve", "pasajero", "habrá probado nomás".
"Todavía no es adicto", "lo hace de vez en cuando", "él se controla"
"Qué dirán si se enteran que es drogadicto"
"Si se le dice que uno de los suyos se droga, le va chocar".
"Se va a traumar" "Le da ataque"
"Que vea a los drogadictos en último grado para que se asuste"
"Se droga pero adora a sus hijos"
"De algo hay que morir"
"Ha quemado cerebro".
En el Area del Tratamiento
"EL drogadicto no tiene cura"
"Puede dejar la droga por su voluntad", "todo depende de él", "sí se lo propone"
"El matrimonio lo aleja de las drogas"
"Que trabaje para que deje la droga"
"Cambiarlo de ambiente"
"Botarlo de la casa para que se emniende"
"Que toque fondo"
"El internamiento lo va a curar" "La cura de la desintoxicación" "El tratamiento de la cura de
Sueño"
"En una Casa de Reposo se va a curar"
Terapia del "confronte" (castigo físico)
"Con el ayahuasca se va a sanar" "La fe cura al adicto"
"Se le va a pasar".

e) Percepción Psicosocial de las Adicciones

La percepción psicosocial de las adicciones evoluciona a través de las siguientes etapas: a. Encubierta, b. Negación familiar, c. Manifiesta y d. Terminal 8,13

3. Entorno Familiar

Psicopatología Familiar Premórbida 
Durante la etapa premórbida los miembros de la familia frecuentemente presentan:
Inmadurez profunda
Inconsciencia de inmadurez Encubrimiento
Mendacidad
Manipulación
Escasa capacidad de amar Dependencia
Simbiosis
Irresponsabilidad
Escasa capacidad de compromiso Resistencia al cambio
Rol de salvador
Rol de víctima
Autoritarismo
Ausencia de autoridad Insensibilidad
Desidia.
Evolución Psicopatológica de la Familia Durante la Adicción

Comúnmente, la evolución psicopatológica de la familia del adicto cursa a través de las siguientes etapas: 1. Ciega, 2. Negación, 3. Crisis emocional, 4. Endosamiento, 5. Bloqueo cognoscitivo, 6. Aceptación de la enfermedad y 7. Desenlace termina¡, cuyas vías finales comunes son: desorganización, homeostasis patológica, remisión espontánea o desintegración8

Síndromes del Entorno Familiar

El entorno familiar del adicto presenta los siguientes síndromes:

Negación
Poseso (mentalmente poseído por el adicto)
Inversión de la relación de poder: poder manipulatorio del adicto
Coadicción
Inconsciencia de enfermedad Oposicionismo
Adicción familiar múltiple.

Psicopatología Familiar Reactiva

La familia del adicto, mayormente, presenta las siguientes manifestaciones clínicas:

Actitud
"Ceguera" (no estar enterados de la adicción)

Minimización

Evasión
Soberbia
Punición
Necedad
Censura
Utilización
Permisividad
Complacencia
Tolerancia
Conformismo
Sometimiento
Endosamiento
Hostilidad
Etolatría
Desconfianza
Descalificación
Marginación
Hipocresía
Materialismo
Hedonismo
Doblez
Irresponsabilidad.
 

Emociones

Angustia
Miedo
Pánico
Cólera
Tristeza.

Sentimientos 

Culpa
Conmiseración
Frustración
Depresión
Minusvalía
Desesperanza
Indolencia
Impotencia
Hipersensibilidad
Endiosamiento
Vergüenza
Estigmatización
Deseo de abandono
Rencor
Venganza
Abominación
Deseo de muerte.

Conductas

Sobreprotección
Encubrimiento
Manipulación
Seducción
Simulación
Chantaje
Soborno
Mendacidad
Mutismo
Derroche
Alianzas excluyentes
Emulación negativa
Histrionismo
Antagonismos irreconciliables
Intrigas
Deslealtad
Rebeldía
Desafío
Rechazo. 

Violencia Intrafamiliar

Insultos
Lenguaje procaz Vociferaciones
Amenazas verbales
Actitudes amenazantes
Provocaciones
Riñas (peleas)
Crisis de ira
Agresión física corporal: puñetes, empujones o patadas.
Amenazas con objetos contundentes
Ataques con objetos contundentes
Amenaza con objeto punzocortante
Ataques con objetos punzocortantes
Amenazas con arma de fuego Ataques con arma de fuego
Violentar puertas y ventanas Expulsión del hogar
Fugas
Destructividad
Tendencia homicida
cognición

Racionalización

Mitos, tabúes, prejuicios y creencias erróneas
Bloqueo cognoscitivo
Desorientación
Fantasías tanáticas.
Creencias Irracionales
Es vicio
Cura mágica
Cura milagrosa
Cura breve
Cura fácil
Cura por la fe
Cura por la medicina tradicional
Cura por brujería
Cura por desintoxicación
Cura farmacológica
Cura de sueño
Cura por endosamiento
Cura por encargo
Cura por encierro
Cura por la fuerza de voluntad
Cura por castigo físico ("confronte") Cura por persuación
Cura por cambio de ambiente
Cura por amor
Cura por el trabajo
Cura por matrimonio
Que toque fondo
Incurabilidad.

Coadicción

Sinonimia: Codependencia 

Es el mantenimiento, sostenimiento o apoyo inconsciente e involuntario de la conducta adictiva por parte de uno o más familiares, quienes suelen cometer los siguientes errores en relación al adicto16:

Suministro indiscriminado de dinero
Cancelarle sus deudas
Tolerancia del libertinaje
Exceso de confianza en él
Liberarlo de responsabilidades
Tolerarle contacto con amigotes
Permitirle salidas nocturnas frecuentes
Endiosamiento: darle la razón en todo, creerlo un ser especial, intocable y sabihondo
Endosamiento: procurar liberarse de él debido a una actitud evasiva
Encubrimiento: ocultar deliberadamente sus inconductas y fechorías
Complacencia, permisividad, tolerancia: gollerías, hacerle sus gustos
Sentimiento de culpa: injustificadamente sentirse causante de la adicción
Rol de salvador: sentirse salvador de él "Ceguera": no estar enterado del consumo. Ignorar sus
andanzas
Negación: hacerse de la "vista gorda". No aceptar el consumo. Minimizarlo
Ceder el poder al enfermo: "él tiene que saber"; "tengo que decirle la verdad"
Actuar como posesos
Sobreprotección: sentir, pensar y actuar por él, invalidándolo
Exceso de credibilidad Exceso de confianza
Ceder a sus manipulaciones
Creerlo omnisciente: dueño de todas las verdades, genio o "muy hábil"
Creerlo omnipotente: todo poderoso, que todo lo puede
Permitirle jaranas o juergas dentro o fuera del domicilio con sus amigotes
Carencia de autoridad. Carácter débil, ausencia de firmeza: "mano blanda"
Ejemplo negativo de los padres: consumo de alcohol, de cigarrillos, jugadores, automedicación
Ambiente conflictivo en el hogar: peleas frecuentes, intrigas, manipulación
Miedo al adicto
Tolerar las interferencias negativas de otros familiares o de personas ajenas
Doble actitud de los padres y otros familiares en relación al tratamiento
Hastío y darse por vencidos, cansancio, aburrimiento, "tirar la toalla"
Actitud comodona
Evasión del problema adictivo
Indolencia: no sentir nada por el enfermo; indiferencia ante el consumo
Someterse al dominio del enfermo
Permitirle chantajes
Conmiseración: tenerle lástima, pena, compasión
Premiación de sus conductas abusivas, inadecuadas o malsanas Facilismo: solucionarle todo.
Aceptar el consumo de alcohol, nicotina y la automedicación en el hogar
Actitud irresponsable: "allá él". 

4. Inmadurez Profunda de la Personalidad

La personalidad premórbida del adicto mayormente presenta las siguientes características 7,10

Actitud
Evasión
Encubrimiento
Soberbia
Ostentación
Hipercrítica
Deslealtad
Frivolidad
Materialismo.

Emociones
Impulsividad
Escaso autocontrol
Hedonismo
Inseguridad
Ansiedad
Vehemencia
Escasa tolerancia a la frustración
Regresión
Hipersensibilidad Subjetivismo.

Sentimientos
Egolatría
Minusvalía
Insatisfacción consigo mismo y con los demás
Ingratitud
Escasa capacidad de empatía
Escasa capacidad para compartir afecto
Escasa capacidad de amar
Vacuidad
Hastío.

Conducta
Oralidad
Puerilidad
Necedad
Volubilidad
Irresponsabilidad
Facilismo
Comodón
Demandante
Emulación negativa
Mendacidad
Manipulación
Simulación
Seducción
Doblez Histrionismo
Impredecibilidad
Inadaptatibilidad social.

Cognición

Pensamiento fantasioso
Fabulación
Sugestionabilidad
Influenciabilidad
Creencia de omnisciencia
Creencia de omnipotencia
Escasa capacidad de autocrítica
Distraibilidad Imprevisión
Escasa capacidad de beneficiarse de la experiencia
Ausencia de proyecto de vida y de metas definidas
Inconsciencia de inmadurez.

Los rasgos de la personalidad inmadura se intensifican durante el proceso adictivo y adquieren carácter de grave trastorno conductual.

5. Adicciones

Seguidamente se describen los aspectos sustantivos de la enfermedad adictiva. 

Historia Natural de las Adicciones

La historia natural de las adicciones cursa progresivamente a través de las siguientes etapas 8,16 
1. Experimental 
2. Habituación 
3. Adicción
3.1 Dependencia biológica
3.2 Psicopatización
3.3 Psicosis tóxica
3.4 Deterioro somático
4. Desenlace terminal
4.1 Anomia social
4.2 Hominización
4.3 Remisión espontánea
4.4 Occisión.

Síndromes de la Adicción

La adicción cursa a través de los siguientes síndromes 8,10.11,21

Dependencia
Abstinencia
Tolerancia
Intoxicación aguda
Intoxicación crónica
Inconsciencia de enfermedad
Amotivacional
Sicopatización
Deterioro somático
Psicosis tóxica
Ruina de la personalidad
Hominización.

Síntomas y Signos más frecuentes en la Adicción

Actitud
Soberbia
Omnisciencia
Omnipotencia
Autoendiosamiento
Encubrimiento del consumo
Negación
Rebeldía
Evasión.
Emociones
Irritabilidad
Inquietud
Ansiedad
Disforia
Sentimientos
Baja autoestima
Desafecto familiar
Sobreidentificación con los amigotes
Depresión
Culpa
Autodesprecio
Degradación anética
Conductas
Verborrea
Desobediencia
Mendacidad
Manipulación
Irresponsabilidad
Cinismo
Exigencia de dinero
Derroche de dinero
Empeño de objetos
Préstamo de dinero
Sustracción de objetos del hogar
Hurto de dinero
Autofinanciamiento
Hurto laboral
Actos delictivos
Desapariciones Fugas
Doble vida
Vivir de noche y dormir de día
Autoencierro Violación sexual Experiencias homosexuales Promiscuidad.

Violencia

Agresividad verbal
Agresividad física
Explosividad
Tendencia suicida
Tendencia homicida Incesto. 

Cognición

Ideas suicidas
Ideación paranoide
Pérdida de valores y principios
Ideas de minusvalía
Sobrevaloración compensatoria
Mengua de la memoria reciente
Déficit de la atención Suspicacia

Vegetativos

Inapetencia
Disminución de la libido
Incremento de la libido
Disminución del sueño.

Somáticos

Adelgazamiento Palidez Congestión conjuntival Trastornos digestivos.
Esta descripción fenomenológica no considera las manifestaciones clínicas de las entidades nosológicas de la morbilidad psiquiátrica asociada 20,23. 

 

Figura  N.° 3
PODER MANIPULATORIO DEL ADICTO

Fig. N.° 3. Poder manipulatorio del adicto. Cual eximio titiritero, a través de sus "hilos invisibles" el adicto induce en cada  uno de los miembros de su grupo familiar la reacción emocional, sentimental, actitudinal o conduuctual que él desea lograr para su exclusivo benefecio personal. V. gr. adopta comportamiento infantiil (regressióon) cuuando desea obtener sobreprotección de parte de algún  miembro de  su entorno familia; seduce, si su proposito es lograrr complacencia. El conoce conn exactitud la vulnerabilidad ("punto débil") de cada uno de los suyos; y segú n este conocimiento  los manipula sin consideración alguna. Esta es la denominada relación invertida del poder familiar; por la cual el enfermo viirtualmente se apodera de su familia, usándola en beneficio propio y en desmedro de los suyos.

 

V. FASES DE EVOLUCIÓN DE LA ADICCIÓN

Enmascaramiento

Encubrimiento de la conducta adictiva: solapamiento
Simulación de un comportamiento adecuado
Manejo de dinero sin el debido control familiar
Creencia de ser muy listo: se cree muy "vivo"
Asistencia irrefrenable a fiestas los fines de semana
Lenguaje trabado, a veces: lengua de trapo".

Leve

Aburrimiento: "me aburro", "me aburro"
Irritabilidad
Mendacidad: mentiras frecuentes
Cambio de horarios habituales
Fanatismo por la música estridente
Delación de adictos encubiertos
Crítica a los adictos visibles
Seducción
Adulación
Libertinaje
Contacto con amigos desconocidos
Desaparición de dinero
Gastos injustificados
Ingesta excesiva de licor.

Moderada

Agresividad
Conflictos familiares frecuentes
Ausentismos injustificados
Desaparición de objetos del hogar
Soberbia Ostentación Prepotencia
Detección por la familia: se le encuentra señales directas, señales indirectas o indicios
Doble vida
Exceso de fiestas: "Fanatismo por los bailes"
Recreaciones exageradas: "vida vacilona"
Jugador: bingo, billar, casino, video juego, hípica.

Avanzada

Manipulación
Cinismo
Rol de víctima: "pobrecito yo"
Irascibilidad Intolerancia
Derroche: gastar sin medida
Exigencia de dinero de manera desmedida
Juergas y trasnochadas semanales
Sustracción de objetos del hogar: "chocar con la casa"
Conducta delictiva: "arrebatar", "cuadrar", "cerrar"
Frecuentes problemas policiales y/o judiciales

Pertenencia a grupos de amigotes con quienes sí dialoga entusiasmadamente
Incondicionalidad con sus amigotes a los que defiende apasionadamente: "ellos me comprenden", "son onda mostra"
Apartamiento de su grupo familiar: "desapego"
Desaliño personal: desarreglo personal, mal aspecto
Vive de noche y duerme de día: "vampiro", "lechuza", "zancudo que chupa y vuela".

Grave

Violencia: endemoniado, agresividad verbal o física
Explosividad: "fosforito", "pólvora"
Destructividad: ruptura violenta de objetos
Insensibilidad: ausencia de sentimientos y valores
Criminalidad: ponen en riesgo la vida de otros con intencionalidad
Vida callejera: vagancia, "aplana calles"
Mendicidad: usar la caridad pública para continuar drogándose
Consumo diario: "agarrado por la droga", "esclavo
"Psicosis tóxica: "tostao", "está demás", "crazy".

Terminal

Derrumbe de la personalidad: ruina, "basura"
Emaciación corporal: adelgazamiento severo. "Hueso y pellejo"
Abandono de sí mismo: "soledad sola", "capilla sin cura"
Hominización: "carroña", "guiñapo", "despojo humano", "zombi", "podrido"
Muerte por: sobredosis, accidente, suicidio, homicidio o por enfermedades infectocontagiosas, como TBC pulmonar o SIDA. 

VI. LA ADICCIÓN: UNA ENFERMEDAD PARADÓJICA

La adicción es una enfermedad paradójica porque el adicto, su familia y su entorno social presentan las siguientes características contradictorias:

a. El Adicto

Está enfermo Y se siente la persona más saludable.
A menudo manifiesta: "yo estoy sano; ustedes están mal"; "no se metan conmigo".
Es un enfermo de la voluntad ' N, se siente dueño de su decisión
libre albedrío.

Con soberbia afirma: "yo domino la droga"; La puedo dejar cuando quiera"; "tengo fuerza de voluntad"; "soy dueño de mí mismo"; "todo depende de mí y nada más". Es un esclavo de las drogas Y se siente la persona más libre.

A menudo dice: "es mi libertad"; yo mismo soy"; "déjenme vivir m¡ vida"; "ustedes no saben vivir la vida"; "me aburro"; "la droga libera"; "yo no soy un alcohólico".

Es un enfermo crónico Y cree que su adicción es sólo un vicio pasajero.

Refiere: "el licor no es droga"; la coca no hace daño"; la nicotina relaja"; la marihuana es benigna"; "yo sé controlarme"; "me gusta el vicio, y ¡qué!"; "todo el mundo lo hace"; "es el esclavo feliz".

Se droga con los amigotes y encubre su conducta autodestructiva a la familia o la niega cínica-mente. La familia está "ciega"; cree que todo va bien o es indiferente. El adicto encubierto expresa: "¡có-mo se pueden envenenar con eso!"; la droga mata neuronas";

"yo no lo haría"; "¡ése es un adicto!"; "nunca voy a llegar a ese extremo".
Después de una juerga o tras una recaída siempre promete que es la última vez.
Repite: "Juro que es la última vez"; "me he prometido que nunca más tomaré licor".
Es histriónico, miente, manipula, estimula, seduce Y utiliza deslealmente la confianza de los suyos exigiéndoles sinceramiento, confianza, credibilidad e incondicionalidad.
Con soltura demanda: "no me comprenden"; "confíen en mí"; "¿por qué dudan?"; "¡créanme!"; "todo lo hacen tragedia"; "son unos escandalosos"; "denme una oportunidad".

Se justifica a sí mismo afirmando que él solamente hace daño a su cuerpo; sin embargo, impacta y enferma a su familia destruyéndola progresivamente.

Afirma: "es mi cuerpo", "yo soy el que se droga; "a ustedes no les hago daño"; "es mi vida"; "adoro a mis hijos"; "tomo con mi plata, yo trabajo"; "en mi casa no falta nada".

Necesita tratamiento médico N, lo rechaza enérgicamente, lo evade, lo boicotea, simula aceptarlo o deserta cuanto antes.

Frecuentemente manifiesta: "yo no voy al médico"; "no necesito tratamiento .... .. las pastillas me hacen daño"; "me van a volver loco"; "me van a acomplejar"; "el tratamiento es muy duro"; "por gusto gastan plata" "mejor dénme el dinero a mí"; "me voy a poner peor".

Es profundamente inmaduro e irresponsable Y se considera la persona más madura.
Con autosuficiencia afirma: "yo sé lo que hago ... .. soy responsable de mis actos".

b. La Familia

La familia sufre los abusos ' y la violencia del adicto; sin embargo lo oculta, lo minimiza, lo justifica, procura endosarlo a terceras personas o se compadece de él.

Los familiares manifiestan: "¡intérnenlo!"; "métanlo al ejército, ahí va a dejar la droga"; "que se vaya de viaje"; "¡que se case!"; "¡bótenlo!"; "pobrecito"; "me ha prometido dejarla". "él dice que ya va a dejar la droga"; "él dice... él dice ... ; él dice ......

El paciente pertenece a su familia, convive con ella, es impactada por la conducta destructiva del enfermo « N, es su responsabilidad ayudarlo; sin embargo, los familiares creen que el médico es el único que debe curarlo ' y ellos se sienten ajenos al tratamiento. La familia expresa: "háblele doctor; a usted le hace caso`, "déle pastillas"; "desintoxíquelo".

El paciente tiene curación definitiva y la familia lo cree incurable.

Con desesperanza refieren: "ése ya no tiene cura"; "que se pudra"; "es gastar plata en vano"; "es la oveja negra de la familia"; "ya nada se puede hacer"; "ojalá se muera pronto".

La familia también está enferma y se cree muy sana. Piensa que sólo él es el enfermo.

La familia a menudo dice: "él es el enfermo"; "nosotros no tenemos nada que ver".El ambiente hace al adicto y su familia mantiene la adicción; mas, ella cree que él. usa drogas voluntariamente ' N, puede salir fácilmente de la adicción si él se lo propone.

Afirman: "se droga porque quiere"; " si él no desea curarse ¿qué podemos hacer?-; "que se pierda"; "todo depende de él"; "allá él"; "yo ya me cansé; que él vea"

c. El Entorno Social

Los narcoproductores, narcotraficantes, microcomercializadores, contactos y amigotes son parte de la cadena adictiva que destruye al usuario de drogas; mas éste los encubre y defiende ardoro-samente, sobrevalorándolos por sobre su familia. 

El adicto dice: "mis amigos me comprenden. Mi familia no; son onda retro; aburridos".En el ambiente "drogo" existe un cordón umbilical " y una sólida alianza psicopática" entre los que ofertan las drogas Y los que la consumen.

El adicto expresa: "el vicio hace al círculo y el círculo hace al vicio"; "somos onda mostra"; "son mis amigos de andanzas"; "me comprenden"; "vivimos el momento y punto".

En el ambiente de las drogas existe corrupción, violencia, criminalidad y delincuencia; sin embargo, ahí el adicto se siente como en el agua ".

El lo describe como " un ambiente vacilón y dice: "te sientes lo máximo"; "ya no ya".La enfermedad adictiva se extiende aceleradamente en la sociedad, sin embargo, hay "cegue-ra " social. Se le considera Como un tabú o es estigmatizada.

Comúnmente la gente oculta la adicción no quiere darse cuenta; cree que es un "flagelo maldito"; "una perdición" o que "ha caído en las garras de las drogas"; "es Un vicioso".

Autoridades, comunidad y familia deberían proteger a la población contra el mercado de drogas; sin embargo evaden el problema, se muestran. insensibles o repudian al adicto, quien es el "chivo expiatorio " del protervo, lucrativo e insaciable narconegocio.

La gente dice: "ése es un droga-dicto"; "coquero"; "fumón"; "puro humo"; "marihuanero".

VII. TRATAMIENTO

El abordaje terapéutico ecológico de las adicciones es familiar, médico, interdisciplinario, integral. multimodal, humanístico y de largo plazo 2,7,12,14 A continuación se presentan sus lineamientos y procedimientos generales.

a. Principios Terapéuticos

1. La adicción es una enfermedad de la voluntad con tendencia recidivante. No es un vicio pasajero ni un simple vacilón.

2. El adicto, mayormente carece de conciencia de enfermedad. Generalmente rehusa el tratamiento.

3. El adicto es un enfermo paradójico. Un enfermo que no se siente enfermo.

4. El adicto es una persona inmadura. Es incapaz de: cuidarse, conducirse, valerse, valorarse y de proyectarse por sí mismo.

5. Todo adicto es un enfermo recuperable, si la familia se compromete seriamente con el programa terapéutico.

6. La adicción es una enfermedad familiar. El tratamiento también es familiar.

7. El manejo médico de la comorbifidad psiquiátrica es parte del manejo integral del caso.

8. Las primeras acciones efectivas de la familia son: cesar el poder destructivo del adicto y asumir el poder familiar, cesar la coadicción, sanear el ambiente del hogar, abandonar la actitud de endosamiento, la sobreprotección y la indiferencia.

9. La comunicación transparente es la base de una vida familiar salu-dable.

10. La unidad familiar es la columna vertebral del éxito terapéutico.

11. La paciente actitud de la familia posibilita aceptar que el tratamiento y la reeducación son procesos lentos y progresivos.

12. Restablecer la espiritualidad enferma: la fe, el amor, la esperanza' el coraje y una sólida decisión fortalecen a la familia, facilitando el éxito terapéutico definitivo.

13. Reeducar es mucho más importante que desintoxicar y curar. Reeducar es madurar la personalidad del individuo y lograr un entorno familiar y social saludable.


b.
Pirámide Terapéutica Pirámide Terapéutica

En el Modelo Familiar, el rol de la familia durante el tratamiento es como se indica en la Pirámide Terapéutica Fig.4.

Figura N.° 4

Fig. N.° 4  La Pirámide Terapéutica. representa el rol de la familia en el manejo terapéutico del adicto.
La experiencia clínica permite estimar empíricamente que a la familia le correspondería  una proporción del 90 por ciento; al médico tratante y al equipo terapéutico que él conduce, 9 por ciento; y al paciente únicamente un tardío 1 por ciento, dada su demora en desarrollar conciencia de enfermedad, la misa que se presenta entre el segundo y tercer año de abstinencia total.

 

c. Poder Familiar

Luego de recibir un tratamiento adecuado, la familia es adiestrada para cesar el poder manipulatorio destructivo del adicto y asumir el poder familiar, que consiste en ejercer dominio y manejo firme de la crisis familiar y sus secuelas, haciendo prevalecer el orden, los roles y el respeto entre los miembros del núcleo familiar. Fig. 5

Figura N.° 5

La familia Saludable es la base del éxito terapéutico
Figura N.° 5 Poder Familiar comprometidos, responsable del tratamiento, asumen el manejo firme del funcionamiento correctivo. Proceden con sensatez y actúan con decisión, autoridad y liderazgo consistente. Administran racionalmente los estímulos, el dinero, el vestuario, los permisos, etc., y aplican de inmediato las consecuencias correctivas (sanciones) a los trasgresores.


d. Manejo Integral de la Enfermedad Adictiva

1. Preparación Familiar

Tratamiento, capacitación y adiestramiento familiar intensivo, tras lo cual se aprende a manejar al enfermo en forma positiva y eficiente, procediendo con estrategia, presteza y habilidad.

Objetivo: lograr que la familia asuma plenamente el poder familiar y adopte una decidida e irreductible actitud de cambio permanente, sin ataduras ni retrocesos.

2. Saneamiento Ambiental

Limpieza de los ambientes donde el enfermo permanece la mayor parte de su tiempo, desapareciendo todo aquello que estimule o propicie su conducta adictiva. V. gr.: televisión, radio y demás equipos de sonido, así como ceniceros, cigarreras, bar, etc.

Objetivo: crear un ambiente físico saludable que posibilite el encuentro del paciente consigo mismo, la paz espiritual y lo induzca a la reflexión profunda.

3. Manejo de la Coadicción

Supresión de los mitos, tabúes, prejuicios, creencias, sentimientos de culpa y hábitos familiares nocivos que mantienen la conducta adictiva en el seno familiar, sustituyéndolos por hábitos, patrones de comportamiento y estilos de vida saludables.
Objetivo: romper el "cordón umbilical" familiar que alimenta (sostiene) la adicción.

4. Tratamiento

Cesación del uso de drogas, desintoxicación natural y remisión: del síndrome de abstinencia, de la adicción, del síndrome amotivacional, de la psicopatización, psicosis e inconsciencia de enfermedad; igualmente manejo de los trastornos de personalidad y desórdenes psiquiátricos asociados. Este quehacer es exclusivamente médico por corresponder al área biológica, clínica y farmacológica de la medicina. El manejo conducido por empíricos o pseudo terapeutas no tiene ninguna probabilidad de éxito definitivo.

Objetivo: erradicar toda forma de conducta adictiva en el núcleo familiar.

5. Rehabilitación

Reinserción progresiva del paciente, primero a su entorno familiar, luego al entorno social y a sus quehaceres académicos, laborales, cívicos, etc. con protección familiar.

Objetivo: restablecer plenamente la actividad productiva, familiar y social del paciente integrándolo a sus actividades adaptativas acostumbradas.

6. Reeducación

Aprendizaje de nuevos hábitos, patrones de conducta y estilos de vida saludables, estimulando el desarrollo de la madurez individual y una sólida organización familiar. Objetivo: lograr la madurez plena del paciente y una familia saludable.

7. Seguimiento

Vigilancia prolongada del paciente mediante el control médico sistemático regular.
Objetivo: asegurar la preservación de la recuperación plena del paciente.

8. Alta

Fin de la intervención terapéutica, luego de la recuperación total y definitiva del paciente y su familia.

Objetivo: acreditar la autonomía, autovalimiento y autoprotección de la persona recuperada, proyectándola hacia metas superiores y a una autorrealización plena.

e. Actitud Familiar ante el Tratamiento

Actitud Familiar Estimación Porc.

1. Lo rechaza. Lo evade. Tiene miedo. No lo busca 65
2 Lo obstruye, boicotea o deserta y lo hace fracasar 30
3. Se compromete con el tratamiento hasta el éxito definitivo

Aproximadamente dos tercios (65%) de las familias de los adictos rechazan, evaden o no buscan ayuda terapéutica. Esta actitud familiar contrasta con aquellos que sí se comprometen cabalmente con el tratamiento hasta el éxito definitivo (5%). Siendo por otra parte significativo el porcentaje (30%) de familias que obstruyen, boicotean o desertan haciendo fracasar el tratamiento.

A continuación se presenta el esquema del proceso terapéutico del adicto, desde la perspectiva del Modelo Familiar, en el cual se precisan las fases, tiempo, procedimiento, responsabilidad y objetivos del tratamiento.

VIII. RECAIDAS

Reincidencia en el consumo después del tercer mes que el paciente comenzó el tratamiento. Sus probables causas son:

a. Entorno familiar

Creencia de que ya está sano
Creer en su simulación
Ceder ante sus manipulaciones
Ceder ante su seducción
Ausencia de control familiar 
Permitirle salir solo a la calle
Tolerar interferencias de personas ajenas al tratamiento
Confiar el paciente a personas que no están comprometidas con el tratamiento
Exceso de confianza: descuido, distracción
Incumplimiento del suministro de la medicación
Irresponsabilidad del familiar encargado de la vigilancia
Disponibilidad de dinero al alcance del paciente
Disponibilidad de objetos de valor al alcance del paciente
Cederle el poder nuevamente
Informarle sobre las salidas de la familia
Informarle aspectos del tratamiento que el paciente usa para boicotearlo
Conmiseración hacia el enfermo
Ausencia de compromiso familiar Ceder ante sus gustos desmedidos: comprarle ropa y zapatillas de marca
Permitirle trabajar prematuramente Permitirle estudiar prematuramente Credulidad total en el paciente
Influencia de amigos extraños al tratamiento
Aplicación de terapias paralelas
Continuar con malos hábitos: fumar, libar licor o automedicarse
Persistencia de la desorganización familiar
Ausencia de honestidad en el tratamiento: informar que el paciente "está bien", sin ser verdad
Depender de las opiniones del paciente
Enviarlo de viaje con personas ajenas al tratamiento
Desconfianza en sí mismo y en el tratamiento
Desesperanza
Ausencia de fe en el tratamiento Ausencia de amor
Minimizar la adicción
Desaliento por la conducta negativa del enfermo
Búsqueda de curación fácil
Limitaciones de la persona responsable comprometida con el tratamiento

b Paciente

Inconsciencia de enfermedad
Creencia de estar sano
Apetencia hedonística compulsiva
Desasosiego
Sobrevaloración
Soledad
Incapacidad para sentir amor
Vacío espiritual
Tristeza
Evasión

IX. DESERCION

Es el abandono súbito del programa terapéutico después de tres meses de haberlo iniciado. Sus probables causas son:

a. Entorno familiar

Limitaciones económicas
Búsqueda de la cura mágica
Inconsciencia de enfermedad
Ausencia de compromiso
Resistencia al cambio
Carencia de perseverancia
Carencia de tiempo disponible
Intención de endosar al paciente
Ausencia de interacción a la Asociación de Familiares
Oposición a acatar normas Soberbia
Ausencia de autocrítica
Inmadurez de la personalidad Desidia
Rol de víctima
Actitudes negativas Actitud pesimista
Desacuerdo con el tratamiento Psicopatía

b. Paciente

Fuga
Inmadurez
Manipulación
Inconsciencia de enfermedad

X. PREVENCION FAMILIAR DE LAS ADICCIONES

La prevención de las adicciones es esencialmente familiar, sin embargo, compromete a la totalidad de la comunidad: familia, centros educativos, centros laborales, instituciones, organizaciones religiosas, autoridades, líderes sociales y el Estado en su conjunto. Es necesario proteger por igual a la sociedad tanto de las adicciones químicas como conductas adictivas y de los juegos patológicos o ludopatías 4,14,15,19

Objetivos

Promover activamente la madurez de la personalidad en el individuo, y un entorno familiar y social saludable.

En el ámbito preventivo, se propone lo siguiente:

a. Factores Protectores

Enfocar la acción preventiva en la familia y no únicamente en el sujeto presuntamente vulnerable.

Implementar programas preventivos y educativos continuos, puesto que carecen de utilidad práctica las acciones episódicas, voluntaristas, únicamente bien intencionadas o de buena fe.

Promover el aprendizaje de hábitos, actitudes, patrones de conducta y estilos de vida saludables. La información acerca de las adicciones es necesaria, mas no genera actitudes orientadas a proteger eficazmente al individuo desajustado o vulnerable.

Aplicar programas educativos orientados a cohesionar el núcleo familiar, considerando que "en una familia armónica, las drogas no tienen espacio".

Desarrollar la cultura de la espiritualidad en el individuo, el entorno familiar y social. El espíritu humano premunido de fe, amor, esperanza, gratitud, lealtad, honestidad, dignidad, altruismo, etc., es la protección más eficaz contra el codicioso mercado de las adicciones.

Prodigar educación preventiva y equitativa a los padres, a la pareja y al profesor de aula. Esta es la trilogía preventiva más eficaz y efectiva que hay en la comunidad.

b. Factores de Riesgo

Desarrollar programas preventivos locales dirigidos únicamente a grupos familiares en situaciones de riesgo evidente de adquirir la enfermedad adictiva.

Descartar las indiscriminadas campañas antidrogas actuales, porque no han demostrado efectividad comprobable. Carecen de un sólido fundamento científico, y pueden incentivar o inducir la curiosidad de las personas vulnerables.

Abandonar la práctica de campañas antidrogas meramente publicitarias, orientadas solamente al individuo; puesto que frecuentemente los adictos refieren que los mensajes antidrogas propalados por los medios de comunicación social. desencadenan su apetencia por las sustancias, induciéndolos a consumirlas.

Combatir por igual las drogas lícitas e ilícitas. habido en cuenta que todos los usuarios inician su historia adictiva con sustancias legales. Es más, las sustancias lícitas como alcohol, nicotina o psicofármacos generalmente son usadas como drogas enlace o coadyuvantes en el uso de PBC, cocaína o marihuana. entre otras. Enseñar a la familia que los factores de riesgo más importantes para adquirir la enfermedad adictiva son:

Des información familiar y prejuicios sobre las drogas, sus efectos y secuelas
Inconsciencia del riesgo adictivo. Ausencia de una actitud de alerta y control
Uso excesivo de alcohol, nicotina o la automedicación individual y/o familiar
Incomunicación o discomunicación familiar
Ausencia de amor y transparencia en la vida familia cotidiana. Indolencia
Sobreprotección invalidante. endiosamiento o abandono espiritual
Confianza excesiva en los familiares vulnerables y expuestos a las drogas
Liberalismo excesivo o autoritarismo en la familia
Fácil disponibilidad de oportunidades, dinero y drogas legales e ilegales
Inmadurez profunda de la personalidad en el individuo Paradigmas negativos en el seno familiar y en el entorno social

Presión cunical de los usuarios de drogas lícitas e ¡lícitas Creencia errónea de la familia de que "todos pueden caer menos el mío"

Desajustes psíquicos permanentes en el seno familiar.

ZUSAMMENFASSUNG

Es wurde die holistische Verfassung der Adiktion, mit besondere Blick auf Ecologie, Familie, psyquische, biogenetische und pharmakologische Massnahmen untersucht. Weiter untersucht der Verfasser die premorbide Persönlichkeit, die klinischpharmakologischen Aspekten, seine Entwicklung und seinen Verlauf als Krankheit. Der Verfasser zeigt eine eigene Konzeptualizierung der Behandiung mit der sogenanterer "piramisischer Behandlung", "Familien Macht", "Integrativer Behandlung" und des familiáren Verhaltens des Behandlunas Gegenübers. Der Versfasser behauptet, dass die therapeutischen Massnalimen aerztliche, integrative, interdisciplinare und für lange Zeit sei. Schliesslich wäre die Prevention, am wichtigsten gegen Adiktion.


Ver Bibliografìa